Cocheros aumentaron precio del pasaje por culpa del régimen

Leer más

img_iclep_logoÚltimos acontecimientos de la semana de la realidad cubana. Únase a nuestro Grupo de Facebook y al Canal de Telegram para recibir las últimas noticias.

20 DE MAYO DE 2022

Aumenta la violencia en las calles de La Habana

La Habana, Cuba – Se convierte La Habana de poco en una ciudad sin ley, …

Leer más

20 DE MAYO DE 2022

Surgió en el municipio miedo a manipular cilindros de gas licuado

Güines, Mayabeque, Cuba – Tras los fatídicos accidentes ocurridos en La Habana producto al gas …

Leer más

20 DE MAYO DE 2022

Fosa reventada afecta a edificios multifamiliares

Sancti Spíritus, Cuba – Afectadas más de 60 familias residentes en edificios multifamiliares del Reparto …

Leer más

19 DE MAYO DE 2022

Trae más disgustos que alegría visita de Díaz-Canel a Artemisa

Artemisa, Cuba – Bajo polémica transcurre la visita de Díaz Canel a Artemisa, luego que vecinos …

Leer más

19 DE MAYO DE 2022

Régimen oculta casos de COVID

Santa Clara, Cuba – Las autoridades de salud pública en la provincia de Villa Clara …

Leer más

18 DE MAYO DE 2022

Feria popular con libreta de abastecimiento

Sancti Spíritus, Cuba – La actual escasez de alimentos y el creciente mercado negro obligan …

Leer más

18 DE MAYO DE 2022

Indetenible la inflación y el alza del MLC en La Habana

La Habana, Cuba – Sigue sin freno ritmo galopante de la inflación y la subida …

Leer más

18 DE MAYO DE 2022

Queman y roban auto de turismo en Los Arabos

Los Arabos, Matanzas, Cuba – Roban las cuatro gomas y queman en la carretera central …

Leer más

¿Quienes somos?

ICLEP es una ONG fundada en el año 2012 sin ánimo de lucro con dirección ejecutiva en Cuba. Constamos con una red de medios de comunicación comunitarios en la isla haciendo Periodismo Ciudadano con y para el Pueblo de Cuba.

¿Quién indemnizará a los afectados por la explosión del Hotel Saratoga en La Habana?

No. 459(49 año14). La Habana, 14-mayo-2022

Art. 54 de la Constitución: El Estado reconoce, respeta y garantiza las personas la libertad de pensamiento, conciencia y expresión.

Boletín por un socialismo participativo y democrático.

Artículos, notas, reseñas, publicaciones de interés.

Los autores son los responsables de sus escritos.

Reenvíe este boletín a todos los que estime conveniente.

Se autoriza la reproducción total o parcial en cualquier soporte.

Consejo de Redacción. Pedro Campos, Andrés Dovale y Germán González CE pedrocampos313@yahoo.es ; adovbor@gmail.com ; germang1944@yahoo.es

Se agradece críticas, comentarios, sugerencias y opiniones sobre forma/contenido

El boletín SPD se puede encontrar en  SPDcubano.blogpost.com

El boletín SDP incluye trabajos de otros autores que sostengan posiciones democráticas

ÍNDICE

Desde las redes sociales

Publicaciones en las redes sociales que compartimos con nuestros lectores, en particular con aquellos imposibilitados de acceder a Internet o con acceso limitado, léase cubanos de adentro.

Lo dijo…

Citas tomadas de escritos o discursos programáticos de nuestros próceres, es decir, no frases al azar o fuera de contexto. Reproducidas para que los cubanos conozcan cómo concebían la 

República los que la forjaron

¿Quién indemnizará a los afectados por la explosión del Hotel Saratoga en La Habana?
Las leyes cubanas eximen a las instituciones estatales de responsabilidad penal.
Por Lucía Alfonso Mirabal, La Habana

El 1ro de mayo en Cuba, ¿marcha obrera o patronal? 

Por Osmel Ramírez Álvarez, Mayarí

Cuba sigue construyendo hoteles con dinero de origen desconocido y para turistas inexistentes

Más de 8.930 habitaciones de las casi 78.000 que tiene Cuba se quedarán vacías este 2022, destaca el economista Pedro Monreal

Por 14ymedio, La Habana

Por su miedo a ‘las masas’, el castrismo achica las colas en La Habana

Por Roberto Álvarez Quiñones, Los Ángeles

DESDE LAS REDES SOCIALES

Pedro Campos Santos

➢ Mucha “izquierda” internacional entretenida con los grandes medios practican la coprofagia y olvidan los intereses fundamentales de los pueblos: paz y vida próspera

➢ El sistema de distribución de gas de la calle de La Habana, debe tener cerca de un siglo y con la despreocupación y descapitalización del castrismo su estado puede ser catastrófico. Habrá que precisar si la explosión del hotel tuvo que ver con esas viejas tuberías o con el manejo del producto del camión al hotel

➢ La culpa de todo lo malo qué pasa en EEUU la tiene el imperialismo…ruso

➢ “La culpa de nuestras desgracias es de nuestros enemigos”. Siempre la misma justificación castrista que repiten imitadores

➢ Muy interesante el mundo actual. Unos pocos multibillonarios, dueños de grandes medios y consorcios quieren gobernar todo y a todos con la nueva agenda global esclavista: te daré lo que necesitas sin ser dueño de nada

➢ La culpa de la inflación en EEUU la tienen la gente de Trump y la guerra en Ucrania, dice Biden

➢ La gasolina subió 30 centavos el galón de ayer a hoy.

➢ Díaz Canel está tan perdido en economía y en política que debería renunciar antes de que lo aplaste la aplanadora popular que él mismo está armando

➢ Internacional Progresista, Foro de Sao Paulo, Nuevo Orden Mundial, Foro de Davos. Alguien pudiera explicar sobre sus fines, estrategias, interrelaciones, figuras principales y fuerzas económicas y políticas?

➢ La desgracia de Cuba tiene su origen en la ambición de España por poseerla. Acabó con nuestros aborígenes, trajo la colonia y la esclavitud, se afanó en impedir la independencia y volvió por sus fueros de la mano de hijos de un gallego, llegando a ser el principal sostén internacional de la moderna esclavitud castrista y sus mayorales

➢ Castrismo se aprovecha de la sensibilidad popular por desastre hotel Saratoga y llama a donaciones masivas de sangre que luego vende internacionalmente. Tomado de una nota de Yudel Carrera

➢ MUCHAS, MUCHÍSIMAS FELICIDADES A TODAS LAS MADRES

➢ Los peores enemigos de la libertad son aquellos que -no importa cómo se autodenominen- intentan imponer su dominio, control y hegemonía sobre pueblos, regiones, continentes y hasta sobre la propia humanidad entera

Marlene Azor Hernández

Las políticas de chantaje no pueden regir las relaciones internacionales. ASÍ los gobiernos de México y Bolivia, quieren imponer sus respectivos intereses de autócratas. Sin Nicaragua, Cuba y Venezuela, gana la democracia y los derechos humanos en la Cumbre de las Américas. SI los gobiernos de México y Bolivia chantajean, que se queden en casa. Menos autócratas, más respeto por los derechos humanos y la democracia. Ganamos todos los pueblos latinoamericanos.

Andrés Dovale Borjas

Socialismo

Las ideas socialistas son anteriores a Marx y Engels, ellos llamaron a quienes les precedieron «socialistas utópicos», porque pensaban que podían desarrollar el socialismo sin modificar el modo de producción capitalista, porque estimaban que mientras los medios de producción fueran privados, los trabajadores sólo podían vender su fuerza de trabajo y que en esa relación resultaban explotados y que la única forma de resolver esa relación de producción era mediante otro modo de producción dónde los medios de producción fueran directamente administrados por los propios trabajadores, que Marx llamó: «Productores libres asociados»
Quienes se identificaron cómo marxistas expropiaron a la burguesía todos los medios de producción y en lugar de entregarlos a los trabajadores los pasaron al poder del estado, crearon un partido único que administró directamente todos los medios de producción para lo cual desarrollo una enorme burocracia, cómo resultado de ello los trabajadores, cómo lo señala Martí en su crítica a la obra de Hebert Spencer, «La Futura Esclavitud», los trabajadores pasaron de ser explotados por los capitalistas a ser explotados por el estado, en un Capitalismo Monopolista de Estado, que al privar a los trabajadores de todos los derechos, los condena a es peores condiciones de vida, y sobre todo, con mucho menos libertades y derechos que los que tienen los trabajadores en los países capitalistas, sobre todo en los países altamente desarrollados.

Hilda Landrove

Desde el día siguiente de la tragedia del Saratoga, cubanos y cubanas comenzaron a pedir que se decretara duelo nacional. Pero el domingo 8 de mayo llegaba López Obrador a Cuba, en una visita exaltada hasta el cansancio de un lado y otro. Apelaciones a la «hermandad entre pueblos»; para el gobierno de México la reivindicación del liderazgo en la región; para el de Cuba, un respaldo acrítico y una defensa a ultranza del régimen. Todo pasado por mucho antiimperialismo, porque el antiimperialismosirve también para no posicionarse frente a las violaciones de derechos humanos; porque la retórica del antiimperialismo se acompaña de la práctica del respaldo al autoritarismo.

Y no se decretó el duelo nacional; las víctimas no pesan tanto, los reclamos no pesan tanto. Si pesaran, los presos políticos tendrían un espacio en las conversaciones bilaterales. Si pesaran; el bloqueo no sería eso que se repite una y otra vez para no hablar de tiranía, de violencia de estado, de totalitarismo y de las realidades de miseria y represión que hacen la vida cotidiana en Cuba. 

Frente al oropel del teatro político, la realidad negada del dolor; el duelo que se vive sin que nadie tenga que ponerle nombre, sin que quepa en sus banquetes y sus repeticiones interminables de palabras huecas; las solidaridades que se reproducen de mano en mano y el reconocimiento a la dignidad humana por encima de las agendas políticas.

La Habana 15 de abril del 2022.

La Comisión Cubana de Defensa Electoral (COCUDE) en su misión de acompañar a la sociedad cubana en la defensa de sus derechos electorales y constitucionales, y su visión de un estado de derecho del pueblo y para el pueblo declara su preocupación por la implantación de instrumentos legales por parte del régimen de Cuba que faciliten e intensifiquen la violación de los Derechos Humanos universalmente reconocidos a la población, en este caso el proyectado «paquete legislativo» a aprobar en la sesión extraordinaria de esta fecha por la Asamblea Nacional del Poder Popular, por unanimidad, como siempre y que implica mayores limitaciones al reconocimiento a los Derechos Humanos el pueblo de Cuba.

Como siempre reiteramos la interpretación de cualquier legislación en Cuba está condicionada a la inexistencia de un Estado de Derecho lo cual se reconoce en la propia constitución vigente en su articulado, principalmente en el artículo 5.) el cual establece un ente político situado por encima de las leyes y de la propia constitución al expresar textualmente:  

ARTÍCULO 5. El Partido Comunista de Cuba, único, martiano, fidelista, marxista y leninista, vanguardia organizada de la nación cubana, sustentado en su carácter democrático y la permanente vinculación con el pueblo, es la fuerza política dirigente superior de la sociedad y del Estado.

El paquete anunciado por la prensa oficial, única permitida, se compone entre otras, de las siguientes legislaciones, de las cuales hemos comentado alguna, comentarios que reiteramos en esta ocasión en lo esencial:

Código de las Familias: Establece la Responsabilidad Parental eliminando el concepto de Patria Potestad lo cual en las condiciones legales descritas implica que se puede fácilmente despojar a padres opositores de sus hijos, por ejemplo. Eso en las condiciones de Cuba es un peligro real y tangible. También descarga la responsabilidad por el mantenimiento de los ancianos y/o minusválidos en las familias liberando al Estado lo cual en las condiciones de precariedad de las familias cubanas, con los ingresos menores de nuestra área geográfica resulta criminal.

Código Penal: Establece cuatro causales más que en el vigente para la Pena de Muerte, concentra esta sanción casi en exclusiva para delitos políticos (delitos contra la Seguridad del Estado según ellos, la Seguridad del Gobierno, en realidad) y eleva las penas de prisión desmesuradamente, a tono con las exageradas condenas impuestas a los manifestantes del 11 de julio pasado.

Ley de amparo de los Derechos Constitucionales: Contiene excepciones inaceptables a derechos universalmente reconocidos para toda la población y discrimina a las personas que disientan de la ideología oficial privándolos de todos los derechos. No incluye todos los derechos, y ya sabemos que los Derechos son indivisibles, ni a todas las personas.

Decreto Ley 43 sobre expropiaciones: Viola flagrantemente el Derecho a la propiedad y discrimina a los cubanos protegiendo y reconociendo el mencionado derecho solo a extranjeros, sean personas naturales o jurídicas.

Proyecto de Ley de Datos Personales:Significa legalizar las acciones de los órganos represivos, algo que se realiza en Cuba desde hace sesenta y tres años, pero hasta ahora no de forma «legalizada» y por tanto no admitiéndolo públicamente. Esta legislación eliminará todas las restricciones a esas acciones permitiendo la violación masiva de la privacidad de las personas.

Ley de Soberanía Alimentaria, Seguridad Alimentaria y Nutrición: Este tema solo puede tratarse como un chiste de humor negro. Un país que al alcanzar el poder los actuales gobernantes era exportador neto de alimentos contando con agroindustrias de nivel mundial y hoy, destruido el Patrimonio Productivo y perdidos los trabajadores del sector agropecuario, importa el 80% de los alimentos que de una forma racionada y a precios desmesurados consume, legislar sobre el tema sin realizar los cambios estructurales y eliminar políticas fallidas durante seis décadas resulta un chiste que no mueve a risa, sino a llanto.

Dpto. Jurídico 

Dirección General de COCUDE

Lo dijo…

El Generalísimo Máximo Gómez, en entrevista concedida al albacea literario de José Martí, Gonzalo de Quesada, enviado del diario estadounidense New York Journal y publicada en ese medio el día 26 de febrero de 1899.

Pregunta: ¿Cuáles piensa Ud. que serán las condiciones entre la República de Cuba y la de Estados Unidos?

Respuesta: Estarán unidas por los más estrechos lazos de la amistad y de los intereses. El comercio entre ambos países sería tan libre como fuera posible. Nuestros azúcares y tabacos encontrarán una puesta abierta en los mercados de los Estados Unidos y por otra mano las manufacturas americanas serían favorecidas en Cuba. El Tratado de Reciprocidad bajo el bill McKinley se tomará como el fundamento para una más completa libertad de comercio. El capital americano desarrollaría las industria de la Isla, en la cual ya tiene muchos millones invertidos. Ese capital encontraría en Cuba no solo un espléndido rendimiento, sino también perfecta seguridad.

(…)

En cuanto a las relaciones políticas Cuba estará suficientemente protegida por la Doctrina Monroe y los Estados Unidos pueden confiaren que la amistad que nos ha dado la libertad nunca será olvidada por los cubanos. Nuestro primer tratado de amistad fue sellado con la sangre de nuestros héroes y los de ellos y el próximo tratado juntará a las dos naciones comercial y políticamente.

¿Quién indemnizará a los afectados por la explosión del Hotel Saratoga en La Habana?
Las leyes cubanas eximen a las instituciones estatales de responsabilidad penal.
Por Lucía Alfonso Mirabal, La Habana

La explosión que destruyó el Hotel Saratoga en La Habana deja hasta el momento 43 fallecidos y un centenar de heridos, además de 38 viviendas afectadas. El trágico suceso, ()que ha conmocionado a toda Cuba, despierta varias interrogantes: ¿Serán indemnizados los familiares de las víctimas fatales, los lesionados y aquellas personas cuyas viviendas resultaron destruidas o dañadas? ¿Quién sería responsable de indemnizar a los afectados? ¿A quién o quiénes se les podría exigir responsabilidad penal y civil por el suceso? 

Aún deben concluirse las investigaciones que revelen por qué ocurrió el lamentable suceso y quiénes son los responsables. Pero, a partir de las normas cubanas vigentes, DIARIO DE CUBA puede dar respuesta a algunas de estas preguntas y elaborar un análisis.

Podemos adelantar en primer lugar que, aunque el Estado presumiblemente asumirá los gastos funerarios, no habrá indemnizaciones sustanciosas, pese a estar involucrado el conglomerado militar GAESA, entidad que manejaba el Saratoga y obtiene ingresos millonarios. 

Los cubanos suelen considerar una ventaja trabajar en el sector turístico, por la posibilidad de acceder a propinas dejadas por los extranjeros y disfrutar de ciertas prebendas. Pero cuando ocurre un accidente laboral que los incapacita para trabajar o les cuesta la vida, las sumas que reciben ellos o aquellos familiares que pueden acreditar dependencia económica, además de los hijos menores de edad, está supeditada al salario que percibían y sus contribuciones a la Seguridad Social. Esos trabajadores cobran salarios en moneda nacional. Incluso cuando son empleados por una empresa extranjera, el dinero en divisas que paga esta por el personal local queda en manos de las empresas empleadoras del Estado cubano. 

Por otra parte, tras la entrada en vigor, en enero de 2022, de la Ley de Proceso Penal,los perjudicados ya pueden considerarse partes en el proceso y acudir a las investigaciones y juicios con abogados y pruebas que demuestren el monto real de las afectaciones, muy distintas y superiores siempre a la que propone el fiscal.

Pero ni GAESA ni la Unión Cuba Petróleo (CUPET), las dos entidades estatales involucradas, responderán penalmente por el suceso, según el Código Penal vigente.Este determina que a ninguna institución estatal se le puede exigir responsabilidad penal y así se mantendrá en el nuevo Código Penal que aprobará el Gobierno cubano. Distinto sería si habláramos de una mediana, pequeña o microempresa, o alguna de las cooperativas de nuevo tipo que han surgido en el país, que, al ser privadas, sí responderían penalmente.

Sí se le exigirá responsabilidad penal, en caso de demostrarse negligencia, a los trabajadores que hayan violado protocolos de seguridad o cometido algún error. Estos serían los responsables directos. Si resultaron fallecidos en el accidente, se extingue la responsabilidad penal: no hay a quién exigirla.

En cuanto a la responsabilidad civil, estos responsables —si sobrevivieron, pues su muerte también implicaría la extinción de dicha responsabilidad— deberían indemnizar a los afectados, dígase propietarios de viviendas y de vehículos dañados. Al resultarles imposible pagar de golpe todo el monto que se determine, lo haría la Caja de Resarcimientos del Ministerio de Justicia, al que los condenados estarían forzados a pagar cuotas mensuales hasta cubrir el coste desembolsado

El Estado asumirá la reparación tanto del Saratoga como del resto de las edificaciones dañadas. El 80% del inmueble del Saratoga tiene daños. Las autoridades no han aclarado si será demolido o volverá a usarse como hotel.

En cuanto a los domicilios, Miguel Díaz-Canel dijo al día siguiente de la explosión que «se están uniendo todos los elementos que hacen falta para saber el número de materiales, la cantidad de que disponemos, las que hay que buscar, y dar todo ese servicio en el menor tiempo posible».

Sin embargo, el mes pasado las autoridades reconocieron que en 2021 se ejecutó menos del 50% del plan de construcción de viviendas proyectado en el país.

Los moradores de las viviendas destruidas por la explosión del Saratoga podrían engrosar la lista de cubanos que perdieron sus casas a causa de huracanes, tornados o derrumbes y llevan decádas esperando viviendashacinados en albergues estatales. 

En cuanto a los transeúntes fallecidos, si tenían un seguro de vida las compañías aseguradoras pagarían a los beneficiarios,en dependencia de la póliza contratada por el asegurado. Pero la cantidad de cubanos que cuentan con un seguro de vida es mínima. La mayor parte de las personas ignoran que pueden contratarlo. Pero, aunque lo sepan, implica un gasto en el que no puede incurrir la mayoría. 

En el caso de que los fallecidos tuvieran familiares dependientes o hijos menores de edad, la Asistencia Social, papeleo y gestiones mediante, se encargará de pasarles una pensión —a los hijos hasta su mayoría de edad—, cuya cuantía casi nunca cubre siguiera las necesidades mínimas en Cuba. 

Las familias de los niños fallecidos no podrán aspirar a ninguna indemnización,solo a que el Estado cubra los gastos funerarios, como dijimos antes. 

Respecto a los ciudadanos extranjerosafectados por la explosión —una turista española de 29 años fallecida y un turista de igual nacionalidad gravemente herido— la indemnización que reciban tanto el sobreviviente como los familiares de la víctima mortal, dependerán de los seguros de viaje que contrataron antes de volar a Cuba.

Si todos los perjudicados decidieran, en uno solo o varios procesos, demandar a GAESA y a CUPET, los tribunales les manifestarían que se debe demandar al o los sujetos responsables directamente del daño civil, según establece el Código Penal vigente.

En cambio, el anteproyecto de la nueva norma, que debe ser aprobada este mes, estipula que los órganos y organismos del Estado, así como las empresas y cooperativas, tienen responsabilidad civil por los daños y perjuicios que se deriven de delitos ejecutados por sus funcionarios, empleados y trabajadores en el ejercicio propio de sus cargos.

Podría ocurrir que no se identifique responsable alguno de delito y que los afectados y familiares de las víctimas no reciban justicia, como sucedió con los padres de las niñas aplastadas por un balcón en La Habana Vieja en 2020.

Sin embargo, también debemos tener en cuenta que este caso involucra a un hotel y al emporio militar GAESA, y ha provocado muchas más víctimas mortales, por lo que ha tenido más repercusión internacional. No hay que descartar que, en medio del creciente descontento del pueblo por la aguda crisis económica que atraviesa el país y por la represión, el Gobierno decida conceder algunas dádivas a los sobrevivientes y a los familiares de las personas fallecidas en el suceso.

El 1ro de mayo en Cuba, ¿marcha obrera o patronal? 

Por Osmel Ramírez Álvarez, Mayarí

HAVANA TIMES – En el resto del mundo el primero de mayo es un día que los sindicatos obreros aprovechan para marchar por sus principales demandas, por tener mayor visibilidad. Tanto a las instituciones del estado y el gobierno en materia legislativa y ejecutiva a su favor, o a los empleadores sobre asuntos puntuales de cada sector o colectivo laboral.

Sin embargo, en Cuba es diferente. Son actos masivos de trabajadores, estudiantes y gente de todo tipo, que jamás exigen ni piden nada, solo agradecen al gobierno y al sistema, y gritan vítores a sus dirigentes políticos. Una especie de Día de Acción de Gracias gigantesco.  

Todos juntos marchando: empleadores y empleados, y los directivos de los centros de trabajo son los encargados de que sus trabajadores no falten. Qué conmovedora hermandad si fuese real. Pero es el jefe de recursos humanos de la empresa el que toma la asistencia de los obreros cual si fuera un día laboral cualquiera. Es feriado y se les explica que son liberados para desfilar, no para descansar.

El gobierno del PCC, a los diferentes niveles, asigna recursos y elige una comisión junto con la central sindical, que es oficialista y no puede haber otra, para preparar el acto de masas. La propaganda es enorme. Lo mismo en todos los centros escolares y de trabajo, la movilización es tarea prioritaria. Y para los patrones el desfile es una meta tan importante como la producción misma.

Es más, para los trabajadores no tiene mucho significado, más allá de un cambio de labor que rompe la monotonía del trabajo cotidiano. Para los que tiene realmente importancia es para el gran patrón de todos los cubanos, el estado-gobierno-partido, que todavía controla más del 70% de la fuerza laboral ocupada en el país. Es una especie de vitrina, de performance, de propaganda política para el sistema.

Las principales demandas de los trabajadores cubanos este primero de mayo son sin duda alguna: la inflación y el desabastecimiento que reduce el poder adquisitivo de sus magros salarios; la miseria incrementada por las reformas económicos; las tiendas en MLC que monopolizan las ofertas minoristas y es una moneda que no cobra por su trabajo más del 90% de los trabajadores; la falta de medios de protección e higiene del trabajo; la falta de transporte público para ir al trabajo y su encarecimiento con respecto al salario.

Esas en el sector estatal, pero los trabajadores del sector privado tienen quejas por los numerosos días de paro debido a la inestabilidad de sus materias primas porque dependen del estado como proveedor y no cumple; las multas exorbitantes con que son acosados; la desprotección de que fueron víctimas durante la pandemia, donde no pudieron acceder a ayudas durante los dos años de paro forzado por la cuarentena, como la tuvieron los empleados estatales.

Y en sentido general: la imposibilidad de crear gremios autónomos sin la mediación oficialista, que respondan a sus intereses reales y la falta de un plan gubernamental coherente para superar la crisis, lo que empuja a hijos, amigos y parientes a la emigración en estampida. Porque tal vez no haya un solo cubano en esos desfiles que no tenga un familiar en la travesía o en el exilio, huyendo de la crisis que produce el sistema al que se ve ‘obligado’ a gritar ¡vivas!

Pero ninguna de esas quejas, exigencias y reivindicaciones se pudieron escribir en los carteles y pancartas de los desfiles del día de los trabajadores. Ni se podría vitorear sin que las fuerzas represivas que custodian el acto te detengan de inmediato y luego seas procesado no como un obrero inconforme sino como un contrarrevolucionario mercenario al servicio de una potencia extranjera, sedicioso, saliendo con 15 años de cárcel probablemente.

En fin, lejos de constituir una marcha obrera por sus derechos o agradecida por su felicidad, (si acaso eso llega a ser posible en el reino de este mundo), el primero de mayo en Cuba es un desfile patronal, donde el estado-gobierno-partido comunista, como gran empleador que es, demuestra cuán controlados tiene a sus trabajadores aún; donde exhibe control social, no apoyo ni confianza necesariamente.

Cuba sigue construyendo hoteles con dinero de origen desconocido y para turistas inexistentes

Más de 8.930 habitaciones de las casi 78.000 que tiene Cuba se quedarán vacías este 2022, destaca el economista Pedro Monreal

Por 14ymedio, La Habana 

Más de 8.930 habitaciones de las casi 78.000 que tiene Cuba se quedarán vacías este 2022. En ellas, dice el economista cubano Pedro Monreal, se invirtieron unos 1.473 millones de dólares, sin que se haya revelado el origen de esta inversión.

Monreal sugiere adoptar «una pausa» en las inversiones hoteleras y apuntar a las prioridades de la Isla. «Recibiendo 2,5 millones de visitantes internacionales en 2022 ‘sobraría’ algo más de la mitad de las habitaciones hoteleras de Cuba», dice el economista en su cuenta de Twitter. Él calcula que solamente 32 turistas rotarán por habitación en 2022, frente a los 69 de 2018.

Mientras tanto, señala también el economista, la inversión en actividades agropecuaria y en la industria azucarera se desplomó, con una caída del 50,8%, la primera, y del 80%, la segunda, «respecto al peso relativo que tuvieron en la inversión total el año anterior «.

Fue el propio ministro del ramo, Juan Carlos García Granda, la semana pasada en la inauguración de la Feria Internacional de Turismo FitCuba, quien dio la cifra exacta de recámaras turísticas que posee la Isla: 77.809, en un total de 240 hoteles. De ellas, se jactó, 59.000 tienen conexión wifi.

Estos números contrastan con el estado calamitoso del sector, que no levanta cabeza desde la aparición del covid-19. Aunque el Gobierno cubano prevé una recuperación y la llegada de unos 2,5 millones de viajeros, lo cierto es que en el primer trimestre apenas unas 313.908 llegaron de vacaciones a la Isla, una cantidad ínfima si se compara con el mismo trimestre, el mejor del año, antes de la pandemia.

«Recibiendo 2,5 millones de visitantes internacionales en 2022 ‘sobraría’ algo más de la mitad de las habitaciones hoteleras de Cuba»

En todo el año pasado la Isla recibió un total de 573.944 viajeros internacionales, un 60% menos que en todo 2020. El Gobierno expuso hace pocos días los más de 450.000 turistas acumulados hasta abril como un éxito, ya que son siete veces más que los que llegaron el pasado año en igual periodo, pero la comparación es engañosa, puesto que respecto a 2019 la diferencia es de más de un millón.

Debido a la invasión en Ucrania, Cuba también ha perdido al mercado turístico ruso, que había crecido, mientras se derrumbaba la llegada de canadienses, que eran la principal fuente de viajeros antes de la pandemia, seguidos de los estadounidenses. Estas dos últimas nacionalidades siguen liderando las llegadas a la Isla, pero en muy menor número que en años anteriores.

Con estas evidencias sobre la mesa, la pasada semana el primer ministro, Manuel Marrero, rectificó las previsiones demasiado optimistas para 2022 de su propio colega encargado del turismo, García Granda, y afirmó que, en realidad, la recuperación deberá esperar a 2023.

A lo anterior se suma la explosión en el hotel Saratoga, el pasado 6 de mayo en La Habana, que provocó la muerte de por lo menos 44 personas y ha dañado quizá de manera irremediable las instalaciones que estaban a punto de reabrir para recibir de nuevo a los turistas después de un largo cierre debido a la pandemia.

En este contexto desfavorable muchos se preguntan por qué el Gobierno sigue invirtiendo sumas descomunales en un sector con malas perspectivas a corto plazo. «No  se justifica nueva inversión hotelera en un contexto de inseguridad alimentaria», escribe Monreal. » Lo razonable sería modificar el patrón actual de inversión para reasignar hacia el sector agropecuario (y otras actividades también) lo que hoy se dedica a construir hoteles que van a operar con una baja tasa de ocupación», agrega el economista.

El origen de los fondos dedicados a la construcción de hoteles sigue siendo un misterio puesto que el Gobierno no ha anunciado ninguna inversión extranjera de gran calado en ese sector controlado por los militares del  Grupo de Administración Empresarial S.A. (Gaesa).

Por su miedo a ‘las masas’, el castrismo achica las colas en La Habana

Por Roberto Álvarez Quiñones, Los Ángeles

El dictador Raúl Castro y la mafia millonaria que lo sostiene en el poder se alarmaron tanto con las bombas político-sociales que potencialmente constituyen las colas gigantescas en La Habana para comprar alimentos que decidieron achicarlas.

Ese, y no otro, es el propósito de la medida adoptada por GAESA, mediante la cual desde el 21 de abril de 2022 los habaneros solo pueden comprar en las tiendas en divisas ubicadas en los municipios en los que residen.

El régimen decretó la municipalización de las compras en las tiendas de la cadena Caribe y de la corporación CIMEX para evitar las aglomeraciones de personas en los comercios de la populosa capital. Ya lo dijo el poeta romano Virgilio, «el hambre es mala consejera». Tanta gente hambrienta e iracunda en un mismo lugar, echando pestes por la desesperante falta de alimentos, es una bomba de tiempo muy peligrosa para toda autocracia.

Lo más escandaloso es que se trata de la venta de alimentos en dólares y no en la moneda nacional en que se pagan los salarios y las pensiones a los cubanos.

Tecnología del Big Brother para controlar a los consumidores

Además, los consumidores luego de «zapatear» en el mercado monetario callejero algunos dólares, pagando 110 pesos o más por cada billete verdeal llegar a la shopping son obligados a entregan sus carnet de identidad a un empleado de la tienda o al policía que «cuida» la cola. Se los escanean, registran en un teléfono móvil sus datos privados personales y son enviados a un a base de datos del Ministerio del Interior (MININT).

Con esta tecnología del Big Brotherorwelliano, creada en la Universidad de Ciencias Informáticas de La Habana, el tirano Castro II pisotea la Constitución que él mismo hizo aprobar en abril de 2019, y que estableció el derecho de los ciudadanos a la protección de su imagen y datos personales.

Pamplinas, la Seguridad del Estado registra a qué tienda va, qué compra cada consumidor y, de paso, capta si protestó en la cola contra la escasez, o alentó a otros a quejarse.

Ah, y lo que con suerte logra comprar el consumidor en la shopping es anotado en la Libreta de Abastecimiento. O sea, ya hasta los alimentos y artículos de primera necesidad comprados con moneda extranjera, «sangreada» clandestinamente, están racionados.

Encima, se les dice a las familias de cada municipio los días en que pueden comprar, para lo cual se organizan ciclos de «rotación». Es decir, los consumidores solo pueden comprar el día que les toca, no importa si ya no tienen nada que comer. La misma «revolución» de Fidel Castro y el Che Guevara les dice a los habaneros: «si tienes hambre, eso a mí me importa un pito, allá tú».

El verdadero motivo es el pánico a las «masas»

Para colmo, según la cúpula castrista y los medios estatales el propósito de esta medida es que la gente no sufra haciendo colas enormes y que las familias puedan comprar lo que necesitan. Incluso algunos cubanos han saludado ingenuamente esta medida de GAESA porque creen que en las tiendas municipales asignadas harán colas más pequeñas y comprarán más productos.

Falso. Harán colas más cortas, pero no podrán conseguir más productos, por dos razones:

1. Los consumidores no podrán comprar más en sus municipios por simple aritmética. Si en La Habana hay para vender en un día 1.500 bolsas de muslos de pollo, no importa que las colas en cada municipio sean más pequeñas, son solo 1.500 paquetes para toda la ciudad y punto. Miles de familias se quedarán con las ganas de comer un muslito de «pollo americano», lo mismo en Boyeros, que en Guanabacoa, Arroyo Naranjo, El Cotorro, La Lisa, el Cerro, Habana del Este, Regla, Marianao, Playa, Plaza de la Revolución, y los otros cuatro municipios habaneros.

2. El motivo verdadero es el miedo de la élite dictatorial a las aglomeraciones de personas, el pánico a «las masas» y «al pueblo» de los que hipócritamente habla el discurso político castrista desde 1959. Se quiere alejar la posibilidad de protestas masivas en colas gigantes que puedan derivar en estallidos sociales.

Se asustaron mucho con los ríos humanos en Cuatro Caminos

Todo indica que la gota que colmó la copa del miedo del dictador Castro II y sus cómplices a mucha gente aglomerada fueron los ríos humanos que se formaban para comprar en el mercado habanero de Cuatro Caminos, el mayor de la capital y de toda Cuba.

Allí dejaron de hacerse las preguntas «¿quién es el último? ¿qué están dando? ¿qué sacaron?», las frases más se pronunciadas en Cuba en los últimos 61 años. Y no porque no había cola, sino todo lo contrario. Eranmultitudes de personas enardecidas que formaban ríos humanos de 20 cuadras de largo, o sea, dos kilómetros, y solo para para obtener un turno para el día en que le tocaría comprar con moneda extranjera un pedazo de pollo, una botella de aceite, un rollo de papel sanitario, o dos jabones de baño. Y a precios inflados entre un 240% y un 800%.

La cúpula dictatorial estaba tan preocupada con aquellas multitudes enardecidas en Cuatro Caminos que el 24 de marzo pasado (2022), además de enviar decenas de esbirros, cortó el servicio de la internet en toda la Isla durante cerca de una hora. Lo hizo para que aquella marea humana acalorada no se viera en las redes sociales, pues eso fue lo que sucedió a partir de la manifestación en San Antonio de los Baños el 11 de julio de 2021, y fue la chispa causó la mayor protesta antigubernamental en toda la historia de Cuba, incluyendo la etapa colonial.

¿Si la causa de esa gente en vez del pollo fuera la democracia?

Unos días después, el 7 de abril, el diario digital 14ymedio obtuvo allí testimonios tan elocuentes como explosivos para la dictadura. Un joven comentó: «En esa turba no entra la Brigada Especial (…) la revolución de Cuatro Caminos se acerca». Y una vecina del lugar inteligentemente se preguntó: «¿se imaginan si la causa de esa gente, en vez del pollo, fuera la democracia?».

Y ahí está el detalle. Eso es precisamente lo que quiere evitar la mafia dictatorial, la «revolución de Cuatro Caminos» y la «democracia». Advierte que si esos encolerizados ciudadanos de pronto deciden sublevarse y ocupar edificios públicos, no hay quien los pare.

En fin, Castro II y sus apandillados están muertos de miedo. Saben que tantos cubanos con hambre, viviendo cada vez peor, sudando a chorros durante horas bajo el sol tropical, son un polvorín social-político.

Han leído, o les han dicho, que fue el hambre lo que lanzó a los parisinos a asaltar y tomar la fortaleza de la Bastilla el 14 de julio de 1789. Están conscientes de que solo una chispita bastaría para generar una rebelión nacional en la Isla, que esta vez no sería tan pacífica como las anteriores y que podría imponer los grandes cambios que demanda la nación.Y así puede que suceda en cualquier momento.Da lo mismo si las colas son cortas o largas, el peligro de sublevación popular está vivo, sigue latente. 

20.000 dólares y 58 días de angustia en Guyana para reunificar una familia cubana en EE UU

14ymedio. Boletín Semanal20 de mayo de 2022
Marisel de la Luz Nápoles Gómez y José Domingo Ferreiro Rodríguez ya están en EE UU, después de gastar 20.000 dólares y pasar 58 días varados en Guyana esperando la resolución de sus visados por reunificación familiar. La familia ha roto el anonimato al llegar a destino, pero ya había denunciado a este diario lo que consideran toda una trama de corrupción en la que participan hostales y clínicas interesados en sacar dinero dilatando innecesariamente los trámites y logrando que los cubanos pasen mucho más tiempo del debido en el país.
En 2021 murieron 167.645 cubanos, 55.206 más que el año anterior, lo que supone un aumento del 49%. Este indicador, exceso de mortalidad, se ha usado en la mayoría de países para aproximarse mejor al número de fallecidos por covid-19. En el caso cubano, revela que el Gobierno solo declaró la séptima parte de las muertes provocadas por el coronavirus ese año, el peor de la pandemia en la Isla. El Ministerio de Salud Pública informó de 8.177 decesos, una subestimación que supera el 85%. Las vidrieras de La Continental, una tienda en moneda libremente convertible perteneciente a Cimex, y las de la oficina comercial de Etecsa en Guisa (Granma) fueron apedreadas la noche del miércoles aprovechando un apagón. En el municipio, los cortes de luz programados duran seis horas diarias y hay quienes se han cansado canalizando su ira contra algunos de los monopolios estatales que más malestar generan entre los cubanos. Los cristales fueron sustituidos horas después en lo que el oficialismo llamó un «acto de reafirmación revolucionaria».El anuncio de EE UU de aliviar algunas de las medidas más duras introducidas por el ex presidente Donald Trump ha marcado la actualidad, sobre todo en Florida, donde ha habido voces a favor y en contra del fin al límite de las remesas, la ampliación de vuelos y la reanudación de los programas de reunificación familiar. La recuperación de las remesas, una de las más esperadas por el régimen, podría diluirse en un momento en que comprar moneda por la vía informal es más ventajoso. Las mulas se llevan hasta un 30% de comisión, pero la moneda se puede revender por precios que cuadruplican, como poco, los oficiales.Yariel Alfonso Puerta, que salió de la Isla en balsa para evitar el juicio por participar en las protestas del 11J en Matanzas, llegó a EE UU y se encuentra a salvo, pero deberá demostrar que su integridad personal corre peligro («miedo creíble») en caso de deportación hacia Cuba para quedarse. Tanto él como su amigo Alioski Quintero González, con el que viajaba, podrían continuar el proceso de asilo si superan este escollo.Yoani Sánchez analiza el nuevo Código Penal cubano: «Todo indica que se trata de una victoria de las fuerzas del inmovilismo; estamos ante la imagen de esos puentes que dinamitan los más retrógrados para evitar que el cambio democrático llegue desde dentro de la Isla, brote desde la gente común. Este es, en realidad, un glosario de los terrores del castrismo y de sus intentos desesperados por frenar lo que de todas formas llegará».»El Martí mítico, místico y manido ha desplazado al Martí real, al hombre auténtico, de alta estatura moral pero no exento de defectos y cruces propias, al liberal acérrimo defensor de la democracia y las libertades individuales, enemigo jurado de las dictaduras militares encubiertas con garantías constitucionales, al malogrado esposo y sufrido padre de familia, al caballero culto y honrado, al exiliado con nostalgia de cielo y palmas, al hábil conspirador contra el orden social imperante en Cuba». Martí ha muerto y nosotros lo hemos matadopor Elisa Arteaga del Castillo.
FOTO DE LA SEMANA. Galiano y San Lázaro, otra esquina mortal en La Habana, por Juan Diego Rodríguez. 
Ayuda a potenciar nuestro trabajoEl equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de 14ymedio.
DESCARGA NUESTRA VERSIÓN EN PDF
Para más noticias sobre Cuba, síganos en Facebook y TwitterTelegram, WhatsApp o visite nuestra página web www.14ymedio.com

 HABANA INSIDER: 14 MAYO 2022

insider

 

  

 

 

  LA HABANA, CUBA/ EDICION 1487 ISSN en proceso

                            EDITOR: ABELARDO G. MENA CHICURI  CONTACTO: MENAABELARDO@GMAIL.COM

          DESCARGABLE EN TELEGRAM: https://t.me/Desde_mi_Arboleda , https://t.me/Rusiasincensura

         POR UNA NACIÓN SOBERANA E INDEPENDIENTE, SOCIALISTA Y DEMOCRÁTICA, PRÓSPERA Y SOSTENIBLE.

                                                                               ………………

 

UNA CUMBRE CONFLICTIVA: DOMINGO AMUCHASTEGUI/ COSAS MIGRATORIAS (IV): RAFAEL HERNÁNDEZ/ MARIELA CASTRO: “NO PODEMOS SER INGENUOS FRENTE A LOS FUNDAMENTALISMOS”: ERIC CARABALLOSO/ NO COUNTRY FOR YOUNG MEN: IRAMÍS ROSIQUE CÁRDENAS/ LOS CIUDADANOS MERECEN QUE LOS EMPRESARIOS COMPITAN ENTRE SÍ: SILVIO CALVES HERNÁNDEZ/ CUBA: MEJORA EN EL TURISMO AUMENTA INGRESOS Y FRENA CRÍTICAS:                                POR ANDREA RODRÍGUEZ/ COMENTARIOS: HUMBERTO HERRERA CARLÉS/ SOLAVAYA: ALGO QUE DEBERÍA ALCANZAR LA CATEGORÍA DE PRÓLOGO: CARLOS PADRÓN/

                                                                         ………………….

 

LAS OPINIONES EXPRESADAS EN ESTE BOLETÍN SON RESPONSABILIDAD EXCLUSIVA DE LOS AUTORES. EN EL MISMO SE PUBLICARÁN MATERIALES DE DIFERENTES CORRIENTES DE PENSAMIENTO, EN ARAS DE CONTRIBUIR AL DEBATE REVOLUCIONARIO Y EN FUNCIÓN DE LA LIBERTAD DE PENSAMIENTO, CONCIENCIA Y EXPRESIÓN.

                                                                           …………………….

 

                                                                     UNA CUMBRE CONFLICTIVA

                                                                    POR DOMINGO AMUCHASTEGUI

 

La próxima Conferencia Cumbre de las Americas (junio 6-10) va camino de convertirse en una muy conflictiva reunión de los países del Hemisferio Occidental (Latino América, Caribe y Norteamérica). Son dos los motivos: el primero y más candente, es la decisión de la administración Biden de excluir de su participación en la misma a Cuba, Venezuela y Nicaragua; el segundo, una agenda no menos conflictiva.

 

Fundada bajo los auspicios de la diplomacia de Washington y su dócil instrumento, la Organización de Estados Americanos (OEA), en Miami (1992), en sus inicios dicha diplomacia rectora forzó la exclusion de Cuba de semejante foro. Pero, entre las cumbres de Port of Spain y Panamá, se plasmó un cambio importante impulsado por la administración demócrata encabezada por el presidente Obama. Este y Raúl Castro se encontraban en Panamá y con ello se consolidaba la incorporación de Cuba a la Cumbre de las Américas. Ni siquiera la administración Trump trató de revertir esta incorporación de Cuba a la Cumbre de las Americas.

 

Pero ahora, el que fuera vicepresidente con Obama y validara igualmente esta decisión con respecto a la incorporación de Cuba a la Cumbre de las Americas, se propone ahora excluir a Cuba de participar y no sٚólo esto, sino que suma otros dos Estados: Venezuela y Nicaragua.

 

Parece perder de vista la administración Biden que estos no son los tiempos de la OEA que santificaba la expulsión de Cuba entre sus conferencias de San José y Punta del Este, las intervenciones de EEUU en Guatemala (1954), República Dominicana (1965), Granada (1983) y Panamá (1990)  o las salidas golpistas de Guatemala (1963), Argentina (1962 y 1970), Uruguay (1973),  Bolivia (1964, 1969 y 1971), Chile (1973) y Honduras (2009), entre otros.

 

Igualmente, pierde de vista que soplan otros vientos políticos muy diferentes en el Hemisferio Occidental. Los episodios de Chile, Perú y Honduras; los regresos del MAS en Bolivia y de la vertiente más de izquierda del peronismo en Argentina junto a las próximas seguras victorias de similares vertientes de izquierda en Colombia y Brasil, así lo confirman, pero frente a lo cual la diplomacia norteamericana y ahora Biden se mantienen sordos y ciegos. No se percatan siquiera de que nuevos aires soplan en México, donde la primacía histórica del PRI y su alternacia con el PAN, han quedado atrás con el éxito de MORENA y su dirigente el actual presidente López Obrador (AMLO), factor éste que viene a desempeñar en este crucial momento un singular papel de cara a la próxima cumbre.

 

López Obrador ha sido claro y terminante. Las exclusiones de Cuba, Venezuela y Nicaragua son inadmisibles. De producirse una tal acción unilateral y discriminatoria, él no tomará parte de dicha cumbre, lo que ratificó durante su reciente visita a Cuba. AMLO ha enarbolado con fuerza y claridad los fundamentos de la conocida Doctrina Estrada (definida por México en 1930, por su secretario de Relaciones Exteriores, Genaro Estrada, y reconocida internacionamlemte como un instrumento válido en las relaciones entre Estados).

 

La UK Encyclopedia of Law destaca su concepto capital:  “The recognition of states should be based on its de facto existence, rather than on its legitimacy.” Por esto México nunca rompió con Cuba, aunque en tiempos de Adolfo López Mateo (1958-1964), insistiera en la incompatibilidad del sistema establecido en Cuba con los principios hemisféricos imperantes entonces.

 

En el contexto actual, AMLO no es hoy una excepción. Una posición similar ha sido asumida por el presidente de Bolivia, Luis Arce, en tanto que los países del CARICOM expresan su desacuerdo con semejantes exclusiones luego de varias visitas recientes de sus jefes de Estado a La Habana. La CELAC se ha expresado en idénticos términos. Y hasta el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha anunciado -con otras miras- que no asistirá a la controvertida cumbre. Pronunciamientos similares son esperados por parte de Chile, Perú y Argentina.

 

A la altura de mediados de mayo el subsecretario de Estado de EEUU para el Hemisferio Occidental, Brian Nichols, repetía el gastado argumento de que esos países (Cuba, Venezuela y Nicaragua) “no respetan la democracia” y ve “poca posibilidad” de que se invite a esos tres países. La Casa Blanca no ha hecho todavía el anuncio oficial en materia de invitaciones, pero varios de sus voceros oficiales sí han sugerido la segura adopción de semejante exclusión. De proceder a ejecutar esta medida, Biden podrá enfrentar su más importante revés en materia de relaciones hemisféricas. Si lo hace, un extenso consenso coincide en señalar que lo hace por ganarse el voto latino y cubano en particular en la Florida para las próximas elecciones de medio término (noviembre 2022) y las presidenciales (2024).

 

Dicho revés se ve ahora agravado por los enfrentamientos en la definición de la agenda -todavía no anunciada- donde se vislumbran fuertes enfrentamientos en polémicos temas como inmigración, comercio, inversiones, narcotráfico, las finanzas, fuentes de energía y el punto relativo a una posible unificación monetaria para LAC -que viene presentada en la plataforma de Lula da Silva en las venideras elecciones brasieñas- y cómo contrarrestar la creciente influencia económica de China y Rusia. Es incuestionable que desde hace ya décadas la presencia de EEUU en el Hemisferio Occidental se ha debilitado en medida considerable, razón por la cual diversos analistas insisten en la recuperación del terreno perdido.

 

Con costosas torpezas como la que ahora se propone la administración Biden, seguirán disminuyendo las posibilidades para una efectiva recuperación de dichas relaciones y echando por la borda los pasos positivos que iniciara el presidente Obama y truncara brutalmente Trump y su equipo.

                                                                                             ……………..

 

                                                                               COSAS MIGRATORIAS (IV)

                                                             POR RAFAEL HERNÁNDEZ, MAYO 13, 2022

                https://oncubanews.com/opinion/columnas/con-todas-sus-letras/cosas-migratorias-iv/

 

«En Pogolotti, a pocas puertas del hogar de Juan Valdés y su esposa Daisy, una familia entera se dio a la tarea de construir una balsa dentro de su propia casa. Laborando día y noche, fijando tablas de pino a cámaras de tractor, confeccionaron una embarcación que ocupó toda su modesta sala. Hicieron remos de bates de pelota y de trapeadores, y una vela a partir de una vieja sábana, y hallaron una solución creativa cuando descubrieron que no iban a poder sacar la balsa por la puerta.

 

Cuando la llevaron a la costa, acompañados por jóvenes y viejos vecinos del barrio, todos iban ofreciéndoles consejos sobre el viaje o los ayudaban a llevar los santos del altar, que la madre de la familia tenía en la habitación trasera de la casa. Particular atención se les prodigaba a Yemayá, diosa del mar, y a Elegguá, el que abre los caminos. Lanzaron al mar la balsa, que sintió el peso del número de pasajeros y las provisiones que habían juntado para la peligrosa travesía. Instantáneamente, se hundió. Luego de rescatar a los santos, la familia y quienes los apoyaban retornaron a Pogolotti y se dedicaron a construir un nuevo bote.»

 

Así empezaba, en The History of Havana, un libro nuestro de hace quince años, el relato sobre la crisis de los balseros de 1994.

 

De la misma manera que Camarioca y el Mariel, este acontecimiento no había sido un relámpago en un cielo despejado. Antes hubo dos rondas de acuerdos migratorios con EEUU que no funcionaron, decenas de miles de cubanos que aspiraban a irse y no encontraban cómo, otra vuelta de tuerca al bloqueo llamada Ley Torricelli y diversas medidas adicionales, numerosos secuestros de embarcaciones, asaltos a embajadas, e incluso protestas y enfrentamientos callejeros violentos, de los que no se tenía memoria desde 1960.

 

Sobre todo, el momento estuvo marcado por la caída libre en el hueco negro llamado Periodo especial, una crisis muchísimo peor que ninguna experimentada desde entonces, como quiera que se mida: decrecimiento del PIB, consumo familiar, transporte, apagones, inflación, desabastecimiento de alimentos, falta de combustible, etc. Así fue, aunque a veces algunos que lo vivieron parezcan haberlo olvidado, como si apartaran el mal recuerdo de aquel oscuro 1993, tormenta del siglo incluida.

 

Según el acuerdo migratorio de 1987, EEUU iba a otorgar 20,000 visas anuales. Sin embargo, en los siete años hasta 1994, en vez de 140 mil, solo se habían emitido 11, 222. El flamante presidente Clinton había declarado, en el mismo 1993 cuando se convirtió en presidente, que la política de “puertas abiertas” a los cubanos no iba a “hacerle el juego a la dictadura cubana para exportar a la oposición” y para usar la emigración como “válvula de escape” en medio de una crisis económica (el Periodo especial) que reflejaba “el fracaso del régimen de La Habana.” Etc.

 

Así que, de manera creciente, la vía indocumentada se fue convirtiendo en la modalidad elegida para salir de Cuba y especialmente para lograr entrar en EEUU. En 1985-94, 82 500 cubanos intentaron o lograron llegar a territorio de EEUU. De ellos, más de 60 000 lo hicieron entre 1991-1994, contando a los balseros del verano del 94.

 

Una vez más, EEUU aplicaba a Cuba una política inmigratoria especialmente diseñada. Como apunta Siro del Castillo,1 en contraste con esa política, casi todos los 22 mil haitianos interceptados por los Guardacostas entre 1981 y 1991, habían sido forzados a regresar a Haití, incluso aquellos cuyas vidas corrían peligro por la violencia reinante. Solo en 1991-1992, más de 36 mil corrieron la misma suerte.

 

No fue hasta tres meses antes de la crisis de los balseros cubanos, en mayo de 1994, cuando la presión interna estadunidenses en torno a la crisis haitiana empujó a Clinton a responder, en el clima tenso de un año electoral, mediante una operación naval dirigida a “acoger y proteger” a los haitianos, confinándolos en Guantánamo. Más de veintiún mil de ellos estaban allí en agosto de 1994, cuando llegaron los cubanos.

 

En un texto anterior, he comentado en detalle el contexto de la crisis de los balseros, y su connotación de seguridad nacional para ambos países. Apunté que ningún análisis macroeconómico basta para explicar las causas socioeconómicas y políticas de una crisis. Como en Camarioca y el Mariel, el gobierno cubano advirtió en público a EEUU sobre el peligro de aquella escalada de violencia.

 

Como botón de muestra, evoco el caso de la lancha Baraguá, que cubría la travesía entre Regla y La Habana, secuestrada a punta de pistola dos veces en el lapso de unos meses. O los desvíos violentos de aviones y embarcaciones, que incluyeron asesinatos, sin que las autoridades de EEUU tomaran ninguna medida contra los secuestradores. Una vez más, como en la crónica de una muerte anunciada, estas advertencias inútiles terminaron en una apertura migratoria, consistente en la suspensión de las regulaciones y requisitos para la salida legal del país.

 

Hubo, sin embargo, numerosas diferencias entre Camarioca y el Mariel, de una parte, y la crisis de los balseros de 1994, de otra, tanto en su contexto específico, como en su desarrollo y consecuencias.

 

La primera de todas es que los balseros no estaban esperando que los vinieran a buscar de Miami, ni tenían prefijado un punto de partida. Podían lanzarse al mar en cualquier parte a lo largo de una línea costera de 48 kilómetros a ambos lados de La Habana. Y nadie se metía con ellos.

 

En efecto, una diferencia principal entre esta emigración y las anteriores fue la actitud de los que se quedaban respecto a los que se iban. Como se refleja en la anécdota de la familia de Pogolotti que me contaba Juan, la solidaridad y la compasión prevalecían. A diferencia del Mariel, cuyos traumas y rudezas suelen citarse como típicos de la salida del país, en 1994 no hubo actos de repudio, coerción o presiones sobre grupos para que se fueran, ni de parte de los organismos encargados de la ley y el orden, ni de las organizaciones, ni de la comunidad.

 

No obstante, aquello no fue precisamente un paseo. De hecho, la recepción del otro lado fue menos buena que en ocasiones anteriores, para decirlo suavemente.

 

A diferencia de 1965 y 1980, los guardacostas de EEUU no los escoltaron a buen puerto en Florida, sino que los detuvieron, y los metieron a la fuerza en la base naval de Guantánamo. Allí los internaron en un campamento de tiendas de campaña armadas sobre antiguas pistas de aterrizaje, bajo el sol azotador propio de esa parte de la isla, que compartían con aquel montón de haitianos ya confinados en la base.

 

En un área sin condiciones ni para guardar ganado, con una infraestructura prevista para un total de 5000 personas, consistentes en marines, sus familiares y empleados de servicios, se amontonaron más de 35 000 balseros, rodeados por rollos dobles de alambre de púas, sin agua corriente y con escasas letrinas, durante casi un año, hasta que EEUU decidiera qué hacer con ellos.

 

Aquella situación, y las promesas de EEUU sobre las bondades del mecanismo migratorio normal, llevaron a más de cien balseros a regresar al país, caminando a través del campo minado junto al perímetro de la base, en las propias balsas, o pidiéndoselo a las autoridades norteamericanas.

 

Para congraciarse con los exaltados de Miami, insultados por el trato a los cubanos como si fueran haitianos, Clinton aplicó la receta contraproducente de disparar desde la cintura contra todo lo que se movía: bloqueó las remesas, restringió envíos de paquetes familiares, suspendió los vuelos charter, anunció que aviones militares apoyarían la transmisión de radio y TV Martí, exigió a cubanoamericanos y académicos solicitar licencias específicas para visitar la Isla. Habiendo recluido a los balseros en la base apenas 72 horas después del estallido de la anticipada crisis, le tomó solo 11 días más recapacitar y proponer la búsqueda de un acuerdo migratorio con Cuba que parara aquella flotilla.

 

En ese primer acuerdo, se establecía que ellos iban a garantizar, usando las categorías migratorias que fueran necesarias, 20 mil ingresos como inmigrantes a cubanos residentes en la isla. Que no iban a dejar entrar a nadie que no cumpliera ese trámite legal; así que interceptarían a todos los que intentaran hacerlo en botes, y lo devolverían a Cuba, entregándolos a las autoridades. O sea, que iban a dejar de tratarlos como perseguidos, reprimidos, merecedores de refugio o asilo político, disidentes, etc.

 

Que Cuba iba a cooperar en esa vigilancia de sus costas, aceptaría a todos los que EEUU interceptara, y no iba a sancionar ni adoptar ninguna medida de castigo o limitación de derechos con los que regresaran. En contraste con Camarioca, y sobre todo, con el prolongadísimo puente marítimo del Mariel, ahí mismo acabó la crisis de los balseros: apenas 25 días.

 

A partir de la firma de un segundo acuerdo, el 2 de mayo de 1995, EEUU iría sacando a los más de 30 mil encerrados en la base de Guantánamo, y a dejarlos entrar en EEUU, como parte del acuerdo de 20 mil establecido en septiembre de 1994. Cuando al fin desembarcaron en Miami, los últimos en enero de 1996, no les llamaron exiliados, luchadores por la libertad, ni opositores al comunismo, sino simplemente “balseros.”

 

Quiénes eran estos recién llegados? Según la investigación de campo2 emprendida por un equipo de académicos cubanos en 1993-94 acerca de la composición y motivaciones de los balseros cubanos, más del 50% atribuía su decisión a razones relativas a la familia: reunificación, aliviar su situación económica, poder reclamar su salida desde fuera, así como a las difíciles circunstancias de aquel momento para mantenerla.

 

Buscaban resolver condiciones materiales de que carecían, como la vivienda, además de realización profesional y libertad personal. Todos enfatizaban la motivación laboral como su horizonte de vida futura.

 

Esta investigación demostró que en el flujo de balseros había muy pocas mujeres, negros o mestizos, así como gente de campo; y que predominaban los menores de 30. Su nivel educacional se parecía al de la sociedad cubana. La mayoría tenía la expectativa de contar con familiares y amigos que los apoyaran; y estaba convencida de que esa era la vía “más rápida y con alta probabilidad de éxito,» en cuanto pudieran llegar a Estados Unidos.

 

La eficacia posterior de los acuerdos de 1994-95 se puede medir con el número de embarcaciones cubanas interceptadas por el Servicio de Guardacostas de EEUU (USCG). Solo entre 1995 y 2014, antes de iniciarse la corta primavera de Obama con Cuba, el USCG había capturado y devuelto poco más de 26 mil cubanos. En términos comparativos, esta cifra resultaba significativamente inferior a los 31 mil dominicanos y 27 mil haitianos interceptados en el mismo periodo.3

 

Como apunté, los balseros del Periodo especial no serían despedidos con actos de repudio, sino con gestos de solidaridad y fraternidad, abrazos y oraciones. La sociedad cubana había cambiado; y la política también. En lo adelante, la emigración iba a significar, cada vez más, parte de una estrategia de sobrevivencia familiar. En esa lógica, la mayoría no dejó de mirar atrás ni rompió con su vida cubana, mucho antes de que aparecieran Facebook o Whastapp, y los vuelos regulares de las aerolíneas comerciales.

 

En contraste con la Cuba anterior a la crisis de los 90, cincuenta o cien dólares enviados o traídos cada mes a parientes y amigos llegaron a significar, para muchas familias sin otros ingresos en dólares, una manera de mantener la nariz por encima del agua.

 

Pronto el total de dichas remesas, enviadas por Western Union o traídas por viajeros, alcanzó cifras de cientos de millones en toda la isla. La mayoría llegó a cubanos blancos residentes en la capital, o las principales zonas urbanas, y terminó en una creciente red de tiendas de dólares y casas de cambio de divisas.

 

Al lado de muchos mercados agropecuarios legalizados en ese mismo año de los balseros, se ubicó una CADECA (casa de cambio), de modo que las remesas en monedas extranjeras pudieran ser cambiadas por pesos cubanos para comprar vegetales, frutas, carne de puerco. Aunque las bodegas de la esquina siguieron distribuyendo raciones venidas a menos de algunos alimentos esenciales, las tiendas en divisas se convirtieron en suministradoras de aceite, enlatados, lácteos, cerveza, jabón, detergente, y otros productos primordiales.

 

La última medida de aquel año de los balseros colmado de acontecimientos fue la aprobación del peso convertible, en lugar del dólar. Desde entonces, el CUC se hizo parte de nuestra vida cotidiana y de una más esperanzadora economía doméstica, atada a la recaudación de divisas. Y así se mantendría, por un tiempo más largo de lo que se pensaba, cuando la tasa de crecimiento migratorio dejaría de crecer, a pesar de los altibajos de la economía.

 

1 Siro del Castillo, «La crisis de los balseros: una mirada al tema migratorio veinte años después,» Catalejo, blog de Temas, 2014. http://tinyurl.com/otxsjd9.

2 Colectivo de autores (1996): Los balseros cubanos. Editorial Ciencias Sociales. Premio Pinos Nuevos.

3 Siro del Castillo, loc. cit., basado en fuentes de U.S. Coast Guard Maritime Migrant Interdiction current statistics–July 28, 2014, y el Yearbook of Immigrant Statistics, Homeland Security, 2012.

                                                                                             ……………..

 

               MARIELA CASTRO: “NO PODEMOS SER INGENUOS FRENTE A LOS FUNDAMENTALISMOS”

                                                          POR ERIC CARABALLOSO, MAYO 10, 2022

https://oncubanews.com/cuba/mariela-castro-no-podemos-ser-ingenuos-frente-a-los-fundamentalismos/

 

La pasada semana comenzó en La Habana la decimoquinta edición de las Jornadas Cubanas contra la Homofobia y la Transfobia. El evento, que vuelve a tener actividades presenciales ―aunque las acciones de carácter festivo fueron suspendidas por los trágicos sucesos del hotel Saratoga― luego de dos años de restricciones por la pandemia, se desarrolla a solo días de haber concluido oficialmente el proceso de consulta popular sobre el proyecto del nuevo Código de las Familias, el cual entra ahora en una etapa clave para su elaboración definitiva y su posible aprobación en referendo por la población cubana.

 

Se trata de un momento significativo para la Isla ―signado también por la crisis económica, los avances frente a la COVID-19, los ecos de las protestas de julio pasado y la creciente ola migratoria―, en el que se dirimen derechos fundamentales y enfoques amplios e inclusivos de las realidades y dinámicas familiares de la Cuba actual, contemplados en la propuesta legislativa, pero también emergen ―o, más bien, se exacerban― estigmas y prejuicios largamente enraizados en la sociedad cubana, y se confrontan visiones contrapuestas, y en ocasiones antagónicas, sobre la propia sociedad y la institución familiar en el país, y la vida en sentido general.

 

Se trata de una realidad que no puede desconocerse ni subestimarse, con implicaciones ideológicas, e incluso políticas, y que, aun cuando gane mayor visibilidad en este escenario, va más allá del proceso relacionado con el Código de las Familias y apunta directamente al futuro del país, según reconoce Mariela Castro Espín, directora del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX).

 

“Es algo mucho más profundo, mucho más amplio, y con contradicciones importantes”, respondió Castro Espín a OnCuba durante la conferencia de prensa inaugural de las Jornadas contra la Homofobia y la Transfobia. En su opinión, ello es parte de un “peligroso” contexto internacional, de cuyas resonancias no escapa la Isla, y en el que, en sintonía con “intereses hegemónicos de los grandes grupos de poder”, “se fortalecen prejuicios y posiciones fundamentalistas, retrógradas, que uno creyera que ya deberían estar superadas y no debieran regresar, pero que, aun así, se reintroducen y se instalan con tremenda fuerza en todos los temas, entre ellos los relacionados con la sexualidad”.

 

Fundamentalismos, política y Estado

 

Para la especialista, en estos momentos el mundo está atravesando “como un período medieval de la modernidad”, en el que estas posturas y prejuicios han logrado escalar a nivel político en varias naciones y han acelerado la polarización de sus sociedades y también a escala global. “Es algo tremendo lo que está ocurriendo ―afirmó―. Hay países donde las posiciones fundamentalistas han logrado posicionarse, por ejemplo, sobre aspectos relacionados con los derechos de las personas LGTBIQ+, en los que ya se había venido avanzando, y de repente se empiezan a ver propuestas de políticos y grupos conservadores que están tratando de suprimir esos derechos. También, sobre la intervención voluntaria del embarazo, para evitar que se apruebe legalmente o para promover su prohibición donde ya existe una normativa al respecto”.

 

En este sentido, consideró “terrible” la posibilidad de que la Corte Suprema de Estados Unidos dé marcha atrás a ese derecho en la nación norteña, y, con ello, se retrocedan “tantos años de lucha por las libertades civiles”. La directora del CENESEX comparó estos retrocesos con una “cacería de brujas” y lamentó que las mujeres vuelvan a ser “rehenes de las posturas más conservadoras” y de “jugarretas políticas” para “negarle derechos y conquistas por los que históricamente han luchado los movimientos sociales, progresistas”. Desde su perspectiva, “el impedir que las mujeres puedan decidir sobre su cuerpo, que puedan ejercer plenamente sus derechos, es la continuidad de la política de misoginia histórica desde el patriarcado explotador” y la expresión de “un ejercicio arbitrario de poder” sobre ellas.

 

Al respecto, advirtió que “estos pensamientos retrógrados, oscurantistas, como mismo empiezan a posicionarse en algunos lugares, también se irradian para otros. Y en Cuba tenemos que estar alertas, activas y activos para evitar que esas tendencias, que esos fundamentalismos se posicionen, que no son solo religiosos, también son políticos, ideológicos, y están ahí, probando a ver qué terreno logran conquistar. No podemos ser ingenuos en ese sentido. Realmente es un momento muy peligroso para la humanidad, y tenemos que ser conscientes de ello, también en nuestro país. Tenemos que defender todo lo que hemos ido conquistando y trabajando durante tantos años.”

 

La consulta, el Código, las iglesias

 

Sobre la consulta popular del nuevo Código de las Familias, que recién finalizó en la Isla, Castro Espín la catalogó como “muy valiosa”, porque, dijo, ha permitido recoger “una información muy importante para saber por dónde va el imaginario popular con relación al derecho familiar y sus temas relacionados”. “Ha sido un proceso vivo, con la gente opinando, participando, en el que se han aportado elementos muy valiosos que ahora la comisión redactora tendrá en cuenta, para introducirlos y seguir trabajando en una norma que se ajuste mejor a la realidad de todas las personas y familias”, añadió.

 

La experta, hija del expresidente Raúl Castro y la ya fallecida dirigente femenina Vilma Espín, aseguró que “estos procesos no son lineales ni tampoco fáciles; llevan mucho debate, mucho diálogo y discusiones”, pero apuntó que “lo importante es que entre todos nos vayamos escuchando, nos vayamos entendiendo y vayamos avanzando”. No obstante, reconoció la importancia de continuar el diálogo sobre el Código de las Familias pues, dijo, “todavía hay barrios y sectores que necesitan que ese diálogo continúe, porque no siempre encuentran satisfechas sus inquietudes, y creo que mientras haya posibilidades de seguir intercambiando, de seguirnos escuchando, antes de ya tomar la decisión final, hay que hacerlo”.

 

La directora del CENESEX señaló que las Jornadas Cubanas contra la Homofobia y la Transfobia, en su decimoquinta edición, se insertan en esa voluntad. Bajo el lema “Todos los derechos para todas las familias”, el evento tiene en la nueva normativa uno de sus ejes principales, con talleres y otras actividades que abordarán varios de los temas que “más resistencia” han despertado durante la consulta popular. Entre estos, mencionó la gestación solidaria, el matrimonio igualitario y la adopción por parte de parejas del mismo sexo, sobre los que precisó que “se ha venido trabajando, en los argumentos, en las líneas de mensaje dirigidas a profundizar en esos temas”.

 

Además, adelantó que “se está preparando, para después de las sesiones de la Asamblea Nacional, un plan de actividades y de visitas a estos barrios y sectores donde más elementos de este tipo se han posicionado en la consulta”.

 

Con respecto a las iglesias y las congregaciones religiosas, uno de los sectores más resistentes al proyecto legislativo ―con campañas y expresiones públicas de desacuerdo, incluso en la televisión nacional―, Castro Espín explicó que se han seguido “las pautas de la misma política implementada por nuestro gobierno y por el Partido Comunista, y su departamento de Asuntos Religiosos, que en todo este proceso ha estado en un diálogo permanente con líderes religiosos y congregacionales, esclareciendo dudas, aclarando mitos que existen sobre estos temas, para que los mismos líderes puedan ayudar a sus feligreses a comprender mejor el proyecto del Código, a razonar sus propuestas”.

 

Sobre los planteamientos de un líder evangélico en un programa televisivo, contrarios a varios aspectos de la normativa y laudatorios del papel de la iglesia en la sociedad ―que la especialista consideró como posiciones “muy estrictas”―, mostró su desacuerdo, porque, dijo, “este es un Estado laico”. “La respeto (la decisión de transmitir las declaraciones del pastor), y creo que habrá razones para haberlo hecho, pero personalmente no me gustó, como a tanta gente no le gustó. Pero al mismo tiempo me gustó que la población opinara al respecto, con todos los criterios que eso generó”, respondió a OnCuba.

 

A pesar de episodios como este, y de las contradicciones y resistencias emergidas de la consulta, Castro Espín confirmó su convencimiento de que el Código será finalmente aprobado por la mayoría de los cubanos. Incluso, de que en la comunidad religiosa también habrá personas que lo respaldarán en el referendo.

 

“Yo sé que hay feligreses que van a votar a favor, porque cuando he hablado con ellos me han dicho que están de acuerdo ―apuntó―. Hay otros, lógicamente, que van a votar en contra, porque es lo que les dicta su fe, su forma de entender la vida. Y hay otros que reconocen que temas como los del matrimonio y la adopción por personas del mismo género les generan una contradicción tremenda, pero, al mismo tiempo, consideran que no deben ser un obstáculo para la aprobación del Código, en el que reconocen muchos beneficios y elementos ventajosos en diferentes aspectos y para todas las personas”.

 

“Es cierto que hay personas que están absolutamente convencidas de que las cosas no deben ser como las plantea el proyecto del Código ―reiteró―; hay posiciones y dogmas religiosos que nosotros no los vamos a transformar porque están muy arraigados en esos feligreses, en las personas que pertenecen a esas iglesias donde promueven este tipo de ideas y tienen todos sus fundamentos. Está bien. Ellos votarán en contra, pero otra parte votará a favor, y yo creo que esa otra parte va a ser la mayoría. Esa es mi percepción.”

 

Más allá del Código

 

Aunque ahora todas las miradas están puestas en la elaboración definitiva del Código de las Familias, y su presumible aprobación, la directora del CENESEX es consciente de que, de aun de lograrse, con ello no terminarán los desafíos para hacer realidad lo que la normativa plantea. “Hay que seguir trabajando. La ley sola no va a transformar los prejuicios, como no los transformó que se aprobara la Constitución, pero sí va a proteger los derechos de todas las personas frente a esos prejuicios”.

 

“Este proceso no termina con la aprobación del nuevo Código. Queda mucho por hacer, pero se han estado sacando aprendizajes importantísimos”, aseveró. En particular, ponderó el trabajo comunicacional realizado por las instituciones estatales en esta ocasión, al que consideró “excelente”. “Fue mucho mejor que el que se hizo cuando la Constitución, del que se sacaron lecciones importantes, y ahora se ha estado trabajando con mucha mayor calidad en ese sentido. Ya veremos el resultado, pero al menos yo tengo esperanzas de que un pueblo que votó por la nueva Constitución, es un pueblo que va a votar en su mayoría, tal vez no tan alta como la de la 2019, pero sí de forma mayoritaria por este Código, que es muy novedoso y avanzado”, reiteró.

 

Castro Espín también destacó, “como parte del aprendizaje”, que este proceso “ha puesto en evidencia la importancia de la educación, la responsabilidad de la institución escolar en el abordaje de estos temas”.

 

Al respecto, defendió la labor que deben realizar las escuelas “en la actualización de la formación de las jóvenes generaciones, en la explicación de los argumentos y elementos de análisis que se les debe aportar para que entiendan la importancia del sistema jurídico en la sociedad, de la protección legal de los derechos de todas las personas, para que comprendan la importancia del derecho familiar, y los conceptos e ideas que se manejan al respecto en el Código”. Ello, sin descuidar la importancia de hacer “más comprensible” la norma, de trabajar en su lenguaje siguiendo las peticiones de la propia población, “porque una ley que la gente no entienda, no ayuda a que se apropie del conocimiento de sus derechos y pueda ejercerlos plenamente”.  

 

“Este es un proceso que tiene un componente legislativo y jurídico importante, pero que tiene sobre todo un componente educacional y comunicacional en la formación de la ciudadanía, de una ciudadanía activa, porque conocer sus derechos les permitirá ejercerlos con plena conciencia, cuestionarlos, fortalecer su manera de implementación, y así propiciar que todos los actores sociales, comunitarios, utilicen la ley en toda su riqueza y posibilidades, y no se imponga una interpretación sesgada por prejuicios ni por las posiciones fundamentalistas y retrógradas”, concluyó.

 

Nota del editor: En 60 años, no hemos explicado en la TV pública sobre “el tema homosexual”, que ya abordaban Mónika Krauss y Celestino Álvarez Lajonchere en “el Hombre y la mujer en la Intimidad” (1976), ni permitimos que figuras públicas “gay” hablen de sus experiencias. Cómo pretender entonces que el cambio de las mentalidades sociales salga espontáneamente del closet”? Hay otros “closets” con polvo en Cuba, y tampoco los “abrimos” en la TV.

                                                                                   ………………..

 

                                                                        NO COUNTRY FOR YOUNG MEN*

                                                      POR IRAMÍS ROSIQUE CÁRDENAS, ALMA MÁTER

 

*No es país para jóvenes, por su traducción del inglés.

 

Cuando se nos pregunta sobre juventud y socialismo podríamos, como se suele hacer, hablar de abstracciones: del socialismo tal como lo imaginamos o se postula en los libros, y de una juventud heroica, siempre pujante y revolucionaria. Quizá la propaganda se pueda permitir estas veleidades, pero en el contexto actual de la nación es imperdonable no hacer el esfuerzo por señalar las tensiones que se dan concretamente entre el proyecto socialista cubano y su juventud.

 

En los últimos meses hemos asistido a una sangría preocupante de jóvenes, profesionales o no, que parten a la emigración. Si la juventud es la arcilla del futuro, este puede ser quizá uno de los problemas más urgentes que los revolucionarios cubanos nos debemos plantear. ¿Por qué se van?

 

«Se van por razones económicas, no políticas». Cierta zona del discurso oficial esgrime esto constantemente como si fuera una exculpación. No sabemos bien en el mundo del liberalismo, pero para los comunistas los problemas económicos son problemas políticos; para los comunistas todos los problemas son políticos.

 

La emigración es un asunto muy político y sus causas también, aunque no sean el desacuerdo con el orden establecido, la persecución, ni las ansias de fundar partidos políticos electoreros o periódicos privados, como le gusta a la contrarrevolución enfocar el tema. Es tan político el problema al que nos enfrentamos y tan irreducible a lo económico que incluso podríamos decir que en esta Cuba tenemos emigrados del proyecto socialista que nunca han salido de las fronteras, pero que desde hace tiempo no comulgan con ese proyecto de país ni participan de él: y no son precisamente opositores ni contrarrevolucionarios, sino sencillamente gente desconectada de «esto», apática, indiferente…

 

Los condicionantes materiales de la emigración son evidentes para todo el mundo. Vivir en la Cuba subdesarrollada, bloqueada, asediada y de pospandemia es bastante difícil, para no decir insoportable, y eso no es un secreto para nadie. Pero si nos quedamos en ese nivel del análisis no tendremos explicación a por qué también emigran muchos que en Cuba tenían sus problemas materiales resueltos, y menos aún vamos a poder comprender la otra cara de la moneda: la franja de jóvenes, de diferentes condiciones económicas, que ha decidido no irse.

 

Los que se quedan, ¿por qué se quedan? ¿por qué nos quedamos? Los casos que conozco que han apostado por permanecer en Cuba, son protagonistas de procesos y proyectos en Cuba, ya sea en sus negocios privados o cooperativos, en sus trabajos estatales, en sus proyectos creativos o en la política y el activismo. Sería un error convertir esto en un asunto antropológico del tipo «el que no es protagónico no es protagónico porque no quiere».

 

La falta de protagonismo juvenil en Cuba es un problema: la juventud se ha entendido más de una vez simplemente como un recurso a movilizar y a convocar para tareas, pero no como un sujeto que decide, crea y determina. Los jóvenes que nos sentimos protagonistas de algo en cualquier esfera de la sociedad, que participamos y nuestra opinión es tenida en cuenta, que tenemos un espacito para luchar, estamos gozando de un privilegio en la sociedad cubana. Esa condición es un asidero no despreciable para permanecer en un proyecto de nación del que uno participa. «Participar» significa «tomar parte». Pero sabemos que esa no es la situación de todos los jóvenes, quizá no lo sea ni de la mayoría.

 

En una sociedad tan adultocéntrica como ésta, los jóvenes debemos movernos en espacios y adaptarnos a normas que no creamos, y sobre los cuales nunca interesa demasiado nuestra opinión. Esto ocurre en lo laboral, en lo familiar, en lo político, en la ciencia, en la educación, en todas partes. ¿Cuántos recién graduados no llegan con ganas de comerse el mundo a un trabajo gobernado por las arenas movedizas del burocratismo? «Aquí las cosas siempre han sido así, y no las vas a cambiar tú que llegaste ayer».

 

A veces las personas no necesitan ni quieren un carro del año, y todo lo que desean es su espacio para hacer las cosas como las piensan, como las sueñan. El capitalismo no le asegura eso a nadie, pero nos aventaja en presentar el cumplimiento de los sueños como parte de lo posible. El inmovilismo y la mediocridad a la que se enfrentan muchos jóvenes, especialmente profesionales, en cambio, logra asegurar una cosa: la clausura de todos los sueños.

 

Ante este panorama, a la parte de la juventud que apuesta por el proyecto de la Revolución o, simplemente, por Cuba, se nos presentan varios desafíos si queremos revertir estas tendencias por el bien de la nación. En primer lugar, nos toca, a los que gozamos del privilegio de tener algún protagonismo, luchar por el ensanchamiento de esa prerrogativa hacia el resto de la juventud cubana hasta que la participación activa de los jóvenes sea una norma de nuestra sociedad, como lo fue en épocas de más gloria.

 

Esta empresa es imposible si no nos conocemos, si no somos capaces de estar conectados y organizados para actuar como sujeto revolucionario. Para esto debemos emplear todos los espacios e instituciones que sirvan para conectar, primero, a los jóvenes revolucionarios y, luego, a todos los jóvenes que no estén irremediablemente perdidos para la patria.

 

En segundo lugar, tenemos que encontrar el discurso que nos permita derribar los altos muros de la apatía y la indiferencia que nos separan de una parte importante de nuestros contemporáneos, los cuales ya no es que estén en desacuerdo con nosotros, o con el socialismo, sino que directamente no les interesa lo que tengamos que decir. Y para eso hay que fundar una ética y una política nuevas que prefiguren, en esa lucha, la nación con la que queremos incluir y abrazar a todos los que deseen una Cuba de prosperidad, libertad y justicia.

                                                                                      ………………….

 

                               LOS CIUDADANOS MERECEN QUE LOS EMPRESARIOS COMPITAN ENTRE SÍ.

                                                                    POR DR SILVIO CALVES HERNÁNDEZ

 

Una de las tantas cosas que han acelerado la inflación en Cuba es la falta de competencia entre los diferentes actores. Ya se reconoció por un alto funcionario de la administración pública y lo hizo en una reunión de empresarios y la prensa lo público.

 

En esta reunión a que se convocaron empresarios se analizó la excesiva rentabilidad de muchas empresas

Este funcionario señaló “un tercer asunto que también gravita sobre la inflación y que está vinculado tanto a los planes conservadores que se hacen no pocas empresas como a rentabilidades elevadas debido a determinadas coyunturas del negocio o al carácter monopólico que tienen sobre determinados bienes o servicios: la distribución de utilidades·”

 

Es verdad que casi toda la producción de bienes y servicios del país se producen por una estructura monopólica de empresas. Estas organizaciones monopólicas se han acentuado con las famosas Osdes que concentran las producciones y servicios de ramas o sub ramas. Las Osdes; que son monopolios ramales y que viven de lo que otros producen y se benefician de que el Estado no sea tan exigente en valorar la productividad, costos y calidad a la hora de asignar el encargo estatal

 

Ninguna empresa estatal en Cuba tiene que luchar por ganarse el mercado de los ciudadanos y menos el estatal pues este, le asigna las producciones que deben cumplir a las empresas de su patrimonio que reciben ese encargo por el plan de la economía. Muchas veces nos hemos preguntado cómo es posible que un Estado con un gran déficit presupuestario no vele por entregar los encargos estales a empresas que compitan por ellos en calidad, costo y productividad.

 

La competencia entre los actores productivos y de servicios, permiten no solo reducir costos y ganar eficiencia, es también una de las bases para que se pueda desarrollar una gestión basada en la ciencia e innovación.

 

La competencia generaría encadenamiento más sólido entre actores de la producción pues permitiría enriquecer el valor de las cadenas productivas y logísticas. La competencia haría surgir la necesidad de encadenamientos mientras que ahora en estas estructuras monopólicas de empresas estatales es solo un propósito y no una necesidad.

 

LA COMPETENCIA ES UNA VÍA ESENCIAL PARA ALCANZAR MAYOR BIENESTAR DE LA SOCIEDAD.

 

Una estructura de mercado tanto para personas como para otros actores de la sociedad en que existe un único productor o prestatario de servicios, el cual domina todo el mercado y en nuestro caso la llamada demanda; hacen que el poder de los ciudadanos y consumidores sea nulo frente al que posee la Osde o la empresa monopólica. Los ciudadanos no están empoderados frente a los empresarios, es al revés.

 

Los ciudadanos y otros compradores se benefician de una mayor competencia al adquirir sus bienes con menores precios, mayor variedad y calidad. Con la competencia se abaratan los precios, los consumidores más vulnerables o de salarios y jubilaciones insuficientes podrían acceder a una cartera de productos más amplia.

 

En el caso de nuestra Sociedad en que ya hay diferente estructura de ingresos y de posibilidades económicas, los de menor ingresos o mas vulnerables lograrían una inclusión económica más favorable al ser los productos más accesibles,

 

Al incrementarse la productividad se logra un mejor funcionamiento de la economía, La competencia estimula la productividad y la innovación al igual que la aplicación de la ciencia aspectos estos que se promueve desde la presidencia del país y que constantemente reclamamos a los productores de la industria y el campo.

 

La competencia económica beneficia a toda la sociedad, no solo a los ciudadanos y otros compradores. Las empresas se motivan a ser más productivas, a aplicar la ciencia e innovación en toda la cadena de valor, para ofrecer más variedad de bienes, de mayor calidad y mejores precios y las utilidades serán más ajustadas a la realidad.

 

No ocurrirá como ahora, que un trabajador sin una alta calificación como obrero o técnico recibe estímulos en su empresa estatal por la repartición de dividendos 10 o 12 veces superior a lo que recibe un Doctor en Ciencias trabajando en un organismo del Estado.

 

La empresa estatal mejora al brindar un mayor surtido de productos satisfaciendo mejor las necesidades y gustos de los ciudadanos y otros compradores, con una mayor calidad o también incorporando mejores servicios relacionados con sus productos. La empresa estatal ante la competencia está obligada a agregar valor contantemente sea en los productos, los procesos, la logística, la comercialización, la infraestructura, las tecnologías, en fin, en toda su cadena de valor.

 

Sin dudas esto permitirá mayor productividad y mejor funcionamiento de la economía de la Sociedad. Un entorno de competencia, motiva al mejoramiento continuo de la empresa.

 

EL ESTADO NO ABDICA ANTE UN ENTORNO DE COMPETENCIA

 

El Estado para cubrir sus necesidades y para proveer bienes y servicios a los ciudadanos, tiene que adquirir bienes y servicios de las empresas. Lo que representa un significativo % del PIB de País.

 

Cuando un mayor número de empresas oferten un producto, u otro sustituto más probable será que el sector público consiga adquirirlo a un menor precio y, por tanto; esto genera ahorros al Gobierno.

 

En ningún país, el Estado se desentiende de la competencia entre las empresas las empresas; más bien interviene, pues el sector público se verá perjudicado cuando no exista competencia, pues puede haber prácticas desleales y distorsionadoras de la competencia. Cuando actores estatales y privados produce los mismos bienes la competencia estimula a la empresa estatal a mejorar.

 

Por eso es contradictorio y dañino a la economía que muchos ministerios al haber convertido en empresas elementos de su anterior estructura como servicios administrativos, informáticos, inmobiliarios y otros, han establecido la obligatoriedad de sus actuales estructuras presupuestadas por el organismo, adquieran los servicios a estas imitaciones de empresas.

 

Esto no le hará daño al presupuesto de su organismo? ¿Qué dirá el Estado cuando compruebe el daño que esta mala práctica le hace a la economía?

 

La competencia ni elimina la necesidad de la planificación ni impide la atención del Estado, al contrario. Muchos gobiernos poseen regulaciones y leyes anti monopolio y contra las prácticas desleales en el mercado para evitar comportamientos indebidos.

 

Cualquier observador puede apreciar que ya hay algunos servicios o productos del sector no estatal que van apareciendo en cualquier zona de la ciudad sin que haya una competencia.

 

Desde luego, hay empresas estatales que por ser muy alto el volumen de inversiones requerido y muy largo el periodo de amortización no puede renunciar al mercado que poseen. Tampoco aquellas que en el mercado internacional alcanzado o por alcanzar necesitan presentarse como proveedores únicos del país. Pero realmente son muy pocas, y en este caso hay que confiar en la capacidad y vocación de servir al pueblo de quienes las dirigen.

 

La gran mayoría de las empresas estatales no están en esta situación, es la decisión tomada años atrás de como asignarle los recursos del estado lo que ha ido creando estos monopolios.

 

Creo que nuestros planificadores de la economía deben abandonar su área de confort y acudir a la creatividad para pensar como a asignar de mejor forma los recursos del plan de la economía y otorgarlos a las empresas que en una competencia leal, con mayor productividad y menores costos y mayor calidad se lo ganen.

 

Nuestros planificadores y economistas deben pensar como desarrollar la competencia entre los proveedores de servicios y producciones para satisfacer las necesidades y deseos de los ciudadanos. Dónde es importante desarrollar la competencia de actores y en qué áreas esto requeriría de otras condiciones y enfoques.

 

El error no es la planificación, creo que para cualquier estado es importante planificar y prever, casi todos los países de uno u otro modo planifican su desarrollo, tiene planes de gobierno y toman medidas ajustando impuestos según la conveniencia o creando políticas sobre interés del ahorro o la inversión u otros estímulos a lo que se desea desarrollar.

 

El cuello de botella nuestro está en la forma en que se le asigna a la empresa estatal el plan de la economía, lo que hemos visto con tristeza por la forma tan limitada mecánica y tan alejada de los gustos y necesidades del mercado con que se hace.

                                                                                              ……………..

                          CUBA: MEJORA EN EL TURISMO AUMENTA INGRESOS Y FRENA CRÍTICAS.

                               POR ANDREA RODRÍGUEZ ASSOCIATED PRESS, MAY 03, 2022

 

VARADERO, Cuba — Las autoridades cubanas apuestan por una rápida recuperación del turismo por su potencial para atraer y generar ingresos y para mostrar que el país vive un clima seguro.

 

El presidente Miguel Díaz-Canel, el primer ministro Manuel Marrero y el titular del sector Juan Carlos García -junto a la plana mayor de muchas entidades gubernamentales-, encabezaron el martes la apertura de la Feria Internacional de Turismo en Varadero, a unos 150 kilómetros al este de la capital y considerado el balneario más importante de la nación caribeña.

 

La combinación de la pandemia de COVID-19, el incremento de las sanciones estadounidenses y una reestructuración económica hizo que la isla padeciera en los últimos meses una crisis que se tradujo en largas filas para obtener alimentos, combustible o medicinas.

 

“El desarrollo de este sector es el que nos permitirá alcanzar mayores crecimientos económicos”, dijo Marrero durante la inauguración del encuentro que contó con 2.600 participantes de 53 países -una cantidad récord para este evento que antes se desarrollaba anualmente-, incluidos representantes de líneas aéreas y operadores de turismo.

 

Marrero agregó que, como decía el expresidente Raúl Castro, “cada hotel que se inaugura es una fábrica generando divisas al país”.

Según el funcionario, que antes fue ministro de Turismo, junto con las sanciones hay una “guerra mediática” por parte de Estados Unidos” que busca mostrar que en Cuba “existe un caos, no hay control, de que es un país que no funciona” pero que gracias a la Feria “ustedes podrán apreciar la verdadera realidad cubana”.

Durante el primer trimestre del año Cuba recibió 313,900 turistas, una cifra muy superior a los 48,000 que arribaron en el mismo periodo de 2021 pero dramáticamente inferior a los 981,900 que lo hicieron en 2020 antes de que la pandemia golpeara a la isla.

 

Cifras oficiales indicaron que a lo largo de 2021 la nación caribeña dio la bienvenida a 573,900 vacacionistas, menos que en 2020 cuando se registraron poco más de un millón de visitas y que 2019 que registró 4.2 millones.

 

Ahora con la apertura de las aerolíneas y un relativo control del COVID-19, las autoridades indicaron que esperan recibir en este año unos 2.5 millones de turistas. Sin embargo, la guerra de Rusia con Ucrania -que limitó los viajes de los ciudadanos rusos que se habían convertido en los más numerosos seguidos por los cubanos residentes en el extranjero y los canadienses- tendrá un impacto en el balance de este año.

 

También tendrán su efecto las sanciones estadounidenses que restringen los viajes desde ese país y que incluyen menos autorizaciones para vuelos, prohibición de cruceros y persecución a los ciudadanos transgresores, que ya habían hecho mella desde 2019.

 

Luego de la inauguración de la Feria el ministro García insistió ante un pequeño grupo de periodistas en el valor del sector como “impulsor de muchísimas actividades económicas” y advirtió que le gustaría una recuperación más rápida.

 

También respondió a las críticas sobre la construcción de hoteles en un país con tantas carencias en los momentos más duros de la pandemia y cuando persiste el desabastecimiento. “En una dinámica bastante fuerte en el Caribe, nosotros seguimos creciendo y los hoteles que se han construido son los que teníamos en plan”, indicó el ministro.

 

Agregó que “nosotros tenemos nuestra planta hotelera, en las épocas de invierno a un 92, 94 y en días de 100% de ocupación”, manifestó García. “Nosotros trabajamos para traer 7 a 10 millones de turistas. Potencial tenemos”.

 

DE HUMBERTO HERRERA CARLÉS

 

Un artículo, cuando menos, raro.

 

1- El invierno solo dura 3.5 a 4 meses, ¿y el resto del año? Y las tasas de ocupación por hoteles no se publican. En la vida económica social se puede encontrar un ejemplo para demostrar cualquier hipótesis, pero solo es la regularidad histórica la que puede darnos certeza si la misma se cumple o no. 

 

2- La planta hotelera cubana creada desde que se decidió apostar correctamente por el turismo en el siglo pasado, no ha sobrepasado nunca el 70 % de ocupación anual desde el 2001 a la fecha. Y los ingresos medios por turistas- días, y la estancia media han ido disminuyendo año tras año, lo que sugiere que se ha estado buscando volumen a costa de abaratar el destino. Ver Serie Histórica de la ONEI (1)  y ver Breves Notas para un turismo resiliente (2)

 

3- Hoteles de 5 estrellas plus, con una extrahotelera de ¿2-3 estrellas ?

 

4- Se sigue priorizando el volumen de turistas, porque al parecer se presupone ingresos asociados al mismo. Pero en la realidad no ocurre así, como apunto el acápite 2. He señalado que los Ingresos totales en esta coyuntura compleja es lo más importante. 

 

5- Resistirá el Turismo un análisis de ROI ( es la sigla en inglés para «Retorno Sobre la Inversión».)?

 

6- Hace dos años en la Asamblea Nacional, lo más importante señalado en el Turismo, eran las habitaciones «fuera de orden», y por consiguiente ponerlas en orden (aprox 11000 hab) , era una estrategia buena para aprovechar las capacidades creadas y que por falta de mantenimiento  no estaban disponibles. ¿Se «ahorran» en esta partida de gasto para obtener más utilidad?

 

7- En la composición de ingresos del turismo en Cuba, sigue siendo la Gastronomía la principal partida de Ingresos, por encima del Alojamiento, alimentos que una parte importante hay que importar, amén de los acuerdos con la economía interna en encadenamientos que se logren. En realidad, somos un país que no es autosustentable en la producción de alimentos; a eso debemos aspirar y se están tomando medidas en ese sentido, pero ¿ofrecemos, no obstante, alimentos como la principal fuente de ingresos del turismo? 

 

8- Los hoteles nuevos estaban en el «plan», se dice, como lo están las inversiones en la producción de alimentos, el níquel, energías renovables, etc. que no se han podido ejecutar por la incidencia externa de la covid y su afectación en la cadena de suministros a nivel mundial, el incremento del bloqueo de EEUU a nuestro país, y recientemente la guerra en Ucrania y su repercusión mundial, inflación agravada incluida. 

 

9- La sensación que tengo es que no se analizan integralmente los indicadores básicos de la hotelería, para formular una estrategia correcta. ¿Qué por ciento de las inversiones de los hoteles son de origen nacional? ¿Cuánto estamos invirtiendo por  dólar de ingreso? . Les dejo algunos indicadores, entre más de una veintena, que deben analizarse de la operación hotelera para reformular mejor las estrategias, con los resultados que se están obteniendo. 

 

Tasa de ocupación 

 

Este es el porcentaje de unidades ocupadas en relación con el total que ofrece la ubicación. Es decir, representa lo ocupado que está el hotel.

 

A través de este indicador, es posible medir el desempeño en diferentes períodos, lo que sería excelente para la producción de estrategias promocionales. El cálculo debe hacerse de la siguiente manera:

 

Tasa de ocupación (%) = habitaciones ocupadas / habitaciones disponibles / período (en días) x 100

Por lo tanto, un hotel que tiene 120 habitaciones que registraron 2.500 noches en el mes tenía una tasa de ocupación igual al 69,44%. 

Tasas de ocupación (%) = 2,500 / 120/30 x 100

Tasa de ocupación = 69.44%

 

Tarifa diaria promedio (ADR)

 

Consiste en datos importantes para la planificación presupuestaria del hotel y puede ayudar a llevar a cabo un ajuste en el valor de las tarifas diarias.

 

La fórmula para calcularlo es:

 

Tarifa diaria promedio = ingresos totales para el período / tarifas diarias vendidas en el período

 

RevPAR 

 

Los ingresos por habitación disponible (RevPAR) son un indicador de rendimiento básico que solo tiene en cuenta los ingresos generados por las habitaciones de hotel.

 

Para calcularlo, debe dividir los ingresos totales de alojamiento por la cantidad de habitaciones disponibles. Otra opción es multiplicar la tarifa diaria promedio por la tasa de ocupación del hotel durante un período determinado.

 

Este es un KPI importante, pero limitado. Más aún cuando los llamados servicios adicionales proliferan para ganarse y complacer a los invitados.

 

TrevPAR 

 

El ingreso total por habitación disponible, o TRevPAR, es un KPI utilizado exclusivamente en el mercado hotelero para evaluar los resultados comerciales. Se enfoca en evaluar los ingresos totales generados por las habitaciones alquiladas y el espacio disponible. Cuando se usa, puede desempeñar un papel importante en una estrategia de gestión de ingresos y puede proporcionar una vista instantánea del rendimiento general de la propiedad.

 

10- ¿Sabe el ministro de turismo que con las habitaciones que tenemos disponibles hoy en día se pueden alojar los 7 a 10 millones de visitantes que se mencionan a qué aspiramos?

 

Lo recomendable es terminar las obras empezadas, mejorar, diversificar, rescatar o reconvertir, las habitaciones existentes y aspirar a por cientos de ocupación del 75-80% anual, con altos estándares de calidad en el servicio. Y empezar a mejorar significativamente la extrahotelera.

 

Notas: 

 

1- http://www.onei.gob.cu/node/15806

 

2- https://cubayeconomia.blogspot.com/2019/05/breves-notas-para-un-turismo-resiliente.html

 

P.D Una habitación de un hotel de 4 estrellas, cuesta aproximadamente 250 000 usd su puesta en marcha.

                                                                                           ………………..

                          SOLAVAYA: ALGO QUE DEBERÍA ALCANZAR LA CATEGORÍA DE PRÓLOGO

                                                                             POR CARLOS PADRÓN

 

Me llamó una tarde de agosto de 2014: “acabo de mandarte las memorias”. Me pidió que las revisara; le prometí escribir un prólogo y encontrar una editorial. Pocos días después ingresó al hospital en el que fallecería tras intensos meses de sañudo combate. Precisamente, la noche del lunes 19 de enero de 2015, escribí: “ Amigos: Su última pelea con la Muerte duró muchos rounds. Quizás, al final, cuando Ella lo tenía en la lona, él —ya sin aliento— le sonrió: “Te jodiste, socia, porque más nunca te vas a librar de mí”.

 

Hablo de mi hermano, y de mi maestro, Raúl Ppomares, el que sin poses de profesor ni de esteta, me abrió los caminos de la verdadera cultura popular.

 

Los noticieros y los diarios dirán o no dirán, pero si hay un actor que expresó con acierto una síntesis de esa entelequia a la que muchos llamamos “lo cubano”, en el teatro, el cine y la TV, ese es Raúl Pomares. Y que los puristas no se equivoquen: tenía una cultura casi enciclopédica y una mente brillante.

 

Confieso que hoy estoy llorando y no puedo inventar nada más. Les remito algo que escribí —y leí delante de él, ante mucha gente— en ocasión de un homenaje, hace unos años: “Si me preguntaran qué me ha unido a ese ser de apariencia desaliñada que es Raúl Pomares, res pondería sin pensarlo que me complace ser amigo de una de las personas mejor aliñadas de este mundo: su picante burla de la solemnidad, 11 el frescor de sus ideas y la aguda salsa de su palabra, son elementos constitutivos de una personalidad criollísima, olorosa a finas especies y —como el ajiaco— presentada en lujosa cazuela, de las que se reservan para caldos de suculento espesor.”

 

Metáforas culinarias aparte, cuarenta y tres años al lado de Raúl me han permitido conocer la fijeza de sus proyectos más íntimos, saborear sus prístinas ocurrencias y gozar como nadie de su magisterio actoral, avalado por ser uno de los intérpretes cubanos de más fecunda filmografía. Pero, alerta, amigos: no reduzcan a Pomares solo a su carismática proyección y a su excelencia como artista escénico. Nuestro hombre ha sido siempre un espíritu fundacional, realizador de originalísimas propues tas culturales y un versátil interlocutor del que nadie quisiera despegarse nunca.

 

Nacido en Omaja, paraje perdido en las sabanas tuneras y devenido santiaguero reyoyo por su amor al lomerío serpenteante, los sones matamorinos y el más caliente ron del universo; el lustre que Poma res ha dado a la cultura nacional se advierte en los delitos de haber pertenecido a la Sociedad Nuestro Tiempo, ser fundador de los Conjuntos Folclórico y Dramático de Oriente, los Cabildos de Santiago y Guantánamo, la Casa del Caribe y la Casa de las Tradiciones, confesarse escriba de ese clásico que es De cómo Santiago Apóstol puso los pies en la tierra, y ser señor del humor donde mayorea en ese género reinventado por él, “la conversada”. Inventor, más valedera que creador, es la palabra que lo define.

 

Palabras y enumeraciones me faltan, pero no quiero aburrir a los lectores y mucho menos granjearme la afilada ojeriza del amigo más remiso a los homenajes. Solo quiero desearle al muy bien aliñado Papi, ese cubanazo, que continúe de andarín e inventor por esos mundos que le envidio. Se trataba, por supuesto, de un muy limitado acercamiento a una personalidad que yo hubiese querido conocer más y mejor.

 

Es en este libro suyo donde quizás tengamos la oportunidad de saborear algo de su plenitud, siempre que se tenga en cuenta la advertencia del inicio: Mantener fuera del alcance de personas que no creen en el poder de la fantasía y la imaginación. A quienes les caiga el sayo. A propósito, estas “memorias” se resisten a ser catalogadas como tales: porque su inventor, intuyendo que su presencia física entre nosotros amenazaba con seguir viaje, no tuvo recato en pergeñar la más grande de sus humoradas, quizás la más fina y original de sus fantasías.

 

No, estas páginas no pertenecen a ese maltratado género, perseguido sobre todo por chismosos y voyeurs; tampoco constituyen, felizmente, una pedante e inapropiada autobiografía (creo que Papi Pomares jamás redactó una en su divertida vida); y aunque un joven actor —o incluso un viejo como yo— pueda encontrar aquí alguna moraleja que lo ayude en su bregar creativo, no es para nada un aburrido manual de lecciones para convertirse en estrella. Guárdese usted, señor editor, de cualquier intento de encasillar este libro para situarlo en una u otra colección. O usted, señor crítico, de endilgarle el ropaje de género que estime más adecuado para luego lanzar un diagnóstico, pretendidamente inapelable. 12 13

 

Hay, claro, evocaciones. Abundan aquí referencias a las raíces del autor, su familia originaria y su entorno; a veces bucólico: entre lo escarpado y lo llano; a veces alborotado y trepidante: del Santiago en lucha contra la tiranía al Santiago victorioso de los primeros sesenta. Nos enteramos sí, de alguna primicia que puede satisfacer la voracidad de los chismosos: por ejemplo, Raúl “Papi” Pomares es pariente cercano —por vía materna— del catalán fundador de la mejor fábrica de ron del mundo, Facundo Bacardí. Solo que nuestro actor proviene de la rama de los menos agraciados por el destino.

 

No faltan sus mejores cuentos, los que hacía durante “las conversadas”, aderezados con sabrosos sorbos de ron, ante auditorios generalmente pequeños. Aunque algunos pertenecieron originalmente al imaginario popular, a ese anonimato propio de la oralidad, todos fueron pasados por su fértil imaginación y, en rigor, todos le corresponden. De hecho, nunca escuché alguno en boca de otro decidor: era un riesgo pretender tal atrevimiento. No obstante, también rinde culto a uno de los maestros —Francisco Martínez Hinojosa—, porque este nunca dejó de celebrarle la novedosa interpretación de uno de sus cuentos más conocidos.

 

Sobre su trabajo actoral, Pomares parece burlarse de sí mismo cuando establece como referente a Marlon Brando: desde la comparación entre los sitios de nacimiento respectivos —Omaja y Omaha— y su anhelo de “actuar como Marlon Brando” —de la manera en que este lo hacía en el filme Un tranvía llamado deseo—, hasta la aparente frustración —cuarenta años después— de no haber podido reproducir el estilo e interpretar como ese indiscutible astro del cine.

 

En realidad, Papi está soltando trompetillas tanto a su ingenuo arrebato juvenil como a las decenas de actores y actrices que en su fuero interno añoran “actuar como…”. Y nos invita a recapitular sobre una enseñanza universal: aprende a conocerte, sé siempre tú mismo, fiel a aquello que encuentres dentro de ti y hazte de un oficio que te permita expresarlo.

 

Por supuesto, no abriguemos la esperanza de que el autor pondere en estos apuntes la calidad que mostró en cualquiera de sus trabajos. Por su culpa, entonces, reproduzco aquí algunas confesiones que me hicieron:

 

Omar Valdés: Yo me quito el sombrero, como actor, ante Raúl Pomares.

Adolfo Llauradó: Yo soy muy bueno, pero Pomares es un salvaje.

Reynaldo Miravalles: ¿Pomares? Ese guajiro es un monstruo. Hay que cuidarse de él.

José Antonio Rodríguez: Raúl Pomares es un tron co de actor. Lo respeto mucho.

Rine Leal: Pomares es un león.

 

Me asaltó el deseo de incluir aquí una selección de críticas publicadas en periódicos y revistas, siempre lisonjeras con su labor, pero concluí que iba a distorsionar el sentido de estas líneas. Solo añadiré mi personal visión, formada desde que lo disfruté en el Gerónimo, de Magia roja, de Ghelderode, en 1967, hasta que en mezcla de goce y llanto lo admiré en el abuelo de la telenovela La otra esquina, entre 2014 y 2015.

 

Amo de un desempeño interpretativo marcado por la originalidad y, sobre todo, por una increíble organicidad, Pomares deja un difícil y delicado reto a las generaciones que lo suceden: “evita repetirte, evita que se te vean las costuras de la técnica, resguárdate del mareo que suele causar la fama y, sobre todo, húyele al aburrimiento en el trabajo”.

 

Esto último es sumamente importante para conocer a Pomares: jamás se consideró a sí mismo un trabajador; no, él siempre estaba divirtiéndose, en el teatro, en el cine, la TV o la radio. Solía decir que le pagaban por jugar, por entretenerse. Y esa es la forma más adecuada de tomarse en serio ciertas profesiones: si usted no se divierte jugando pelota, tocando violín, operando a corazón abierto, haciendo un poema o tratando de encontrar la génesis de un virus, su oficio lo va a matar.

 

Sobre su espíritu fundacional y sus caprichos de andarín, a los que me referí antes, me limitaré a contar que estuvo casi cuatro años desligado de la profesión —en tiempos en que promediaba dos novelas de TV y tres filmes por año y vivía con su familia en un pequeño pero confortable apartamento de la Víbora.

 

Acicateado por su proyecto “El pájaro de la Bruja”, en el municipio costero-montañoso de Guamá, logró —no sin terca resistencia de dirigentes locales del partido y el gobierno— instalarse allí: trabajó en Cultura por un salario de 200 pesos, se cobijó en un albergue de Chivirico; concibió, dirigió y animó un singular e inédito espacio radial —una vieja deuda con el medio que había llegado a dominar de la mano de José Soler Puig, Antonio Lloga y Rolando González—; organizó exposiciones de pintura naif y guateques, dirigió grupos de aficionados y veladas conmemorativas.

 

Todo para satisfacer su obsesión de estar lo más cerca posible de la comunidad de La Bruja, revitalizar la leyenda de la mujer convertida en ave siniestra, darle a aquel asentamiento —cuarenta kilómetros más allá de Chivirico— un sentido de vida que lo hiciera importante y proporcionara bienestar económico, cultural y social a sus vecinos. Allí dio aliento al trabajo de sociólogos, sicólogos, economistas, titiriteros, músicos, pintores, actores, que a su llamado acudieron de todo el país. Llegó incluso a comprar un terreno, en las afueras de Chivirico, para construir la casa que había soñado toda la vida —heredaba una aspiración de su padre.

 

Pero que la burocracia entendiera la pertinencia de desarrollar la zona donde palpita uno de los mitos insulares más trágicos del Caribe, era demasiado pedir. Hizo innumerables reclamos en Santiago y en La Habana, en el Partido, el Gobierno, el Ministerio de Cultura y la Uneac. Fue blanco de recelos y suspicacias de dirigentes de todos los niveles. ¿Qué hacía un primerísimo actor a quien le llovía trabajo en La Habana metido en la Sierra Maestra? Lo único que Pomares consiguió del gobierno fue que represaran el río e instalaran lo necesario para generar electricidad.

 

Quizás también ayudó la negativa de la oriental familia a “virar hacia atrás”. Su tenacidad fue en parte doblegada: dejó su paradisíaco terreno, al que ya había echado los cimientos y regresó a la capital, desde donde le sería aún más angustioso defender el más hermoso de sus sueños.

 

Así y todo, logró llamar la atención de algunas instituciones cubanas y extranjeras, y en La Bruja, donde cuando Raúl llegó no había electricidad, y solo dos cepillos de dientes y un radio para casi trescientos habitantes, hoy hay un centenar de esos aparatos, televisores, celulares, bicicletas, puesto médico, y algunos de sus vecinos, mujeres y hombres, trabajan en talleres particulares de artesanía. Pero La Bruja sigue sin aparecer en el mapa de los planes de desarrollo social.

 

Este “loco” —como lo calificaron algunos— dejó su impronta en más de cincuenta largometrajes y unos veinte seriales de TV. El cachumbambé (de ¿la vida?) le negó el premio nacional de Cine. Y también, afirmo, el de Teatro.

 

En Santiago de Cuba —años setenta—, Papi encabezó el grupo que dio a luz una manera diferente de hacer teatro, cuyos postulados eran: propiciar el reencuentro del arte teatral con la comunidad, trabajar con elementos de la tradición popular y construir una dramaturgia que se alimentara de temas resultantes de una mirada indagadora del pasado, a fin de utilizarlo como arma en la construcción de la sociedad emergente. Se trataba también de un intento de reafirmación de la cultura nacional.

 

Llegar al público se convirtió en un imperativo. El grupo vislumbró que la estructura itinerante de las congas y comparsas del carnaval, ligada al quehacer de los actores que desde más de cien años atrás hacían las denominadas relaciones, podía ser la llave de la anhelada comunicación con la gente común, para quienes el teatro era una opción inaccesible, distante. Entonces Pomares decidió que había que salir a la calle, a buscar al público en los barrios, en las puertas de sus hogares.

 

Una tarde abril de 1974, una docena de locos salió de su teatro a Enramadas —calle principal de Santiago— tocando una conga y, seguidos por curiosos y “arrollantes” espontáneos, se desplazó hasta el callejón donde estaba la Delegación Municipal de Cultura. Ante aquel abigarrado auditorio, el Conjunto Dramático de Oriente representó El 23 se rompe el corojo —lo que hoy calificaría la crítica como una obra postmoderna—, que contaba en catorce minutos la historia de Cuba. La había escrito nuestro adorable “loco”.

 

En los cinco años subsiguientes, con esta y otras obras —inexcusable no mencionar De cómo Santiago Apóstol puso los pies en la tierra, de su autoría—, el recién bautizado Cabildo Teatral Santiago ofreció casi mil funciones que fueron vistas por más de medio millón de espectadores, literalmente de toda Cuba, en unos cuatrocientos espacios en su gran mayoría improvisados: en primer lugar las mágicas escalinatas santiagueras, y después, plazas, solares, patios, portales, de ciudad es, pueblos y bateyes, desde Gran Tierra, en Baracoa, hasta Mantua, en Pinar del Río, sin excluir la Isla de la Juventud.

 

El Cabildo creó y alentó —en barrios de Santiago como El Tivolí y Los Hoyos, y poblaciones de esa provincia como El Caney y Chivirico— coros y grupos musicales, de teatro, de danza, talleres de papier maché —algunos con presentaciones y resultados internacionales. Lo que opinó la crítica sobre este movimiento ocupa decenas de cuartillas en Revolución y Cultura, Conjunto, La Gaceta, Santiago y luego Tablas. Abundan también crónicas y reportajes en los más relevantes medios de alcance nacional.

 

Sin tener en cuenta su retorno al teatro en La Habana —hacia el 2004— y sus pasos iniciales en 1955, apenas he apuntado el significativo aporte de Pomares a la escena cubana. Solo quiero estampar aquí mi opinión: tanto como el Premio Nacional de Cine, merecía el Premio Nacional de Teatro.

 

Su más caro y logrado proyecto, el que alentó con la fuerza de sus arrestos y el magisterio de sus ocurrencias, y lo inscribe para siempre en el panteón de los teatreros cubanos —ese que erige sobre todo el público— fue el teatro de relaciones santiaguero.

 

Debo confesar que, aguijoneado por la condición de “no género” de este libro, y sin la autorización de su causante, he incluido aquí una de sus mejores escenas dramáticas. Sería un desacierto no hacerlo. El teatro de Raúl Pomares es muy revolucionario en la más amplia acepción del concepto. Es, como estas memorias, además de un grato regalo a la imaginación y a los sentidos, un canto a la vida. (La Habana y junio de 2015)

                                                                                               ……………….

 

                                                           HABANA INSIDER: ARTE|CULTURA|IDEAS                      

 

ES UN BOLETIN ELECTRONICO QUE OFRECE DE MANERA GRATUITA, UNA SELECCION DE CONTENIDOS PUBLICADOS EN LA PRENSA DIGITAL CUBANA E INTERNACIONAL. SOMOS UN PROYECTO NO LUCRATIVO CREADO EN BARRIO OBRERO, S.M. PADRON, LA HABANA, CUBA POR PROFESIONALES DEL ARTE Y LA COMUNICACIÓN POR “LA NECESIDAD DE INFORMACIÓN QUE SOBRE EL DESARROLLO DEL PENSAMIENTO POLÍTICO Y SOCIAL DEL TIEMPO PRESENTE TIENE HOY LA CUBA REVOLUCIONARIA”.

 

PARA SUSCRIBIRTE, OPINAR; CONTRIBUIR, ESCRIBE A: MENAABELARDO@GMAIL.COM

Boletín por un socialismo participativo y democrático. SPD-458

  • Cuba

    Cuba

     No. 458(48 año14). La Habana, 07-mayo-2022

    Art. 54 de la Constitución: El Estado reconoce, respeta y garantiza las personas la libertad de pensamiento, conciencia y expresión.

    Artículos, notas, reseñas, publicaciones de interés.

    Los autores son los responsables de sus escritos.

    Reenvíe este boletín a todos los que estime conveniente.

    Se autoriza la reproducción total o parcial en cualquier soporte.

    Consejo de Redacción. Pedro Campos, Andrés Dovale y Germán González CE pedrocampos313@yahoo.es ; adovbor@gmail.com ; germang1944@yahoo.es

     Se agradece críticas, comentarios, sugerencias y opiniones sobre forma/contenido

    El boletín SPD se puede encontrar en  SPDcubano.blogpost.com

    El boletín SDP incluye trabajos de otros autores que sostengan posiciones democráticas

    ÍNDICE

    Desde las redes sociales

    Publicaciones en las redes sociales que compartimos con nuestros lectores, en particular con aquellos imposibilitados de acceder a Internet o con acceso limitado, léase cubanos de adentro.

    Lo dijo…

    Citas tomadas de escritos o discursos programáticos de nuestros próceres, es decir, no frases al azar o fuera de contexto. Reproducidas para que los cubanos conozcan cómo concebían la

    República los que la forjaron…

    Cuba sigue a la cola de la Libertad de Prensa, con reporteros encarcelados y éxodo de profesionales

    Por Lien Carrazana, Madrid

    Cerveza a granel y orquestas: el ‘regalo’ para los cubanos ‘revolucionarios’ de Mayarí

    Por Osmel Ramírez Álvarez, Mayarí

    Familiares de José Daniel Ferrer denuncian más actos de tortura contra el prisionero político cubano

    Por DDC, Madrid

    Al garantizar la impunidad de los represores a su servicio, el régimen cubano estimula otro 11J

    Por Lucía Alfonso Mirabal, La Habana

    Termoeléctricas: entre la obsolescencia y una inversión «perdida» de 1 200 millones de euros

    Por Amaury Valdivia, La Habana

    DESDE LAS REDES SOCIALES

    Pedro Campos Santos

    Ø  Castrismo se aprovecha de la sensibilidad popular por desastre hotel Saratoga y llama a donaciones masivas de sangre que luego vende internacionalmente. Tomado de una nota de Yudel Carrera

    Ø  MUCHAS, MUCHÍSIMAS FELICIDADES A TODAS LAS MADRES

    Ø  Los peores enemigos de la libertad son aquellos que -no importa cómo se autodenominen- intentan imponer su dominio, control y hegemonía sobre pueblos, regiones, continentes y hasta sobre la propia humanidad entera

    Ø  Esta maravilla que denominamos planeta tierra con bellos árboles frondosos y seres tan sensacionales como las ballenas, las abejas, los perros y los gastos, tiene hoy mismo amenazado su existencia por otros seres que se creen superiores y quieren dominar todo y a todos. Detrás, la filosofía de la dominación enemiga de la libertad. Los que amamos la vida -que sólo es cierta y fructífera si es libre- no podemos apoyar la insensatez, la violencia ni las guerras. El respeto al derecho ajeno es La Paz, dijo el sabio benemérito de Las Américas, Benito Juárez.

    Ø  Después de la crisis de los cohetes de 1962, en que el mundo estuvo al borde de una guerra nuclear, la actual crisis ucraniana vuelve a poner al planeta al borde de la IIIGM.

    Ø  Washington debe estar preparado para la «posibilidad real» de una guerra nuclear con Rusia y China y buscar nuevas formas de disuadir a ambos países del uso de armas estratégicas avanzadas, advirtió el jefe del Comando Estratégico de EE.UU. (STRATCOM), el almirante Charles Richard. Sorprendentes declaraciones sobre una guerra nuclear con China y Rusia /noticialdia.com

    Ø  Hace 3 años

    o    SI RAUL QUIERE QUE LA HELM BURTON SE SUSPENDA PERMITA LAS LIBERTADES FUNDAMENTALES, PLURIPARTIDISMO Y ELECCIONES LIBRES.

    Ø  Hace 3 años

    o    GRANMA «El país cumplió sus planes de exportación de productos como el ron, la miel, las langostas y los camarones, pero tuvo que recortar las ventas de otros como el azúcar, para poder asumir la demanda de consumo nacional.»
    Esto le ronca…entonces la demanda interna de camarones y langosta estaba satisfecha y por eso pudieron exportarlos.
    El cinismo del castrismo es inaudito.

    Ø  Hace 2 años

    o    Cada vez que alguien habla del «bloqueo de EU a Cuba», pregunto: qué tienen que ver la yuca, los frijoles y el puerco?

    Ø  Hace 2 años

    o    ¿Hasta cuándo el cuento chino de la salud y la educación gratis y de alta calidad en Cuba?

    Ø  Hace un año

    o    La solución a la pobreza, el hambre y las desigualdades no viene de empobrecer a los ricos sino de enriquecer a los pobres

    Ø  AUNQUE ESCAPE UN MILLÓN POR NICARAGUA, LA TAPA SIGUE PUESTA Y LA CANDELA SIGUE ALTA. LA OLLA EXPLOTARÁ DE TODAS MANERAS

    Ø  Último chiste del castrismo: encontrada la fórmula mágica para producir sin capital, materia prima ni fuerza de trabajo calificada: se denomina “economía circular de las siete R, reducir, reparar, recuperar, renovar, reutilizar, rediseñar y reciclar”. Tomado de Granma

    Ø  Hoy Día de la Libertad de prensa recomiendo mantenerse bien informado con el único diario qué hay en Cuba. Cómo así? Simple: pon al revés todo lo que expresa el libelo

    Ø  Hace un año

    o    Castrismo sigue apostando a un acercamiento de Biden como tabla de salvación, según diversos análisis y señales

    Ø  Detrás el racismo castrista Abren en La Habana el Café Longina dedicado a la Trova tradicional cubana y utilizan imagen de mujer blanca /cibercuba.com

    Ø  El mundo ha cambiado en los últimos 20 años a consecuencia de la revolución cibernética y las diferencias en el crecimiento de las poblaciones. Como consecuencia el Oriente está convirtiéndose en la zona económica más dinámica y fuerte del mundo. En mi opinión factores causales determinantes han sido las políticas burocráticas occidentales impositivas, paternalistas y de control de mercado junto al dominio de grandes monopolios tecnológicos.

    Ø  El muerto al hoyo, y el vivo a la cola ‘el pollo

    Ø  Hace 2 años

    o    Libertad inmediata para todos los presos políticos del castrismo.

    Ø  Hace un año

    o    EN CUBA HAY  ONCE MILLONES DE PRESOS POLÍTICOS

    Ø  Falleció Ricardo Alarcón
    EP-NO-D

    Ø  Hace 3 años

    o    A los críticos del pueblo cubano. Si de pueblo vamos a hablar hay que mencionar a los miles de muertos desde el mismo 1959 que cayeron enfrentando el castrismo con las armas en las manos en las calles, las montañas o en Girón, o asesinados por sus acciones y sus palabras, a los cientos de miles de presos que han pasado y continúan pasando por las cárceles cubanas con largas condenas. a los miles de torturados, maltratados, golpeados en las prisiones y en las calles por oponerse de alguna forma al castrismo, a los miles de cubanos que están siendo detenidos y hostigados por horas o días, a los millones que son vigilados en sus casas en sus teléfonos, con sistemas de escucha y por medio de observadores vecinos. hay que mencionar a los millones de cubanos que hemos tenido que abandonar nuestra patria por la represión castrista, a los cientos de miles de trabajadores que sustraen recursos del estado para paliar el hambre de sus hijos, a los cientos de miles de profesionales y técnicos que son explotados como esclavos en misiones internacionales o en contingentes de construcciones, a los cientos de miles de campesinos, cuentapropistas y mulas que se las arreglan para burlar los monopolios estatales. les hacen la competencia y les ganan, a los cientos de miles de cubanos que trabajan como bestias en dos y tres trabajos en otros países para ayudar a mantener a las familias que no han podido salir de aquel infierno.

    Ø  No. Los pocos miles que desfilaron el 1ro de mayo no representan al pueblo cubano. /2 de mayo de 2019 a las 12:29 ·

    Ø  DPEPDPE
    DE
    PIN..,
    EL
    PAÍS
    DE
    PIN…
    ESTE

    Ø  El cambio en Cuba; Cómo yo lo veo: el castrismo tiene que implosionar por desgaste desde dentro más temprano que tarde. Todos los “socialismos” explotaron o mutaron por los Gorbachov, los Jaruzelski, los Dutches, los Den Sia Pin, etc. El castrismo por medio de la CIM eliminó todos los “perestroikos” que habíamos, pero lo que la CIM no sabe es que el sistema los fabrica por su propia naturaleza. Por eso hay que apoyar toda disidencia, todo desacuerdo, toda protesta en el seno del oficialismo

    Ø  Detrás de este llamado se esconde la peligrosa advertencia de que Rusia podría reaccionar directamente contra esos países. EEUU Y Europa deberían reconocer este peligro, prepararse y actuar en consecuencia El ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, llamó a la OTAN y Estados Unidos a dejar de enviar armas a Kiev si realmente les interesa resolver la crisis ucraniana, según una entrevista publicada este sábado (30.04.2022) por medios estatales chinos.  /Lavrov exhorta a la OTAN a dejar de armar a Ucrania ⋆ Radio Viva 24

    Ø  Aministía Internacional: Otero Alcántara perdió visión de un ojo en prisión | ADN Cuba /adncuba.com

    German González

    Ø  Cuándo lo designaron como presidente y primer secretario (para dos mandatos)por bruto que sea Diaz-Canel debió percatarse que le dejaban la clásica papa caliente en la mano. Lo que no esperaba era:
    Que cayera un avión cargado de pasajeros con plena responsabilidad gubernamental demostrada en la destitución de dos ministros como consecuencia directa.
    Que pasara un tornado devastando amplias zonas de la capital.
    Que al salir Trump de la presidencia de EU no se revirtiera ni una de sus medidas y por el contrario se tomara otras por el nuevo gobierno.
    Que apareciera una pandemia que además estuvo mal gestionada tomando el ruinoso sistema de salud cubano fuera de balance.
    Que las promesas de los científicos que dicen y prometen villas y castillas con tal de agarrar un viaje de entrenamiento a Francia o Suiza o a Haití inclusive diera como resultado desparecer el presupuesto de salud pública y no se haya podido certificar internacionalmente ni una vacuna lo cual impide su comercialización y por ende la recuperación de los gastos.
    En consecuencia el turismo en capa caída desde el año anterior se encuentra sin despegue mientras Dominicana principal competidor en el área ya supera los resultar dos pre pandemia.
    Que su principal valedero se embarcara en una guerra absurda que empeorara las condicione para la ruinosa economía cubana y entre otras consecuencias la dejara sin el turismo ruso.
    Y ahora la derrota diplomática da la exclusión de la cumbre de Las Américas y por ende del programa de desarrollo para la región. Así que enfrentará el endurecimiento de la política migratoria sin obtener compensaciones económicas.
    Nada, que el tipo no será un genio pero tampoco lo acompaña la suerte.
    Y ojalá la temporada ciclónica pronosticada como activa no nos depare un cicloncito y … Válgame Dios que no pase por La Habana!!!
    Porque dinero llama dinero y desgracia llama más desgracia.

    Ø  Hotel Saratoga la última víctima de la ineficiencia, la desidia y la irresponsabilidad.
    Si fuera una entidad privada estuviera asegurada y el seguro cubriría las afectaciones además de haberse asegurado y valga la redundancia de la seguridad de la instalación.
    Ahora quién responde por el desastre?

    Ø  Amlo viene a Cuba tarareando «cuatro caminos tiene mi vida…»
    Abrir México a la inmigración cubana. Imposible ni los cubanos quieren quedarse en México la política interna se lo permitiría.
    No deportar más cubanos y facilitar su paso a USA. Imposible pues depende demasiado de los gringos y sabe jugar con la cadena pero con el mono no.
    Endurecer la política migratoria hacia Cuba, limitar los visados y deportar a los ilegales en mayor cuantía que hoy. Imposible, es le enajenaría el apoyo de la izquierda cubanofila que conoce la importancia económica y política de la emigración para el régimen isleño. La cuarta? No la sé, pero seguro se la tienen pensada los Maquivelos diabólicos de la Plaza.

    Ø  En el día Internacional de la Libertad de Prensa vale la pena recordar que durante la República llegaron a 78 las publicaciones diarias en Cuba, –de ellas 18 en la capital- con una tirada diaria que rozaba el millón de ejemplares. Además se editaban varias revistas de frecuencia semanal o mensual entre ellas la paradigmática revista Bohemia en ese entonces considerada la mejor de habla hispana. Además de siete canales de TV y 126 estaciones de radio por lo regular con espacios informativos.
    Una de las primera medidas del actual régimen cuando tomó el poder fue imponer la prensa única y convertirla en un medio de propaganda y adoctrinamiento.
    Vale la pena recordar que todos esos medios eran de propiedad cubana, que abarcaban todo el espectro político ideológico de la época y que excepto Noticias de Hoy el órgano del partido Socialista Popular daban cabida a periodistas de todas las tendencias políticas e ideológicas. Valga recordar que Motivos del Son de Guillén vieron la luz por vez primera en el Diario de la Marina y que Cabrera Infante y Pino Santos eran redactores en la revista Carteles.
    En correspondencia en la lucha por la democracia el reconocimiento de esos derechos es tarea de primer orden.

    Ø  Nunca en la Historia de la humanidad ha habido una guerra entre dos democracias. Cuando se habla de democracia nos referimos a la existencia de Estado de Derecho, respeto a los Derechos Humanos, alternancia en el poder, justicia social y otros atributos de la Democracia moderna.
    Estados europeos que durante siglos guerrearon interminablemente hoy prácticamente han borrado sus fronteras. Países de Europa del Este que son verdaderos mosaicos de etnias, idiomas y orígenes nacionales mantienen paz, estabilidad interna y fronteras desmilitarizadas.
    Dos conclusiones: si queremos paz buenas relaciones incluidos EEUU y la eliminación del embargo conquistemos la democracia para nuestro país.
    Y para los pacifistas del mundo: luchen por la democracia y lograran la paz mundial, mientras siempre habrá guerra, como ahora lo que hace Rusia contra Ucrania… Por ahora.

    Marlene Azor Hernández

    Alertan que inminentes reformas al Código Penal en Cuba atentan contra activistas y opositores
    Las reformas al Código Penal en Cuba incrementan las penas contra las personas defensoras de derechos humanos, alerta un análisis trimestral de la organización Artículo 19 sobre la libertad de expresión en Centroamérica y el Caribe, que abarca los tres primeros meses de 2022.
    Autoridades cubanas han anunciado que las modificaciones del sistema penal serán aprobadas la próxima semana, en una sesión parlamentaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular que dará luz verde a un total de ocho proyectos de leyes.

    El reporte de Artículo 19 indica que entre las reformas al código penal, en el delito de espionaje, se incrementa la pena a hasta 30 años de cárcel por el mero intercambio de información no clasificada o secreta con personal diplomático extranjero.

    Por otra parte, recuerda las siguientes modificaciones:

    -Se tipifica como delito la colaboración con “organizaciones no gubernamentales, instituciones de carácter internacional, formas asociativas o de cualquier persona natural o jurídica.

    – Se tipifican otros delitos como «sedición» para sancionar a personas que se manifiesten o realicen acciones de desobediencia civil; propaganda contra el orden constitucional y el estado socialista; el de difusión de noticias falsas que pongan en peligro «el prestigio del Estado Cubano».

    – También se fijan penas de 4 a 10 años de cárcel por “apoyar, fomentar, financiar, proveer, recibir o tener en su poder fondos, recursos materiales o financieros, con el propósito de sufragar actividades contra el Estado y su orden constitucional”.

    Entre los cambios más discutidos por activistas de la sociedad civil destaca el Artículo 143 que no está contemplado en el código vigente y que fue incluido en el Capítulo V “Otros actos contra la seguridad del Estado».

    «Quien, por sí o en representación de organizaciones no gubernamentales, instituciones de carácter internacional, formas asociativas o de cualquier persona natural o jurídica del país o de un Estado extranjero, apoye, fomente, financie, provea, reciba o tenga en su poder fondos, recursos materiales o financieros, con el propósito de sufragar actividades contra el Estado y su orden constitucional, incurre en sanción de privación de libertad de cuatro a diez años».

    “La introducción de esta nueva figura saca la discusión del ‘mercenario’ del conflicto bilateral entre Cuba y Estados Unidos, que es la base de la única norma que hasta la fecha había establecido sanciones para este tipo de conducta, o sea me refiero al financiamiento: la Ley 88. Esta nueva formulación establece que no sólo son sancionables los financiamientos provenientes de fondos públicos norteamericanos, sino cualquier financiamiento público o privado nacional o extranjero, o sea, es sancionable casi cualquier cosa”, explicó en enero el abogado cubano Eloy Viera Cañive.

    En febrero, el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) dijo que la Asamblea Nacional de Cuba debía rechazar la reforma del Código Penal que tipificaría como delito el financiamiento de periodistas y medios informativos.

    “La modificación del Código Penal cubano que prohíbe a los cubanos recibir financiamiento extranjero pudiera tener efectos catastróficos sobre los periodistas y medios informativos de la isla”, declaró entonces Ana Cristina Núñez, investigadora sénior del Programa de Latinoamérica y el Caribe del CPJ.

    “En un país donde los medios privados son ilegales y los periodistas no tienen la posibilidad de obtener financiamiento local, prohibir el financiamiento extranjero es una sentencia de muerte para el periodismo independiente”, dijo el CPJ.

    Alertan que inminentes reformas al Código Penal en Cuba atentan contra activistas y opositores /radiotelevisionmarti.com

     

    Lo dijo…

    José Martí, opinando sobre la pena de muerte en artículo escrito como respuesta a publicación del periodista francés Alphonse Karr en el cual éste defendía la pena capital:

    «Impedir la extinción de la pena de muerte, pretender demostrar su bondad, es defenderla. Y, en verdad, que se necesita cierto valor para arrostrar bajo su nombre, el mismo que se necesita para oponerse a la abolición de la esclavitud.

    Desde que pude sentir, sentí horror a la pena. Desde que pude juzgar, juzgué su completa  inmoralidad. No me distinguiré jamás en soluciones utilitarias; pero si algo de utilidad he comprendido, ha sido la completa inutilidad de la pena capital.

    Y a mí me parece que si hubiera tenido la desgracia de sentir y pensar de otra manera, no me hubiera atrevido a decirlo jamás.

    Siento por esto angustia cuando alguno lo dice. Siento por esto pena porque el talento original de Karr se haya convertido en paladín de algo tan sangriento. Ilusión será quizás de mi fantasía acalorada; pero me parece que todo lo que aboga por la pena de muerte tiene manchas de sangre.

    Ilusión es, dirán riendo los que aboguen, pero se me antoja ya que no lo es y creo firmemente que es verdad».

    Habló nuestro Héroe Nacional y Apóstol de nuestra independencia y el régimen de Cuba, que incluso en la constitución se autoproclama martiano, pretende en el nuevo Código Penal que se aprobará, desde luego que unánimemente, incrementar en cuatro causales la pena máxima, todas relacionadas con delito políticos… Además de repartir más años de prisión que la edad de las Pirámides de Egipto por actos equivalentes a ejercer Derechos Humanos universalmente reconocidos.

    Cuba sigue a la cola de la Libertad de Prensa, con reporteros encarcelados y éxodo de profesionales

    Por Lien Carrazana, Madrid

    En 2020, Roberto de Jesús Quiñones era el único periodista preso en Cuba. Fue liberado a finales de ese año, pero el panorama no mejoró. Este tres de mayo de 2022, Día Mundial de la Libertad de Prensa, están tras las rejas los reporteros Lázaro Yuri Valle Roca, a quien el régimen pide seis años de cárcel, y Jorge Bello Domínguez, condenado a 15 años por participar en las protestas del 11J, mientras que muchos periodistas independientes han tenido que dejar el país ante el acoso constante de la Seguridad del Estado.

    El informe de Reporteros sin Fronteras (RSF), «Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2022: la nueva era de la polarización», coloca a la Isla en el puesto 173 de 180, ya que «año tras año, Cuba sigue siendo el peor país de América Latina en materia de libertad de prensa«, y el recrudecimiento de la represión en la actualidad es «similar a la de la Primavera Negra de 2003», apunta el texto.

    Tras las protestas del 11J se ha desatado una ola represiva contra la libertad de expresión que alcanza también a los ciudadanos. Conocido como «Ley Azote», el Decreto 370 penaliza la divulgación de información en las redes sociales. Una herramienta legal que el régimen utiliza contra quienes disienten, como es el caso de Yasmany González Valdés, multado recientemente por este decreto.

    Alrededor de 50 personas han sido multadas con esta normativa, según el proyecto de periodismo de datos Inventario. Entre ellos figuran la periodista independiente Yadiris Fuentes Lugo, el tuitero ElRuso4K, Roxana García Lorenzo y Jonatan López, hermana y cuñado respectivamente del manifestante del 11J Andy García Lorenzo, y la activista Saily González Velázquez.

    Un informe reciente de la ONG Acces Now reveló que de todos los gobiernos de América Latina, solo el régimen cubano cortó el servicio de internet a la población durante el año 2021 con el propósito de evitar la difusión de información. Internet se ha convertido en un territorio incontrolable para las autoridades, a pesar de la censura constante a los medios independientes, muchos de ellos bloqueados en Cuba, como es el caso de DIARIO DE CUBA.

    Si bien es cierto que los últimos cinco años han sido positivos para el periodismo independiente en cuanto a crecimiento de medios, impacto de los mismos en una población que accede cada vez más a internet y que se informa a través de canales alternativos, el control de la prensa en la Isla sigue estando en manos del Estado, siendo penalizada esta actividad por cuenta ajena. No es descabellado pensar en una Primavera Negra si aún está vigente la misma «Ley Mordaza» que encarceló a aquellos periodistas.

    Ya antes de los sucesos del 11J Díaz-Canel había sido incluido por RSF en una lista de dirigentes políticos considerados «depredadores de la libertad de prensa», debido al control casi absoluto de la información y la represión de los periodistas que no siguen la línea oficial. Pero se echa en falta en este informe de 2022 una condena más clara a la censura ejercida contra la ciudadanía tras el 11J, el apagón digital que acompañó los días posteriores a las protestas y la constante represión a la que están sometidos periodistas independientes, informadores e influencers desde entonces.

    Su figura, intocable, puede costarle años de privación de libertad al youtuber Yoandi Montiel, conocido como «El Gato de Cuba», por el supuesto delito de «desacato» tras criticar a Díaz-Canel en sus redes sociales. Detenido desde abril de 2021, se trata del único influencer preso en la Isla, pero no el único que está pagando por criticar al funcionario cubano. El albañil Yunier Herrera Rodríguez fue condenado a un año y seis meses de privación de libertad por el delito de desacato a la «figura pública» de Miguel Díaz-Canel en el municipio habanero de San Miguel del Padrón el pasado 12 de julio.

    La libertad de prensa, estrechamente ligada a la libertad de expresión, está en constante amenaza en la Isla. Así lo recuerdan hoy periodistas como Luz Escobar, que se enfrenta a una vigilancia periódica, que incluye la imposibilidad de salir de su domicilio: «Seguimos trabajando en la ilegalidad y sufriendo la persecución que tanto dificulta ejercer la profesión. #InformarNoEsDelito», dice en Facebook la reportera de 14ymedio.

    Este Primero de Mayo el régimen volvió a evidenciar el peligro de ejercer el periodismo independiente en Cuba. Al menos tres reporteros de DIARIO DE CUBA fueron acosados por la Seguridad del Estado e impedidos de salir a la calle, mientras que el también periodista de este medio Mauricio Mendoza fue obligado a desvestirse durante un interrogatorio ese día.

    Asimismo, durante la jornada hubo alrededor de 80 acciones represivas contra activistas, periodistas independientes y figuras de la sociedad civil, con el objetivo central de que nada empañase el «baño de masas» para limpiar una imagen muy deteriorada tras la represión a los manifestantes del 11J y las elevadas e injustas condenas en su contra.

    La falta de libertad de la prensa cubana también se evidencia en el éxodo de sus profesionales, y no solo por tantos reporteros independientes que en el último año se han marchado de Cuba (Waldo Fernández CuencaHéctor Luis Valdés Cocho, Esteban Rodríguez, y Orelvys Cabrera), sino por los propios periodistas oficialistas que han escapado del país, e incluso no han dudado en desmarcarse de su labor oficialista.

    En lo que va de año podemos contar los casos de Maray Suárez, ex periodista del Noticiero Estelar de la Televisión Cubana, y hoy residente en Miami; Alejandro Quintana Morales, ex locutor de Radio Rebelde y la TV Cubana, ahora en Florida; Yailén Insua Alarcón, exdirectora del Sistema Informativo de la Televisión Cubana y exdiputada a la Asamblea Nacional del Poder Popular entre 2008 y 2013, quien llegó a estar varada más de diez días en en el Aeropuerto El Dorado de Bogotá en su huida de Cuba; Yunior Smith Rodríguez, periodista y ex conductor del Noticiero Estelar de la televisión estatal, ahora en Estados Unidos, y Carlos Alejandro Sánchez, locutor de la radio y televisión estatal de Camagüey.

    El más reciente, Amanda Toiracquien llegó a decir que se «avergonzaba de saber que la gente oiría que era la locutora Amanda Toirac la que leía aquello. Aquello que todos sabemos que no es verdad. Y yo me estaba prestando para eso. Comencé a irme cuando me descubrí cómplice y deshonesta. Y yo ya no podía sentirme más así», dijo la ex reportera de Radio Rebelde.

    La censura, la manipulación mediática y la represión colocan a Cuba junto a países como Corea del Norte (180), Eritrea (179), Irán (178), Turkmenistán (177) y China (175). Pero esto no es suficiente para que se destaque la situación cubana en el informe de RSF, en el apartado de las Américas, donde solo se menciona el lugar que ocupa Cuba, pero no hay detalles del tremendo retroceso que sufre el país en materia de libertad de prensa tras el 11 de julio. Algo que nos recuerda Justicia 11J en Twitter, al mencionar no solo a periodistas presos sino a manifestantes cuyo «único delito» fue trasmitir en directo las protestas.

    Tampoco está Cuba incluida como tema en eventos como el que celebra la UNESCO del 2 al 5 de mayo en Uruguay bajo el titulo de «Periodismo bajo asedio digital», donde se «examinará el impacto de la era digital en la libertad de expresión, la seguridad de los periodistas, el acceso a la información y la privacidad».

    Aunque el contexto político-social de Cuba nos impide ejercer el periodismo con naturalidad, es tarea constante del periodismo independiente el dotarse cada vez de mejores herramientas para afrontar el reto de informar en un país en dictadura, y seguir ejerciendo presión e incidencia internacional para que el asunto cubano esté en los titulares.

    No se trata solo de informar al cubano. Tenemos la responsabilidad de llegar a una audiencia internacional y de entrar en foros donde nuestras voces puedan representar a aquellos que no tienen voz en Cuba, a quienes arriesgan la vida a diario para hacer su trabajo y a los que están privados de libertad por ejercer la libertad de expresión. Este día, y todos los días

    Cerveza a granel y orquestas: el ‘regalo’ para los cubanos ‘revolucionarios’ de Mayarí

    Por Osmel Ramírez Álvarez, Mayarí

    El retorno de los termos de cerveza a granel y la música en vivo en la plaza cultural de la ciudad con la local orquesta Taínos de Mayarí fue la novedad y la principal motivación para que los mayariceros salieran a la calle el domingo Primero de Mayo.

    Aunque con un nivel de participación notablemente inferior al de los desfiles celebrados antes de la pandemia, la «coyuntura» y la Tarea Ordenamiento, la presencia de trabajadores, estudiantes y población en general hizo evidente que el Gobierno del Partido Comunista de Cuba todavía cuentan con un significativo poder para movilizar a todos los niveles del país.

    Pero para muchos eso no significa que las personas apoyen realmente al Gobierno o le tengan confianza, sino que este aún conserva los mecanismos de control social y que tienen «recursos» a mano para atraer a las masas a «su juego» de simulación política.

    Rolando, trabajador de la construcción, iba camino a su casa mientras todavía los primeros grupos no habían llegado a la plaza cultural del pueblo para escuchar las arengas políticas de los discursantes.

    «Apenas me cogieron la asistencia y me vieron los que tenían que verme, me escabullí. No desfilé ni un par de cuadras siquiera. Ese desfile no me interesa ni menos la cerveza aguada esa que van a vender al final. Así será la matazón. No estoy para eso», comentó.

    «Vine para no marcarme y porque es mucha la presión en el trabajo: que si el lunes lo van a dar para eso, que se nos paga el día libre para desfilar, que el trabajo ese día es participar. Cosas así. Bueno, si mi trabajo hoy es venir, vengo, pero no estoy apoyando nada», añadió.

    Muchos representantes del sector privado de Mayarí asistieron, pero tampoco para desfilar, sino para hacer negocios en la feria de ofertas gastronómicas y de bisuterías que acompaña estos eventos. O como espectadores, al igual que otras tantas personas, situados cerca de los termos de cerveza, para cuando la Policía autorizase acercarse a comprar estar delante en la inmensa cola.

    En general, mucha gente acudió a la parte final del desfile para, luego de la parte tediosa de los discursos, gozar de la actividad cultural y la cerveza de termo, tras más de dos años de restricciones. «Casualmente», el retorno de las pipas de cerveza, tan populares, y las presentaciones de agrupaciones musicales fueron planificados para el mismo día de los trabajadores, cuando el Gobierno necesitaba llenar las calles para demostrar apoyo popular a su convocatoria.

    «¡Van a tocar Los Taínos de Mayarí y luego Angelito y su Banda!», dijo un joven a un grupo que, al bajarse de un coche en la piquera, trataba de orientarse, pero cuyos integrantes parecían ignorar por completo el motivo del convite, solo preguntaban por el termo de cerveza y la música bailable: «¿ya rompieron a vender? ¡Debe estar ya copado de gente! Vamos para allá».

    Con la cerveza en MLC casi inalcanzable y en la calle revendía a 220 pesos, la de pipa a 10 pesos es un regalo, aunque sirva de anzuelo político y lleve el sacrificio de una cola tremenda.

    Pero a pesar del gancho y los mecanismos de comprometimiento, la gente que marchó lo hizo en grupos ralos, sin la compactación humana de otros desfiles. Predominaban las pancartas y los atributos por encima de las personas. El desfile parecía sobresaturado de accesorios, más un carnaval que una marcha sindical o política.

    El Gobierno y el PCC encabezados por Miguel Díaz Canel han heredado el poder político de sus predecesores, pero no el mismo poder de convocatoria, ni la misma capacidad para generar expectativas positivas cuando el país está hundido hasta el cuello en la crisis económica, ni de culpar con eficacia al «enemigo imperialista» de todas nuestras desgracias. La gente está cada vez más cansada y desengañada.

    No obstante, ser el mayor empleador del país, controlar la mayoría de los trabajadores y a todos los estudiantes, y tener el control casi absoluto de la economía y de los pocos recursos, es una gran ventaja y aún un eficiente mecanismo de control social. El que paga manda, y el dueño de la cerveza es el que dice dónde se aglomeran las multitudes sedientas.

    Familiares de José Daniel Ferrer denuncian más actos de tortura contra el prisionero político cubano

    Por DDC, Madrid

    El preso político cubano José Daniel Ferrer García, cuyo estado de salud empeora en prisión, está siendo privado del sueño durante madrugadas seguidas, mientras continúa en su celda de aislamiento, en la cárcel de Mar Verde, denunciaron familiares del líder opositor y el centro de información legal Cubalex.

    Ana Belkis Ferrer, hermana del coordinador nacional de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), denunció el lunes a través de sus redes sociales que su hermano estaba a punto de «cumplir seis días sin apenas poder dormir».

    «El pasado viernes día 29 (de abril), durante los cinco minutos de llamada telefónica le comunicó a su esposa Nelva Ismarays Ortega Tamayo que hacía tres noches la dictadura Castro Canel comunista, a través de sus sicarios en la prisión de Mar Verde, le incrementaron los mecanismos de torturas físicas y psicológicas, impidiéndole dormir«, escribió Ferrer.

    «Le hacen ruido durante toda la madrugada, como si golpearan con martillos las puertas de hierro cercanas a la celda de aislamiento donde lo mantienen confinado desde principios de agosto del pasado año», dijo.

    De acuerdo con la denuncia de Ana Belkis Ferrer, el 30 de abril tuvo lugar la visita conyugal que recibe cada dos meses su hermano. El activista dijo a su esposa «que sumaban cuatro noches sin apenas poder dormir producto de los mismos golpes».

    «Cada una hora aproximadamente producen el ruido, estruendo que repiten de diez a quince veces, cada vez que está intentando conciliar el sueño el ruido lo interrumpe«, añadió.

    Según Ana Belkis Ferrer, su hermano «llevaba la misma cantidad de días con los fuertes dolores de cabeza y los ensordecedores zumbidos en los oídos intensificados, además de continuar presentando sangrado bucal, dolor en una muela, dolores estomacales, pérdida de la visión, erupción en la piel producida por hongos o bacterias, temblores o parálisis momentáneos de sus manos y brazos«.

    «Aún sin derecho a papel y lápiz y sin recibir sol desde el día 12 de abril, en condiciones crueles, inhumanas y degradantes, incomunicado del resto de la población penal, pero con la misma firmeza y determinación que siempre lo ha caracterizado, desde donde a todos los buenos amigos y hermanos de lucha e ideas envía un fuerte y fraterno abrazo, así como su enorme agradecimiento por el apoyo y solidaridad», concluyó Ferrer García.

    Cubalex se hizo eco de la denuncia en una publicación en Facebook en la que calificó la privación de sueño al líder opositor como «un acto de tortura».

    José Daniel Ferrer fue detenido junto a su hijo José Daniel Ferrer Cantillo cuando se dirigían a participar en las protestas del 11J en Santiago de Cuba.

    Debido a las condiciones de su arresto y la incomunicación a la que estuvo sometido, Amnistía Internacional declaró en un momento dado que era víctima de una desaparición forzada y lo incluyó en su lista de prisioneros de conciencia.

    La situación de Ferrer fue denunciada en el Parlamento Europeo, junto a la de los también presos políticos Aymara Nieto, Maykel Castillo (Osorbo), Luis Robles, Félix Navarro y Luis Manuel Otero Alcántara, así como los casos del reverendo cubano Lorenzo Fajardo, Andy García Lorenzo, además del acoso contra el dramaturgo Yunior García Aguilera.

    La Organización de Estados Americanos (OEA) exigió al régimen cubano permitir «de inmediato» la visita de una misión internacional que pueda constatar la situación de las «personas presas políticas», y expresó su «especial preocupación» por la integridad de José Daniel Ferrer.

    Al garantizar la impunidad de los represores a su servicio, el régimen cubano estimula otro 11J

    Por Lucía Alfonso Mirabal, La Habana

    El 19 de abril, la activista cubana Yanilys Sariego denunció que la Fiscalía Militar de Matanzas desestimó sus denuncias sobre las detenciones arbitrarias que sufrió los días 12 de noviembre y 10 de diciembre de 2021. También relató que presentó la denuncia en el Tribunal Provincial de Matanzas, cuyo presidente, Amado Cabrera Calero, le respondió por escrito que los tribunales populares no tenían competencia «para radicar ni investigar denuncias».

    Con esa respuesta, Cabrera Calero cumplió su cometido, que no es impartir justicia, sino asegurar la impunidad de los agentes que actúan bajo las órdenes del régimen cubano, aunque violen la ley, y desalentar a la sociedad civil de emplear las leyes vigentes en Cuba para obtener justicia.

    Pero la eficiencia que muestra el régimen para desalentar a la sociedad civil la obliga también a preguntarse qué hacer, ante la certeza de que en el país no rige la ley, de que la justicia está secuestrada por la Seguridad del Estado, de que el Gobierno dicta las normas según sus intereses y según sus intereses las viola.

    Cada vez que un ciudadano, activista o no, opositor o no, denuncia una violación de sus derechos siguiendo los caminos establecidos por las leyes vigentes en Cuba, está brindándoles a los funcionarios correspondientes la oportunidad de demostrar que están al servicio de la Ley y no del poder, pero también de demostrar que en la Isla rige un Estado de Derecho, que el poder no está por encima de la Ley. Cabrera Calero, como tantos funcionarios cubanos al servicio del régimen, la perdió.

    Si bien es cierto lo que alega este ex miembro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias devenido en juez civil por acuerdos concertados entre el MINFAR y del Consejo de Gobierno del Tribunal Supremo Popular, sobre la competencia de los tribunales para radicar e investigar denuncias contra oficiales como la Kereyly Aguiar Díaz y el teniente coronel Rogelio Cuesta, también es cierto que el presidente del Tribunal Popular Provincial de Matanzas obvió obligaciones que estipula la Ley de los Tribunales.

    El Artículo 6 de la vieja Ley 82 de los Tribunales, vigente en el 2021 y propio artículo de la actual Ley 140/2021 denominada Ley de los Tribunales de Justicia dicen que «los tribunales deben poner en conocimiento de la Fiscalía las infracciones de la ley que adviertan dentro de la tramitación o examen de los procesos y actos judiciales, a fin de que aquélla actúe para que se restablezca la legalidad» que se denuncia como quebrantada.

    Existen instrucciones internas para que se cumpla con esta obligación, que norman cómo trasladar las denuncias de esta naturaleza que reciban los tribunales en su proceso de atención a la población, ante qué autoridad de la Fiscalía deben presentarse, y que reglan el seguimiento que se le debe dar al resultado de lo que esta determine.

    Como los tribunales constituyen órganos que cierran ciclos de acceso a la justicia, la relevancia del trámite de rango constitucional es tal que cada traslado de denuncia debe informarse verticalmente al mando superior para que la presidencia del Tribunal Supremo y la alta dirección de la Fiscalía General evalúen, dentro de los encuentros de trabajo planificados, la naturaleza de las denuncias ciudadanas, el alcance de la investigación y las decisiones que inicialmente se adoptan.

    Es un derecho constitucional de Yanilys Sariego y de todos los ciudadanos cubanos, y una obligación de los tribunales, conforme está instruido, que se le informe del impulso dado a su queja, de su llegada al destino y de las decisiones iniciales acordadas a fin de que quede orientada en lo adelante sobre cómo proceder.

    Mientras infinidad de juristas insistimos en que los miembros de la sociedad civil y cubanos en general no deben cansarse de intentar hacer valer la ley para reclamar sus derechos violados, los tribunales envían el mensaje contrario al garantizar la impunidad de los agentes que actúan al servicio del régimen.

    Amnistía Internacional ha indicado que la impunidad consiste en no investigar, no procesar, ni castigar a responsables de violaciones a los derechos humanos, a otros derechos y del derecho internacional humanitario.

    A corto plazo, los jueces controlados por el régimen consiguen cerrar los caminos legales para la sociedad civil. A un plazo menos corto, estimulan un estallido social como el del 11J. No son solo los opositores y los activistas los activistas los que, pese a la insistencia de los abogados independientes, se cansan de arar en el mar respecto a la ley y la justicia en Cuba.

    También los manifestantes encarcelados y enjuiciados por las protestas del 11J y sus familiares han visto cómo los policías y los «revolucionarios» que respondieron a la convocatoria de Miguel Díaz-Canel y golpearon a manifestantes, además de los oficiales de las cárceles que han violado los derechos de los reclusos, han gozado de absoluta impunidad. Mientras, quienes protestaron por la pobreza y por la falta de libertad y exigieron cambios, han recibido las sanciones más duras.

    Varios abogados vinculados al sistema de Bufetes Colectivos, que ejercieron la defensa de los manifestantes, han denunciado las violaciones de la ley y el debido proceso que se cometieron en los procesos legales.

    La impunidad con que reprime el régimen y la sumisión de los jueces, que faltan a su deber de servir a la justicia y no al poder, no hace más que meter más presión en la olla. Y no todos los activistas ni todos los familiares de manifestantes encarcelados, ni todos los cubanos reprimidos pueden irse del país.

    Termoeléctricas: entre la obsolescencia y una inversión «perdida» de 1 200 millones de euros

    Por Amaury Valdivia, La Habana

    El sábado 16 de abril de 2022 la Central Termoeléctrica «Antonio Guiteras», en Matanzas, se desconectó «de manera imprevista» del Sistema Electroenergético Nacional (SEN). Fue la tercera parada de esa planta desde el comienzo de marzo.

    La Guiteras es una de las centrales más eficientes del país. Su cercanía con los yacimientos petrolíferos de la costa norte de Matanzas y Mayabeque y su enlace a través de un oleoducto con la terminal de supertanqueros hacen que la energía que aporta al sistema muchas veces marque la diferencia entre que se produzcan o no apagones en el país. Sin embargo, luego de 34 años de funcionamiento, está al límite del tiempo de operación recomendado por sus fabricantes, como casi todas las que operan en Cuba.

    Entre junio de 2021 y abril de 2022, la Unión Eléctrica (UNE) reportó un poco más de 300 afectaciones en las unidades térmicas del país. Los incidentes estuvieron relacionados en su mayoría con unidades fuera de servicio por mantenimiento o averías.

    La reciente crisis de abasto de combustible volvió a colocar a la industria eléctrica en el centro de la atención pública. Para sustituir la generación térmica, el combustible debió moverse a los grupos electrógenos y las gasolineras quedaron sin apenas servicio. Eso no ha evitado que aumenten los apagones programados, sobre todo al interior del país.

    El alto costo del diésel hace inviable cubrir la demanda en Cuba de esta forma y las energías renovables necesitarán décadas antes de lograrlo. Solo la generación térmica es capaz de sostener el consumo nacional en el corto plazo. Pero las continuas roturas de los últimos tiempos alertan sobre la urgencia de inversiones que el país no tiene cómo pagar.

    «Fuera de servicio»

    Más de la mitad de la generación de energía en Cuba depende de las centrales termoeléctricas; mientras, otras formas de generación como las fuentes de energía renovables ocupan solo un 6 %. La paralización de cualquier unidad termoeléctrica causa un déficit complicado de cubrir, pues según el ministro de Energía y Minas, Liván Arronte Cruz, el SEN «opera con reservas bajas».

    El sistema electroenergético cubano cuenta con ocho centrales térmicas, entre las que se distribuyen 19 unidades de generación, cuya potencia nominal es:

    La Máximo Gómez, en Mariel, Artemisa, con tres unidades cada una de 100 MWh, sincronizadas entre la segunda mitad de la década de 1970 y la primera de 1980;

    la Otto Parellada, en La Habana, con una unidad de 60 MWh, sincronizada en 1971;

    la Ernesto Che Guevara, en Santa Cruz del Norte, Mayabeque, con tres unidades cada una de 100 MWh, sincronizadas a finales de la década de 1980;

    la Antonio Guiteras, en Matanzas, con una unidad de 330 MWh, sincronizada en 1988;

    la Carlos Manuel de Céspedes, en Cienfuegos, con dos unidades de 158 MWh cada una, sincronizadas en la segunda mitad de la década de 1970;

    la Diez de Octubre, en Nuevitas, Camagüey, con tres unidades de 125 Mwh, sincronizadas en la primera mitad de la década de 1980;

    la Lidio Ramón Pérez, en Felton, Holguín, con dos unidades de 250 MWh cada una, sincronizadas en 1996 y 2000; y,

    la Antonio Maceo en Santiago de Cuba, con cuatro unidades cada una de 100 MWh, sincronizadas en la primera mitad de la década de 1980.

    A eso se suman cuatro centrales flotantes contratadas a Turquía bajo acuerdos sucesivos desde 2019. En conjunto pueden generar 330 MWh y funcionan con fuel oil. Se hallan ancladas en las bahías de Mariel y La Habana, donde previsiblemente también será ubicada una quinta planta similar, de 15 MWh de potencia, que en las próximas semanas llegará a Cuba.

    En septiembre de 2021, según Edier Guzmán Pacheco, director de Generación Térmica de la UNE, esta tecnología contaba con una capacidad instalada de 2 608 MWh divididos en 20 bloques de generación —un mes antes, el ministro de Energía y Minas había contabilizado uno menos— con un promedio de 35 años de explotación. La tecnología provenía la mitad de la extinta Unión Soviética, un 30 % de la antigua Checoslovaquia, y las demás, de Francia y Japón. La demanda mínima, en agosto de 2021, se registraba en los 2 000 MWh a las cuatro de la madrugada y a lo largo del día se producían dos «picos» de consumo que sobrepasaban los 2 500 MWh.

    La planta habanera es la única que se encuentra paralizada, probablemente de manera definitiva. La Otto Parellada tiene un solo bloque térmico de 60 MWh, que además de ser el más antiguo del país lleva años motivando críticas por la contaminación que ocasiona en una zona densamente poblada de la capital.

    Entre junio de 2021 y abril de 2022, la planta se reportó como «fuera de servicio» en 25 ocasiones. En agosto, el ministro Arronte informó que se encontraba en «proceso de mantenimiento», pero en los meses sucesivos no se anunciaron planes para volver a sincronizarla. Las últimas inversiones realizadas allí, a finales 2021, tuvieron como objetivo instalar la línea de alta tensión que enlaza una de las centrales flotantes a su subestación y, a través de esta, al SEN.

    Sin embargo, los mayores números de roturas se registraron en las termoeléctricas más antiguas —Mariel, Nuevitas y Santiago de Cuba—, que siempre tuvieron al menos uno de sus bloques fuera de servicio.

    Las centrales Máximo Gómez y Lidio Ramón Pérez son ejemplos extremos de esa circunstancia. En el enclave de Mariel todos los bloques han reportado interrupciones intermitentes del servicio. Incluso el número seis, que en septiembre de 2021 se había reincorporado a la red luego de una reparación capital valorada en 300 millones de pesos y 113 millones de dólares. La unidad holguinera, por su parte, había sido sincronizada al SEN el primero de julio. Una inversión de 100 millones de pesos y 80 millones de dólares había permitido montar allí una nueva turbina, y rehabilitar su generador y caldera.

    Otro ejemplo es el de la unidad número cuatro de la Antonio Maceo, reportada como «fuera de servicio por averías» entre el 11 y el 19 de octubre, y que a partir del 21 de octubre entró en mantenimiento por alrededor de un mes. Entre la fecha prevista para su reconexión —el 24 de noviembre— y la que en realidad logró estabilizarse —el 7 de diciembre— pasaron casi dos semanas.

    En octubre, en medio de otro de los «períodos de contingencia energética» que se sucedieron el año pasado, la unidad seis de Mariel y la uno de Felton se desconectaron. Desde entonces, han salido y entrado de operación una docena de veces. Hasta el cierre de 2021, la justificación oficial era que el bloque holguinero todavía «se encuentra en proceso de ajustes»; sobre la industria artemiseña no se han brindado explicaciones.

    La central Diez de Octubre también ha jalonado un rosario de desconexiones. Su unidad número cinco, que había entrado en mantenimiento el 11 de octubre, diez días después interrumpió la sincronización por averías. El intervalo de fallas se extendió hasta el 30 de noviembre. El 26 de abril —al momento de escribirse esta nota— la unidad cinco se encontraba otra vez inactiva, a causa de una avería ocurrida durante el intento de elevar su generación de 106 a 120 MWh. Ese incremento de carga implicaba llevar el bloque al límite de su capacidad, al aumentar de manera exponencial el riesgo de rotura, lo que en definitiva sucedió.

    Todas las unidades térmicas deberían recibir al menos un mantenimiento al año, detalló el ministro Arronte en septiembre de 2021. Estos se dividen en ligeros, parciales o capitales, y son imprescindibles por el desgaste que causa el azufre contenido en el petróleo cubano. «Sin embargo, no hemos podido cumplirlos. En el caso de la Guiteras, llevamos cuatro años posponiendo su ciclo de mantenimiento capital y aunque se hacen trabajos menores no son suficientes», ejemplificó.

    «El panorama no es coyuntural [… La planta] se ha visto imposibilitada de recibir los ciclos de mantenimiento con todo lo que llevan y en el momento preciso, debido a las condiciones económicas del país», reconoció Jorge Luis Maceira Esteva, director de mantenimiento de la industria nuevitera.

    Según la información ofrecida por la UNE, entre junio y octubre de 2021 se incrementaron los reportes de fuera de servicio en las termoeléctricas y sus unidades de generación, mientras que no fue hasta octubre que se comenzaron a reportar las labores de mantenimiento programadas.

    Pocas opciones

    La energía producida por las termoeléctricas —llamada también «generación base»— es la más eficiente, si se descuentan las energías renovables y el gas natural, pues la mayoría de las centrales utilizan petróleo cubano (solo la planta cienfueguera quema fuel oil).

    En julio de 2021, el director general de la termoeléctrica de Felton, Osmell Maturell Reyes, explicó al diario Granma que «la generación estable con combustible cubano es ocho veces más barata que con diésel importado». Un ahorro de tal magnitud compensa los costos de operación adicionales a que obliga el alto contenido de azufre del crudo nacional, y ha inclinado al Minem a apelar a esa tecnología.

    Todo indica que en el futuro cercano la industria termoeléctrica se mantendrá como la principal suministradora de energía en Cuba, pues el cambio de matriz energética está lejos de ser una realidad.

    La inversiones para desarrollar fuentes renovables de energía solo llegaron al 40 % de lo previsto, el titular del Minem reconoció que «debíamos tener 506 MWh en operación, pero tenemos 302.6 MWh». La primera bioeléctrica instalada en la central Ciro Redondo, en Ciego de Ávila, no ha conseguido funcionar de manera estable por errores diversos en el montaje industrial, y falta de piezas de repuesto y caña. Hasta diciembre de 2021 las deudas acumuladas por esa inversión superaban los 197 millones de pesos. Su experiencia arroja una sombra de duda sobre la viabilidad de las otras 18 bioeléctricas que, en principio, se había pensado instalar. También se han redoblado esfuerzos para captar empresarios extranjeros interesados en la energía solar y eólica, pero sin muchos resultados.

    En octubre de 2021, Cuba se convirtió en el cuarto país latinoamericano en sumarse a la Alianza de Energía de la Franja y la Ruta, que impulsa China. Esa decisión, que se perfilaba como un paso de gigantes en la búsqueda de socios capitalistas para el sector eléctrico, no ha tenido hasta ahora mayor repercusión.

    Por otra parte, 2022 pudo haber sido un año decisivo para la UNE en el empeño de acabar con los apagones en Cuba. Así lo anticipaba un acuerdo firmado en octubre de 2015 por el que la compañía rusa Inter RAO Export prestaría a la cubana Energoimport 1 200 millones de euros para instalar cuatro nuevos bloques en las termoeléctricas Ernesto Che Guevara y Máximo Gómez. La inversión pretendía conectar al SEN 800 MWh, incrementando en un 25 % la capacidad de generación térmica.

    De acuerdo con el contrato, las unidades generadoras se habrían puesto en funcionamiento entre 2022 y 2024. Parte del dinero invertido se recuperaría gracias a la eficiencia de las nuevas industrias. «El combustible ahorrado […] será exportado y vendido para abonar el ingreso en una cuenta y así compensar el crédito», anticipaba Edier Pacheco, quien por entonces se desempeñaba como director de Desarrollo de Centrales Térmicas en la UNE.

    La última referencia oficial acerca de los nuevos bloques se publicó en noviembre de 2019, cuando el presidente Miguel Díaz-Canel visitó la central Ernesto Che Guevara. Para entonces, la obra se encontraba «en su fase inicial de ejecución [, en] labores de preparación del terreno y limpieza». La nota no explicaba por qué luego de cuatro años el proyecto todavía estaba en sus inicios. Tampoco abordaba los cambios que —con toda probabilidad— habría de sufrir en sus plazos y condiciones de ejecución.

    En los últimos dos años y medio las informaciones sobre la termoeléctrica mayabequense se limitan a dar cuenta de sus periódicas desconexiones del SEN. También en Mariel parecen haberse archivado los planes para la nueva unidad rusa. En vez de eso, todos los bloques se han sometido a reparaciones de diferente magnitud.

    Hace años el Gobierno cubano prácticamente congeló las asignaciones de electricidad correspondientes a la economía productiva, al intentar hacer frente al incremento del consumo residencial, que entre 2018 y 2000 pasó de 4 246 000 a 9 012 000 MWh al año. La velocidad de ese crecimiento fue tres veces mayor que el de la producción de energía.

    Esta nota no toma en cuenta el período 2019-2021 debido a su carácter excepcional, marcado por la coyuntura y la pandemia. Pero por lo visto, en 2022 la UNE no tendrá más alternativa que seguir «protegiendo» el servicio a los clientes privados, a costa del comprometido con las industrias y la agricultura.

    Otras alternativas no se avizoran en el futuro cercano.

    Tomando como referencia el acuerdo sobre las plantas que se pretendían construir en Santa Cruz del Norte y Mariel, serían necesarios 750 millones de euros para cubrir con generación térmica los 500 MWh reportados como déficit por la UNE durante el último verano. Setecientos cincuenta millones y cuatro o cinco años de margen para los trabajos.

Los rostros de las 45 víctimas de la explosión de gas en el hotel Saratoga


 Boletín Semanal13 de mayo de 2022Faltaban pocos minutos para las 11 de la mañana del pasado viernes cuando un fuerte estallido sacudió La Habana. El céntrico e histórico hotel Saratoga, venido a menos en los últimos años, se destruyó por una explosión de gas en el momento en que una pipa lo transfería al edificio. Durante estos siete días, los equipos de rescate y los médicos se han afanado en la atención y búsqueda de heridos y cuerpos. La cifra de víctimas mortales asciende ahora a 45 personas y en 14ymedio hemos querido rendirles homenaje poniéndoles rostro y compartiendo sus historias personales.
 
Las estadísticas de producción de alimentos han dejado malas noticias a la Isla. Aunque no eran un secreto, por la ausencia de comida en los mercados y los datos parciales que han ido conociéndose, las cifras globales de 2021 dejan un triste panorama. La producción de carne de cerdo cayó un 53,5%, la de ave un 20,8%, la leche fresca un 16% y los huevos un 10,5%. Las viandas fueron mejor, pero el arroz, plato básico, cae también un 15,3%. Los números confirman, una vez más, que las 63 medidas no están funcionando.Apenas había regresado Andrés Manuel López Obrador de su visita a La Habana, su Gobierno anunció la contratación de más de 500 médicos cubanos y la adquisición de vacunas contra el covid-19 para aplicar a niños de dos años en adelante. Los sanitarios irán a parar a algunas de las zonas más deprimidas en México, no solo por la pobreza, sino porque varios cárteles se disputan la zona, conocida como «la Montaña de Guerrero». El presidente mexicano culminó su gira centroamericana visitando la Isla, un viaje en el que se reunió, además de con Díaz-Canel, con Raúl Castro, lo que evidencia su carácter político.Los agentes que México y Estados Unidos enviaron a la frontera de Coahuila con Texas resultan insuficientes para contener el paso de migrantes. Este jueves llegó a Eagle Pass un grupo de más de 100 personas originarias de Cuba, entre otros países, contó desde el lugar el periodista de Fox News Bill Melugin. La Patrulla Fronteriza reportó entre el sábado pasado y este jueves la detención de 3.076 migrantes irregulares de la Isla, Venezuela, Colombia, Haití, Guatemala y Honduras.Armando Franco Senén, ex director de Alma Mater, fue destituido hace 15 días, en los que ha permanecido en silencio. Esta semana decidió cambiar de rumbo y negar casi todo lo que las autoridades han contado. Según el periodista, lejos de tratarse de un relevo natural, como argumentó la otra parte, la Unión de Jóvenes Comunistas no tuvo el menor empacho en decirle que había cometido errores y, cuando él quiso argumentar, le espetaron: «A ti debimos botarte hace mucho tiempo».Frank Calzón reivindica una amnistía para los presos en el Día de las Madres. «Después del juicio, donde Fidel hizo el alegato que más tarde reescribiría en prisión con el título La historia me absolverá, su madre se dedicó a movilizar las fuerzas vivas del país: los obispos, la prensa, las organizaciones cívicas, profesionales, artísticas, culturales y los senadores y representantes del parlamento para conseguir una amnistía de todos los presos políticos, incluyendo a su hijo que cumplió dos años de una condena de 15.(…) ¿Será posible que en la Cuba de hoy pueda hacerse una gestión similar?».»Todos los caudillos autoritarios necesitan calzar sus ambiciones personales con cierta dosis de ideología. Y el fascismo es la que mejor se ajusta a sus aspiraciones tiránicas, pero está demasiado desacreditado. Suena más agradable a los oídos cándidos la retórica de la solidaridad y la justicia social. Pero lo cierto es que Cuba está más cerca del Corporativismo Estatal que de la Dictadura del Proletariado». El Fascismo del Siglo XXIla columna de Yunior García Aguilera.
FOTO DE LA SEMANA. Fumigación masiva en algunos barrios de La Habana para luchar contra el dengue, por 14ymedio.

Ayuda a potenciar nuestro trabajoEl equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de 14ymedio.DESCARGA NUESTRA VERSIÓN EN PDFPara más noticias sobre Cuba, síganos en Facebook y TwitterTelegram, WhatsApp o visite nuestra página web www.14ymedio.com

HABANA INSIDER: 6 MAYO 2022

insider

LA HABANA, CUBA/ EDICION 1486 ISSN en proceso

EDITOR: ABELARDO G. MENA CHICURI  CONTACTO: MENAABELARDO@GMAIL.COM

DESCARGABLE EN TELEGRAM: https://t.me/Desde_mi_Arboleda , https://t.me/Rusiasincensura

POR UNA NACIÓN SOBERANA E INDEPENDIENTE, SOCIALISTA Y DEMOCRÁTICA, PRÓSPERA Y SOSTENIBLE.

………………

LOS SÍMBOLOS QUE NOS RODEAN: LA CULTURA COMO CAMPO DE BATALLAS:  MARXLENIN P. VALDÉS/ ALGUNOS ENEMIGOS POTENCIALES DE LAS CIENCIAS SOCIALES EN CUBA: ESTEBAN MORALES/ LA HEREJÍA DE LOS VALIOSOS: APUNTES SOBRE EL CASO ALMA MATER: LÁZARO ERNESTO ARIAS/ UN DEBATE ABIERTO SOBRE EL FUTURO DE CUBA:  KARINA MARRÓN/ DE LA COMPETENCIA, EL MONOPOLIO Y LAS EMPRESAS: JUAN TRIANA CORDOVÍ/ NO MÁS DE LO MISMO: LA DIRECCIÓN DE LAS EMPRESAS ESTATALES EN CUBA:   SILVIO CALVES HERNÁNDEZ/ CON MOTIVO DE UN ARTÍCULO DE GUTIÉRREZ URDANETA Y  CARRANZA: FIDEL VASCÓS GONZÁLEZ/ CARTA A GASPAR BETANCOURT CISNEROS:   JOSÉ ANTONIO SACO/

………………….

LAS OPINIONES EXPRESADAS EN ESTE BOLETÍN SON RESPONSABILIDAD EXCLUSIVA DE LOS AUTORES. EN EL MISMO SE PUBLICARÁN MATERIALES DE DIFERENTES CORRIENTES DE PENSAMIENTO, EN ARAS DE CONTRIBUIR AL DEBATE REVOLUCIONARIO Y EN FUNCIÓN DE LA LIBERTAD DE PENSAMIENTO, CONCIENCIA Y EXPRESIÓN.

…………………….

LOS SÍMBOLOS QUE NOS RODEAN: LA CULTURA COMO CAMPO DE BATALLAS

POR MARXLENIN P. VALDÉS, 2 MAYO 2022*

http://www.cubadebate.cu/especiales/2022/05/02/los-simbolos-que-nos-rodean-la-cultura-como-campo-de-batallas/

*Dra en Teoría e Historia del Marxismo, UH

En los últimos tiempos y con cierta fuerza, ha calado entre nosotros la idea de que todo aquello que hagamos debe ser en primer lugar atractivo. Siguiendo este patrón, somos conducidos a [tratar de] lucir atractivos; escribir textos atractivos; dar clases atractivas; hacer programas de televisión atractivos; confeccionar prendas de vestir atractivas, y así sucesivamente tanto como guste. La expresión aparece en la cotidianidad para connotar nuestras actividades en colectivo y por tanto nuestras relaciones sociales, convirtiéndose así en mediación, determinación esencial, y condición de posibilidad para el éxito de nuestro quehacer.

Y aunque lo atractivo -a secas- es una abstracción que poco puede adelantarnos, al mismo tiempo funciona como un código, alrededor del cual se tejió una especie de pacto semántico general que permite entendernos cuando lo usamos. Quiere decir que si un estudiante me pidiera hacer de mi docencia, clases atractivas, ambos pensaremos que la expresión es suficiente para comunicarnos. En este sentido, hemos hecho de ella un símbolo, y deber ser.

Este fenómeno someramente aquí enunciado, forma parte de un proceso más complejo, conocido como estetización de la vida cotidiana; una característica y consecuencia del capitalismo contemporáneo. Significa que lo estético [o por lo menos una interpretación de lo estético] deviene elemento obligatorio de las cosas y de las relaciones interpersonales, y comienza a inundar todos los espacios de nuestras vidas. Desde una idea unilateral de lo bello [y solo como exterioridad], moviliza la capacidad del deseo, de la seducción, y del divertimento, como recursos imprescindibles que convierten el día a día en una sociedad del y para el espectáculo.

Estos son algunos de los resortes que mueven la ideología de la burguesía, con el fin de generar consensos mediante los cuales la hacemos nuestra. De esta forma, si todos aceptamos -acríticamente- esa idea de lo atractivo como cualidad indispensable del hacer [y por tanto del ser], estaremos aceptando también, que la producción y apropiación de ese atractivo esté sujeto a fines burgueses.

Qué o quién pauta la construcción de nuestros gustos? ¿Son socialistas o capitalistas los símbolos que denotan el actual modelo de atractivo en nuestro país? ¿Cómo se relacionan esos símbolos con la construcción de sentidos hegemónicos burgueses en riña con el socialismo?

Los símbolos que nos esclavizan

Para la burguesía, la hegemonía no es un producto conquistado, sino un proceso complejo de disputas y enfrentamientos. Tampoco constituye un proceso pasivo en el socialismo. Nunca lo es. La hegemonía es en sí misma sinónimo de contradicciones, pugnas, y por tanto refiere siempre a relaciones histórico-concretas entre clases o grupos sociales en oposición.

Dentro de este proceso, la producción masiva de determinados símbolos, ocupa un lugar clave como estrategia del capitalismo para agenciarse su hegemonía a nivel global. Sus símbolos no son ni casuales, ni espontáneos, ni neutrales. Tampoco se crean o existen desprendidos del movimiento real de la sociedad. En otras palabras: no se conciben separados de la producción material de la vida.

Quiere decir que, mientras el capitalismo produce sus mercancías, a su vez está produciendo ideas, emociones, aspiraciones, sentidos, conciencia, símbolos, y necesidades que para satisfacerlas, [el sistema] ofrece solo un modo unilateral: el consumo ampliado de dichas mercancías, cosas, y más símbolos. Es decir, convierte a los seres humanos en consumidores ampliados, y con ello, en dependientes, adictos, y esclavos; incapacitados de proyectar otro mundo mejor.

La ideología que la burguesía construye, hace que el consumo de ese universo simbólico abarrotado de mercancías, aparezca como el único modo para la realización personal y colectiva de los seres humanos. Como en esto le va su existencia, no puede conformarse con una producción simple, ni lineal de símbolos, sino que apuesta por una súper producción masiva y ampliada de ellos. Esto a su vez, condiciona una subjetividad fetichista, cosificada, y enajenada de la realidad. Por ello la estética para el capitalismo es un poderoso recurso, y dentro de esta, la producción simbólica a gran escala es planificada, rigurosa e intencionada.

Por ejemplo, al producir un teléfono celular, el capitalista no se conforma solo con la creación de una mercancía, sino que lo concibe como un objeto rico en sutilezas metafísicas, -para decirlo en términos marxianos-. Es decir, está produciendo al mismo tiempo modos específicos de consumirlo y de incorporarlo a nuestras vidas, los modos en los que nos vamos a apropiar de él. Lo concibe como sinónimo de estatus social; económico; como un símbolo de poder; de moda; de estilo de vida. Está condicionando en nosotros: aspiraciones, gustos, deseos, anhelos; así como la necesidad impostergable de poseerlo a cualquier costo.

En semejantes circunstancias de dominación material y espiritual de los seres humanos, las nuevas formas de colonialismo y subordinación son tan efectivas, porque: a) no son perceptibles a simple vista [hay que partir de un determinado nivel teórico y de conciencia de clase], y b) su éxito está en que nos apropiamos espontáneamente de esos símbolos/mercancías/objetos, y llenamos nuestra vida con ellos [sin entender las relaciones de subordinación que ello implica, cómo desmovilizan el pensamiento crítico, y generan un sentido común dirigido a una sola producción de sentidos, conciencias y subjetividades: la burguesa].

Es así que la clase capitalista consolida su poder singular y el consenso alrededor de este: con nuestra complicidad, aceptación y reproducción de ese mundo mercantil y de sentidos mercantiles.

Ante este enredijo, el socialismo cubano necesita fortalecer, ampliar, y actualizar sus modos de producción de sentidos. Para ello, nuestro rango de acción no puede estar limitado solo a la producción espiritual -por más empeño que le pongamos-, y mucho menos desconectada de otras dimensiones de la vida real; sino que por ejemplo, la producción material de la vida en Cuba, tiene que condicionar una producción de sentidos y de subjetividad socialistas, y viceversa.

Allí donde hemos sido pasivos y no creativos, el capitalismo ha suplantado nuestros símbolos. Y al hacerlo, les ha dado un nuevo contenido o significado, como ha hecho con los conceptos de democracia, a la que identifica con capitalismo y contrapone a socialismo y comunismo. O como hizo con los términos: socialismo, comunismo, participación, libertad, patria, marxismo y leninismo.

A todos ellos, les cambió el sentido y los legitimó unívocamente en oposición a nuestras formas de entenderlos y vivirlos. Ha fabricado imaginarios de lo atractivo, dentro de los cuales, ideas como socialismo, comunismo, democracia socialista y marxismo, no tienen cabida. Debemos recuperar los símbolos del socialismo, ponerlos en el centro de su quehacer público, resemantizarlos, refundarlos; pero también construir los de los nuevos tiempos. Renovar sus modos de presentación, sus usos, y su estética -en ocasiones- anquilosada.

Símbolos para la emancipación

La elaboración unitaria de una conciencia colectiva exige condiciones e iniciativas múltiples, -palabras gramscianas-. Por eso, la construcción de subjetividades desalienadas, la creación de riquezas materiales, la conquista de una sociedad superior y más justa la formación de hombres y mujeres nuevos, necesita de un socialismo más plural; más participativo; más orgánico; más creador; más subversivo.

Eliminar el espontaneismo, el esquematismo, la chapucería, la irresponsabilidad, la improvisación en materia de producción tanto espiritual como material y de sentidos, de producción simbólica, de producción de imágenes, de producción de subjetividades, etc. Para ello necesitamos reforzar un sistema de acciones coordinadas, pensadas, planificadas, sobre todo multilaterales, y con conciencia de clase; que posibilite la diversidad de protagonistas, participación popular mediante.

Destacar la importancia vital de la comunicación social, con énfasis en la comunicación política, estratégica, y para el desarrollo y el cambio en el socialismo como tránsito al comunismo. Hay que redimensionar nuestras consignas y lemas, para cargarlas de contenido real y efectivo. Para que conecte con las personas de hoy y para que no se queden vacías, huecas, ambiguas, pasadas de moda en unos casos, violentas en otros. Para que por el contrario, inviten a la construcción de nuevos sentidos: a la paz, al bienestar, al progreso, al amor entre los cubanos. Para que puedan configurar nuevos símbolos, trazar diferentes horizontes para la acción, proclamar la unidad dentro de la diversidad, y para que, por supuesto tributen al socialismo. Pero para ello, cada lema debe encontrar referente material directo en la sociedad real que habitamos, no una mera abstracción dislocada y enajenado él mismo; a menos que se proyecte como faro del optimismo en el corazón de cada revolucionario.

No queda otra salida, que continuar elevando los niveles de preparación general, el rigor de la enseñanza, la formación marxista [efectiva], la capacidad de interpretación [hermenéutica], de semiótica, de la comunicación virtual, la capacitación de cuadros y dirigentes. Enfatizar la formación humanista de la ciudadanía cubana como paradigma político del sistema. El capital humano como eje de la educación, la enseñanza cívica, la formación de valores.

Conformar centros/cátedras/institutos que sean puestos de mando en el control combativo de las armas cognitivas que la burguesía utiliza contra nosotros. Que sean centros estratégicos que tracen las líneas de acción activa que vamos a establecer desde diferentes dimensiones de la sociedad al unísono [líneas multilaterales que se refracten en todas las dimensiones de nuestra sociedad]

La política cubana debe ser el arte de gobernar desde consensos; de dirigir desde la ciencia y la conciencia; de construir y representar democráticamente; y de condicionar y movilizar la participación popular activa. Por lo tanto, debemos resignificar la batalla de ideas -desde José Martí hasta Fidel Castro-; por ser un centro neurálgico de nuestra concepción de lucha contra la hegemonía burguesa y la lucha de clases.

La batalla de ideas es en sí misma un símbolo que ya está en el inconsciente e imaginario colectivos. Hay que devolverle su centralidad, ante un capitalismo que apuesta todos sus recursos a la guerra cognitiva. Pero para restituirle su poder revolucionario, debemos trabajar en sus funciones, sus objetivos en esta nueva etapa y por qué no, su estética.

En ese sentido, la cultura debe ser un campo de batallas, comprendiendo que cumple una función social, política, ideológica y estratégica. Buscamos la hegemonía cultural y no solo la política. Una no existe sin la otra. Retomemos la tesis acerca de la función social del arte.

Todos los productos culturales, desde los clásicos, hasta los de nuevo tipo como puede ser el accionar de una figura pública [influencer], en el socialismo deben concientizar su responsabilidad histórica y social, en tanto participan de la formación intelectual y moral de sus espectadores.

Pero también, son clave en la formación o deformación de una conciencia revolucionaria, de un pensamiento crítico o banal, de una ideología humanista o por el contrario, de una ideología que solo reproduzca estereotipos burgueses o reaccionarios. Y no por ello abandona sus funciones de entretener, acompañar, movilizar, estimular. Como tampoco tiene que ser vulgar, marginal, violento, para superar la división entre lo elitista y lo popular.

Construir conciencia popular y crear condiciones para que cada persona sea capaz de crear, de hacer, y de amplificar con responsabilidad a través de redes sociales [virtuales o no] las dinámicas cotidianas de la revolución. Movilizar de forma creadora y estéticamente diferente, a las grandes mayorías desde la participación popular, reforzando el sentido de pertenencia del pueblo. Provocando nuevas expectativas, y propiciando la posibilidad de su satisfacción dentro del socialismo. Involucrando a la ciudadanía en la creación colectiva de nuevos sentidos revolucionarios.

Necesitamos pasar a la ofensiva en la batalla de ideas. Para esto puede ser vital, la concepción y creación de centros; cátedras; laboratorios; observatorios; fábricas de creación de sentidos comunistas, subversivos. Con equipos que desde la inter y transdisciplina [psicólogos; economistas; juristas; comunicadores; sociólogos; filósofos; semiólogos; hermeneutas; políticos; historiadores, etc.] construyan el marco teórico-práctico para generar contenidos atractivos para las mayorías, con énfasis en las generaciones más jóvenes.

Creemos proyectos culturales que se entrelacen orgánicamente y deriven muchas acciones a la vez. Obras de teatro, cine, programas de tv, musicales, deportes, y muchos más, que desplacen a Cuba, ese centro de producción de gustos y estilos de vida que hoy se fabrican en EE.UU. Por ello tenemos que constituir un arsenal de recursos materiales y espirituales para construir nuestro propio campo de batalla de forma activa. Significa abrir varios frentes simultáneos, no basta con acciones unilaterales, fragmentadas, y desconectadas. Necesitamos un sistema de teoría-práctica para la construcción de sentidos y en general de subjetividades a favor del socialismo y el comunismo.

Concientizar el paso de espectadores a partícipes y protagonistas de esta lucha por la hegemonía y la soberanía. Una estratégica plural, diversa, creadora, revolucionaria, multilateral, multiactoral, efectiva, y claro, atractiva.

Pero como ya se ha dicho, lo atractivo nos llega con sello burgués. De manera que, entre las problemáticas a solucionar está la deconstrucción de cierta producción burguesa que da al traste con esa idea actual de lo atractivo que tenemos. Entonces, nuestro plan teórico-práctico debe estar enfocado también a desmontar y superar esa lógica burguesa de lo atractivo, que habita en nuestras mentes y que condiciona nuestras valoraciones.

Producir así, otros modos de entender y apropiarnos de nuevas formas de ser atractivos, que rompan con la lógica simbólica unilateral del-ser-atractivo-burgués. Armar colectivamente una sociedad siempre superior; que sea humanista, política, social, económica y culturalmente atractiva, en función del bien de todos.

…………

ALGUNOS ENEMIGOS POTENCIALES DE LAS CIENCIAS SOCIALES EN CUBA.

POR ESTEBAN MORALES, MAYO 2022.

Hace algún tiempo que no escribo sobre fenómenos internos. Ahora volveré sobre ellos, para hablar de algunas ideas que me inspiro el último “Dialogar Dialogar”, en que participé, dedicado al debate sobre las “Ciencias Sociales y Humanísticas en Cuba”. Tema inagotable, sobre el cual debemos continuar discutiendo de manera incansable. Debate al que debemos incorporar masivamente a todo el que nos sea posible.

Estas últimas ciencias tienen algunos enemigos potenciales. Y digo potenciales, porque solamente pueden actuar si nosotros, políticos e intelectuales, se lo permitimos. Aunque alguno de ellos, en particular los políticos, puede disponer de fuerzas suficientes para   tratar de aplastar. Estas últimas fuerzas son aquellas que pretenden limitarnos a todos en nuestras opiniones, o amedrentarnos para que solo digamos lo que es del agrado y conveniencia de algún sector de poder.

Esta experiencia la viví como miembro de la Catedra de Economía Política, en La Universidad Lomonosov, en Moscú, mientras hacia mi primer doctorado. Y donde también participaba como invitado a las reuniones del núcleo del PCUS. Viví la experiencia, de cómo el Organismo Superior, limitaba a los militantes, cuando estos trataban de defender la independencia científico- académica. Oportunismo, intolerancia, cobardía; de todo hubo en esas discusiones.

Cuando me fui, ya esa batalla estaba perdida. Y quedaban muy poco tiempo para “el Derrumbe”. El que no resultó ser obra de la situación económica, ni de los ataques del imperialismo, sino de la incapacidad del Partido Soviético, para orientar de manera correcta a su intelectualidad, en la batalla que se libraba en aquella Institución Académica tan poderosa, por la independen cia de la ciencia.

Estos potenciales enemigos, que ya había tenido oportunidad de conocer, creo, pueden, ser entre otros, los siguientes:

1-La burocracia, que siempre contiene gente prejuiciada e ignorante, que ocultan sus miedos, limitaciones e incapacidades intelectuales, bajo la sombrilla del ejercicio del poder.

2-El “burócrata”, una categoría muy específica, que experimenta una animosidad casi genética, contra el científico, y el intelectual en general.

3-   La autosuficiencia. Siempre presta a hacernos creer a científicos y políticos, que nos lo sabemos todo y que no es necesario aprender de nada ni de nadie.

3-   El prejuicio. Que no deja al pensamiento volar.

4-   La cobardía. Siempre tratando de frenarnos frente a la necesidad de trabajar con las verdades.

Nuestras Ciencias Sociales y Humanísticas, han padecido y padecen aun de todos esos males. Lo cual encierra la virtud de tenernos muy preocupados.

“Las Ciencias Sociales, pertenecen a un tipo de actividad diferente de la política. No solo diferente, sino independiente de la actividad política, aun y cuando están en estrecha interacción.” (Revista Contracorriente…).

“Pero ello no significa que tenga que haber coincidencia entre las Ciencias Sociales y los puntos de vista de la política”. (Contracorriente…).

“La política está muy entrelazada con la coyuntura, por tanto, su lenguaje está vinculado a unos códigos que permanecen mucho tiempo y se desfasan en ocasiones del estado real que alcanza el desarrollo de las relaciones sociales. No obstante, las Ciencias Sociales pueden ayudar mucho a buscar alternativas, nuevos lenguajes y códigos, para en función de objetivos estratégicos, sacar a la política de sus atolladeros”.

Razones por las cuales, hay que defender las diferencias entre Ciencias Sociales y política y, sobre todo, la independencia relativa de la primera respecto de la segunda.

Dentro de esa relativa independencia de las Ciencias Sociales de la política, hay que defender, además, que los resultados de las Ciencias Sociales y Humanísticas tienen varios canales de entrada a la vida social.

Entre ellos, como los más importantes, consideramos, los siguientes:

-La publicación y divulgación de sus resultados para toda la sociedad.

-Su participación en el proceso de formulación de política y en la toma de decisiones.

-El consumo social de sus resultados investigativos.

No obstante, no existe todavía en Cuba, el divorcio, pero aun, lamentablemente, estamos lejos de haber alcanzado una articulación adecuada, entre Ciencias Sociales y política; asunto que consideramos como de vital importancia, para la supervivencia del Proyecto Social Cubano. Sobre todo, encontrándonos a la entrada de un periodo histórico, donde la guerra a librar es esencialmente cultural. A pensamiento.

El papel más frecuente de nuestras ciencias ha sido el de diagnosticar, no pronosticar. Claro, que ello tiene mucho que ver aun, con la cobardía y el oportunismo, en no pocos de nuestros científicos sociales, de esperar por el discurso político, para supuestamente, no equivocarse, o no ser objeto de represalias. Lo cual nos queda muy mal, sobre todo, cuando resulta, que es el discurso político el que se ha equivocado. Sin ya tener tiempo de ser rectificado.

La ciencia tiene que prever, adelantarse, ciencia que no pronostica no es ciencia. Pero esto último resulta mucho más difícil en las Ciencias Sociales, más cercanas de la política, del poder y en las que el factor subjetivo tiene una función de primer orden. Las Ciencias Sociales y Humanísticas, tropiezan con dificultades muy particulares y específicas, por su cercanía de la política, que es también decir, del poder.

Además, cuando, como resultado de su propia naturaleza y juventud, las Ciencias Sociales y Humanísticas presentan un menor desarrollo relativo, que el resto de las ciencias en el país. Compleja situación, que hay que tratar de solucionar. Dado que resulta muy serio problema, para un país que pretende una dirección consciente de los procesos sociales. Y cuando históricamente, hemos padecido el estereotipo, de que, en nuestro país, siempre que se habla de ciencias, salvo que se especifique, se está hablando solo de las llamadas Ciencias Naturales y Exactas.

Por ello se necesita de una ciencia social que pronostique y contra ella conspiran un conjunto de fenómenos del orden y nivel de nuestras propias Ciencias Sociales, pero también del orden político-ideológico y cultural.

De qué modo avanzar, todo lo rápido que necesitamos, si los políticos ejercen, no pocas veces, una presión burocrática, engavetando el resultado de las investigaciones sociales, frenando su publicación y conocimiento, o tomando represalias contra opiniones emitidas por las ciencias sociales, sobre todo, cuando sus noticias no son buenas?

Además, ha habido entre nosotros una confusión excesiva entre ciencia y política, que se traduce en la confusión entre discurso político y discurso científico, lo cual nos ha traído como resultado, lo que debe ser, mas su complementación y no su contraposición.

Los científicos, no pocas veces se acobardan y se auto limitan en decir las verdades; los políticos utilizan no pocas veces su poder, para tratar de imponer a las ciencias sociales discursos que no contradigan a la política. Lo que a su vez ha traído como resultado esa gran confusión entre discurso político y discurso científico. Que termina por afectar el vínculo entre la ciencia y la política. (Ver en mi blog; o en la Revista SEAP No. 27, Ciencia y Política: un dúo complejo.)

Durante estos años, hemos avanzado, yo diría que bastante, en la investigación sobre Cuba, que debe ser el centro de nuestro quehacer científico, pero todavía restan asuntos que ni siquiera apenas son abordados. Como la problemática de las relaciones raciales. Uno de los temas en que presentamos mas atraso en su tratamiento científico. De modo que en nuestra educación superior no existe un abordaje de las relaciones raciales en Cuba, que nos diga si disponemos de un “techo científico”, que permita asesorar seriamente a la política.

Existen trabajos aislados, individualidades brillantes, resultados investigativos relevantes, pero falta aun la masiva atención y sistematicidad en el tratamiento del tema. Mucho más, un abordaje que nos permita pronosticar el futuro en el tema. Y fundar escuela, que es fundamental para el fortalecimiento de la ciencia. Hemos tenido intelectualidades brillantes, pero si no hay Escuelas de Pensamiento, la ciencia no logra imponerse, como el modo de hacer las cosas. Porque una intelectualidad aislada seria siempre débil.

Debemos tener claridad en que no vale la pena recrear el conocimiento científico, si ello no es útil para proyectarse en el futuro. Si no sirve para adelantarse a lo que pueda ocurrir. Lo cual, en el caso de Cuba, es cuestión de vida o muerte. Sobre todo, tratándose de temas referidos a nuestra realidad interna cubana, a su economía en particular y a la confrontación con Estados Unidos.

Si ese trabajo científico no es de utilidad para construir herramientas, que tanta falta nos hacen, para pronosticar los acontecimientos y tenerlos agarrados antes de que ocurran. Para lo cual, no basta con el análisis de la coyuntura, sino que se hace necesario “modelar la realidad”, para lograr pronosticar su posible comportamiento. Asunto muy difícil en nuestras actuales Ciencias Sociales, aunque no imposible de lograr. (Ver en el Blog: Un Modelo para el Análisis de la Confrontación Cuba-Estados Unidos en los Umbrales del Siglo XXI).

Nuestras ciencias sociales tampoco avanzan lo suficiente por su falta de integralidad; que para mí es, la necesidad de lograr la capacidad de apropiarse de los instrumentos de análisis que se desarrollan por otras ciencias. Para fortalecer el carácter dialectico de sus investigaciones. En lo cual nuestras ciencias sociales están aún muy atrasadas. Las Ciencias Sociales cubanas, ganaran mucho en integralidad, cuando sean capaces de apropiarse del instrumental analítico desplegados por otras ciencias y alrededor de las Ciencias Matemáticas en particular: Programación Lineal, Estadística Matemática, Procesos estocásticos, Redes Neuronales. etc.

La insuficiencia anterior, que aún no logramos superar, tiene que ver con un mal casi endémico dentro de nuestra educación, en particular dentro de la Educación Superior.  En la que muchos estudiantes seleccionan como campo de su formación a las Ciencias Sociales y Humanísticas, por considerarlas más fáciles. Craso error. O por la tendencia a introducirle a los muchachos en la cabeza, que las Ciencias Naturales y Exactas son las más difíciles. O simplemente huyéndole a las matemáticas.   Por lo cual, nuestro modelo de enseñanza en ese aspecto, esta torcido. Pues ello nos limita mucho para la formación de investigadores, que vean a la ciencia como una sola y que no establezcan compartimentos estancos y prejuiciados dentro de ellas.

Si el estudiante es preparado con esa deformación que le introduce el propio sistema educacional, algunos profesores, estamos simplemente comprometiendo el futuro de nuestras ciencias. Pues la actividad de la investigación científica recibirá un producto humano no idóneo, no terminado, para avanzar.

En resumen, hay que alcanzar la preparación y el dominio del instrumental que nos permita “modelar” en las ciencias sociales, porque, en definitiva, lo más importante que puede hacer la ciencia, en cualquier campo del conocimiento, es aportar algoritmos, leyes, métodos de comprensión de la realidad. Pues es lo único que nos permitiría ser predictivos, cuando nos movamos en el campo de las ciencias Sociales y Humanísticas, dentro de las cuales el factor subjetivo tiene tanta importancia. Ese factor subjetivo tan difícil de aprehender. Pero que desempeña un papel vital en estas ciencias.

Las Ciencias Sociales en realidad son las más difíciles, por el papel del factor subjetivo en ellas, el fenómeno de la conciencia; porque su laboratorio es la propia sociedad y porque este ultimo solo puede ser construido a escala y de manera artificial, para lo cual hace falta la selección de muestra, la Estadística Matemática, La Programación y otros métodos. Razones por las cuales, las ciencias sociales son las más complejas, difíciles, más atrasadas y por demás, nuevas. Incluso, porque se requiere para el trabajo dentro de ellas, de una gran acumulación de lecturas, datos, revisiones bibliográficas e informativas, conocimientos acumulados durante años, e integralidad en el proceso de autoformación, como no se exige para ninguna otra ciencia particular.

Lo último a lo que quiero referirme ahora, es a la cierta relación “incestuosa” de las Ciencias Sociales y Humanísticas con la política y entre los científicos sociales y los políticos.  Lo que tanto nos ha abrumado y retrasado en estos años. Ha provocado tantas equivocaciones y tanto sufrimiento le ha traído aparejado a muchos de nuestros científicos sociales.

Recordemos la historia del Departamento de Filosofía y la desaparición de la Revista pensamiento Crítico en 1971, así como la eliminación del Departamento-Escuela de Sociología, todos en La Universidad de La Habana. O la “Historia del llamado “Cubanologo sin Carnet”, cuando fueron desmembrados los centros de Estudios de América, el Centro de Estudios Europeos, el Centro de Estudios de Africa y el Centro de Estudios de Asia y Oceanía. Esto sin dudas provocó un retraso de más de 10 años en el desarrollo de las Ciencias Sociales y Humanísticas en nuestro País, y especialmente en el Estudio de las Relaciones Internacionales. Solo el hoy llamado Centro de Estudios Hemisféricos y sobre Estados Unidos, sobrevivió.

Todo lo cual estuvo muy ligado al sectarismo, el dogmatismo, la ignorancia y la polémica con la enseñanza del marxismo; ciertos métodos de trabajo partidario de entonces, la búsqueda del camino del socialismo, la penetración dogmatica soviética en nuestras Ciencias Sociales y Humanísticas; el alejamiento de nuestras raíces culturales e históricas; el desdén por los resultados de las Ciencias Sociales y Humanísticas, que no vinieran del campo socialista. Todo lo cual generaba un tipo de lucha ideológica interna, que tendía a confundir ciencia, política e ideología, dentro de un discurso por el que siempre se esperaba para no equivocarnos.

Esto tendía a generar un quietismo que paralizaba el estudio crítico de nuestra realidad concreta, lo que en definitiva frenaba aquello que debía ser la búsqueda perenne, para producir la mescla dialéctica de lo nacional y lo internacional, en la búsqueda de nuestro modelo propio de socialismo.

En la Sociología y la Antropología, en particular, estaríamos más avanzados, si no hubiéramos cometido los errores de la segunda mitad del año setenta: volamos en pedazos al antiguo Departamento de Sociología, con 15 años de experiencia y una licenciatura consolidada. Haciendo también desparecer el Departamento de Antropología. Repitiendo así los errores cometidos en la URSS  20 años antes.

Además, creamos el engendro de una Facultad de Filosofía e Historia, solo por una cuestión burocrática de no agregar más facultades. Errores todos, a los que no pocos trataron de oponerse, pero que el Ministerio de Educación Superior con su Departamento de Marxismo-Leninismo, el Departamento de Educación de Educación Interna del Comité Central del Partido y la Dirección Política de las FAR, contribuyeron a cometer, haciendo caso omiso a los que sabían que se trataba de un craso error, contra el futuro desarrollo de las ciencias sociales cubanas.

También ha operado, con mucha fuerza, la confusión entre Marxismo Leninismo y Ciencias Sociales; entre discurso científico y discurso político e ideología revolucionaria, confundiéndolos con el Marxismo leninismo, lo que produjo durante mucho tiempo, el fenómeno de que equivocarse en las ciencias sociales era prácticamente equivalente a equivocarse con la ideología del partido. Ello no se ha independizado aun totalmente. Sobre todo, cuando se ha tratado de criticar asuntos de la economía u otros aspectos de la realidad interna, como fueron recientemente los problemas de la corrupción y cierta intolerancia.

Se ha avanzado mucho durante estos años, pero esclarecer en la práctica política cotidiana, las diferencias y correlaciones entre marxismo-leninismo, ciencias sociales, ideología y discurso político, es un reto que aún está por ser vencido en su totalidad. Aún produce sus víctimas.

Continúan existiendo políticos que creen que pueden “ordenar” a los científicos sociales su opinión para justificar las políticas; han monopolizado lo que se investiga, teniéndolo en una gaveta todo el tiempo que desean; como tuvo lugar con las investigaciones sobre Relaciones Raciales en Cuba, del Centro de Antropología de La Academia de Ciencias. Olvidándose continuamente de que la producción de nuestras ciencias es también y en primer lugar para la sociedad. Criticándonos cuando no decimos lo que les gusta, o mandando a “sancionarnos” cuando decimos lo que no les gusta.

Ese control de la Ciencias Sociales, heredado de los ex países socialistas, en particular de la antigua URSS y que tanto daño nos ha hecho en estos años, tiene que terminar de desaparecer. Porque en realidad, la ciencia solo produce de verdad, para hacer avanzar la economía, la política y todo lo demás en la vida social, cuando esta se hace dentro de un ambiente de confianza política, libertad y democracia académica. Por lo que relación incestuosa, de que hablamos, tiene que terminar.

Además, eso de que las ciencias sociales sirven solo si solucionan algún problema práctico, tiene que acabar. Las Ciencias Sociales y Humanistas, tienen que trabajar desde el origen de los proyectos investigativos y también para sí mismas. ¿De lo contario, como se van a desarrollar? ¿Prestándole atención solo a las investigaciones para la práctica social? ¿Y sus investigaciones fundamentales, donde quedan?

Esto último ha terminado entendiéndose bastante bien para el resto de las ciencias, pero en las Ciencias Sociales, aun es un problema sin resolver de manera total y   que compromete el desarrollo de las Ciencias Sociales.

Tal vez se piensa aun, por algunos, que, manteniendo un férreo control sobre la producción científica de las Ciencias Sociales, es como más se avanza. Lo cual es un absurdo. Si el científico social no tiene la libertad de producir y está siempre acosado por el miedo a decir algo que no sea del agrado de algunas estructuras de poder, o que contradigan a la política; sus resultados no servirán para nada.

Cómo hallar alternativas para superar los errores de la política, si el científico social siempre debe equivocarse, solo cuando la política también equivoca? ¿Cuál es la alternativa, equivocarnos todos y hundir al país?

Me parece ver ya un iniciado un proceso de superación de estos problemas planteados; se observa, desde   hace algunos años, un ambiente poco más abierto y propiciatorio para la creación, para la crítica, pero aun a niveles que resultan todavía insuficientes.

Un ejemplo de lo anterior es nuestra propia prensa, en la que la critica está bastante ausente. No aprovechando casi nada, el amplio y atractivo caudal de análisis crítico que está en buena parte de nuestra intelectualidad revolucionaria.

La prensa nacional sigue sin publicarle a la inmensa mayoría de los intelectuales cubanos. De algunos son repetidos sus nombres incansablemente, pero otros, desaprovechando también su extraordinario caudal, no aparecen nunca, perdiéndose su potencial para el mejoramiento y ampliación del interés de nuestra población por leerla. Y como si fuera poco, regalándole a la prensa extranjera muchas de nuestras producciones intelectuales.

Se prefiere el artículo de un intelectual extranjero, en lugar de darle espacio al que se escribe en Cuba. Creo que todo ello es el resultado de que hace más de cuarenta años, asumimos una estructura para la conducción de nuestra prensa, que ya resulta obsoleta. Por lo cual, hasta que no “volemos en pedazos” esa estructura, junto con los que se acostumbraron a ella, no solucionaremos el problema.

O nuestra prensa alcanza el nivel que ya le están exigiendo las condiciones en que ahora se desenvuelve el país, o será una de las responsables de que no logremos lo que nos hemos propuesto.

No se trata aquí, de hacer tabla rasa, o de un pase de cuentas, ni de hacer leña del árbol caído por los errores cometidos. Sino de que errores de los cuales no se enfrenta su historia, en contenido y autores, no tendrían solución. Porque, hasta, con los mismos que los cometieron, contamos para resolverlos.

De los problemas planteados al principio, solo nos quedaría rendir cuentas con los prejuicios y la autosuficiencia. Males que están presentes, tanto en los políticos, como en los científicos, pero que entre los científicos ocupan un lugar prominente.

He visto a no pocos científicos que presentan prejuicios hacia determinados temas; por ejemplo, con el tema racial, lo cual les limita para echar a volar su pensamiento. A un científico nada le debe ser ajeno y el científico con prejuicios, para lo primero que no sirve, es para la ciencia. Un científico debe siempre estar dispuesto y preparado para que su pensamiento vuele hacia los rincones más apartados de la realidad. Un científico que no se asume, o le tiene miedo a un tema, está incapacitado para asumir las complejidades del trabajo científico.

Un científico, o un político autosuficiente, que cree saberlo todo y piensa que no necesita aprender de nada, está anulado para la adquisición de nuevos conocimientos y por tanto para la ciencia y la política. Porque el conocimiento es infinito; comienza con el nacimiento y termina con la muerte.

…………..

LA HEREJÍA DE LOS VALIOSOS: APUNTES SOBRE EL CASO ALMA MATER

POR LÁZARO ERNESTO ARIAS, MAY 4

https://medium.com/tiempomuerto/la-herej%C3%ADa-de-los-valiosos-apuntes-sobre-el-caso-alma-mater-a3beb8f279e8

Unos seis meses atrás podía sentarme delante de un texto más o menos reposado, más o menos conseguido, a decidir donde lo enchufaba. El dilema resultaba copioso y no era el único que lo enfrentaba. Colaboraba con tres proyectos, más no únicos, que trabajaban fuerte con los públicos jóvenes (con periodistas jóvenes) y se ponían ciertos estándares en cuanto a forma y contenido dentro del complejo ecosistema de la prensa cubana.

Podía sentarme a pensar donde quedaría mejor: si en Horizontes, más narrativo y atemporal; si en Qva en Directo, de impacto, rigor, nucleado por Darío Alejandro Escobar; o en la Revista Alma Mater de los innovadores muchachos de La Habana.

Horizontes fue deshojándose por emprendimiento de proyectos personales o profesionales de sus fundadores. Por evitar monetizar su modelo sin comprometer lo logrado con genuina independencia. Qva en Directo eliminó su página anterior, cambió de editor y de redacción en busca de un impacto más contable. Alma Mater –hermana mayor, si me permiten— sufrió el desenlace fatal: buena parte de sus periodistas manifestaron sus intenciones de renuncia, luego de que el buró nacional de la UJC tomara la decisión de liberar a su director.

Esos proyectos solo tenían que levantar la vista para encontrar otros, con agendas y estilos distintos, pero con la convicción de que la deconstrucción colectiva de la realidad con todos sus actores y contrastes podía ser la vía para dialogar con la juventud cubana dentro y fuera del país. De hacer periodismo serio, crítico, para cultivar, para emancipar. Aún en medio del conflicto mediático más viejo del continente. Eso. Hacer periodismo. Aunque compatible, no equivale con hacer activismo.

Los ejecutores de cesar a Armando Franco interrumpieron el desempeño de uno de los medios que más y mejor trabaja, que más y mejor conecta con el público joven cubano en su conjunto, y prescindieron de uno de los directores jóvenes más capaces que tiene la capital del país. Resolvieron el asunto con una liberación para sentirse a gusto a la esquina izquierda del cuadrilátero. No todos los conteos de protección son explícitos ni acaban cuando llegan a diez.

Sin margen de error

No porque lo diga un novato, aunque haya conocido de cerca varios procesos afines (en el Caimán, en Somos Jóvenes, en Qva en Directo). «Los 36 años que llevo de graduado de periodismo me han hecho ser testigo de una y otra vez de historias como las que ahora motiva múltiples comentarios en las redes. Ello corrobora que en el ejercicio del periodismo en una sociedad como la cubana no hay margen para el error”, escribió en su muro de Facebook el caimanero Joaquín Borges Triana.

Lo usual es que los cambios de dirección resulten trances discretos, donde el afectado asume un mea culpa por algún error cometido, no se siente respaldado o simplemente quiere descansar. Donde la discreción del proceso funciona como obligación ética o moneda de cambio para no ser desechado por completo, cuando aún no ocurre una ruptura definitoria.

«Siempre hemos dicho que lo más complejo será ganarse la atención y el respeto de las juventudes», dijo el presidente de la Unión de Periodistas de Cuba. «Ser un medio fundamental, como establece la Constitución, hay que ganarlo. No es un título que regala la Constitución en sus postulados, hay que disputarlo todos los días en una puja simbólica extraordinaria, en este país cercado. La prueba de nuestro apoyo a los muchachos de Alma Mater está en los resultados de los festivales nacionales de la prensa y nuestros concursos nacionales.»

La liberación (vaya eufemismo) de Armando Franco condujo la lámpara de halógeno hasta las zonas grises del fenómeno: lo prescindible de los valiosos, la vulnerabilidad del gremio periodístico cubano ante medidas como esta, el desfase nada fortuito entre un medio de vanguardia y la vanguardia que decide a dedo sobre el sistema de medios; el papel secundario de organizaciones como la UPEC, los sindicatos o comités de base de la propia Unión de Jóvenes Comunistas. Desechar es más fácil de lo que parece: las próximas generaciones de comunicadores observan.

El silencio del consejo que decidió la liberación de Armando Franco duró hasta el jueves. La secretaria general de la UJC Aylin Álvarez puso sus cartas sobre la mesa. «He leído también algunas personas preocupadas respecto a las competencias de la UJC para decidir sobre el cargo de un medio digital como Alma Mater. Esta revista, junto a Zunzún, Pioneros, Somos Jóvenes, El Caimán Barbudo y Juventud Técnica, pertenecen a la Editorial Abril, la cual es dirigida por el Comité Nacional de la UJC».

“Errores en la política editorial”, fueron los términos usados por Asael Alonso Tirado, director de la Editorial Abril, según miembros de la revista. «Su liberación al frente de Alma Mater, nada tienen que ver con una expulsión o sanción», añadió Aylin. «Su salida se produce como un proceso natural de renovación y responde a la política de cuadros de la UJC y el país».

No dudo que haya personas de valía en sus campos de estudio o de labor que concuerden con la idea de la renovación de la revista. No dudo que si ponen su atención y su capacidad evaluativa en otros tantos espacios digitales cubanos encontrarán problemas más complejos de resolver. Socialistas no son los que ejercen el poder desde un buró elegido, si no los que cumplen la voluntad de los que de algún modo afecta o implica el ejercicio de sus decisiones.

Tal vez le vaya tan bien a la UJC en materia de comunicación que pueda darse el lujo de «renovar» a uno de sus medios más eficaces. Concuerdo con Silvio Rodríguez en que el problema no radica en que Alma Mater pertenezca a la Unión de Jóvenes Comunistas. Es que su dirigencia se cierre, se muestre obsoleta, tan poco rebelde o iconoclasta.

“Hasta Raúl lo dijo varias veces: si vamos a tener un solo partido, es necesario que ese partido sea lo más abierto, comprensivo, abarcador, ecuménico posible. No son sus expresiones pero sí sus ideas”, apuntó Silvio en Segunda Cita. “Me preocupa que la revolución (o lo que usa su nombre) acabe siendo contrarrevolucionaria y que lo que se le enfrente parezca o acabe siendo revolucionario”.

De críticos y renovaciones

Qué argumentos respaldan que Alma Mater se apartó de la «línea universitaria» o cometió “errores editoriales”? Un estudio de audiencias, de mensaje, de liderazgo? Quién definió la «línea universitaria» como categoría cualitativa de semejante argumento? La determinan las necesidades comunicativas de los públicos universitarios, el buró de una organización política o la feliz confluencia entre la agenda política, la mediática y las necesidades de los públicos?

A qué parte de los lectores de la revista les molestó la gestión de la revista o sus contenidos más ligeros? Qué tipo de productos comunicativos consumen los jóvenes del tercer milenio y cómo atraerlos a lecturas más profundas? Dejó la revista en algún momento de cumplir con la agenda política país o de la propia UJC? Tal vez pase por inocente al pensar que siquiera esas cuestiones se tuvieron en cuenta. La prepotencia cae siempre en vertical.

Armando Franco quiso quedarse en Alma Mater. Sus subordinados quisieron que se quedara. Muchísimos de sus lectores y colegas querían que se quedara. La UPEC lo apoyó. El Partido lo escuchó. Pero ni eso detuvo el ademán de prescindir de él, en nombre de la política de cuadros. Si la liberación fue tan “natural” y de rutina, por qué se negaron a hablar con el equipo de Alma Mater? ¿Por qué todo se comunicó y ejecutó aquel mismo martes? Por qué Armando Franco aún no tiene su próxima ubicación como aseguró públicamente Aylin Álvarez? Cómo va el trabajo de la revista renovada?

Nunca se han requerido investigaciones en comunicación o protocolos públicos para cesar a un director de su cargo. Me gustaría ver, no obstante, a esos críticos que apostaron por la liberación de Armando Franco dirigir un medio en la Cuba de hoy, con los recursos de la Cuba de hoy, con la polarización ideológica y el sectarismo de la Cuba de hoy, y conectar, no sé, con unos 30 o 40 mil suscriptores.

Desde el 2020 escribo ocasionalmente para la Revista. Tendría entonces unos 14 mil me gusta en su página de Facebook. Hoy tiene más de 40 mil. No conozco a Armando o a sus integrantes en persona. Ni siquiera sé cómo luce su redacción. No por eso he dejado de sentirme parte de la buena vibra de su trabajo y, ahora, de su indignación ante este revés.

Si Alma Mater no dejó impávidos a sus lectores cuando la crisis sanitaria en Matanzas o las olas pandémicas de agosto y septiembre de 2021, ni en las manifestaciones del 11 de julio o en la articulación del debate nacional que vino después, hoy el gremio apoya y acompaña la indignación de los que pusieron a la revista de Mella en el lugar que nunca debió dejar. La herejía del periodismo revolucionario debe ser siempre respaldada, así como los herejes que la cometen.

Un tal Eduardo Galeano asestó: la neutralidad es imposible. “El mundo se divide, sobre todo, en indignos e indignados, y ya sabrá cada quien de que lado puede y debe estar”.

“Alma Mater está viva. Los muertos somos nosotros”

“Era un velorio. No hay otro símil. Te acompañábamos en el duelo de un cadáver que era de todos y nos abrazábamos como solo se abraza en esas circunstancias», contó una de las reporteras en renuncia Laura Serguera (y compartió Armando Franco) sobre el día que les comunicaron la decisión. «Ahora llegarán los que creen que es un luto forzado, que no tenemos derecho. No saben lo que dicen. Alma Mater está viva, la entregamos latiendo. Los muertos somos nosotros”.

Otros estamentos del poder político en Cuba ya prestaron atención al caso Alma Mater y a la valía de Armando. Los contrapesos pudieron manifestarse. Aún es momento para crear –solicitar– mecanismos jurídicos resolutivos para que la UPEC, los sindicatos y las redacciones participen en las decisiones que afectan la esencia misma de la gestión de la comunicación mediática o la selección de un consejo de dirección capaz. Ninguna vanguardia socialista que se precie puede temer a rectificar, a responder con más democracia a los escollos del camino.

Falta mucho por conocer sobre este caso, pero no son horas para despreciar a los que sueñan. No debe cambiar algo que funciona por el mero hecho de cambiar. No existen fronteras de mármol para los temas que le interesan a los universitarios. La revista joven más vieja de Cuba no puede convertirse en un proyecto latente o complaciente para los que piden que dé un paso atrás, sin una justificación convincente.

Desnuclear a este equipo de comunicadores, amparados por premios y resultados demostrables, constituyó una fatídica decisión, un revés para el gremio, para la comunicación pública cubana. Cuántos proyectos o jóvenes más tenemos que perder?

Decía Alfredo Guevara, fundador del ICAIC y uno de los viceministros de cultura de la Revolución, que «no hay vida adulta sin herejía sistemática, sin el compromiso de correr todos los riesgos. Y por eso es que esa actitud ante la vida, ante el mundo, supone una aventura y la posibilidad del fracaso. Pero es también la única oportunidad de acercarse a la verdad en cualquiera de sus aristas».

Alma Mater transgredió varios límites simbólicos para ciertos conservadores de izquierda. Su equipo puso la mejilla en los resbalones. Su impronta animó a otros proyectos. Sumó a distraídos. Acogió a descarriados. Cuando otros claudicaron, cuando callaron o vacilaron los medios tradicionales de este país, informaron como debe ser. Y eso es bastante para decir a «la hora de los chacales».

Su gallardía, a las puertas de la derrota, siguió siendo admirable. Fuerza y temple.

No queda otra: la herejía de los valiosos debe trascender al mal tiempo y las embestidas.

……………..

CATALEJO: UN DEBATE ABIERTO SOBRE EL FUTURO DE CUBA

POR KARINA MARRÓN, MAYO 6, 2022

http://temas.cult.cu/un-debate-abierto-sobre-el-futuro-de-cuba/

*Reseña del libro Cuba, el futuro a debate del periodista mexicano Gerardo Arreola.

Quizá fue en el año 2006 la primera vez que reparé en la frase. Entonces les daba clases de comunicación social a estudiantes venezolanos que vinieron a Cuba a formarse como trabajadores sociales y se hizo costumbre la broma de imitar acentos mutuos y expresiones reiteradas por uno u otro grupo.

La que distinguía a los cubanos, sin duda alguna, era aquel contundente “no es fácil” que podía encerrar las más disímiles circunstancias. Podíamos decirla decenas de veces al día sin percatarnos, y utilizarla lo mismo para hablar de los problemas del transporte que de las complejidades de nuestra sociedad, o de cuestiones personales.

Y ciertamente no es sencillo comprender la naturaleza del cubano o la realidad de este país. Está claro que cada pueblo o nación se construye de un amasijo de hechos, pensamientos, momentos que marcan la forja de su carácter, y todo ello imprime un sello, profundidades que es imposible desentrañar en un primer acercamiento, en una primera mirada, o a veces, como es el caso de la isla, incluso luego de largos periodos de vivir en ella y conocer a su gente.

La obra es una exhaustiva cronología (por llamarla de algún modo) de los sucesos fundamentales ocurridos en Cuba en los últimos 15 años, una tarea titánica si se toma en cuenta que en la etapa se produjo la salida de sus cargos públicos del legendario fundador de la Revolución de enero de 1959, Fidel Castro; asumió esas responsabilidades otro de los líderes históricos del proceso, Raúl Castro, y finalmente ocurrió el relevo generacional en la dirección del Estado y del Partido Comunista, con la llegada de Miguel Díaz-Canel.

Solo con esos elementos ya valdría la pena acercarse a esta propuesta, pero como la realidad es siempre más rica que la ficción, al cambio de mando en un país gobernado durante casi 60 años por las mismas personas (algo incomprensible para muchos en el mundo, en particular para quienes juzgan desde los estereotipos), se unieron otras circunstancias que hicieron más dramático y singular el momento.

La isla abrazó, desde 2011, un proceso gradual de transformaciones económicas y sociales que obligan a dirigir la mirada justamente hacia el rumbo de esos cambios. A ello se suma que, en este periodo, las siempre controvertidas relaciones con Estados Unidos pasaron del restablecimiento de los vínculos diplomáticos, la firma de 22 acuerdos y la visita del mandatario norteamericano a la isla, entre otras distenciones en el segundo periodo de gobierno de Barack Obama (2009- 2017), a la etapa de mayor recrudecimiento de las políticas coercitivas hacia la mayor de las Antillas con la llegada de Donald Trump (2017-2021), y la continuidad de estas por el presidente Joseph Biden.

El tránsito por esos agitados momentos Arreola lo realiza mediante un hilo conductor: el debate sobre el futuro del país. El autor no valora, no introduce sus opiniones, sino que presenta los hechos, para lo cual tuvo que hacer un ejercicio periodístico de altos kilates, pues no solo indagó en distintos medios de prensa y espacios digitales, sino que debió leer entre líneas, echar mano a archivos personales y atar cabos sueltos para poder construir una pintura de la realidad cubana de esos años.

Lo ayudó su permanencia en la isla como corresponsal de La Jornada, que le permitió ser testigo presencial de muchos de los acontecimientos que narra y, por qué no, adentrarse en los entresijos de la sociedad cubana, para así brindar los sucesos con muchos más matices.

Su obra, sin embargo, no se inclina hacia ninguno de los dos bandos en los que suelen dividirse quienes acostumbran a hablar de la nación caribeña. Mantenerse objetivo y distante, mostrar los acontecimientos sin sesgos es un propósito que se respira en el libro y que consigue en buena medida.

Algunos podrán decir que no está reflejado suficientemente en ella el impacto de las políticas estadounidenses sobre las decisiones políticas adoptadas por Cuba en determinadas circunstancias, y que después determinaron conductas o líneas de acción en el tiempo. Otros podrán tildarlo de “defender al régimen” por mencionar los aciertos y cualidades de los hermanos Castro, como acostumbran a llamarlos en esos grupos. En cualquier caso, Arreola se arriesga a buscar el equilibrio y lo encuentra, y eso permite que el lector participe de este viaje en el tiempo sin entrar en grandes conflictos con el autor.

No es, sin embargo, una lectura lineal, lo que pudiera en determinados momentos confundir a quienes no son seguidores de los temas sobre Cuba. El periodista mexicano opta por abordar tópicos: la enfermedad de Fidel Castro, el ascenso de su hermano Raúl al frente del Gobierno, los cambios en el modelo económico y social del país, la política exterior como expresión de los nuevos tiempos… Es este reacomodo el que lleva a dedicar un capítulo entero a la visita de Obama a la isla, aunque anteriormente se haya hecho alusión a sucesos posteriores.

El libro, amén de un par de inexactitudes históricas o geográficas, me atrevo a decir que es lectura obligada para cualquiera que desee acercarse a la realidad cubana y, más aún, cuestionarse sobre su futuro, no importa el signo de ese cuestionamiento. Es tan acucioso el trabajo de recopilación de información, que incluso a una cubana que vivió buena parte de los acontecimientos a los que alude, la sorprenden enfoques, matices y detalles desconocidos.

Aciertos, sin duda, son la inclusión de un segmento dedicado a la Constitución vigente desde el 10 de abril de 2019, y el epílogo con los sucesos del 11 de julio de 2021, cuando miles de personas salieron a las calles del país, unos en protesta ante la situación de la nación y otros en defensa de la Revolución. Aunque se extrañan, presumiblemente por la añadidura de último minuto, referencias a la campaña mediática que antecedió a este hecho, o el diálogo encabezado por el presidente Miguel Díaz-Canel con distintos sectores sociales, que venía desde su toma de posesión, pero se intensificó con la situación del verano del pasado año.

Cuba el futuro a debate. La era de Raúl Castro y los retos de la transición, de Gerardo Arreola, no es un libro de respuestas, por el contrario, es un libro que nos deja llenos de preguntas. Pone sobre la mesa los hechos en el devenir del tiempo y nos invita a reflexionar al estilo clásico de la filosofía: de dónde venimos y hacia dónde vamos.

A mí en lo personal me hizo recordar la frase que dicen distingue a los cubanos, porque ciertamente “no es fácil” el camino, y el socialismo sigue siendo esa utopía por construir y conquistar.

…………….

DE LA COMPETENCIA, EL MONOPOLIO Y LAS EMPRESAS

POR DR.C JUAN TRIANA CORDOVÍ, MAYO 2, 2022

https://oncubanews.com/opinion/columnas/contrapesos/de-la-competencia-el-monopolio-y-las-empresas/

Un día, hace ya mucho tiempo, aprendí que en las condiciones del modo de producción capitalista, el monopolio es el resultado y a la vez la negación de la competencia. También aprendí, casi por la misma época, que existieron monopolios mucho antes de que el régimen de producción capitalista se afianzara como dominante. En los regímenes feudales que le precedieron, los monopolios eran una construcción desde el poder para garantizar rentas independientemente de su eficiencia.

Y he aprendido durante todos estos años que tener empresas estatales eficientes pero hacerlo de espaldas a la competencia parece que no será posible, de la misma forma que la existencia de situaciones monopólicas extendidas tampoco ayudará en ese propósito. Solo mirar lo que nos pasa hoy con una parte del comercio, dominado por dos o tres compañías que se “reparten” el “mercado” entre ellas y pueden imponer precios realmente elevados que reducen significativamente el poder de compra de la población, nos da una idea de cuan nocivo pueden ser los monopolios.

Tenemos hoy, a pesar de los tremendos problemas que tiene nuestra economía, a pesar del casi insalvable déficit de oferta, a pesar de las tremendas limitaciones para adquirir insumos, a pesar del carácter centralmente planificado de la economía, empresas que logran obtener hasta un 150% de utilidades y a veces ¡sin cumplir su plan de ventas! No son tres o cuatro empresas líderes, son el 35% del total de empresas estatales que rindieron información. Y sí, llama la atención y mucho.

ANALIZAN EMPRESAS ESTATALES CON UTILIDADES EXCESIVAS, 30 ABRIL 2022

http://www.cubadebate.cu/noticias/2022/04/30/analizan-empresas-estatales-con-utilidades-excesivas/

Que una parte de ellas quizás logren esos niveles de utilidades porque aprovecharon mejor las oportunidades del mercado, puede ser posible y admisible. Sin embargo, que una parte de ellas obtengan sobreutilidades porque disfrutan de privilegios concedidos anticipadamente, no parece ser saludable para nuestra economía. Que obtengan esas sobreutilidades por razones alejadas de la eficiencia, de la productividad, de la calidad y de la innovación, tampoco puede ser bueno para la economía nacional, y que esas sobreutilidades no se reviertan en mejoras de los procesos y los productos que generan, parece todavía peor.

Pero es cierto, la débil competencia que existe en el sistema económico cubano y la extendida práctica monopolista que lo caracteriza le permiten a muchas empresas operar con márgenes de utilidades excesivos. También es cierto que en río revuelto… negocios de oportunidad y utilidades espurias.

Probablemente lo que más llamó la atención de este último encuentro con las empresas estatales es esa rara situación de tener empresas —y no pocas (35 % del total de las estatales que reportaron información)— que logren obtener un 150% de las utilidades planificadas o planeadas. Que las empresas que “deciden el juego” obtengan altas utilidades sería lo ideal para cualquier economía pues debería revertirse en más oferta, mejores productos y servicios y procesos más innovadores que permitieran un uso más eficiente de los recursos, pero no nos pasa en esta economía.

Ocurre que la nuestra no es cualquier economía, sino una muy singular donde teóricamente al menos su carácter centralmente planificado debía evitar incoherencias, como esas que permiten a las empresas obtener altas ganancias sin una adecuada contrapartida de bienes y servicios, tan difícil de entender y de aceptar. Es cierto también que “agacharse“ en el plan permite obtener altas utilidades, incluso incumpliendo los planes de venta, pero resulta muy difícil encontrar mecanismos correctivos centralmente.

Por lo general, en aquellas otras economías es la competencia la que permite corregir estas situaciones. No lo hace anticipadamente, pero lo hace y ocurre mediante el desplazamiento de otras empresas hacia aquel sector donde es posible obtener una “ganancia extraordinaria” y esa nueva concurrencia logra equilibrar la balanza.

La situación de, al menos, una parte de nuestro sistema económico es la peor que se pueda presentar: de una parte existen monopolios; de otra, barreras institucionales que impiden que la competencia funcione adecuadamente y, además, existen planes que pueden ser manejados a conveniencia. Es como la tormenta perfecta, especialmente si colocamos esos ingredientes en un contexto donde el acceso a recursos está limitado, a veces decidido centralmente, y en no pocas ocasiones no eficazmente asignado y no eficientemente utilizado.

Pero no creo que la solución pase solo por reclamarle a las empresas otro comportamiento. Ya esa historia la vivimos hace más de treinta años, cuando el sistema de dirección y planificación de la economía ¿se acuerdan?

Que las empresas trabajen en un ambiente de competencia es el mejor antídoto; que las empresas monopólicas se reduzcan a las mínimas imprescindibles es fundamental. Que se logre un ambiente de negocios con suficiente transparencia, que se fomente el incremento de la concurrencia de empresas nacionales de todo tipo y de empresas extranjeras, puede ayudar en el propósito de evitar seguir repitiendo historias ya conocidas y nunca resueltas del todo.

Con mercados dominados, con utilidades excesivas —incluso, sin cumplir el plan de ventas—, con apropiación de rentas espurias, entonces ¿para que la hace falta a la empresa innovar, mejorar sus procesos, introducir nuevos productos en el mercado, esforzarse por exportar y hacer sostenible esas exportaciones?

No es que la competencia sea la “varita mágica” que lo resuelve todo. Para nada es así. También hay que regularla, de la misma forma que hay que cuidar que funcione bien para que produzca lo único que puede producir: eficiencia, competitividad e innovación.

Porque la economía es una sola, sus leyes se cumplen hasta por su incumplimiento. Eso también lo aprendí hace mucho tiempo.

………………..

NO MÁS DE LO MISMO: LA DIRECCIÓN DE LAS EMPRESAS ESTATALES EN CUBA

POR SILVIO CALVES HERNÁNDEZ

Profesor Titular y Profesor Consultante. Universidad de La Habana

En Cuba se han venido implantando diversas medidas para empoderar a la empresa estatal socialista, hacerla más flexible y otorgarle la autoridad que nunca tuvo.  Sin embargo, no han tenido una respuesta convincente. De hecho, distintos factores objetivos, y muchos más subjetivos, han limitado el salto requerido para hacerlas funcionar.

Las producciones y servicios no han crecido. Tampoco el volumen esperado, ni la eficiencia. Indudablemente, no se ha logrado la eficacia del paquete de las quince medidas establecidas por el gobierno.

Desde luego, son varios los factores que en ello inciden, tanto internos como externos. Uno de bastante peso consiste en la falta de preparación para el cambio. No hubo un adecuado sistema de capacitación y de preparación. Los directivos siguieron con la inercia acostumbrada y con la misma falta de visión sobre el entorno en que hoy actúa el universo empresarial cubano.

La experiencia pasada

Ha sido muy limitada la efectividad de la capacitación de las direcciones de las empresas para poder transitar rápida y eficazmente por la implantación de todas esas medidas. Se han impartido muchas horas de clases, cursos y talleres; se han discutido tesis de diploma, maestrías y doctorados y se han otorgado los títulos correspondientes. Pero, en definitiva, no ha sido tan visible el cambio esperado en este eslabón fundamental de la economía.

Se mantienen la misma estructura y el mismo enfoque de dirección que ha estado ahí durante muchos años. Ha sido centralizador, y generado siempre por la desconfianza. En toda estructura y organigramas están el jefe, los otros jefes, los recontra jefes, el Consejo de Dirección, los órganos consultivos, la comisión de cuadros, etc. Con cambios cosméticos. Esto ha sido lo mismo, a pesar de las medidas adelantadas por el país.

Poco se ha buscado fuera de las concepciones tradicionales para innovar en las estructuras de dirección de la empresa estatal. Y en este tema, al igual que en otros, resulta necesario mirar hacia afuera de la organización. Quizás en algunos casos se pretendió hacer una caricatura de lo que ocurre en el mundo empresarial internacional, con otra estructura de propiedad que no es la de la empresa estatal cubana.

A lo anterior se añade la Junta de Gobierno y las Organizaciones Superiores de Dirección Empresarial (OSDE), de modo que se han dado autorizaciones y controles como siempre (solo hacia arriba) y se le ha restado autoridad a los creadores de valores.

Hacia abajo tampoco se ha otorgado la debida autoridad. De hecho, los actores reales de la producción y los servicios no la tienen, salvo en aquellas decisiones en que el jefe de la empresa los quiera hacer participar.

En busca de otras experiencias

En Cuba y en el exterior existen nuevas y viejas experiencias que permiten identificar posibles vías de solución a este pseudo congelamiento del avance en la empresa estatal. Creo en los escollos que les produjo la famosa tarea “Ordenamiento”. Hay bastante que aprender del mundo de las cooperativas. Aunque hemos pretendido a mirarlas más como una solución social –y lo son en realidad, ya que se trata también de una forma empresarial de propiedad cooperativa–, son también empresas.

Asimismo, hay suficientes ejemplos de empresas latinoamericanas de propiedad mayoritaria o absoluta de los Estados que pueden tomarse como referentes a la hora de determinar los cambios que necesita la estructura de dirección de las empresas estatales. En lo personal, recuerdo la experiencia en la dirección de compañías extranjeras y mixtas que operaron en Cuba con fuertes vínculos internacionales. Su razón de ser era la búsqueda de nuevos mercados, la maximización de las utilidades y los beneficios para los accionistas. Soportábamos con éxito una competencia importante en el área del Caribe y América.

La Junta de Directores solo se reunía trimestralmente para analizar los resultados y tomar decisiones importantes sobre mercados o financiamientos. No teníamos otros mecanismos estructurales. La agilidad de la actuación era notable. Una tarea que acometimos con profundidad, pero con mucho cuidado, consistió en analizar el área que competía con nuestro mercado e identificar cuáles eran nuestras fortalezas ante esa competencia. Son áreas en las que hay que capacitar al empresario cubano.

Al margen de mi preparación universitaria, doctorados, entrenamientos y cursos en el exterior, al llegar a la dirección de una sociedad mercantil el cambio en mi pensamiento en la búsqueda permanente de eficacia me permitió ver las lagunas de conocimientos y habilidades que aún tenía. Esto me sirvió de impulso para llenar esos vacíos.

Las cooperativas

Otro ámbito empresarial al que hay que mirar y tomar referencias son las cooperativas. Al revisar los reglamentos de las cooperativas agrícolas y algunos de las no agrícolas, y también los de las cooperativas de segundo grado en la agricultura, en todos hay mucha enseñanza para los que se dedican desde funciones de gobierno a la organización de la empresa estatal y las OSDE.

La estructura de dirección de las empresas estales que ahora tenemos es más o menos una copia, no siempre bien lograda, de lo que existe en el mundo exterior con mecanismos de estímulo aún insuficientes. Y muy supeditadas a la capacidad de liderazgo del jefe y a las regulaciones de muchas estructuras estatales.

En las cooperativas, los productores socios tienen voz y voto; en la empresa estatal, no. En las primeras, el presidente y los cargos de dirección son electos por la asamblea de socios, y los electos son también miembros de la cooperativa. En la empresa son designados por quienes no son parte del entramado de producción de la misma. La opinión de los trabajadores pocas veces influye en su designación.

La Asamblea de Socios de las cooperativas toma las decisiones fundamentales. En la empresa, el Consejo de Dirección es consultivo y lo integran los mismos directivos que llevan adelante las responsabilidades de la misma. Las direcciones de las empresas no responden ni rinden cuentas ante los directores de la Unidades Empresariales de Base (UEB).

El mundo de las cooperativas nos puede mostrar algunas ideas que pudieran enriquecerse y adecuarse para la empresa estatal y las OSDE.

Las UBPC son, en definitiva, empresas que operan con patrimonio estatal y con una dirección electa por los socios. Esta misma condición pudiera servir de referencia a la empresa estatal. ¿Acaso lo estatal de una empresa es que alguien ajeno designe a su director? ¿Acaso un ciudadano que no es parte de la organización puede representar al Estado?

Esa representación no es otra cosa que una convención hecha por las personas para otorgarles –a unas sí y a otras no– la representación del Estado. En el caso de las empresas, esa convención de términos y conceptos ha establecido qué es estatal y quiénes lo son.

No existe un órgano de decisión de las empresas que sea como un Consejo o Junta de directores de las UEB que tengan la autoridad sobre las principales decisiones y sobre la selección de los cuadros, sean miembros de dicha junta o no. El director de la empresa no tiene que rendir cuentas ante la junta de directores de las UEB.

El director de la empresa pudiera ser uno de los directores de las UEB que más se destaque por sus resultados y por su liderazgo, y ser electo por este conglomerado.

Al comparar una OSDE con las cooperativas de segundo grado, se aprecia que la participación de las diversas cooperativas es voluntaria. En las OSDE ha sido obligatorio incluir a todas las empresas de la rama o subrama. La decisión de quienes la integran ha venido “de arriba”, no se trata de una integración voluntaria. Tampoco está abierta a la integración de otras entidades ajenas al sector que deseen participar en la OSDE, ni a otras formas productivas.

Las cooperativas de segundo grado se “ganan” que las cooperativas de primer grado quieran participar. No las obligan. Resultan atractivas para las cooperativas al propiciar economías de escala e internas, al crear servicios de uso colectivo y al brindar apoyo financiero en los momentos necesarios.

Las estructuras

La integración a una OSDE debería ser voluntaria y conveniente para las empresas. Deben participar tanto empresas estatales como Mypimes, incluso empresas mixtas con capital extranjero y hasta otras empresas extranjeras de propiedad privada. El problema consiste en que su participación resulte atractiva.

La dirección de la OSDE debería estar conformada como instancia máxima por una Junta de directores de empresas participantes y por un órgano de dirección operativo subordinado a esa Junta. Este órgano rinde cuenta ante la Junta de Directores.

En esa Junta de Directores de las empresas de la OSDE pudiera estar también la representación del Estado como propietario del patrimonio de la organización y con un peso acordado en la votación de la misma. De este modo, se reducen los escalones de mando. No es necesaria la Junta de Gobierno y no se secuestra autoridad innecesariamente.

Por ello la OSDE deberá ser una asociación voluntaria de dos o más empresas. El objetivo principal debe ser enfrentar juntos problemas y actividades que faciliten el trabajo y la gestión empresarial, satisfacer las necesidades de las empresas participantes y sus clientes con insumos, servicios, asesoramiento, capacitación, encadenamientos productivos y la aplicación de buenas prácticas en el uso de la ciencia, la tecnología y la innovación.

Algunos principios de su constitución pueden ser los siguientes:

Ser miembro del OSDE es voluntario y está siempre en posibilidad de aceptar nuevos miembros.

El control democrático de sus miembros.

Todos los miembros tienen participación económica.

Brinda educación, entrenamiento e información.

Las actividades de la OSDE, entre otras, estarán centradas en:

Garantizar a los niveles de producción y eficacia de sus miembros.

Brindar apoyo mediante servicios logísticos.

Facilitar el estado de alta técnica de los medios de producción en el proceso fabril y de servicios.

Propiciar todas las etapas de comercialización desde la investigacion de mercado, el mercadeo y distribucion donde sea necesario.

Con sus ingresos por medio de las exportaciones, tanto nacionales como internacionales, o por la inversión extranjera o proyectos de colaboración, podrán importar recursos por las vías establecidas y adquirir insumos para las producciones de sus miembros.

Exportar de los bienes y servicios producidos.

Trabajar con sus integrantes para lograr una mayor cultura en la calidad para la exportación, además de lograr imponer una marca que se reconozca por su calidad.

Prestar de servicios de asistencia técnica.

Capacitar en materias técnicas en general.

Implementar una estrategia de comunicación común de todos los miembros.

La OSDE podrá contratar a diferentes empresas los insumos que necesite para la producción, como mayorista, y venderlos como empresa minorista a sus miembros, manteniendo su margen comercial. Podrá tener o constituir Mpymes para aprovechar subproductos, materiales de desecho o residuos de las producciones principales.

La OSDE será sujeto de la inversión extranjera y podrá asociarse con el capital extranjero cumpliendo todas las normas establecidas para la inversión extranjera en Cuba. Puede ser en una asociación económica internacional para exportar los de sus miembros o un contrato de administración. También podría participar en proyectos de colaboración internacional que puedan existir o que ella misma pueda elaborar y proponer.

Hay experiencias buenas, pero también debe haber originalidad. No todo debe ser hecho y pensado de acuerdo con lo que siempre se ha practicado. No puede ser, de nuevo, más de lo mismo.

En la empresa estatal necesitamos lo que algunos académicos llaman cambios de tercer orden, los más profundos, que impactan las instituciones y la sociedad y requieren abandonar muchos supuestos aun actuantes, internalizados durante años. Hay que releer constantemente el contexto, muy incierto y cambiante, y hacer un ejercicio de desaprendizaje.

El asunto no es copiar o tratar de mejorar esas copias, sino hacer algo revolucionario adecuado a las realidades. En las estructuras de dirección y en la forma de selección de sus cuadros hay caminos que recorrer con toda creatividad.

…………………..

CON MOTIVO DE UN ARTÍCULO DE LUIS GUTIÉRREZ URDANETA Y JULIO CARRANZA VALDÉS

POR FIDEL VASCÓS GONZÁLEZ, BLOG SEGUNDA CITA, 30 DE ABRIL DE 2022

La publicación del artículo “Conjurar la inflación: lo esencial de una política integral (la oferta, la demanda y la política monetaria), de los destacados economistas Luis Gutiérrez Urdaneta y Julio Carranza Valdés, me ha motivado a formular algunas consideraciones sobre el tema por ellos abordado.

En todo caso, al considerar cambios en el modelo de dirección y la política económica de Cuba siempre hay que tener muy en cuenta los efectos negativos del bloqueo impuesto por el gobierno norteamericano contra la Isla que ya dura mas de 60 años, recrudecido con 243 medidas implantadas por la administración de Donald Trump y mantenidas por el actual inquilino de la Casa Blanca, Joseph Biden. A ello hay que sumar los efectos de la pandemia de la COVID-19 durante los últimos dos años, sus secuelas posteriores y, ahora, las provocaciones de los Estados Unidos y la OTAN con el objetivo de debilitar a Rusia, lo cual se manifiesta en las acciones militares en Ucrania, que han creado turbulencias en la economía internacional y en la  geopolítica mundial.

A pesar de todo ello, es urgente conjurar la actual inflación presente en la economía cubana que afecta especialmente a las personas de menores ingresos monetarios. No es posible esperar a que el bloqueo se debilite y se forme un clima de paz en las relaciones internacionales para, entonces, diseñar y aplicar un programa antiinflacionario en el país.

Teniendo esto en cuenta y con vistas a detener la inflación y revertirla, considero que entre las medidas a decidir de inmediato con este propósito pudieran incluirse las siguientes:

Incrementar anualmente las jubilaciones, el salario mínimo y las prestaciones a la asistencia social en la misma tasa de la inflación del año anterior y establecer otras medidas compensatorias de protección social, lo que aliviaría la situación de las personas de menores ingresos;

mantener por tiempo indefinido la autorización de la importación no comercial de artículos de alimentación, aseo y medicinas, sin límites de cantidades y sin cobro de aranceles, lo que aumentaría la oferta de productos y el consumo de la ciudadanía;

autorizar las importaciones comerciales que realizan las personas naturales y que hoy se consideran ilegales, aplicándoles bajos aranceles, que redundaría también a favor de la oferta;

incrementar las tasas de interés de los saldos bancarios para estimular el ahorro;

autorizar la apertura de cuentas bancarias en MLC a personas naturales y jurídicas, preferiblemente en Euros con vistas a que el Euro sea la moneda convertible de mayor circulación en el país en detrimento del USD, aplicando tasas de interés atractivas, lo cual beneficiaría las operaciones del comercio exterior;

establecer la convertibilidad del CUP en un proceso por etapas autorizando a los bancos la compra y venta de MLC por CUP a personas naturales y jurídicas a una tasa de cambio similar a la del mercado monetario informal con vistas a reducir ésta última;

eliminar el monopolio estatal del comercio exterior de manera que las entidades estatales y no estatales sean las que decidan si utilizan a una empresa estatal como intermediaria para su relación en el comercio exterior o se vinculan directamente con sus clientes y suministradores residentes en otros países en las condiciones que mutuamente acuerden. Esta medida descentralizaría y flexibilizaría la toma de decisiones de las empresas en su gestión y se traduciría en un aumento de la producción y la eficiencia económica;

autorizar la concurrencia de suministradores extranjeros en el mercado interno, tanto mayorista como minorista, para ampliar la oferta;

emitir bonos de deuda pública en CUP, con tasas de interés atractivas y honradas en fecha, que puedan comprar personas naturales y jurídicas, tanto cubanas como extranjeras, lo que incrementaría los ingresos al Presupuesto del Estado y reduciría el déficit fiscal;

establecer la intervención del Estado en las empresas estatales con pérdidas con el objetivo de identificar las causas de su irrentabilidad y, en su caso, sancionar a los funcionarios responsables, confiscar los activos de la empresa y venderlos a otras empresas estatales, cooperativas, MIPYMES y trabajadores por cuenta propia, lo que reduciría los gastos presupuestarios y el déficit fiscal;

racionalizar los gastos del Presupuesto del Estado reduciendo significativamente el subsidio a las empresas estatales con pérdidas y los gastos de la administración del Estado, entre otros, lo que reduciría el déficit fiscal. Se exceptúan los servicios sociales como educación, salud, deportes y cultura;

considerar al sector no estatal como una parte tan importante en la economía nacional como el sector estatal, y no solo como un “complemento” al estatal;

reordenar la oferta en tiendas en MLC y en CUP de manera que se oferten productos similares aunque en las primeras se vendan solo productos de “gama alta” y de “gama baja” en las segundas;

adicionalmente y con vistas a eliminar las “colas”, trasladar los productos de primera necesidad que hoy se venden en las tiendas en CUP a las bodegas donde la población tiene el registro de la Libreta de Abastecimiento sin que ello signifique normar en períodos fijos de tiempo la distribución de esos productos trasladados. Pudiera crearse una red de trabajadores sociales para distribuir los productos a las viviendas de los consumidores vulnerables;

Simultáneamente a la aplicación de estas medidas inmediatas, se pudieran iniciar las investigaciones correspondientes para superar, en el mediano y largo plazo, las limitaciones del actual modelo de dirección y planificación económica y los problemas estructurales de la economía cubana.

Al respecto me parece conveniente aplicar, en el proceso de estas investigaciones, la metodología del Sistema de Gestión de Gobierno basado en la Ciencia y la Innovación (SGGI) que se desplegó en el exitoso enfrentamiento a la COVID-19. Un artículo sobre los pormenores de esta metodología fue publicado en la Revista Anales, de la Academia de Ciencias de Cuba, por el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y el Miembro de Mérito de la Sociedad Económica de Amigos del País, Jorge Núñez Jover.

En el artículo mencionado se destaca el relevante papel que han desempeñado la ciencia y la tecnología nacionales, orgánicamente vinculadas con la gestión gubernamental, en función de ofrecer una respuesta social, científica, política y sanitaria capaz de enfrentar el desafío que la pandemia nos planteó.

Piezas claves de la gestión realizada han sido el diálogo directo de los expertos, académicos y profesionales con el Gobierno, el fomento de la colaboración interinstitucional e intersectorial, la participación interdisciplinaria, el despliegue de un trabajo intenso para acelerar las respuestas y una activa comunicación pública para mejorar la información y el desempeño de la población.

Para lograrlo se llevó a cabo un sistema de trabajo cuyos elementos principales son detallados en el artículo y que confirman las grandes oportunidades que ofrece la colaboración estrecha e interactiva entre los científicos y el Gobierno y corrobora la pertinencia de considerar la innovación, la informatización y la comunicación social como pilares en la gestión del Gobierno cubano. La experiencia acumulada indica que la colaboración entre el Gobierno y los científicos debe constituir un estilo de trabajo permanente para facilitar el profundo ejercicio de pensamiento innovador que el desarrollo del país demanda. En ese esfuerzo, el asesoramiento científico, el protagonismo del conocimiento experto y la participación popular es clave.

En el caso que nos ocupa, para avanzar hacia un modelo de dirección y planificación económica mas eficiente y superar los problemas estructurales de la economía cubana, en el SGGI interactuarían el Gobierno, especialistas en economía, ciencias sociales y otras disciplinas científicas vinculadas a estos temas, así como la sociedad civil, partiendo de los acuerdos adoptados por el VI y VII Congresos del PCC y proyectándolos hacia el futuro en un diseño operacional que facilite alcanzar el desarrollo del socialismo democrático, próspero y sostenible al que aspiramos.

……….

CARTA A GASPAR BETANCOURT CISNEROS (19 DE MARZO DE 1849)

POR JOSÉ ANTONIO SACO, PARÍS

https://www.elcamaguey.org/jose-antonio-saco-carta-a-gaspar-betancourt-cisneros

París y Marzo 19 de 1848

Mi querido Narizotas:

No tengo que andar contigo con preámbulos. Conoces a fondo mi corazón y mis ideas, y por lo mismo, es inútil que te haga mi profesión de fe política. “Si los amigos de la Isla”, me preguntas, “te pusiesen aquí diez mil pesos, para que redactases un periódico, ¿aceptarías la honrosa responsabilidad?” Con la mano puesta sobre mi conciencia y con los ojos clavados en la patria, francamente respondo que no. Oye mis motivos pues tú y mis demás amigos tienen derecho a saberlos.

A los ojos del gobierno español y de casi todos los españoles soy insurgente, abolicionista y anexionista. Por consiguiente, un papel político redactado por mí, alarmaría desde el primer momento de su aparición a los opresores de Cuba. Por más templado que fuese el lenguaje, por más circunspectas que fuesen las formas, el fondo del papel irritaría a muchos, pues es imposible defender los intereses materiales, políticos y morales de Cuba, sin concitar el odio y la venganza de los gobernantes y del gran partido unido a ellos.

Estas consideraciones se agravan con el hecho de redactarse el periódico en un país extranjero, en un país vecino, en un país republicano, en un país que, según dicen muchos, y según empiezan ya a creer España y los españoles, aspira a la posesión de Cuba.

Crees, pues, que las autoridades de esta Isla dejarían circular allí semejante periódico? Para eso sería menester o que ellas faltasen a su deber, es decir, a su misión española, o que el papel no fuese lo que debe ser; pero estemos ciertos de que ni las autoridades dejarían de ser fieles a su sistema opresor, ni yo tampoco me olvidaría de lo que he sido ni de lo que debo ser. Prohibida la entrada del periódico en Cuba, ¿no se perderían los $10 000?

Y aun cuando no se perdiesen ¿no queda frustrado el gran objeto de la empresa? A mí personalmente me sería útil aceptar la proposición que me haces; pero ahora no se trata de mi persona, y yo sería infiel a mis amigos, y criminal con mi patria, si abrigase otras ideas. Mas, el papel podrá decirse, se introducirá furtivamente. Esto ocasionaría graves males. La persecución se alzaría, abriríase una nueva era de infames delaciones, y al son de que recibían o leían el papel, muchos inocentes serían sacrificados.

A menos inconvenientes está expuesta la redacción de un periódico en Madrid; porque al fin lleva el sello nacional, y aun en cierta manera podría contener algunas demasías de los mandarines de Cuba; porque denunciados los abusos en la misma capital del Reino, la oposición que allí hace un partido al gobierno, alguna que otra vez podría dejarse oír en las Cortes, no por amor a Cuba, sino como arma ofensiva y provechosa a sus intereses.

A pesar de esto, yo no estoy tampoco por la redacción de un periódico cubano en Madrid, a lo menos por ahora; porque si es verdaderamente cubano, además del riesgo que hay en que prohíban su entrada en Cuba, el redactor estaría entre las garras del león, y podría ser despedazado.

En tu última carta me tocas una especie de grandísima importancia, y aprovecho esta ocasión para que tú y mis demás amigos sepan cómo pienso sobre este particular. ¿Conviene a Cuba reunirse a los Estados Unidos? Atendiendo a lo que hoy somos bajo España, no hay cubano que desee esa reunión. Pero esta cuestión, que parece tan sencilla en teoría, presenta dificultades y peligros cuando se viene a resolver prácticamente. La incorporación sólo puede conseguirse de dos modos: o pacíficamente o por la fuerza.

Pacíficamente, es una ilusión, y menos en las actuales circunstancias, pues no es creíble que España se deshaga de la importantísima Cuba. Si esta ilusión fuera realizable, el cambio se haría tranquilo y sin riesgo de ninguna especie. En cuanto a mí, a pesar de que conozco las inmensas ventajas, que obtendría Cuba con esa incorporación pacífica, debo confesar con todo el candor de mi alma, que me quedaría un reparo, un sentimiento secreto por la pérdida de nuestra nacionalidad, de la nacionalidad cubana. Somos en Cuba algo más de 400 000 blancos. Nuestra Isla puede alimentar algunos millones de ellos. Reunidos a Norteamérica, la emigración de éste a Cuba sería muy abundante, y dentro de pocos años, los yankees serían más numerosos que nosotros, y en último resultado no habría reunión o anexión sino absorción de Cuba por los Estados Unidos. Verdad es que la isla siempre existiría; pero yo quiero que Cuba sea para los cubanos y no para una raza extranjera.

Nunca olvidemos que la raza anglo-sajona difiere mucho de la nuestra por su origen, lengua, religión, usos y costumbres, y que desde que se sienta con fuerza a balancear el número de cubanos, aspirará a la dirección política y general de todos los asuntos de Cuba; y la conseguirá no sólo por su fuerza numérica, sino porque se considerará como nuestra tutora o protectora, estando mucho más adelantada que nosotros en materia de gobierno, ciencias y artes. La conseguirá, repito; pero sin hacernos ninguna violencia, antes bien, usando de los mismos derechos que nosotros.

Ellos se presentarán ante las urnas electorales, nosotros también nos presentaremos: los norteamericanos votarán por los suyos, y nosotros por los nuestros; pero como ellos estarán ya en mayoría, los cubanos se verán excluidos, según la misma ley, de todos o casi todos los empleos y públicos destinos: y dolorosa situación es por cierto que los hijos, los verdaderos amos del país, se vean postergados en su propia tierra por una raza advenediza. Yo he visto esto en otras partes, y sé que en mi patria también lo vería.

Muchos tacharán estas ideas de exageradas y aun las tendrán por delirio. Bien, podrán ser cuanto se quiera; pero yo desearía que Cuba no sólo fuese rica, ilustrada, moral y poderosa, sino que fuese también Cuba cubana y no anglo-sajona. La idea de la inmortalidad es sublime, porque prolonga la existencia de los individuos más allá del sepulcro, y la nacionalidad es la inmortalidad de los pueblos y el origen más puro del patriotismo. ¡Ah! Si Cuba tuviese hoy dos o más millones de blancos, ¡con cuánto gusto no la vería yo pasar a los brazos de nuestros vecinos! Entonces, por grande que fuese la inmigración de los norteamericanos, nosotros nos los absorberíamos a ellos, y creciendo y prosperando con asombro de los pueblos, Cuba sería siempre cubana.

A pesar de todo, si por uno de los más extraordinarios acontecimientos, la reunión pacífica de que he hablado, pudiese realizarse hoy, yo ahogaría mis sentimientos dentro del pecho y votaría por la anexión.

El otro modo de incorporación podrá ser por la fuerza. ¿Pero es asequible? Tenemos en Cuba 700 000 negros. Los blancos somos criollos y españoles; y aunque aquéllos son más numerosos, éstos son más fuertes; porque casi todos son hombres en estado de tomar las armas, tienen el poder, el ejército, la marina, la posesión de todos los puntos fortificados de la Isla, y las ventajas que da un gobierno organizado.

Quiero conceder lo que no es, quiero conceder que todos los criollos desean y estén pronto a pelear por la anexión, ¿sucederá lo mismo respecto de los españoles? Habrá quizás un cortísimo número entre los ricos, que creyendo en el gran aumento que tendrán sus bienes con la anexión, pensarán como los criollos; pero de seguro que la inmensa mayoría no la quiere, porque de amos del país que son hoy, no pasarán gustosos a la dominación de un pueblo extranjero.

En este estado, ¿cómo se llegará a la incorporación forzada? ¿Quién inicia el movimiento? ¿Los norte-americanos, o nosotros? Si los norte-americanos, con sólo el hecho de invadir a Cuba, ya declaran la guerra a España. Si nosotros, y no contamos más que con nuestros propios recursos, es el mayor desatino que se puede cometer, pues no lograríamos nuestro intento, y aun cuando lo lográsemos, esto probaría que habiéndonos bastado a nosotros mismos para sacudir el yugo español, que es entre nosotros la empresa más difícil, deberíamos constituirnos en pueblo independiente, sin agregarnos a nadie después de la victoria.

Contamos con los auxilios del Norte-América? Estos auxilios, para que sean eficaces, deben ser francos, públicos; en una palabra, tirar el guante por nosotros y pelear con todo el mundo. Resulta, pues, que ora el movimiento sea iniciado por los Estados Unidos, ora por nosotros con su auxilio franco y declarado, la guerra con España es inevitable, y esta guerra va a tener a Cuba por teatro. ¿Pero hay hombre que conociendo nuestra situación, no prevea que esa guerra, aun cuando sólo durase poco tiempo, puede ser la ruina de Cuba para los cubanos? ¿Está tan destituido de recursos el gobierno de Cuba, que no pueda hacer frente por algún tiempo a un ejército invasor? ¿No llamaría, si se sintiese débil, no llamaría a su apoyo a los negros, armándolos y dándoles la libertad? Y llegado este caso tremendo, dónde está la ventura de los cubanos que piensan encontrar su dicha uniéndose al pabellón americano?

No habría alguna nación poderosa que solapada o abiertamente sostuviese a España en la lucha? ¿No le daría Inglaterra recursos y soldados, pero soldados negros que simpatizarían de todo corazón con los nuestros? Inglaterra tendría en Cuba un partido poderoso a su favor. Contaría con los españoles, porque defendería los intereses de su metrópoli; y con los negros, porque éstos saben que ella les da libertad, mientras los Estados Unidos tienen a los suyos en dura esclavitud.

¡No, Gaspar, no, por Dios! Apartemos del pensamiento ideas tan destructoras. No seamos el juguete desgraciado de hombres que con sacrificio nuestro quisieran apoderarse de nuestra tierra, no para nuestra felicidad, sino para su provecho. Ni guerra, ni conspiraciones de ningún género en Cuba.

En nuestra crítica situación, lo uno o lo otro es la desolación de la patria. Suframos con heroica resignación el azote de España; pero sufrámoslo, procurando legar a nuestros hijos, si no un país de libertad, al menos tranquilo y de porvenir. Tratemos con todas nuestras fuerzas de extirpar el infame contrabando de negros; disminuyamos sin violencia ni injusticia el número de éstos; hagamos lo posible por fomentar la población blanca; derramemos las luces; construyamos muchas vías de comunicación; hagamos en fin, todo lo que tú has hecho, dando tan glorioso ejemplo a nuestros compatriotas, y Cuba nuestra Cuba adorada, será Cuba algún día. Éstos son mis ardientes votos y estos deben ser los tuyos y los de todos nuestros amigos.

Tuyo, Saco

Tomado de José Antonio Saco: Obras. Ensayo introductorio, compilación y notas de Eduardo Torres-Cuevas. Biblioteca de Clásicos Cubanos. La Habana, Imagen Contemporánea, 2001, Vol.V, pp.252-256.

El boletín de El Camagüey

Recibe nuestros artículos directamente en tu correo.

Contáctanos en info@elcamaguey.org

……………

HABANA INSIDER: ARTE|CULTURA|IDEAS

ES UN BOLETIN ELECTRONICO QUE OFRECE DE MANERA GRATUITA, UNA SELECCION DE CONTENIDOS PUBLICADOS EN LA PRENSA DIGITAL CUBANA E INTERNACIONAL. SOMOS UN PROYECTO NO LUCRATIVO CREADO EN BARRIO OBRERO, S.M. PADRON, LA HABANA, CUBA POR PROFESIONALES DEL ARTE Y LA COMUNICACIÓN POR “LA NECESIDAD DE INFORMACIÓN QUE SOBRE EL DESARROLLO DEL PENSAMIENTO POLÍTICO Y SOCIAL DEL TIEMPO PRESENTE TIENE HOY LA CUBA REVOLUCIONARIA”.

PARA SUSCRIBIRTE, OPINAR; CONTRIBUIR, ESCRIBE A: MENAABELARDO@GMAIL.COM

Hotel Saratoga 26 fallecidos, 80 lesionados, 19 desaparecidos información Dr. Guerra, Minsap. — Reconciliación Cubana

Fallecidos: 13 hombres, 13 mujeres, de ellos 4 niños y una embarazada; una ciudadana española, su esposo está herido, caminaban por allí.Total de lesionados 80. Ingresados en hospitales 46; 31 adultos y 15 menores. De los 19 desaparecidos, 11 trabajadores del hotel. Identificados los 26 fallecidos. Informaron sus datos. Noticiero TV Mediodía 7-5-22

Hotel Saratoga 26 fallecidos, 80 lesionados, 19 desaparecidos información Dr. Guerra, Minsap. — Reconciliación Cubana

Boletín por un socialismo participativo y democrático No. 457

pexels-mehmet-turgut-kirkgoz-11687851

Cubano. Foto: Mehmet Turgut

(47 año14). La Habana, 30-abril-2022

Art. 54 de la Constitución: El Estado reconoce, respeta y garantiza las personas la libertad de pensamiento, conciencia y expresión.

Artículos, notas, reseñas, publicaciones de interés.

Los autores son los responsables de sus escritos.

Reenvíe este boletín a todos los que estime conveniente.

Se autoriza la reproducción total o parcial en cualquier soporte.

Consejo de Redacción. Pedro Campos, Andrés Dovale y Germán González CE pedrocampos313@yahoo.es ; adovbor@gmail.com ; germang1944@yahoo.es

 Se agradece críticas, comentarios, sugerencias y opiniones sobre forma/contenido

El boletín SPD se puede encontrar en  SPDcubano.blogpost.com

El boletín SDP incluye trabajos de otros autores que sostengan posiciones democráticas

ÍNDICE

Desde las redes sociales

Publicaciones en las redes sociales que compartimos con nuestros lectores, en particular con aquellos imposibilitados de acceder a Internet o con acceso limitado, léase cubanos de adentro.

Lo dijo…

Citas tomadas de escritos o discursos programáticos de nuestros próceres, es decir, no frases al azar o fuera de contexto. Reproducidas para que los cubanos conozcan cómo concebían la

República los que la forjaron…

En el invisible equipaje del emigrado

Por Reinaldo Escobar, La Habana

¿Qué les depara a los cubanos la Ley de Protección de Datos Personales?

PorLucía Alfonso Mirabal, La Habana

El envejecimiento de la población cubana, otro ‘logro de la revolución’

Por Roberto Álvarez Quiñones, Los Ángeles

¿Por qué el Gobierno, pudiendo hacerlo, no elimina las colas en Cuba?

Por Rafaela Cruz, La Habana

El modelo político cubano: ensamblaje y conveniencia. Primera parte

Por Eloy Viera Cañive, La Habana

DESDE LAS REDES SOCIALES

Pedro Campos Santos

Ø  Presidente de la UPEC en desacuerdo con separación del Director de Alma Mater. Facultad de Periodismo de la UH prácticamente tomada por Seguridad Castrista

Ø  ABAJO LA DICTADURA FACHOCASTRISTA. ABAJOOOOOOOOOOOOOO!!!!

Ø  Nombran general de 83 años como miembro del Buró Político del Partido Castrista de Cuba

Ø  Las economías del mundo experimentarán un proceso de estanflación, advierte Carlos Dorado, presidente de Italbank. Culparán la guerra en Ucrania pero las causas reales son
el confinamiento producto del coronavirus; las inyección exageradas ayudas, estímulos, subvenciones; y dinero inyectado a la economía durante este periodo.
El Premio Nobel de Economía (1976), Milton Friedman planteó la teoría de que la «inflación es un fenómeno de una política monetaria expansiva»
«En estos casos habría que hacer al revés: aplicar una política monetaria restrictiva a través de incremento de las tasas de interés, y de la disminución de la masa monetaria, hasta que la inflación vuelva a niveles por debajo del crecimiento económico», recordó Carlos Dorado.

Ø  Cuando me enteré de la celebración del IV pleno del cc del PC partido castrista, enseguida me senté en el baño y le envié 4 cartas de reconocimiento

Ø  Los trabajadores y empresarios de Miami aportan la mayor cantidad de dinero que mantiene al pueblo cubano. Deberían ser invitados a presidir la tribuna en el desfile del 1ro de Mayo en La Habana.

Ø  No estoy de acuerdo en que se llame cobarde y servil al pueblo de Cuba. Eso favorece al régimen. Se olvidan del Escambray, de La Brigads 2506, de los varios miles de alzados en toda Cuba, de los 7 mil asesinados por el castrismo, de los cientos de miles de presos muchos con condenas de 30 años, de los miles de muertos en los mares del Caribe y los montes centroamericanos buscando la libertad, del Maleconazo, del reciente 11/7, de las Damas de Blanco, de los millones de exiliados por persecución política y económica. Respétese la historia

Ø  Tomado de Osmel Ramírez Álvarez::Vale diez veces más para la oposición y para el cambio democrático una crítica sutil de Silvio y el despido torpe del director de Alma Mater, que cien acciones de la oposición. Es la real política.

Ø  Hace 2 años

o    Es imposible negociar con un régimen asesino, corrupto hasta la médula, que no acepta cambios, ni tiene otro interés que no sea su permanencia. Cualquier diálogo debe estar precedido por la liberación de los presos políticos, el establecimiento de las libertades de expresión, asociación, elección y actividad económica y tener como objetivo definido el pleno restablecimiento de la democracia violada desde 1952 a pesar de la Revolución del 59 hecha por el pueblo cubano para redimir la Constitución democrática de 1940 y el proceso institucional.
Desde el momento en que esas condiciones se pongan en práctica, el carácter del régimen empieza a cambiar. Pero mientras eso no ocurra, no hay nada que negociar y lo que corresponde es presionarlo por todas las vías posibles para que cese la represión, desgastarlo y derrotarlo.

Ø  DAME MI HIJO 11/7.
Bajo esa consigna salen a las calles madres con hijos presos el 11/7 y son detenidas por el castrismo

Ø  Malestar generalizado en el gremio periodístico cubano por separación del Director de Alma Mater. Jefe de redacción y varios compañeros renuncian en protesta.

Ø  Presidente de la UPEC en desacuerdo con separación del Director de Alma Mater. Facultad de Periodismo de la UH prácticamente tomada por Seguridad Castrista

Ø  El esclavismo de estado castrista se disfraza de “socialismo” para tratar de seguir engañando a la socialdemocracia internacional y otras fuerzas afines

Ø  La propiedad del estado, presentada como esencia del socialismo, es la principal deformación estalinista de las ideas originarias sobre esa formación socio-económica

Ø  Hace un año

o    Si el castrismo levantara su bloqueo interno, en menos de un mes Cuba se repletaría de alimentos, ropa, calzado, transporte y todo tipo de medios de consumo y producción, abastecidos por el exilio

Ø  La china ta’ peldia

Ø  Hace un año

o    Prometieron liberar a los trabajadores de la explotación pero los convirtieron en sus esclavos.
!TRAIDORES!

Ø  Hace 2 años

o    Se respeta el derecho de expresar hasta un disparate. Pero el disparate en sí, no merece ningún respeto.

Ø  Hace 2 años

o    Para los repartidores de miseria. La renta básica es la tumba de la economía

Ø  Hace 2 años

o    Una mentira de 109 884 km2: En Cuba no hay periodistas presos.

Ø  Hace un año

o    Pobre patria mía en mano de oportunistas, ignorantes, bandidos, traidores e hijos de putas

Ø   

Ø  Hace 3 años

o    Mientras más estudio las relaciones Cuba-EEUU-España, más me convenzo que el castrismo, con todas sus consecuencias, es fruto del odio revanchista de los gallegos Castros al pueblo cubano y su aliado en 1898, EEUU, por las Guerras de Independencia cubana contra España y la derrota aplastante del imperio español a manos de las tropas estadounidenses.

El castrismo siempre nos presentó aquella acción libertadora como obra del «imperialismo yanqui» tratando de adueñarse de Cuba.

Pero resulta que los norteamericanos estuvieron en Cuba 4 años, dejándonos un país que avanzaba a la modernidad de entonces, luego de salir desbastado por una terrible guerra, mientras que los Castros, hijos del gallego soldado español que vino con Valeriano Weyler, estuvo en la tropa que mató a Maceo y perdió la guerra combatiendo en La Loma de San Juan en Santiago de Cuba, llevan 60 años en el poder y nos van a dejar un país destruido en todos los órdenes.

Ø  Bruto en Parrilla ruega a EEUU que castrismo sea beneficiado por programas económicos del “imperio” para evitar la emigración a través de su frontera Sur. Qué manera de rebajarse!!! PEDIGUEÑOS BANDIDOS

Ø  Hay disparates y barrabasadas. Cualquiera se equivoca, pero equivocarse con poder, por desconocimiento y oportunismo sucio, en nombre del socialismo y los trabajadores contra el socialismo y los trabajadores es hacer barrabasadas. Es lo que planteó Raúl Castro en su discurso de despedida al pretender santificar como socialista la propiedad estatal y contraponer la propiedad privada de las pequeñas y medianas empresas al socialismo. Este leyó a Marx en los manuales estalinistas. Jamás leyó Ninguna obra de Marx. Su incultura marxista, su ignorancia descomunal, es uno de los peligros de la idea socialista advertidos por José Martí

Ø  DEMANDA # 1 : LIBERACIÓN INCONDICIONAL E INMEDIATA DE TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS DEL RÉGIMEN CASTRISTA

Ø  Castrismo abre las costas y promueve otro éxodo tipo “Balseros”????

Ø  Hace un año

o    Con trajes y disfrazados de civil los guardias tomaron el Buró Político del PCC. Canel de marioneta total.

Ø  Hace un año

o    Canel es un títere de Raúl, un tipo sin apoyo propio, sin carisma y sin poder real. Esto lo saben perfectamente los generales del BP. Su salida, junto a medidas efectivas, se va a convertir en necesaria para evitar la caída del régimen

Ø  El régimen esclavo- castrista también puede llamarse suciolista de sucio o sociolista cúmbila.

Ø  EN EL SIGLO PASADO, EN CUBA TENÍAMOS EL PLAN LULÚ: SIN AGUA Y SIN LU. AHORA TENEMOS EL PLAN TETÉ: SIN AGUA, LU NI INTERNET

Ø  En Cuba son muchos los indignados por la represión y las limitaciones que impone el régimen, incluso dentro del oficialismo. Por eso no fue extraño el 11/7 ni será extraña una gran protesta que termine con el régimen en cualquier momento. Más menos paso en casi todos los regímenes “socialistas” de Europa. Nadie es adivino para saber cómo dónde y cuándo se encenderá la mecha. Pero la bomba está ahí, aunque incrédulos ciegos advenedizos confundidos y desconfiados no la puedan verla.

Lo dijo…

Gabriel Astengo Formidable crónica de nuestro Apóstol y Héroe Nacional de Cuba, José Martí, el cual nos detalla con suma precisión, el proceso a que fueron sometidos los 7 anarquistas que empleando el terror, con la excusa de reivindicaciones laborales, asesinaron a igual número de policías por medio de un artefacto explosivo el 4 de mayo de 1886 en Chicago. Los comunistas, «compañeros de viaje» y tontos útiles, han utilizado de bandera la nefasta fecha del 1 de mayo.

«Aquellos anarquistas que en la huelga de la primavera lanzaron sobre los policías de Chicago una bomba que mató a siete de ellos, y huyeron luego a las casas donde fabrican sus aparatos mortíferos, a los túneles donde enseñan a sus afiliados a manejar las armas, y a untar de ácido prúsico, para que maten más seguramente, los puñales de hoja acanalada; aquellos que construyeron la bomba, que convocaron a los trabajadores a las armas, que llevaron cargado el proyectil a la junta pública, que excitaron a la matanza y el saqueo, que acercaron el fósforo encendido a la mecha de la bomba, que la arrojaron con sus manos sobre los policías, y sacaron luego a la ventana de su imprenta una bandera roja; aquellos siete alemanes, meras bocas por donde ha venido a vaciarse sobre América el odio febril acumulado durante siglos europeos en la gente obrera; aquellos míseros, incapaces de llevar sobre su razón floja el peso peligroso y enorme de la justicia, que en sus horas de ira enciende siempre a la vez, según la fuerza de las almas en que arraiga, apóstoles y criminales; aquéllos han sido condenados, en Chicago, a muerte en la horca.

Tres de ellos ni entendían siquiera la lengua en que los condenaban. El que hizo la bomba, no llevaba más que unos nueve meses de pisar esta tierra que quería ver en ruinas.

Uno solo de los siete casado con una mulata que no llora, es norteamericano, y hermano de un general de ejército: los demás han traído de Alemania cargado el pecho de odio.

Desde que llegaron, se pusieron a preparar la manera mejor de destruir. Reunían pequeñas sumas de dinero; alquilaban casas para hacer experimentos; rellenaban de fulmicotón trozos pequeños de cañería de gas: iban de noche con sus novias y mujeres por los lugares abandonados de la costa a ver cómo volaban con esta bomba cómoda los cascos de barco: imprimían libros en que se enseña la manera fácil de hacer en la casa propia los proyectiles de matar: se atraían con sus discursos ardientes la voluntad de los miembros más malignos, adoloridos y obtusos de los gremios de trabajadores: «pudrían,–dice el abogado,–como el vómito del buitre, todo aquello a que alcanzaba su sombra».

Aconsejaban los bárbaros remedios imaginados en los países donde los que padecen no tienen palabra ni voto, aquí, donde el más infeliz tiene en la boca la palabra libre que denuncia la maldad, y en la mano el voto que hace la ley que ha de volcarla: al favor de su lengua extranjera, y de las leyes mismas que desatendían ciegamente, llegaron a tener masas de afiliados en las ciudades que emplean mucha gente alemana: en Nueva York, en Milwaukee, en Chicago».
http://www.josemarti.cu/publicacion/el-proceso-de-los-siete-anarquistas-de-chicago/

En el invisible equipaje del emigrado

Por Reinaldo Escobar, La Habana

Las cifras no lo dicen todo, ni siquiera las noticias, los informes oficiales, las pavorosas imágenes frente a la corriente del Río Bravo o en la espesura de las selvas centroamericanas. En cada cubano que emigra hay un dramático inventario que contabiliza lo que carga en el equipaje y lo que tuvo que dejar en la Isla.

Llevan consigo todo lo aprendido en las escuelas, las vacunas que se pusieron desde niño, la experiencia laboral, los títulos académicos; lo que invirtieron con amor y paciencia sus padres para que fuera una buena persona, lo que invirtió el país (que no el Gobierno) en subvencionar su precaria alimentación.

Arrastran también la tal vez inútil maraña de trampas y simulaciones que le permitieron evadir la vigilancia, colarse en una fila, inventarse un certificado médico para no ir al trabajo, una excusa para faltar a un desfile, desaprovechar el tiempo en la oficina, conseguir una merienda para facilitarse un turno en el dentista.

Cuando revisen su equipaje puede que descubran, como un objeto indeseable, la amarga sensación por haber tenido que irse del lugar donde nacieron sin haber hecho todo lo posible por cambiarlo

Dejan tras de sí esa parte de su familia que no pudo o no quiso acompañarle en la aventura. Tuvieron que deshacerse de libros, ropa, zapatos, discos de música; los afiches, cuadros y adornos con los que decoraron su entorno más íntimo. Abandonaron las cartas de amor, las fotos de la infancia; dejaron promesas por cumplir, citas a las que acudir, miles de cosas por hacer.

Muchos de aquellos que emigran tendrán que enterrar un pasado del que una vez se sintieron orgullosos y que hoy les da vergüenza: medallas, diplomas, los carnés que lo identificaron como miembros de un partido (el único permitido), de organizaciones de masas, de sindicatos. A los pies de ese pasado que sepultan hacen renuncia formal a un incierto futuro largamente prometido.

En el bártulo, mochila o maleta con la que un emigrado logra abandonar este país, apretujada en un rincón, va su cubanía, esa que le hace soltar una lágrima cuando escucha el himno nacional; viaja con él la arrogante creencia de que esta es, a pesar de todo, la isla más hermosa que ojos humanos hayan visto, donde viven las mujeres más bellas del planeta y se produce la mejor música del mundo.

Llegarán a su destino y celebrarán el éxito de su travesía. Cuando revisen su equipaje puede que descubran, como un objeto indeseable, la amarga sensación de derrota que sobreviene por haber tenido que irse del lugar donde nacieron sin haber hecho todo lo posible por cambiarlo.

¿Qué les depara a los cubanos la Ley de Protección de Datos Personales?

PorLucía Alfonso Mirabal, La Habana

Entre las leyes que debía aprobar en abril la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) de Cuba aparece la Ley de Protección de Datos Personales. Su nombre parece indicar que el Gobierno intenta ponerse a la altura de legislaciones avanzadas a nivel mundial en materia de respeto y garantía de la protección de la información personal de los ciudadanos. ¿Se trata de una herramienta legal que contrarrestará los efectos de normas destinadas a la vigilancia de los cubanos? ¿Cuánta garantía nos brindará esta norma en la práctica?

Según la Comisión Europea, «los datos personales son cualquier información relativa a una persona física viva identificada o identificable. Las distintas informaciones, que recopiladas pueden llevar a la identificación de una determinada persona, también constituyen datos de carácter personal». Así se consideran datos personales el nombre, la dirección, el número de identidad, número de teléfono, etc.

En Cuba, el Ministerio de Comunicaciones «es el organismo encargado de proponer, y una vez aprobada, dirigir y controlar la política del Estado y el Gobierno para el Sistema Único de Comunicaciones del País, que comprende las telecomunicaciones, la informática, las radiocomunicaciones, los servicios postales, la automática para los sistemas de comunicaciones, la gestión del espectro radioeléctrico y el aseguramiento técnico y de soporte asociado, asegurando, desde tiempo de paz, la infraestructura y los servicios para la seguridad y la defensa nacional» según su misión publicada en su sitio web oficial. 

Por otra parte, como fue publicado en la Gaceta Oficial de la República el 4 de febrero de 2011, el Gobierno de Cuba adquirió el 100% de las acciones de la única empresa de telecomunicaciones que existe en el país: ETECSA.

El régimen ha ido acumulando herramientas legales que le garantizan la posibilidad de vigilarnos, como elDecreto-Ley 370 de 2018, la Resolución 484 de 2020 de Ministerio de Justicia, norma creadora del llamado Portal Único informativo del ciudadano; el Decreto-Ley 30 de 2021 de Consejo de Estado, regulador de todo lo concerniente a «los servicios postales»; el Decreto-Ley 35 de 2021 del Consejo de Estado unido a un amplio compendio de disposiciones restrictivas de libertades y derechos, y la Ley de Proceso Penal, que valida el uso de técnicas especiales de investigación, como la vigilancia electrónica y otras, así como su empleo por fuerzas de inteligencia en procesos investigativos.

Contamos con suficientes ejemplos que demuestran que el régimen accede a los datos y viola las comunicaciones privadas de los cubanos. Hamlet Lavastida estuvo tres meses encarcelado –y tuvo que aceptar el destierro para recobrar su libertad– por una idea para un proyecto artístico (marcar billetes cubanos con logotipos del Movimiento San Isidro y el 27N), sobre la cual la Seguridad del Estado supo porque incurrió en el delito de abuso de autoridad, recogido el el Código Penal cubano vigente, al violar la correspondencia privada de la artista y activista Tania Bruguera. 

Sin embargo, no podemos afirmar que cometieron el de delito violar los datos personales, ni denunciar que el régimen lo haya hecho en ningún caso, porque hasta el momento no existe una ley que regule su protección. ¿Qué cambiará tras la aprobación de la Ley de Protección de Datos Personales? 

Nada. Y eso queda claro en el Artículo 17.1, que estipula que «los datos personales pueden obtenerse, almacenarse y someterse a tratamiento específico, sin consentimiento expreso de su titular» en los siguientes casos: a) Por disposición de la ley, siempre que se cumplan los principios declarados en la presente disposición normativa; b) por disposición o resolución del fiscal o del tribunal; c) ante un hecho que potencialmente pueda dañar a un individuo en su persona o bienes; d) si son necesarios con el fin de realizar un tratamiento para la prevención, diagnóstico o la prestación de asistencia sanitaria urgente;  e) si se encuentran en fuentes de acceso público; f) si se someten a un procedimiento previo de disociación; g) si el titular de los datos personales es una persona reportada como desaparecida; y h) por razones de seguridad colectiva, bienestar general, respeto al orden público e interés a la defensa«.

Una vez más, el régimen echa mano al ambiguo argumento de la defensa y convierte la seguridad de su permanencia en el poder en seguridad colectiva. ¿Qué seguridad estaba amenazada con la propuesta de performance del artista Hamlet Lavastida?

El Capítulo II del anteproyecto reconoce los derechos de las personas a que sus datos personales no se divulguen, a que se respeten su intimidad personal y familiar, su honor e identidad personal, su propia imagen y voz; a tener acceso a sus datos, así como a rectificarlos, modificarlos y actualizarlos, e incluso a cancelarlos y oponerse al tratamiento de los mismos. 

Pero, enseguida, limita el ejercicio de estos derechos, con los argumentos ya conocidos. El Artículo 28.1. dispone que «se puede denegar o no dar curso al acceso a los datos personales y su no divulgación, o a realizar la corrección, rectificación, modificación, actualización, cancelación, o conceder la oposición al tratamiento de los mismos (…) f) por razones de seguridad colectiva, bienestar general, respeto al orden público, interés de la defensa u otras que de manera significativa así lo ameriten».  

Por otra parte, podemos contar con que, como hasta ahora, el régimen cubano continuará accediendo a nuestros datos médicos, cualquier información relacionada con nuestros padecimientos médicos y hasta nuestro grupo sanguíneo.

Si hasta el momento la obtención de esos datos se realizaba de manera clandestina, al no existir una norma que la regulara, el Artículo 63 la legaliza al establecer que «se autoriza la transferencia de datos personales dentro del territorio nacional a solicitud de los responsables o encargados de tratamiento de datos, en los casos siguientes: a) Intercambio de datos de carácter médico, sanitario o investigativo cuando sea requerido para tratamiento del titular, o por interés colectivo; b) cuando la transferencia de datos tiene como objeto la seguridad colectiva, el bienestar general, el respeto al orden público, y el interés de la defensa; c) transferencias bancarias en cuanto a las transacciones respectivas; d) para facilitar el ejercicio del derecho al sufragio en cuanto a la conformación del registro de electores; y e) por otras razones que de manera significativa así lo ameriten».

En otras palabras, sin dejar de violar nuestros datos personales y de violar nuestras comunicaciones privadas, el régimen de Cuba podrá exhibir una Ley de Protección de Datos Personales ante los organismos internacionales.

El envejecimiento de la población cubana, otro ‘logro de la revolución’

Por Roberto Álvarez Quiñones, Los Ángeles

Llegar a viejo hoy en Cuba es una desgracia, pues hay cada vez más jubilados y ancianos pero menos personas produciendo bienes y servicios para mantener a quienes ya no pueden trabajar y para «satisfacer las necesidades crecientes de la población», como reza la propaganda de los manuales marxistas.

En la Isla está ocurriendo lo que los expertos llaman crecimiento demográfico negativo; o sea, decrece el número de habitantes del país, de la mano del envejecimiento extremo de la población, que ya era crónico y se ha acelerado en los últimos años con el drenaje impresionante de tantos cubanos jóvenes hacia el extranjero, y otros factores concurrentes.

En 63 años de tiranía han emigrado unos dos millones de cubanos. Hoy los hay hasta en las Islas Seychelles, India, Japón, Chipre, la Patagonia argentina, Paraguay, la invadida Ucrania, Madagascar, Dubai, Egipto, o Nueva Zelanda, y decenas de otras naciones.

Ese éxodo ocurre en un país que antes de 1959 era un imán para atraer inmigrantes. Durante la república precastrista llegaron a Cuba para quedarse unos 1,7 millones de extranjeros de todas partes del mundo

Pero con el castrismo-comunismo se invirtió el flujo migratorio. Cuba devino enorme emisora de emigrantes en proporción al tamaño de su población. Hoy el 18% del pueblo cubano vive en el extranjero, una cifra cercana al 24,8% de los salvadoreños emigrados, igual al 18% de los uruguayos, supera el 14,5% de los dominicanos, y duplica el 9,3% de los mexicanos que han emigrado, según datos oficialas.

Actualmente está en curso la más masiva estampida de cubanos, incluso mayor que la del Mariel en 1980, básicamente hacia EEUU. Según datos oficiales de Washington, en los últimos seis meses llegaron a EEUU más de 80.000 cubanos. Se estima que desde 2015 han entrado en EEUU más de 220.000 cubanos.

Esto es lesivo para Cuba. Al abandonar la Isla tantos jóvenes, se acelera el envejecimiento y se reduce la población económicamente activa (PEA). Hoy el de Cuba es el pueblo más envejecido y el que más rápidamente envejece en toda América Latina.

Más muertes que nacimientos y tasa de fecundidad muy baja

Ya el 23% de la población cubana tiene más de 60 años. El porcentaje de ancianos en Cuba supera el 17,2% de Uruguay y el 13,1% de Barbados, otros dos países con la población envejecida. Con menos gente trabajando, el Estado castrista tiene menos recursos para salud pública, educación, seguridad social, o mantener la imprescindible libreta de abastecimientos, etc.

El colmo es que hay ya en la Isla hay más muertes que nacimientos. En 2020 hubo en Cuba 112.439 defunciones y 105.038 nacimientos. Ello se debe a que la tasa de fecundidad no alcanza el índice de reemplazo de la población. La cantidad de hijos que tienen las mujeres fértiles no llega al índice de reemplazo poblacional de 2,06 hijos por mujer, que es el promedio latinoamericano según el Fondo de Población de la ONU.

El promedio tiene que ser como mínimo de 2,1 hijos por cada mujer fértil para que la población se reemplace a sí misma y no decrezca. En República Dominicana la tasa de fecundidad es de 2,4, en Honduras (2,5), Panamá (2,5), Bolivia (2,9) Guatemala (3,0), México (2,2), Argentina (2,3), y Perú (2,4).

Lógicamente, las mujeres cubanas no quieren tener hijos para que sean pobres, pasen hambre y necesidades de todo tipo. Así, entre emigración masiva y no reemplazo de la población, Cuba va perdiendo el poco know how que le queda, se evapora el capital humano y se achica la PEA, la palanca que mueve al mundo.

En las naciones desarrolladas del Primer Mundo para compensar una baja tasa de fecundidad y de la fuerza de trabajo se estimula la inmigración. ¿Pero quién quiere emigrar a Cuba a sumergirse en la pobreza extrema?

El número de habitantes disminuye en vez de aumentar

Según la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI) de la dictadura, la Isla terminó 2020 con 11.181.595 habitantes, 11.875 cubanos menos que en 2019.  Pero esa disminución poblacional fue mayor pues no restó la emigración ilegal, e incluyó como residentes en la Isla a cubanos que viajaron al exterior temporalmente y no regresaron.

El Banco Mundial calcula que a fines de siglo en la Isla habrá apenas 4,5 millones de habitantes. En tanto, Panamá pasará de 3,9 millones de habitantes a 6,9 millones, y Perú de 33,2 a 51,8 millones. Claro, ese desplome poblacional en Cuba no va a ocurrir, muchísimo antes la tiranía castrista será historia antigua.

Es falso el argumento castrista de que una baja tasa de fecundidad es sinónimo de desarrollo. Ciertamente, en el Primer Mundo las mujeres tienen menos hijos que en el resto del planeta. Según el Banco Mundial, en la Unión Europea la tasa de fecundidad es de 1,5, mientras que en África, es de 4,7 y en Asia es de 2,32 nacimientos por cada mujer. Pero en las naciones desarrolladas la PEA genera recursos para sostener a quienes ya no trabajan, y suficientes para tener un alto o al menos aceptable nivel de vida.

Los trabajadores de naciones industrializadas pueden acumular ahorros o bienes, con vistas al retiro. Muchos turistas europeos y canadienses que van a Cuba son jubilados. Son personas que, incluso luego de retirarse, emprenden negocios propios. Siguen siendo consumidores y hacen crecer la economía, lo cual fortalece los sistemas de seguridad social.

En Cuba eso es imposible. Quienes se retiran nunca tuvieron capacidad de ahorro, ni oportunidad de inversión o creación de negocios prósperos, y sus propiedades inmobiliarias están depauperadas o incluso a punto de derrumbarse.

Las pensiones de los jubilados en Cuba no solo son sumamente bajas, sino que con la inflación desmesurada que azota al país se han hundido en la miseria y el hambre, sobre todo a quienes no tienen familiares que los ayuden económicamente. La pensión mínima es de 1.528 pesos (63 dólares), y la máxima es de 1.733 pesos (72 dólares) y el costo de la canasta básica oscila alrededor de los 4.000 pesos mensuales, o sea 166 dólares.

En El Salvador, un país pobre que no llegó a ser «liberado de la explotación del imperialismo» por las guerrillas comunistas entrenadas, armadas y financiadas por Fidel Castro, la pensión mínima para los jubilados es de 304 dólares. Un obrero salvadoreño «explotado» por el capitalismo al retirarse recibe como mínimo 241 dólares más que su colega cubano «emancipado» revolucionariamente.

Un jubilado cubano, con su sola pensión, no puede adquirir ni lo mínimo para no pasar hambre y necesidades básicas. Y ni hablar de las personas viejas que no son jubiladas, y los ancianos desamparados.

Llegar a viejo hoy en Cuba es una desgracia

El régimen insulta a los cubanos cuando arguye que gracias a la «revolución» la expectativa de vida de los cubanos es de 78 años. Chile tiene una expectativa de vida de 80,2 años, en Costa Rica es de 80,3 años y en Uruguay es de 78 años igual que en Cuba, sin ninguna revolución comunista mediante.

Además, esa autocracia que se jacta de alargar la vida de los cubanos se desentiende precisamente de los jubilados y ancianos en general. Particularmente desde que Raúl Castro asumió como dictador y militarizó la economía e inició el montaje de un capitalismo militar de Estado mafioso de corte fascista, más cruel, frío y cínico que el fidelista, que es mucho decir.

El general Castro desideologizó la economía, hizo añicos el pacto social socialista del Estado marxista-leninista que da algo a cambio de ser esclavo del sistema. Se eliminaron subsidios que dejaron en el desamparo a los ancianos, jubilados o no.

Con su ridícula pensión, los jubilados simplemente pasan hambre, y no es una metáfora. Demacrados y delgados por la desnutrición, se visten con harapos. Muchos hurgan en los depósitos de basura algo de comer, o para vender. Otros cuidan parques y baños públicos para ganar unos pesos y poder tomarse un vaso de agua con azúcar prieta como desayuno.

En fin, estamos ante otro gran «logro de la revolución».

¿Por qué el Gobierno, pudiendo hacerlo, no elimina las colas en Cuba?

Por Rafaela Cruz, La Habana

Alineados de uno en fondo o apretados como perros en mugrientos portales, los cubanos hacen colas desde las 10:00 PM hasta la tarde del día siguiente. Rezan a cuanta deidad conocen pidiendo fuerzas para, cuando estalle la molotera y las bandas de violentos coleros impongan respeto, al menos quedar entre los que entregaron el carnet y tienen, relativamente segura, la posibilidad de comprar algo, que nunca se sabe exactamente qué será.

El desgaste físico y emocional hace mella en todos. Gente ajada, sucia, resiste la necesidad de orinar cambiando de posición, intentando que le duelan menos unas piernas que aún deben sostenerles algunas horas más. Con suerte, sufrirán todo esto a la sombra. Sin suerte, lo padecerán mientras el agresivo sol caribeño les incuba un melanoma. Las colas te envejecen como mismo lo hace una guerra. Las colas son una guerra. Cuba está en guerra.

Incluso en sus lugares de trabajo —oficinas, fábricas, hospitales o escuelas— aparte de sobre quién se fue por Nicaragua o quien cruzó la frontera, rara vez se comenta sobre algo más que donde será la próxima cola, o lo «reventao» pero feliz que se sienten por, después de violenta matazón, haber conseguido papel higiénico… ya se sabe que el Granma provoca hemorroides.

La cola existe cuando los precios manipulados no equilibran oferta y demanda. La cola es inflación pagada en tiempo y time is money. En Cuba, la inflación solo estaría correctamente medida si a la subida de precios, se le adicionara el valor de lo que dejan de producir aquellos que no trabajan para hacer colas. Un país que hace cola es un país infructuoso.

Dice el Gobierno que la maldita circunstancia de la escasez por todas partes es la causa de las colas. Pero eso es falso, estas no se deben a que haya poco, si no a cómo se reparte ese poco.

Durante 63 años, el castrismo ha perfeccionado el arte de crear miseria para luego racionarla y recibir aplausos por su humanismo. ¿Por qué no se está utilizando la afinada maquinaria distributiva para acabar con las colas?

El Ministerio de Comercio Interior, gigantesca entidad especializada en comercializar alimentos, controla más de 12.000 bodegas y otros miles de carnicerías, pescaderías, lecherías y panaderías. Tiendas Caribe maneja casi 2.000 establecimientos y CIMEX otros tantos. Infraestructura de distribución hay de sobra.

Y contrario a otros países donde habría que comenzar por idear un mecanismo de reparto equitativo, en Cuba, la libreta de abastecimiento está en el ADN de la revolución, es consustancial a un sistema que ha resultado incapaz de cumplir las promesas del delirante en jefe, que hace décadas aseguró que los productos en los mercados serían gratuitos de tanto que habría. Y no, nunca hubo más que poco, pero al menos se aprendió a repartir equitativamente… Bueno, si obviamos las casas, queridas, yates, autos y demás lujos de los comunistas en el poder.

Entonces, si existe el organismo, está disponible la infraestructura y hay un mecanismo funcional, ¿por qué no se reparte de ese modo y se eliminan las colas? Según el ministro de Economía, no se hace porque «no disponemos de los recursos para que todo lo que hoy vendemos liberado, se pueda vender por la libreta». Es decir, no hay suficientes paquetes de pollo, botellas de aceite o tubos de picadillo para darle uno a cada cubano.

Pero eso es mentira, nada imposibilita repartir escalonadamente por provincias un paquete, una botella o un tubo de lo que sea, y menos aún, nada imposibilita que la cantidad disponible se reparta equitativamente, por muy poco que toque per cápita. ¿Acaso no pueden abrirse los paquetes de pollo made in USA, los pomos de aceite, los tubos de picadillo, espaguetis, detergente, salchichas y cualquier otra cosa que pueda distribuirse por gramaje y no en envoltorios sellados?

Para dividir equitativamente todos los productos entre los 3.809.000 núcleos familiares del país existe otro ministerio, el de la Industria Alimenticia, que debería tener esto como principal objetivo de trabajo. Es inaudito que el Gobierno que hace bandera del igualitarismo, cuando más se le necesita, no haga lo de siempre aun pudiendo: repartir muy poco entre muchos.

Podría elucubrarse que al castrismo le conviene tener al pueblo entretenido en colas, y así pensando en sobrevivir nadie piensa en libertad. Pero las colas son manifestaciones en potencia, un polvorín de gente apiñada y disgustada dispuesta a hacer eco al primer grito de «Singaoooo». No aparenta ser esta una buena estrategia.

Más bien, parece que la nueva elite, heredera de los que hicieron la revolución, siente un profundo desprecio por un pueblo que consideran de su propiedad, un desdén implícito en como «la primera dama» llama dictador a su marido en público, demostrando total insensibilidad a lo que piensa o sienta la morralla.

Complacidos con el escarmiento que sus mayorales le propinan a los alzados del 11J, los nuevos propietarios de Cuba, no ven razón para esforzarse y mejorar la vida del pueblo repartiendo equitativamente la miseria. Ya ni eso hace bien el castrismo, o mejor, ya ni eso quiere hacer bien.

El modelo político cubano: ensamblaje y conveniencia. Primera parte

Por Eloy Viera Cañive, La Habana

El debate sobre izquierda-derecha o capitalismo-socialismo es foco de tensiones en cualquier lugar del mundo. En Cuba, mucho más. La idea de que los cubanos viven en uno de los pocos países socialistas del mundo y que, además, deben estar agradecidos por ello se ha vendido como un mantra por la propaganda.

Esa idea motiva debates encarnizados entre algunos cubanos, mientras otros la consideran intrascendente. La ideología no pone el pan sobre la mesa. Y mientras ciertas personas se debaten en discusiones ideológicas, el sistema cubano muta y juega con las imágenes y diálogos que se reproducen en esos intercambios de ideas.

Amén de la vigencia del debate ideológico en algo hay que ser claro. La ideología no es la que mueve al poder cubano, sino su instinto de conservación y fortalecimiento. Un instinto que parte de la asunción de que cualquier cambio en Cuba implicaría un riesgo para su supervivencia. Para el mantenimiento de los privilegios de la clase burocrática que sostiene al poder y de las familias bendecidas con ilustres apellidos, esas que conforman una suerte de mezcla criolla entre aristocracia —por la cuna— y oligarquía —por el poder concentrado— de cuño socialista.

Sin embargo, el debate ideológico juega un papel fundamental para que la burocracia y la aristocracia oligárquica puedan conservar sus privilegios sin disturbios. La ideología genera mística y símbolos que —a pesar de estar cada vez más depauperados— aún se emplean para engañar, manipular y perpetuar en el poder a la clase social que lucha por mantener sus prebendas en detrimento de los derechos de muchísimos cubanos.

El debate ideológico en Cuba está marcado —como casi todos los debates— por posiciones extremas que parten de sentimientos viscerales y no de argumentos fundamentados. Por ejemplo, es muy común escuchar posicionamientos que aseguran que toda la izquierda es comunista y antidemocrática; también lo es encontrar pronunciamientos, sobre todo desde la izquierda —incluso la más progresista e ilustrada—, que niegan que el régimen cubano sea socialista. El debate ideológico en Cuba no debería resumirse en negaciones simplistas tales como que en Cuba no hay socialismo o en afirmaciones que pretenden ser definitivas como que en Cuba hay una dictadura. El debate debería profundizar —incluso en el eje discursivo izquierda-derecha, capitalismo-socialismo— en las respuestas a las preguntas de por qué el socialismo cubano no es socialismo o por qué Cuba es una dictadura. El debate podría dirigirse a responder de la forma más abarcadora posible: ¿qué tipo de modelo económico-político-social es el cubano? Y ¿es de izquierda la fuerza política que lo dirige?

A intentar responder estas preguntas se dedica este texto. Para sistematizar la discusión se han determinado —a priori— tres variables que facilitan el análisis: la variable ideológica, la política y la relativa a la economía política.

VARIABLE IDEOLÓGICA

No puede negarse que el modelo cubano está ligado desde su origen a reclamos y sectores de izquierda. Se trata de un modelo que nació tras una Revolución popular cuyos líderes afirmaron haber sido influidos por ideas marxistas, y la cual aún es el referente para muchos actores que se identifican, a sí mismos, como izquierda.

El Partido Comunista cubano, fuerza dirigente superior del Estado y la sociedad, forma parte del Foro de São Paulo. La gestión de Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez —incluso durante la peor crisis política que ha vivido Cuba en la etapa revolucionaria— ha sido apoyada de manera abierta por el Grupo de Puebla. Se trata de las dos agrupaciones que reúnen a buena parte de las organizaciones y liderazgos de izquierda de la región —tanto autoritarios como democráticos— y un reducido grupo de simpatizantes europeos, sobre todo españoles.

Asimismo, desde la institucionalización del modelo cubano como Estado en 1976, la Constitución que le dio forma reconoció su inspiración en ideas marxistas-leninistas —estalinistas prefieren llamarlas algunos— y su objetivo de construir el comunismo. El mismo comunismo que —a pesar de los cambios de época, como dijera Esteban Lazo— se mantuvo como inspiración formal en el texto constitucional de 2019.

Entonces, si atendemos al origen de las ideas que inspiran al modelo cubano (marxistas-leninistas), a su autopercepción como un modelo socialista —irrevocable— y a que lo reconocen sectores nada despreciables de la izquierda mundial, hay pocas opciones para no considerar como socialismo al sistema cubano y como izquierda a la fuerza política que lo dirige.

No obstante, la práctica real de las izquierdas, las derechas y de los socialismos han sido diversas y desiguales según el contexto de cada país y según las características de líderes y partidos políticos.

Por ejemplo, Miguel Mario Díaz-Canel dirige una formación de izquierda (comunista), pero también fue de izquierda el Gobierno de Pepe Mujica en Uruguay o lo es el de Pedro Sánchez en España. La derecha no es menos diversa. De derecha es el Gobierno actual de Chile encabezado por Sebastián Piñera, pero derecha también y neoliberal además fue el Gobierno de Augusto Pinochet en el mismo país.

La diversidad de la izquierda y la derecha es tan rica que a veces se encuentran modelos de izquierda, como el cubano, que en algunos elementos se acercan más a pares de derecha, como el de Pinochet, que a socios de izquierda como el de Mujica. Por eso las diferencias o semejanzas entre el modelo político-económico-social cubano y otros hay que buscarla no solo mediante el empleo de la variable ideológica, sino también de otras, en especial la política.

VARIABLE POLÍTICA

La variable política permite adentrarse en otro eje de discusión no menos complejo y abordado: democracia vs. autoritarismo.

Ni la izquierda ni la derecha son garantes absolutos de democracia. Como ejemplos se puede mencionar que muchos consideran que el Gobierno de Lacalle Pou pertenece a la derecha democrática y otros tantos que el de Pinochet no fue sino un Gobierno de derecha dictatorial. Otros consideran a Mujica como un referente de la izquierda democrática, mientras que no pocos creen que los modelos cubano, soviético y chino son representantes de la izquierda autoritaria.

La misma izquierda autoritaria que apoyados en ideas leninistas defendió y defiende la necesidad de que un partido de vanguardia, el comunista, tome el poder, establezca y dirija un Estado dictatorial en nombre de la clase a la que dice representar: el proletariado. Un partido que al consagrarse monopólico pierde razón de ser debido a que desaparece el escenario político competitivo en el que debiera contender con otros grupos e intereses. Asimismo, la dictadura del proletariado ha demostrado nacer huérfana de sentido porque deviene dictadura sobre el proletariado y no como un mecanismo para empoderar a esa clase social.

El modelo que aplicó Lenin —y luego Stalin— en la URSS y que dijo haberlo desarrollado y sustentado en la teoría marxista también se consideró de izquierda. Por genealogía y pertenencias. Sus ideas contribuyeron a la formación del socialismo real o socialismo de Estado que imperó durante más de medio siglo en la extinta Unión Soviética y Europa del Este. Un modelo político-económico y social que terminó por conformar Estados burocratizados, con economías centralizadas y escaso respeto por el pluralismo político.

Ese es el socialismo que todavía impera en Cuba. Un socialismo de Estado al estilo soviético, autoritario y con características particulares que le confieren una regencia aristocrática. Similar también, en el componente personal y familiar, a sus socios de Corea del Norte.

Una de las características especiales del socialismo de Estado cubano es que su poder no solo radica en la burocracia partidista. Este se reproduce y perpetúa también sobre lazos familiares. Lazos que no necesariamente se expresan —aunque también pueden hacerlo— en la asunción de cargos políticos de poder. El ascenso reciente del general Luis Alberto Rodríguez López-Callejas al Buró Político del Partido Comunista puede ser visto como una muestra de cómo los lazos familiares influyen en las más altas esferas del poder político. Pero esa no es la regla.

La regla es que los lazos familiares —sobre todo con miembros de la generación histórica o con los burócratas en los que estos depositaron la confianza— garantizan privilegios como la participación segura y sin interferencias en sectores económicos estratégicos, en los incipientes espacios de mercado tolerados por el poder o el disfrute de comodidades y lujos financiados con dineros de origen no transparentado.

Esa situación ha propiciado que a la par de los burócratas creciera una nueva generación de privilegiados con poder económico. Una generación cuyos rostros se desconocen en su mayoría, pero que han conformado una nueva burguesía que disfruta de prebendas no soñadas por quienes salieron a la calle a protestar el 11 de julio de 2021. Una generación que, en su tránsito de clase en sí a clase para sí —recordemos a Karl Marx— cada vez tiene menos frenos para echarnos en cara su acumulación y privilegios, ajenos al discurso hipócrita, justiciero y moralizante del comunismo cubano.

 HABANA INSIDER: 26 ABRIL 2022

insider

 

     

                      

                               / LA HABANA, CUBA/ EDICION 1485 ISSN en proceso

                            EDITOR: ABELARDO G. MENA CHICURI  CONTACTO: MENAABELARDO@GMAIL.COM

          DESCARGABLE EN TELEGRAM: https://t.me/Desde_mi_Arboleda , https://t.me/Rusiasincensura

         POR UNA NACIÓN SOBERANA E INDEPENDIENTE, SOCIALISTA Y DEMOCRÁTICA, PRÓSPERA Y SOSTENIBLE.

                                                                               ………………

FERIA DEL LIBRO: SEMANA DE PRESENTACIONES DE LIBROS DEL INST JUAN MARINELLO/                                                      LA INFLACIÓN SIGUE FUERA DE CONTROL: PÁVEL VIDAL ALEJANDRO/EMPRENDEDORAS JUNTAN VOLUNTADES PARA CRECER: SEMLACCU/ EFECTOS ECONÓMICOS DE LA NUEVA OLA MIGRATORIA CUBANA, APUNTES: OMAR EVERLENY/ QUÉ ES LA INDUSTRIA 4.0?: VLADIA RUBIO/  LAS PYMES, LA PAPA Y LA INDUSTRIA 4.0: LA IMPORTANCIA DE LO PEQUEÑO: JUAN TRIANA CORDOVÍ/ ALGUIEN SE ACUERDA DEL ARROZ PRECOCIDO?: LUCÍA ROJAS/ ACEITE CUBANO: LA ESCASEZ, MILLONES DE DÓLARES DESPUÉS/ MYLKCUBATOR: DE ESPAÑA AL RESTO DEL MUNDO EN BUSCA DE LA REVOLUCIÓN LÁCTEA: JULIO HUETE/ MÁS BIOMETANO PARA LA ECONOMÍA CIRCULAR DE MADRID: JOSÉ TOMÁS PALACÍN/ ENTREVISTA CON EL EXVICEPRESIDENTE DE BOLIVIA: YURI F. TÓRREZ/

                                                                 ………………….

LAS OPINIONES EXPRESADAS EN ESTE BOLETÍN SON RESPONSABILIDAD EXCLUSIVA DE LOS AUTORES. EN EL MISMO SE PUBLICARÁN MATERIALES DE DIFERENTES CORRIENTES DE PENSAMIENTO, EN ARAS DE CONTRIBUIR AL DEBATE REVOLUCIONARIO Y EN FUNCIÓN DE LA LIBERTAD DE PENSAMIENTO, CONCIENCIA Y EXPRESIÓN.

                                                                           …………………….

                 FERIA DEL LIBRO: SEMANA DE PRESENTACIONES DE LIBROS DEL INST JUAN MARINELLO

Como parte de la Feria Internacional del Libro en el ICIC Juan Marinello tendrán lugar varias presentaciones de libros digitales en nuestra sede en Avenida Independencia (Boyeros) # 63, e/ Bruzón y Lugareño. Se copiarán GRATIS todos los textos a los presentes. A continuación, los detalles:

«La imagen social de la mujer en La Edad de Oro»

Autora y presentadora: Lurima Estévez

Se trata del análisis de la imagen social de la mujer en una publicación periódica —La Edad de Oro—, a partir de inferencias de carácter literario, lo que puede coadyuvar a la comprensión de la vida y la obra literaria de este autor, así como a revelar sus nexos con el movimiento cultural modernista del que fue uno de sus máximos exponentes.

MIÉRCOLES 27 / 2:00 PM:

«Escuela y Nación»

Autor: Dayana Murgia   Presenta: Yoel Cordoví

Este texto es una ventana que se abre al conocimiento de la polémica educacional de los años cuarenta en Cuba, un suceso trascendental, aunque poco recreado en la historia intelectual de Juan Marinello Vidaurreta, ese poeta en protesta, de origen burgués, que devino apasionado comunista tras los decisivos trances del nacionalismo cubano de los años treinta. Pero, al acercarnos al hecho —o más bien, a una parte significativa de él— el lector no tropezará con un recuento introductorio de los momentos hitos de la personalidad en los terrenos educacionales, por los que siempre manifestó viva preocupación (…).

Mucho menos asistirá a una retrospectiva a modo de balance de cómo la educación en Cuba deviene campo de luchas políticas e ideológicas, como mínimo, durante la larga noche neocolonial de la república (…). Lo que interesa aquí, por el contrario, es la conceptualización democrática de la escuela cubana que propone Marinello, en medio del tránsito tan peculiar que atraviesa la sociedad cubana iniciada la década de los años cuarenta”. Una selección de documentos que ilustran, cual memoria viva, el desarrollo de esta polémica en el campo intelectual de entonces, signada por apasionados contrapunteos y comprometimientos de credos muy diversos, aparece aquí compilada por Dayana Murguia Méndez, junto a un prólogo en el que la investigadora reflexiona sobre este fenómeno social que tuvo como uno de sus principales protagonistas al eminente pensador cubano Juan Marinello.

JUEVES 28 / 2:00 PM

«De la tiza y de la tinta. Memorias de un maestro y periodista»

Autora y presentadora: María Victoria Prado Ramírez

“Durante los últimos años de su vida mi padre leyó y escribió mucho. Su quebrantada salud no le permitía ya asumir otras funciones y puso toda su lucidez, experiencia profesional y recuerdos en el empeño de escribir. (…) Y aquí está el resultado. Es un libro modesto, como lo fue él, pero para mí es un tesoro que revela la personalidad de mi padre en su total magnitud. Si alguien ríe, llora, se indigna o se conmueve me doy por satisfecha. Habré cumplido con sus expectativas».

Así nos dice María Victoria Prado Ramírez, la compiladora de estos textos que revelan a un hombre que, desde sus actos, fue consecuente con su pensamiento en todas las épocas que le tocó vivir. Sus crónicas revelan el latir de una nación que amó y defendió como maestro, periodista, ser humano.

«Pensar en las infancias cubanas»

Autoras: Anntette Jiménez Marata y Yeisa Sarduy Herrera

Presentadora: Yeisa Sarduy Herrera y

Este libro nos muestra efectivamente las infancias: felices/privilegiadas, maltratadas/sufridas/abandonadas, promedios/diferentes, todas las infancias que pueden recibir el acervo histórico-cultural, en sus disímiles expresiones: artísticas (artes plásticas, danza, música, literatura) y cognitivas (científicas, comunicativas, expresivas) para que podamos, respaldados por la Constitución y las posibilidades de análisis de los territorios y sus propias necesidades, construir el presente, y también el futuro que en definitiva está en esta etapa de la vida”. Aurora García Morey (Prologuista)

VIERNES 29 / 2:00 PM

«Cultura literaria en Cuba. La revolución, la construcción de la nación y el libro.»

Autores: Parvati Kumaraswami, Anthony Kapsia

Presenta: Rodrigo Espina Prieto

Este libro examina un aspecto frecuentemente mal entendido de la Revolución cubana: el papel de la literatura y la creación de una cultura literaria. Basado en más de 100 entrevistas a un amplio rango de actores involucrados en la producción, regulación, promoción y consumo literario en la isla, este libro va más allá del acercamiento convencional (el estudio de autores y textos individuales) y los textos comunes conocidos fuera de Cuba. El libro, por tanto, presenta un análisis histórico de la evolución de la cultura literaria desde 1959 hasta la actualidad, así como una serie de estudios de caso más detallados (sobre talleres de creación literaria, la Feria del Libro de La Habana y la infraestructura de publicación) que revelan cómo es creada la cultura literaria en la Cuba contemporánea. Este libro contribuye a una nueva y compleja visión de la cultura revolucionaria cubana.

«Pensamientos de Juan Marinello.»

Autor: Salomón Susi

Presenta: Caridad Masón Sena

Sobre el libro: La pluralidad temática y el espíritu polémico distinguen esta obra, que reúne las ideas de Juan MarinelloVidaurreta en torno a la política, el arte, la literatura, el amor, la economía y la trayectoria de relevantes figuras de la cultura cubana y universal, como Rafael Alberti, Enrique José Varona, Miguel Hernández, Félix Varela, César Vallejo, Julio Antonio Mella, Frida Kalho, Rubén Martínez Villena, Alfonso Reyes, Fernando Ortiz, Diego Rivera, Nicolás Guillén y Pablo Picasso, entre otras.

Sobre la obra martiana y el idioma español existen múltiples referencias en el libro, cuya estructura está pensada para orientar y ubicar al lector en la vasta obra del poeta, ensayista y crítico cubano. Comprender al artista e intelectual pero, sobre todo, al ser humano que fue Juan Marinello constituye el propósito fundamental de este texto que es también una puerta para conocer otra parte de la historia de Cuba.

Síganos en nuestros canales digirales:

Facebook: ICIC Juan Marinello

Sitio web: https://icicjuanmarinello.cubava.cu/

                                                                                                ………

                                                     LA INFLACIÓN SIGUE FUERA DE CONTROL EN CUBA

                                                           POR PÁVEL VIDAL ALEJANDRO, 19 ABRIL, 2022

Los datos oficiales actualizados sobre el Índice de Precios al Consumidor (IPC) vienen indicando que la inflación en Cuba no se detuvo en 2021, sino que continúa en 2022, aunque perdiendo algo de impulso. Ello confirma que hay otros factores, más allá de la reforma monetaria, que siguen alimentando el proceso inflacionario.

La lenta recuperación del turismo y la economía en general, la permanente escasez de bienes y divisas, el déficit fiscal y su financiamiento mediante emisión monetaria, la tasa de cambio paralela, estarían entre los principales factores a considerar. La inflación se ha comido el valor real de los ahorros en pesos y ha anulado el incremento nominal de salarios y pensiones que se instrumentó el año pasado. Es otro de los tantos obstáculos que debe enfrentar la naciente micro, pequeña y mediana empresa privada. Asimismo, acrecienta las desigualdades.

“El descontrol de los precios añade incertidumbre y desconfianza sobre el futuro de la economía, fomenta el pesimismo y el descontento social”.

Las familias con acceso a remesas, divisas o con capacidad para invertir en negocios que se benefician del aumento de precios pueden encontrar formas de protegerse de los costos de la inflación, aunque sea parcialmente. Pero la mayoría de la población con salarios y pensiones fijas en pesos no tiene escape ante la realidad de ver cómo cada mes el poder adquisitivo de sus ingresos se deteriora un poco más.

El descontrol de los precios añade incertidumbre y desconfianza sobre el futuro de la economía, fomenta el pesimismo y el descontento social. Las protestas del 11J y la actual ola migratoria no le son ajenos.

Son varios los desafíos y conflictos de objetivos que se le presentan al gobierno cubano. No es tarea fácil manejar la política económica cuando se combinan inflación doméstica e internacional junto con la caída drástica de las exportaciones y el PIB, en una economía que ya agotó sus espacios de política fiscal y tiene un acceso muy limitado al financiamiento internacional. A ello se suman las reformas incompletas de un modelo económico fracasado, el escalamiento de las sanciones bajo las dos últimas administraciones estadounidenses, y los impactos y ramificaciones de la guerra en Ucrania.

Los datos oficiales de inflación

Los últimos datos publicados por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONEI) para el IPC de febrero de este año muestran una tasa de inflación interanual de 23%. (http://www.onei.gob.cu/node/164479 Es decir, comparado con febrero de 2021, los niveles de precios promedios actuales son un 23% mayores, según los registros oficiales. Esta es una inflación alta pero menor que la acumulada en todo el año 2021 de 77,3%, en medio del llamado ordenamiento monetario y la devaluación de la tasa de cambio oficial y paralela.

Los datos de febrero de 2022 revelan que el incremento de los precios en las categorías de Transporte, Restaurantes y Hoteles, y Alimentos y Bebidas no alcohólicas explicaron la mayor parte de la inflación del mes. En el informe de la ONEI se explica que, dentro de los alimentos, los productos lácteos experimentaron los mayores aumentos: queso procesado, leche líquida, queso blanco y la leche en polvo. La inflación solo del mes (comparando con enero de este mismo año) fue de 0,9%, mayor que la inflación de 0,15% que para enero había reportado la ONEI.

Desde 2020 los datos oficiales ya mostraban un incremento de la inflación, con una tasa de 18,5%, lo cual marcó un punto de inflexión comparado con la década anterior, en la cual la inflación anual había promediado un 1,3% gracias al control del déficit fiscal y los salarios, y las tasas de cambio fijas para el peso cubano y el peso cubano convertible.

Al mirar la trayectoria mensual del IPC se distingue que en enero de 2021 se produjo el principal salto del IPC oficial de 109.5 a 157.8, es decir, 44% (debido al impacto inicial directo de la reforma monetaria y la devaluación del peso). Luego, la trayectoria del IPC se aplanó hasta septiembre, pero en el último trimestre de 2021 volvió a tomar fuerza. En septiembre el IPC se ubicaba en 174.8 y en diciembre en 194.2. Es decir, el último trimestre de 2021 le añadió un 11% a la inflación del año. Ello, sumado a los datos de los primeros dos meses de 2022, revela que la dinámica de los precios sigue fuera de control, aún en las estadísticas oficiales del IPC.

Si bien los datos oficiales reconocen un incremento drástico de la inflación, se debe tomar en cuenta que están subestimando en varios puntos su verdadero valor, debido a que el IPC está considerando una estructura de gastos de las familias sumamente desactualizada (de 2010) que no se corresponde con el verdadero peso que tienen los mercados privados e informales en la canasta de consumo de los hogares.

Otros estimados ubican la inflación en alrededor de 500% lo cual indica que los niveles promedios de precio crecieron alrededor de 6 veces en 2021. Con los datos oficiales no se llega a reconocer ni siquiera que los precios se duplicaron en 2021, lo cual no coincide con la realidad que vienen enfrentando las familias en los mercados de consumo.

Ausencia de un plan de estabilización macroeconómica

La inflación representa un nuevo desafío para las autoridades económicas cubanas. Ello implica que el gobierno cubano tendrá que seguir enfocado en darle solución a los problemas estructurales e institucionales del modelo económico, pero también deberá prestarle especial atención a los desequilibrios macroeconómicos que originan la persistencia de la inflación.

Para la agenda del presidente Miguel Díaz-Canel debería ser tan importante continuar con las reformas estructurales pendientes como poner en marcha un plan de estabilización macroeconómica. Sin embargo, en las últimas incursiones del ministro de Economía, Alejandro Gil, en el mes de febrero no hay señales de que el gobierno tenga definido tal plan de estabilización macroeconómica. (http://www.cubadebate.cu/noticias/2022/02/10/ministro-de-economia-informa-sobre-la-inflacion-tiendas-en-mlc-y-otros-temas-de-interes/)

La esperanza del gobierno es que la inflación se ajuste por el lado de la oferta: más producción y más dólares entrando a la economía. Ello claramente es un componente fundamental para controlar la inflación, pero no es el único. Otro elemento fundamental es el elevado déficit fiscal y su monetización con impresión de más pesos desde el Banco Central. Sin embargo, las declaraciones del ministro Gil no han sido muy contundentes en la necesidad de poner un freno a estos desequilibrios fiscales.

Parece arriesgada la estrategia de esperar que la recuperación de la economía sea suficiente para detener la inflación. Es importante reconocer que la inflación tiene varios culpables y que, por tanto, son varias las medidas que se deben considerar para su control. Mientras más tiempo esté presente todo este episodio de inestabilidad monetaria más difícil y costosa es la desinflación y mayores daños hará a la economía.

Medidas supuestamente antinflacionarias

El Ministerio de Finanzas y Precios (MFP) emitió en el mes de abril de 2021 la Resolución 105, (https://www.gacetaoficial.gob.cu/es/resolucion-105-de-2021-de-ministerio-de-finanzas-y-precios) una medida supuestamente antinflacionaria. La resolución 105 trata de cortar el canal de transmisión de la inflación internacional y el encarecimiento de la factura de importaciones hacia los precios minoristas que enfrentan los consumidores.

El MFP definió un precio base (no se explica cómo lo calcularon) para las importaciones de arroz, frijol, trigo, aceite, leche, y pollo, y estableció que el presupuesto del Estado subsidia a las empresas estatales mayoristas si se produce un incremento por encima del 4% del precio base.

Otras decisiones similares se tomaron en 2021 para intentar poner freno a la inflación usando el gasto fiscal. En repetidas ocasiones la ministra de Finanzas, Meisi Bolaños, acudió a la televisión al programa de la Mesa Redonda y prometió más subsidios, recortes de impuestos, reducción de los precios de la energía y más apoyos a familias y sectores económicos.

En principio, puede tener sentido no querer añadirle más gasolina a la inflación, pues es uno de los problemas que más están agobiando a la población. El MFP está intentando proteger el valor que pagarán los consumidores por productos esenciales de la canasta de alimentos. Sin embargo, la política de gasto público hace rato agotó sus posibilidades de influir en la economía sin generar más inflación; justamente lo que quieren evitar.

Los últimos datos de la ONEI exponen que el déficit fiscal fue de 17,7% del PIB en 2020 y es probable que se haya superado el 20% en 2021. Antes de eso, ya se acumulaban cinco años consecutivos con un déficit fiscal que osciló entre el 6% y el 8% del PIB, lo cual sirvió para amortiguar el impacto de la crisis venezolana y del escalamiento de las sanciones estadounidenses bajo la administración de Donald Trump (2017- enero de 2021).

En estas condiciones, cuando el Ministerio de Finanzas promete más subsidios lo que hace es sumarle más puntos a la tasa de inflación. El presupuesto estatal cruzó hace rato el umbral a partir del cual ya no puede aumentar el gasto público en términos reales. Los anuncios de ayudas fiscales e incrementos de subsidios significan un aumento del impuesto inflacionario que están pagando las familias. Si algo logra la resolución 105 es, tal vez, manejar la distribución del costo de la inflación, pero sin evitarla.

Con la resolución 105, y otros subsidios que se han aplicado, el gobierno evita la inflación en los mercados estatales y en productos más sensibles para los grupos vulnerables, pero sigue aumentando el déficit fiscal y la impresión indiscriminada de pesos cubanos, lo cual se termina reflejando en poco tiempo en más inflación en los mercados privados e informales.

También es una decisión con trasfondo de economía política, pues luego el gobierno culpará a los privados y a los especuladores porque suben y manipulan los precios, mientras el Estado mantiene los precios invariables y define subsidios para proteger a la población, sin decir que es el propio Estado el que sigue fomentando los desequilibrios que en última instancia impulsan la inflación.

El rol de la política cambiaria

En las redes sociales se ha reclamado que el gobierno cubano instrumente acciones para ponerle un freno a la depreciación de la tasa de cambio en el mercado informal, la cual superó la barrera de los 100 pesos cubanos tanto para el euro, el dólar físico y el dólar bancario (MLC). Sin embargo, el ministro Gil descartó que por ahora se esté pensando en alguna acción de este tipo para influir en este mercado.

Ciertamente, las propuestas de que el gobierno venda dólares para detener la depreciación informal de la tasa de cambio no parecen factibles ni efectivas. Primero, el gobierno no tiene esos dólares ni para comprar medicinas y alimentos. Pero si los tuviera, la evidencia internacional ha mostrado lo difícil que les resulta a los bancos centrales ir en contra de una tendencia del mercado cambiario, sobre todo, cuando se trata de evitar la depreciación de la moneda nacional.

Una cosa diferente es la venta de los propios dólares que compran las casas de cambio (Cadeca) y los bancos, una práctica que podría retomarse en cuanto se consolide la recuperación del turismo y las remesas. La compra y venta de divisas en las casas de cambio y en los bancos (sin intervención del banco central, es decir, sin poner dólares de las reservas internacionales) es indispensable para formalizar este mercado y brindarle a los hogares y al sector privado un servicio necesario para su funcionamiento. La formalización del mercado cambiario es una medida crucial para controlar la inflación.

Sin embargo, la pregunta del millón es si este servicio podrá retomarse con la tasa de cambio fija de 24 pesos por dólar o será necesario proceder con otra devaluación de la tasa de cambio oficial. También deberá valorarse si no sería recomendable que las Cadecas operen con un tipo de cambio que, sin ser flotante (sin variar todos los días) pueda tener actualizaciones periódicas para acercarse y tomar en cuenta los valores del mercado informal, tal y como funcionó la política cambiaria en este mercado desde 1995 hasta el año 2001.

Es decir, hay un precedente que el gobierno pudiera tomar como referente. Otra opción más radical es transitar a un sistema de flotación flexible. Requeriría trabajar en varios aspectos para garantizar su operatoria, opción que por ahora ha descartado el ministro Gil.

Un asunto para considerar por el Banco Central es si se va a volver a organizar un régimen cambiario para las casas de cambio y las operaciones de los bancos con la población diferente que el régimen cambiario para las empresas, o se va a intentar mantener la unificación de la tasa de cambio oficial que se logró con la tarea ordenamiento monetario.

Cualquier decisión que vaya a darle más flexibilidad a la tasa de cambio de las casas de cambio, manteniendo unificada la tasa oficial, implica que las empresas estatales y las empresas mixtas tendrán que acostumbrarse a trabajar con un valor variable para el peso cubano; algo que sería completamente nuevo en el contexto de la economía cubana.

Otra cosa que podría hacer el Banco Central desde la política monetaria estaría asociado al manejo de las tasas de interés. Este es el instrumento monetario más empleado por los bancos centrales en el mundo pero que no ha sido usado por la autoridad monetaria cubana. Mientras se logra una recuperación sustantiva de la actividad económica que garantice una mayor demanda de pesos cubanos por el lado de la economía real, el Banco Central podría incentivar la tenencia y compra de pesos cubanos a partir de un instrumento financiero con tasas de interés atractivas.

Pueden ser los propios depósitos a plazo fijo del sistema bancario o los bonos públicos del Ministerio de Finanzas y Precios, o unos bonos propios del Banco Central. El gobierno hace algunos trimestres habló de venderle bonos a la población, pero es un tema que ha quedado en silencio.

En cualquier caso, es evidente que la reforma monetaria todavía está incompleta. Son varios los asuntos sobre los cuales deben tomarse decisiones para verdaderamente alcanzar un sistema monetario y cambiario unificado y funcional para todos los actores económicos. Y nada de esto es posible mientras la inflación siga fuera de control. (2022)

                                                                                              …………….

                                                  EMPRENDEDORAS JUNTAN VOLUNTADES PARA CRECER

                                              DE LA REDACCIÓN / SEMLACCU@ENET.CU / FOTOS: SEMLAC

«Ellas emprenden» es una iniciativa conjunta del proyecto de desarrollo local «Enlaces» y el proyecto «Con tus propias manos» de la Editorial de la Mujer de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), la Cámara de Comercio de la República de Cuba y el Gobierno Provincial de La Habana.

Los días 14 y 15 de abril se reunieron en la capital cubana unas 50 mujeres líderes de negocios especializados en servicios de construcción, organización de eventos, asesoría de negocios, producción de alimentos, confecciones y útiles decorativos, además de proyectos comunitarios. Las dos jornadas de trabajo incluyeron conferencias de especialistas, trabajo en comisiones, una expoferia y cerraron con la creación de la red «Juntas emprendemos», que busca articular a emprendedoras, ofrecer espacios para la formación, el asesoramiento y para apoyar a otras mujeres.

«Este espacio ha sido muy importante porque nosotras vivimos desigualdades y cuesta más trabajo emprender, por toda la carga familiar y social; por eso articularnos significa un escalón de apoyos para llegar al empoderamiento que deseamos», comenta a SEMlac Yulieta Hernández Díaz, presidenta de Pilares Construcciones, una de las primeras medianas y pequeñas empresas (MYPIMES) aprobadas en 2021.

El evento resultó un espacio para poner en común desafíos, experiencias, propuestas y miradas emancipadoras sobre el emprendimiento, el trabajo de cuidados y la economía feminista. «Ha superado mis expectativas; vuelvo con más fuerza a mi taller, con deseos de crecer y asociarme con más emprendedoras», opina Dayamí Verdecia, dueña de Costureando.cu, un taller de confecciones que se especializa en tallas grandes.

Maritza Fortún González, presidenta de la empresa Innovación y Soluciones Ambientales (Isla), también celebra la diversidad de líneas de trabajo reunidas y le maravilla «la calidad y belleza de lo que hacen, lo innovador y, sobre todo, el optimismo para avanzar». Pero la perseverancia y fuerza que distingue el liderazgo de estas cubanas encuentra brechas, necesidades y frenos en muchos espacios.

«Lo primero es tener el deseo de emprender y después creo que se necesita acompañamiento en la capacitación y el conocimiento de las normas jurídicas, para saber qué forma de emprendimiento se ajusta más a nuestra visión y condiciones. La otra parte es la económica: necesitamos asesoría para hacer estudios de factibilidad, conocer a qué nos enfrentamos y así no dar pasos en falso», explica Fortún González.

Esta física de profesión destaca que la existencia de proyectos de cooperación y el trabajo del Taller de Transformación Integral del Barrio en su municipio, Habana del Este, han sido fundamentales para el empoderamiento femenino. «De los 14 proyectos de desarrollo local aprobados en Habana del Este, nueve son liderados por mujeres. No es casual que seamos mujeres al frente del 64 por ciento de los proyectos de desarrollo local; la razón es que hemos aprovechado los espacios de formación», compartió Fortún González en el encuentro.

En las sesiones de trabajo emergió con fuerza la necesidad de capacitación en derecho mercantil, laboral y tributario, sobre comunicación y marketing, desarrollo personal y responsabilidad empresarial, entre otros temas. La asesoría legal y financiera fue otro de los puntos más reiterados. Esos acompañamientos resultan cruciales ante el desconocimiento y procesos burocráticos a los cuales se enfrentan.

Entre los reclamos se incluyó también la flexibilización del sistema tributario y una mirada de género en la política bancaria y de préstamos. «El acceso al crédito es difícil. Una mujer emprende con tremendo corazón, pero sin un peso en el bolsillo. Esto es algo que se debiera tener en cuenta en el sistema bancario, que existiera una ayuda diferenciada y no nos pidieran tantas garantías, porque no las tenemos», insistió Fortún González.

Expertas cubanas han señalado que las mujeres cuentan con menos capital económico para emprender. Ellas no son, en su mayoría, dueñas de inmuebles, autos u otros bienes, de los cuales pueden disponer para impulsar un negocio.

Cooperación y empoderamiento integral

Según datos oficiales, en 2020 las mujeres representaban apenas 26,1 por ciento del sector no estatal, 21,1 por ciento en el cooperativo y 28,7 por ciento en el privado. Ese comportamiento desigual también aparece en la creación de las pequeñas y medianas empresas (MYPIMES).

Natacha Mesa Tejeda, abogada y profesora universitaria, agregó que solo el 25 por ciento de esas formas productivas están lideradas por mujeres. Según la experta, se puede hacer mucho más para que las cubanas aprovechen sus capacidades, creatividad y formación educacional.

Entre las posibles acciones, mencionó la posibilidad de flexibilizar las operaciones de comercio exterior y adaptar la política impositiva, teniendo en cuenta las brechas de género; redactar y poner en vigor una norma para la responsabilidad social, que beneficiaría a proyectos con un compromiso social; fortalecer el asesoramiento a las mujeres que emprenden y revisar el listado de actividades que están prohibidas para el ejercicio privado.

Para Georgina Alfonso, directora del Instituto de Filosofía e integrante del Espacio Feminista «Berta Cáceres», existen muchas razones para impulsar el empoderamiento integral de las mujeres, pues este contribuye a su liberación plena.

Se pronunció, además, por ampliar los espacios económicos con perspectiva de género, más allá del mercado; desarrollar una conciencia crítica para transformar las relaciones de poder y a favor de la sostenibilidad productiva y reproductiva de la vida; así como validar los cuidados como trabajo, garantizando la corresponsabilidad familiar y laboral.

Sara Hernández Valdés sabe de la importancia de ese empoderamiento. Ella llevó al encuentro el proyecto «Yo puedo emprender», que desarrolla en la Prisión de Mujeres de La Habana. Opina que esta apuesta puede ser una forma de reinserción social para las mujeres privadas de libertad. «Cuando una mujer se decide a emprender demuestra que está dando pasos hacia su independencia. Una mujer que emprende es capaz de enfrentarse a muchos retos y dificultades, de saltar los obstáculos», concluye Hernández Valdés.

Esa visión amplia sobre las diversas formas y espacios de producción y reproducción de la vida estuvo presente en el intercambio. La economista y académica Ileana Díaz Fernández resaltó que el emprendimiento es transversal y no es privativo de lo privado; puede estar en cualquier espacio social. También alertó que una mirada de género no se reduce a la presencia de las mujeres.

                                                                                     …………                                                                                                                                                                                                      

CUBA: ACUARIO NACIONAL ASEGURA QUE APLICA UN MANEJO ADECUADO DE SUS ANIMALES, TRAS POLÉMICA POR MUERTE DE LOBO MARINO

                                                   POR REDACCIÓN ONCUBA, ABRIL 24, 2022

Defensores de los animales cuestionan el tratamiento al que fue sometido el ejemplar, mientras que las autoridades de la institución aseguram que no fue desatendido en ningún momento porque «formaba parte de los ejemplares del acuario”,

                                                                                     …………….

                       EFECTOS ECONÓMICOS DE LA NUEVA OLA MIGRATORIA CUBANA, ALGUNOS APUNTES

                                                               POR OMAR EVERLENY, ABRIL 18, 2022

Desde hace varios días, se escribe con gran intensidad en diversos medios, acerca de la salida de cubanos hacia otros países, el énfasis fundamental de estos trabajos ha sido la prioridad de los cubanos en llegar a la frontera sur de Estados Unidos, para acogerse a la legislación que los favorece.

Esa tendencia de los cubanos a emigrar no es nada nuevo, antes y sobre todo después del triunfo de la Revolución se ha producido la emigración desde la Isla hacia otros destinos, especialmente Estados Unidos, reportando un saldo migratorio1 negativo en todos los años, con la excepción de 1959, año en el que entraron más personas de las que salieron, con un saldo migratorio positivo de más de 12 000 personas.

No es el objetivo de este trabajo analizar por qué se van los cubanos, y qué ha causado las olas migratorias en diferentes períodos, sino abordar los efectos de esta nueva crisis, centrándonos en la economía, en lo que tiene un elevado impacto teniendo en cuenta la composición de los que emigran y los efectos a mediano y largo plazo.

Cuba es hoy muy diferente desde el punto de vista de sus indicadores demográficos a años anteriores, en el pasado emigraban muchas personas con experiencia laboral, pero los mismos se sustituían por otras, dadas las elevadas tasas de nacimiento, había reemplazo laboral asegurado.

Hoy la realidad es otra, la población decrece en su totalidad, con tasas de crecimiento anual negativas desde el 2017. Con una estructura de edades que se va envejeciendo lo cual significa que cada día hay más jubilados, pero a la vez es difícil reponer esa fuerza laboral, porque la población de 0 a 14 disminuye cada año.

Fuente: ONEI, Anuario Estadístico de Cuba, 2020. Capitulo Población.

La realidad es que son los más jóvenes quienes más emigran, a cualquier destino, muchos de ellos con educación media superior y superior, pues este nivel les puede permitir ajustarse a los perfiles de programas de inmigración de fuerza laboral calificada. Entre sus aspiraciones está revalidar el título que obtuvieron en Cuba; en un estudio realizado hace algunos años, se planteaba que alrededor del 86 % de los emigrados procedentes del sistema de instituciones de educación superior, lo hacía antes de los 40 años.

Pero el gran flujo se incrementa con una emigración irregular, que ingresa a territorio estadounidense bajo el amparo de una política inmigratoria preferencial, que desafía los debates sobre la Reforma Migratoria actual y de la aprobación de leyes antiinmigrante en diferentes Estados. El marco legal inmigratorio que la implementa incluye normativas que garantizan la admisión y la obtención de la residencia legal permanente, independientemente de la vía de ingreso y el país de procedencia del cubano que está arribando después de un año y un día en ese territorio.

Entre ellas, se encuentran la “Ley para Ajustar el Status de los Refugiados Cubanos al de Residentes Permanentes Legales en los Estados Unidos, y para otros fines”, Ley Pública 89-732 de 1966, conocida como Ley de Ajuste Cubano, y otro conjunto de regulaciones jurídicas y administrativas.

En el anterior gráfico se muestra el saldo migratorio cubano desde 1959 a la fecha. La ligera recuperación que se muestra en los años 2013 y 2014, no es muy real, ya que fue cuando entró en vigor la Reforma Migratoria del 2013, en el Decreto Ley sobre el cual se ampara se considera “que un ciudadano cubano ha emigrado, cuando viaja el exterior por asuntos particulares y permanece de forma ininterrumpida por un término superior a los 24 meses sin la autorización correspondiente”.

Por lo tanto, muchos emigrados, que han entrado a Cuba antes de los dos años, pero que poseen residencia permanente en otros países, no son considerados como tal. Otros dos factores han incidido en estas estadísticas: de marzo a diciembre del 2020 y entre enero y octubre del 2021 las fronteras cubanas estuvieron prácticamente cerradas debido a la COVID-19, y la Embajada de EEUU en La Habana detuvo el Programa de Reunificación Familiar desde el 2017, y ha estado prácticamente cerrada sin otorgar visas desde 2020.

Lo interesante es que esta nueva ola, que surge después de la conclusión del documento ejecutivo conocido como pies secos-pies mojados, con la retórica antinmigrante de la pasada administración de Trump, se puede convertir en la salida más grande que se ha producido desde Cuba en los últimos 62 años, donde incluso puede superar al éxodo del Mariel. Esa tendencia se demuestra en que solo entre enero y marzo del 2022 habían entrado por la frontera sur de Estados Unidos 58 489 cubanos y numerosas estimaciones plantean que se puede sobrepasar en el año 2022 los 155 000 emigrantes.

Es lógico preocuparse, ¿Cuáles serán los costos para Cuba de este éxodo de fuerza de trabajo? ¿Quién estará en los campos de caña al pedido del gobierno de salvar la industria azucarera? No estamos en los años 70 y 80, cuando la movilización y la exhortación a la población permitía ir a esos campos, la Cuba de hoy es otra, aunque se insista en los medios cubanos con la palabra continuidad. Para un trabajador hoy los incentivos materiales son más importantes que los morales, los estímulos deben ser financieros, pero cuidado, el déficit del presupuesto se hace cada vez mayor, es decir, si se introducen más pagos salariales, la inflación viene acompañada.

Esta nueva ola migratoria está captando buena parte de las divisas que circulan en el país, que no pueden ser absorbidas por las instituciones cubanas, al no tener mecanismos para ello. En concreto nos referimos al dólar estadounidense dado que es una moneda que no se puede utilizar en la red de tiendas nacionales, pero es la que se está utilizando para pagar el alto costo de la travesía hacia la frontera Sur de Estados Unidos, que como promedio sobrepasa los 10 000 dólares por viajante.

Un cálculo muy simple, solo estimando que lleguen a los Estados Unidos unas 100 000 personas a lo largo del 2022 a un gasto de entre 8 000 o 10 000 por persona, estamos hablando de un valor de entre 800 o 1 000 millones de dólares que salen del país o no llegan al país. Tener presente que solo los boletos para viajar al único destino que no exige visa a los cubanos —que es Nicaragua—, tiene un costo actual de 4 500 dólares.

En conclusión, hay afectaciones importantes en la fuerza laboral del país, no solo ahora, sino a mediano y largo plazo. Una gran parte de quienes emigran son mujeres en edad fértil, por lo tanto, su salida contribuye a mantener la tendencia de la baja natalidad del país, aunque hay otros factores, este es digno de tenerse en cuenta.

El país se está descapitalizando de una masa de profesionales de todas las ciencias, en su edad de generación de conocimientos, o sea, están ávidos de proponer ideas o nuevas percepciones sobre la realidad nacional, pero el modelo no los reconoce como debería.

Por lo tanto, además de reconocer el problema sería útil saber qué se plantea hacer el estado cubano para revertir la tendencia de que las personas tengan como una de sus primeras opciones partir a otra sociedad. No creo que con slogans y diplomas se logre ese propósito, se necesitan medidas contundentes y sólidas, que no son las 163 medidas para potenciar la agricultura, ni las 15 para la industria. Debe haber otras salidas a la triste realidad de la economía cubana.

El bloqueo, que es una constante en esta ecuación, afecta a toda la sociedad cubana, pero creo que hay que mirar para adentro y ver qué más puede hacer el gobierno cubano para paliar la profunda crisis económica existente.

Nota:

1 Saldo migratorio: Es la diferencia entre las entradas por migración y las salidas por el mismo motivo; en consecuencia, el signo positivo o negativo del mismo indica que las entradas superan las salidas o viceversa.

                                                                                               ……………….

                                                                                 QUÉ ES LA INDUSTRIA 4.0?

                                                               POR VLADIA RUBIO / CUBASÍ, 18 ABRIL 2022

https://www.cubasi.cu/es/noticia/que-es-la-industria-40

Hace solo unos días, el presidente Miguel Díaz-Canel reflexionaba junto al Consejo Nacional de Innovación sobre la necesidad de ir enrumbando el panorama industrial cubano de cara a la industria 4.0.

Pero ¿cuál es ese derrotero, qué lo caracteriza, a dónde apunta, cuáles son sus ventajas?

La industria 4.0 es también conocida como la cuarta revolución industrial, y comenzó a desplegarse, sobre todo a partir del 2011, cuando en la Feria de Hannover —una de las ferias industriales más grandes del mundo que se desarrolla en Alemania anualmente desde 1947— fueron presentadas adaptaciones de industrias que optimizaban recursos, tiempo y costos a partir del empleo de la automatización digital, la inteligencia artificial (IA), el internet de las cosas, el Big Data y otras tecnologías de avanzada.

A partir de entonces, diversos países, sobre todo desarrollados, comenzaron a imbricar todas esas posibilidades en busca de un nuevo modelo industrial.

La Industria 4.0 se sustenta en el llamado Internet de las Cosas Industrial (IIoT, por sus siglas en inglés) y en los sistemas ciberfísicos —aquellos sistemas inteligentes que permiten mediante algoritmos controlar y monitorear cosas físicas como maquinarias— y posibilita que todo en la cadena industrial, desde los suministros, la logística, la planificación de recursos, la fabricación, el almacenamiento y también el mercado quede interconectado de manera «inteligente» desde el punto de vista digital.

Sin pretender una definición completa o estrictamente apegada a la terminología científica, para tener una idea algo más acabada de en qué consiste la industria 4.0, vale apuntar que son varios los pilares en que se erige:

-El Big Data y las analíticas de la IA.

-La integración horizontal y vertical. Con la primera, los procesos permanecen integrados a «nivel de campo» —en la planta de producción, en múltiples instalaciones de producción y en toda la cadena de suministro—; con la segunda, se vinculan todas las capas de la empresa, industria (la organización) y los datos fluyen libremente entre todas.

-Computación en la nube. Es la que habilita esta industria y la transformación digital, ya que todos los datos que alimentan las tecnologías se alojan en la nube, que igual permite la comunicación y coordinación a los sistemas ciberfísicos.

-La realidad aumentada (AR). Superpone el contenido digital en un entorno real posibilitando, entre otras cosas, visualizar, mediante el uso de lentes inteligentes o dispositivos móviles, datos del internet de las cosas en tiempo real.

-El Internet de las cosas industrial (IIoT) y el Internet de las cosas (IoT), que no son lo mismo.

-La Fabricación aditiva o Impresión 3D. Aunque inicialmente era herramienta para la creación rápida de prototipos, en la Industria 4.0 ofrece una gama más amplia de aplicaciones, que incluye la producción personalizada y también almacenar las piezas y los productos como archivos de diseño en inventarios virtuales e imprimirlos a demanda, reduciendo así distancias de transporte y costos.

-Los Robots autónomos. Esta nueva generación de robots permite programarlos para acometer tareas con la mínima intervención humana; a partir de su software de vanguardia pueden reconocer, analizar y actuar sobre la información que reciben de su entorno y acometer tareas difíciles y delicadas.

-Gemelos digitales o simulaciones. Son simulaciones virtuales de una máquina, producto, proceso o sistema del mundo real creadas a partir de los datos de sensores del IoT. Facilita a las empresas analizar y mejorar el rendimiento y mantenimiento de los sistemas y productos industriales. 

-Ciberseguridad. Es imprescindible y, a partir de determinadas arquitecturas y tecnologías, permite a la empresa automatizar la detección, prevención y respuesta ante amenazas, así como minimizar el riesgo de violaciones a los datos y redes.

Aun cuando estos apuntes resultan incompletos e imprecisos a la visión de ingenieros y otros especialistas, para el común de los mortales podrían parecer el borrador de una novela de ciencia-ficción. Pero igual impresión hubiera podido causar la descripción del funcionamiento y posibilidades de una computadora o de un teléfono celular cuando ambos avances comenzaron a abrirse paso en la historia de la humanidad.

No obstante, la industria 4.0 no es ciencia-ficción, sino realidad ya bien tangible y con sustanciosos beneficios, desde profundas mejoras en la productividad y automatización, gran resiliencia y agilidad, confianza para explorar nuevos modelos de negocio y aprovechar oportunidades de un modo muy rápido, a la vez que reduce costos, mejora la eficiencia del mercado y conecta cadenas de suministro por mar, tierra y aire. Y todo ello a partir de soluciones ecológicas y sostenibles.

Cuba y la Industria 4.0

«Es algo muy peligroso para las revoluciones sociales quedar desconectadas de los cambios tecnológicos de cada época. Cada nueva revolución industrial ha traído grandes incrementos de la productividad del trabajo, y en el momento actual, ya en marcha la cuarta revolución industrial, se estima que solamente el uso de la inteligencia artificial aumentará la productividad en un 40%, y que en los próximos años más del 80% de las empresas en los países industrializados usarán alguna forma de inteligencia artificial».

Así apuntaba el destacado científico cubano y asesor de BioCubaFarma Agustín Lage Dávila, en su artículo La Industria 4.0 y el socialismo, donde también recordaba que, en cuanto a esta cuarta revolución industrial, no todo son bondades técnicas.

En el capitalismo cada nueva revolución tecnológica ha tenido como consecuencia un aumento de las desigualdades sociales, dentro de los países, y especialmente entre países, y también puede suceder así con esta cuarta, ya que las brechas entre los países más desarrollados y los que van quedando detrás aumentan cada año, alertaba Lage Dávila.

No obstante, y aun cuando Cuba atraviesa hoy una muy difícil situación económica, agudizada por el recrudecimiento del bloqueo imperial, «tenemos las bases para comenzar otra vez en otras tecnologías de la cuarta revolución industrial», sentenciaba el científico. Entre las fortalezas para ello señalaba los más de 50 grupos que en el país trabajan en esas tecnologías y que fueron identificados por una primera exploración en el contexto de los Macroprogramas para el Plan de Desarrollo al 2030.

No obstante, acotó que muchos de esos grupos se ubican en el sector presupuestado, como son universidades y centros científicos, «y tenemos pendiente la tarea de conectarlos mejor con el sector empresarial, y hacer que surjan de ahí nuevas empresas», instó.

La preparación de los empresarios, necesidad de elevar el nivel de automatización —que habría de estar incluido ya desde las nuevas inversiones—, la gestión de mipymes estatales, la importancia de ir proyectando el país hacia la tecnología 5G, lo necesario de una integración de la industria de aplicaciones y servicios informáticos con todos los actores económicos, así como potenciar la economía circular son algunos de los muchos retos que aguardan al país en este camino hacia la industria de avanzada y que fueron mencionados en la reciente reunión del Consejo Nacional de Innovación.

En ese encuentro, el ministro de Industrias, Eloy Álvarez Martínez, aseguró, en cuanto a la Industria de avanzada, que «tenemos conocimiento e inteligencia en el país para lograrlo». Y el Presidente cubano agregó como una de las premisas para alcanzar ese desarrollo «las exigencias de la dinámica demográfica: cada vez hay menos población económicamente activa para sostener a más población económicamente no activa y eso necesita procesos más productivos y eficientes, que son los de la Industria 4.0».

                                                                                            ………….

                                     LAS PYMES, LA PAPA Y LA INDUSTRIA 4.0: LA IMPORTANCIA DE LO PEQUEÑO

                                                       POR DR.C JUAN TRIANA CORDOVÍ, ABRIL 18, 2022

Las pymes, la papa y la industria 4.0, parecen asuntos relativamente alejados entre sí, sin embargo, en los últimos días esta combinación me vuelve a hacer pensar sobre la importancia de lo pequeño.

Lo pequeño no es más bonito per se, ni más eficiente, creativo, productivo, dinámico o flexible per se, aunque muchas veces así se piense. De igual forma lo pequeño no es intrascendente, poco importante, o marginal, aunque también se piense así.

En nuestro modelo económico de desarrollo, por décadas, al menos más de tres, lo pequeño apenas ocupaba algún espacio formal —por ejemplo la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños— en la práctica nuestro modelo agropecuario privilegiaba la gran empresa estatal antes que a los pequeños agricultores y subordinaba a estos últimos a la dinámica de aquellas empresas.

También habría que decir que aquel modelo basado en grandes empresas verticalmente organizadas y centralmente controladas era funcional al ejercicio del poder y permitía, al menos formalmente, un mejor control y facilitaba la asignación de recursos desde ese mismo centro único, aunque la eficacia de la asignación y de su utilización estuvieran en muchas ocasiones alejadas de lo que se “planificaba”.

Pero hay que decir también que aquel modelo respondía a concepciones sobre los sistemas productivos que tuvieron mucho arraigo en las ideas sobre el desarrollo del siglo pasado. En el caso de Cuba, habría que sumar también la disponibilidad de financiamiento relativamente abundante e incuestionablemente barato.

Nuestro entorno empresarial se ha ido transformando. Las pymes, los proyectos de desarrollo local, las cooperativas industriales y de servicios han introducido dinámicas nuevas, aun insuficientes es cierto, pero que desplazan los límites de la zona de confort de las organizaciones encargadas de conducir la economía, tan acostumbradas a la verticalidad, también empujan fuera de esa zona a las empresas estatales, a los empresarios de esas empresas e incluso a los gobiernos locales.

Hoy tenemos como un panal bullicioso que nunca se detiene, que constantemente construye sin esperar la orientación de alguien, que se clona a sí mismo y se transforma a una velocidad a la que nuestro modelo de gestión, heredado de otros tiempos y nunca radicalmente cambiado, no está acostumbrado. Ese panal compuesto por centenares de pequeñas abejas, que se integra y que convierte oportunidades en buenos negocios, también sin esperar la orientación de nadie, requiere de otro pensamiento y de otro modelo de gestión que pueda asimilar e incorporar estas nuevas dinámicas. Que pareciera que está en construcción parece cierto, que le falta aún mucho por construir, también.

Quizás esas nuevas pequeñas y medianas empresas no sean tan productivas aun, ni tan eficientes, ni tan flexibles, pero se mueven a otra velocidad a la que la parte estatal del sistema empresarial cubano, salvo excepciones, no alcanza a moverse aun. Así pues lo pequeño comienza a generar dinámicas que son importantes y que pueden ser decisivas en especial en sus localidades. Lo pequeño se vuelve trascendente.

Y entonces apareció la papa… agroecológica. Desarrollada a partir de un proyecto cultivado con paciencia e inteligencia allá por Perico, liderado por la Estación Experimental de Pastos y Forrajes Indio Hatuey, en Matanzas.

Papa cultivada a escala pequeña, por pequeños productores que han recibido aquel tipo de capacitación de la que habló Martí en su artículo Maestros Ambulantes. Conocimiento esparcido de municipio en municipio, explicado una y otra vez a los agricultores y los que sin serlo, tienen algún grado de influencia en el resultado y en el disfrute del resultado. Papa que rompe mitos y probablemente algo más.

“Es producir la papa por métodos agroecológicos y con destino al autoabastecimiento local; el país siempre ha sostenido la papa bajo sistemas de producción de grandes insumos, elevados uso de la maquinaria y de agroquímicos, un proceso que genera altas producciones, pero colateralmente ocasiona problemas de compactación, acidificación, salinización y erosión de los suelos, a la vez que ante las limitaciones con estos recursos nos queda esta alternativa ecológica para la papa” dijo al periódico Escambray Servando Martínez Hernández, especialista de Semilla y Recursos Filogenéticos en la Delegación Provincial de la Agricultura de Sancti Spíritus, uno de los territorios a donde se extendió la experiencia.

Es cierto que dada la cantidad de tierras empleadas y de productores no alcanza para mucho, es cierto que esa “nueva papa” no va a ser la salida del “problema de la papa”, pero contribuye a soluciones a escala, alivia, aunque sea momentáneamente el desabastecimiento local y esparce la semilla de la agroecología, fertiliza, con sus resultados concretos esa otra cultura de producir más sano, con recursos propios, a escalas adecuadas. Enseña que es posible y que también puede ser “extendible” a otros cultivos. Enseña que las soluciones pueden ser múltiples y no tiene que haber una única “solución”.

Pues sí, la papa agroecológica, que ojalá no sea una moda, ni la alternativa momentánea a “no tener insumos” también pone en valor lo pequeño, que a escala local puede ser grande.

La importancia de lo complementario

De 0.4 a 4.0 es un gran salto. Y es muy bueno que en el Consejo Nacional de innovación se haya planteado la necesidad de pensar en el desarrollo industrial del país y de hacerlo no sobre los paradigmas de la industria de mediados del siglo XX que es la que en general hoy nos va quedando. Aun tenemos uno de los elementos esenciales para hacerlo, personas con instrucción y capacidad de aprender, aunque muchas veces poco incentivadas. Pues bien, esa industria 4.0 que va marcando la pauta, también pone en valor lo pequeño y en especial la formación de redes donde lo pequeño, puede ser decisivo.

La industria 4.0 es más que un modelo de desarrollo industrial, es sobre todo un modelo de negocios nuevo que cuestiona, incorpora y combina. Pone en jaque la estructura vertical típica del modelo industrial del siglo XX, incorpora los adelantos tecnológicos y combina saberes y habilidades que solo alcanzan su máximo potencial mediante esa combinación, existiendo en un ecosistema donde la flexibilidad, la iniciativa, la autonomía, la velocidad de respuesta y la capacidad para trabajar en red son decisivas. Donde lo pequeño se valoriza en función del valor que agrega y no del valor de sus activos fijos.

Pero no habrá industria 4.0 sin competencia, como tampoco existirá sin la cooperación. Se compite y se coopera a la vez, dentro de cada ecosistema y entre ellos.

No habrá industria 4.0 si la circunscribimos al sistema empresarial estatal, a las pymes estatales tecnológicas ¿cuántas hay ahora mismo?, si no generamos los incentivos adecuados para todas, sin distinción, si no logramos entender que el sistema empresarial cubano es uno solo, si no abrimos mucho más nuestra economía para permitir intercambios más fluidos con empresas extranjeras, si no facilitamos la inversión extranjera que nos permite capturar avances tecnológicos ya existentes y sobre todo si no dirigimos de forma coherente esa captación hacia ese tipo de industrias.

En esa obligación/necesidad de reindustrializar el país, de hacerlo poniendo la proa hacia esas nuevas maneras, donde las economías de escala y la infraestructura física no es lo único determinante o más bien deja de serlo, donde la flexibilidad y la constante reinvención de la empresa son decisivas, donde es posible alcanzar niveles de competitividad tanto en calidad como en precios, donde muchas veces el comportamiento de los modelos no se basa en rendimientos decrecientes a escala sino todo lo contrario, en ese nuevo mundo al que debemos apuntar, lo pequeño, parece que tiene un lugar privilegiado.

Lo pequeño definitivamente importa.

                                                                                        ………………..

                                                     ¿ALGUIEN SE ACUERDA DEL ARROZ PRECOCIDO?

                                                                         POR LUCÍA ROJAS, ABRIL 12, 2022

Hace pocos días fue noticia el reinicio de las producciones en la única fábrica de arroz precocido de Cuba, ubicada en Sancti Spíritus. Dicha fábrica tiene capacidad para procesar 25 toneladas (t) diarias de ese alimento, pero en los últimos ocho años había estado paralizada.

La planta se encuentra en la Unidad Empresarial de Base (UEB) Ángel Montejo, perteneciente a la Empresa Agroindustrial de Granos Sur del Jíbaro, y es la única que queda en la Isla, de las creadas por iniciativa de Fidel Castro hace más de 30 años. El reinicio de sus producciones en este mes de marzo tuvo lugar tras una inversión de 2 307 229 pesos en moneda total.

Su reparación, emprendida en 2020, recién concluyó a inicios de 2022. Dos años tomó el proceso de cambiar la caldera, reparar las torres de vapor y hacer nuevo el tacho de cocción, entre otras labores que mejoraron viales y diversos objetos de obra deteriorados tras tantos años en desuso.

Pero a pesar del tiempo y el dinero invertidos, la planta pudiera no tener “un mercado sólido, porque lleva mucho tiempo detenida”, confesó a Granma Yariel Rodríguez Aquino, su director actual. Por eso, los planes de la industria apuntan al turismo, sector donde el arroz precocido se utiliza para preparar platos especiales. Con ese fin “se estaba importando tanto de Colombia como de Brasil”. Nuestro objetivo es sustituir esas compras en el exterior y las que todavía destinan a las tiendas en moneda libremente convertible (MLC), explicó Humberto Gómez Valdivia, especialista y asesor de la entidad, en una entrevista con el semanario Escambray.

En 2014, un reporte de Juventud Rebelde había detallado los esfuerzos de esa industria para asegurarse materia prima de calidad, y aumentar sus producciones y ventas en todo el país. Aquellos propósitos no se concretaron. La falta de una materia prima óptima impidió a la planta traducir en beneficios económicos su alto rendimiento industrial —por cada 100 libras que se llevaban a proceso se obtenían 70 listas para consumo—. La materia prima que se empleaba conllevaba a que su grano “con baja calidad (…) no tuviera aceptación (para) su comercialización”.

El proceso industrial del arroz precocido requiere un cereal de alta calidad, que en Cuba no suele cosecharse por diversos motivos. Las más semejantes son algunas variedades importadas con vistas al consumo hotelero, o producidas a pequeña escala. El cereal es tratado mientras se halla aún dentro de su cáscara, se empapa, se somete a cocción y se seca. Esto posibilita que varios nutrientes se transfieran de la cáscara al grano, alterando la naturaleza del almidón que contiene y obteniendo un producto de más alto valor nutritivo que el arroz tradicional.

En su reinicio de operaciones la planta espirituana tiene al mercado en divisas como objetivo fundamental; “con ventas en formato pequeño, en el mercado online y minorista”, así como “al turismo y en la Zona Especial de Desarrollo Mariel”, según detalló Yariel Rodríguez. Las circunstancias los obligan a buscar “un porcentaje de retorno en MLC”, en detrimento de la comercialización en CUP. Solo se «podrán abastecer algunos nichos en moneda nacional”, reconoció el directivo.

No habrán más ofertas

La reactivación de la fábrica de arroz precocido ocurre en medio de una significativa contracción de la producción arrocera cubana. En el hipotético caso de que la industria alcanzara sus capacidades de diseño, necesitaría de unas 9 000 toneladas de arroz de alta calidad por año, volumen que incluso a una provincia de tanta tradición cerealera como Sancti Spíritus le resultaría difícil proporcionar.

Cuba tiene un consumo percápita de arroz sin comparación en América. Solo el distribuido a través de la canasta básica equivale a unos 38 kilogramos por habitante cada año. Entre esas entregas y las correspondientes a otros destinos la demanda nacional supera ampliamente las 700 000 toneladas por calendario, según cálculos del director general del Instituto de Investigaciones de Granos, Telce Abdel González Morera. En las últimas décadas, solo en 2003 la Isla alcanzó las 751 800 toneladas. El resto de los años el déficit productivo se ha contrarrestado con importaciones, que superan las 400 000 t anuales.

Solo en la década 2010 – 2020, el país ha invertido un monto de más de 800 millones de dólares estadounidenses en la compra del producto.

Aunque parecía que un programa de desarrollo, en colaboración con Vietnam, devolvería el cultivo a sus mejores tiempos, la crisis económica de los últimos tres años cortó en seco la incipiente recuperación. Por su alta dependencia de los combustibles y compuestos químicos, el arroz se enfrenta a un futuro sombrío.

La lógica inclinaría a pensar que no debía ser así. El costo de producir en la Isla una tonelada de arroz es de alrededor de 319 USD, mientras que su precio de compra en el mercado mundial en la actualidad se eleva hasta 633 USD. El mentado Programa de Desarrollo Integral del Arroz, (https://www.granma.cu/cuba/2021-03-19/2011-2021-como-marcha-el-programa-integral-de-desarrollo-del-arroz-en-cuba-video-19-03-2021-11-03-18) puesto en marcha en septiembre de 2011, previó mejoras en el sector por un monto de 889.5 millones USD hasta 2030. Su propósito de reducir las cuantiosas importaciones del cereal, durante años se creyó posible. Pero, avanzar más en la recuperación —o incluso sostener las plantaciones que se fomentaron en años recientes— implicaría nuevas asignaciones de recursos.

El impacto de la crisis se puede calcular con exactitud. Para este 2022 el Ministerio de Economía y Planificación solo pudo asignar fondos para la producción de 180 000 t, la mitad de lo que se cosechaba cinco años atrás, y que equivale a apenas 3236 t más que las cosechadas en 1993, cuando se tocó el punto más bajo de la producción nacional entre 1985 y 2020.

El arroz tampoco es tan rentable como en otros tiempos. Debido a los cambios en las fichas de costo luego del Ordenamiento Monetario, a muchos plantadores privados y a las empresas arroceras les cuesta cuadrar sus cuentas.

Según lo explica Maikel Suárez Torres, director de la empresa José Manuel Capote Sosa, segunda industria arrocera de la provincia Granma, la industria emplea “como promedio dos toneladas de arroz cáscara húmedo para obtener una tonelada de arroz consumo. A ello se suma que, por una parte, subió el precio de compra al productor, y, por otra, bajó el subsidio estatal del grano. La diferencia de esa combinación genera pérdidas a la empresa”.

“Si se tiene en cuenta que el precio de venta del arroz está centralizado, unido al incremento del precio de la electricidad y los gastos en combustible, insumos y salario de los trabajadores, el resultado es que entre más arroz vendamos, más pérdidas tenemos como empresa”, concluye el directivo.

En consecuencia, los productores han debido apelar a actividades paralelas para cubrir pérdidas o asegurarse ingresos en MLC. Buena parte de los insumos imprescindibles para el cultivo solo se comercializan en esa moneda.

Hace solo unos días, durante la asamblea provincial del Partido Comunista en Camagüey, el director general de la Empresa Agroindustrial de Granos Ruta Invasora, Michel Ballate Camejo, expuso como un logro el crecimiento de las exportaciones de carbón de marabú realizadas por la entidad a su cargo. Su intervención fue aplaudida por todos, incluso por el presidente Miguel Díaz-Canel. Nadie recordó, sin embargo, que el principal «objeto social» de esa empresa es la producción arrocera, la cual viene contrayéndose al menos desde 2018.

Las ventajas no quedan claras

El arroz precocido no acumula una gran demanda entre los cubanos, debido en lo fundamental a su ausencia del mercado interno y a su uso excesivo en la dieta doméstica durante el Período Especial de la década de 1990 e inicios de los 2000.

Por entonces, este se convirtió en la alternativa más socorrida para la alimentación masiva en escuelas, centros de trabajo, hospitales y unidades gastronómicas, por dos motivos esenciales: crecía y rendía más al servir las raciones que el arroz tradicional. Eran ventajas determinantes en tiempos en que la supervivencia de los cubanos dependía del milagro de la “multiplicación” de los alimentos. Además, requería mucho menos tiempo de cocción (cinco minutos en lugar de los cerca de 21 minutos del arroz no tratado).

Desde la crisis de los 90, solo podía encontrarse esta versión del cereal comercializado en CUC, y ahora, en MLC. Y justo en este 2022 llega la noticia de la reapertura de la planta espirituana, que dependerá de la magra producción nacional para elaborar esta variedad del grano, con destino a su expendio en divisas.

Cuando, de forma adicional, no es secreto para nadie que las ventas en la red de tiendas en MLC implican un acceso limitado de los cubanos al producto, en tanto, solo una parte de los residentes en la isla recibe remesas desde el exterior o tiene algún tipo de ingresos en divisas, que le permitan comprar en dichos establecimientos.

En un escenario que suma el disminuido rendimiento nacional del grano, un mercado todavía por definir, un pasado productivo de baja eficiencia, y una inversión millonaria por recuperar, la decisión de echar a andar esta planta, hoy, genera más interrogantes que certezas.

                                                                                             …………………

                                             ACEITE CUBANO: LA ESCASEZ, MILLONES DE DÓLARES DESPUÉS

                                                              POR LUCÍA ROJAS, ABRIL 20, 2022

La carencia de aceite en Cuba no es nueva. Pero aunque la prensa lleva reportando sus sistemáticos altibajos de disponibilidad al menos desde 2019, no hay forma de que aquellos “vientos” se comparen con la “tempestad” actual.

Durante la mayor parte de 2021 y en lo que va de 2022, la comercialización de aceite —más allá de los 250 ml que por persona garantiza la canasta básica mensual— ha sido sensiblemente menor a la demanda. A la escasez no han escapado siquiera las tiendas en moneda libremente convertible (MLC).

Cuba importa aceite refinado a granel para envasarlo en plantas ubicadas en La Habana y Camagüey; y compra, además, soja en grano para producirlo en la única fábrica del país, que funciona en Santiago de Cuba. Cuba importó soya por valor de 1400 millones de dólares en cuatro años

El frágil “hilo” de las importaciones

El abasto de aceite al mercado cubano pende del “hilo” de la capacidad de compra en el exterior, o en otras palabras, del financiamiento con que se cuente. Y esto, más que un hilo es una ajustada soga al cuello en un contexto de alza de precios en el mercado internacional. En los últimos tres años, la disminución de los ingresos turísticos y por concepto de remesas, y las sanciones de la administración Trump, ahondaron los aprietos financieros de la Isla.

Según datos de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI), el gasto en importación de soja supera los 300 millones anuales en todas sus formas: en grano —para procesarlo en la planta de Santiago de Cuba que extrae el crudo— y la torta. Mientras, en este 2022, la tonelada (t) de aceite se ubica por encima de los 1000 dólares, y la de grano supera los 600.

La Isla importa el grano desde países como Estados Unidos, Brasil y Argentina, grandes productores de soja en el orbe. Mientras, adquiere el aceite vegetal refinado en mercados como el del propio Estados Unidos, México y también en la lejana Federación de Rusia.

Con la dependencia de las compras en el exterior no cesan tampoco las paralizaciones industriales por problemas tecnológicos (debido a las roturas de maquinarias y la falta de piezas de repuesto), ni las dificultades para traer hasta puertos cubanos las materias primas.

Ante estas dificultades, ¿puede ser la producción de aceite cubano una alternativa real?

Hasta hoy la modesta producción cubana de aceite se sostiene con las importaciones de soya. La Isla cultiva ese grano solo en pequeña escala, con cosechas que luego de más de una década no alcanzan a cubrir la demanda de la industria aceitera. Con la ayuda de Brasil, primer productor mundial de esta leguminosa, a partir del 2008, se había iniciado un proyecto piloto en Ciego de Ávila, donde la empresa mixta Cubasoy esperaba plantar 50.000 hectáreas (ha) de soja para 2015.

Aquellos planes nunca se concretaron. En la actualidad las plantaciones de la leguminosa no superan las 2000 ha. Parte de los campos que se pretendía destinar a su fomento, en definitiva acabaron plantándose de maíz, yuca, plátano, calabaza, pepino y frutales, según reseñó en 2020 la Agencia Cubana de Noticias.

En diciembre de 2020 se presentó al Gobierno un programa para, durante los siguientes cinco años, lograr la siembra de nada menos que 100.000 ha anuales de soya. Según el doctor Rodobaldo Ortiz Pérez, quien tuvo a su cargo la ponencia del proyecto, lo cosechado en esa extensión de terreno permitiría cubrir el 100 % del aceite para consumo humano que necesita la Isla y alrededor del 25 % del grano del alimento animal empleado en su ganadería.

Solo en la producción de concentrados para avicultura y la cría porcina se emplean cada año alrededor de 500.000 t. El grano de soja no se puede emplear de forma directa para el alimento de los animales, primero se le se debe extraer el aceite —que se procesa y después se refina—y se aprovecha la torta o harina que se obtiene para la alimentación de cerdos y aves. Entre 2014 y 2018 el país gastó más de 1.400 millones de dólares en la adquisición de soja para esos fines.

Sin embargo, todo indica que el augurado despegue del cultivo puede demorar mucho más que el quinquenio previsto. La siembra de este grano tiene exigencias concretas. El Dr. Ortiz Pérez aclaró que se requiere garantizar variedades adecuadas y tecnologías para la producción de semillas, el manejo de la fertilización y las plagas. También habría que instalar plantas beneficiadoras de granos y extractoras para la producción local de concentrados con destino animal y de aceite crudo para la población.

Seis meses después de presentado aquel proyecto, en junio de 2021, un reporte de Radio Rebelde confirmaba que “ante la imposibilidad de sembrar la soya a gran escala, debido a las exigencias tecnológicas del cultivo, se decidió implementar un plan de producción del grano, a escala local”.

En esa fecha, según información pública, el país disponía de apenas 223 ha de soja sembradas en cooperativas de las provincias de Artemisa, Mayabeque, Sancti Spírtitus, Las Tunas y Granma. Y los pronósticos contemplaban la plantación de otras 150 ha. El rendimiento promediaba 1,45 t por ha. En el 2010 la producción cubana de soja fue de 4.200 t. Incluso si se concretaran los mejores pronósticos, la producción actual no superaría las 550 t.

Sembrar soya tampoco es una actividad demasiado rentable. Evelio García Sánchez, campesino asociado a la cooperativa de créditos y servicios (CCS) “Mártires del 24 de Mayo”, en Holguín, explicaba a Granma a inicios de 2021 que “cuando el Estado compra la soya, paga a 325 pesos el quintal, lo cual no compensa los gastos de los campesinos, ni lo ven atractivo, porque lo venden a 1.500 pesos a los productores privados de piensos”.

Aunque el Ministerio de la Agricultura lo considera un cultivo priorizado y muchos programas de la industria cubana de alimentos están basados en la soja, el grano compite en desventaja con otros como el arroz y el maíz, con tradición agrícola y proyectos de colaboración internacional.

Inversiones, pero no resultados

El manejo industrial de la soja no ha corrido una mejor suerte. La única Planta Procesadora de Soya (PDS) del país, ubicada en Santiago de Cuba, entre 2015 y 2018 se sometió a un costoso proceso de reparación capital que debía duplicar en tres años la producción nacional de aceite. Esa industria produce el aceite crudo que luego procesa la Refinadora de Aceite Comestible (Erasol), también en la Ciudad Héroe. De allí sale el aceite de la canasta normada correspondiente a las provincias orientales, y parte del que se comercializa por otras vías en todo el país.

Inaugurada por Fidel Castro el 24 de octubre del 2001, al cabo de tres años los rendimientos productivos de la PDS comenzaron a caer por debajo del 80 % de su capacidad de diseño. “Por cada 100.000 toneladas del grano procesadas apenas se obtenían 16.000 de aceite crudo, de las 25 000 t que se debían”, le refirió a Granma el ingeniero químico Omar Góngora Sánchez, director general de la empresa a fines del 2014.

Tras 14 años de operación, con un altísimo consumo energético, sin piezas de repuesto ni recursos para cumplir los ciclos de mantenimiento necesarios, en enero de 2015 comenzó un proceso inversionista para la remodelación general de la planta. Se invirtieron 20 millones de pesos en moneda total y fue la mayor inversión emprendida ese año por el Ministerio de la Industria Alimentaria.

El resultado fue la instalación de una moderna planta extractora de aceite valorada en 8 800 000 euros —de tecnología italiana Auricom—, totalmente automatizada, más eficaz y rentable. La industria debía incrementar la capacidad de procesamiento de 500 hasta 1.000 t diarias de frijol de soja. El máximo rendimiento, de acuerdo con el proyecto, debía lograrse a partir del 2018. En términos productivos significaría la duplicación de los volúmenes de aceite nacional.

Pero una vez concluida la inversión, las cantidades del producto elaboradas en la Isla no crecieron en concordancia con aquellas previsiones. Las cifras de la ONEI detallan cómo en 2014, justo antes de la puesta en marcha de la nueva planta, Cuba había refinado 20.700 t de aceite de soya, mientras que entre 2018 y 2020 el mayor registro anual fue de 22.900 t. Muy lejos de la pretendida duplicación.

En ese período fueron las importaciones de aceite de soja refinado las que casi se duplicaron, pasando de 57.561 t, en 2017 a 103.628 t, en 2020. La lógica lo indica: si no crecía la elaboración nacional de aceite, debían hacerlo las compras en el exterior. A pesar de no haber obtenido los resultados previstos, desde inicios de 2021 la industria santiaguera se somete a otra inversión capital.

El incremento de la producción nacional de aceite de soja sigue pendiente. Como mismo se encuentran todavía, millones de dólares después, la siembra a gran escala del grano y su rentable procesamiento industrial.

                                                                                              ………..

                MYLKCUBATOR: DE ESPAÑA AL RESTO DEL MUNDO EN BUSCA DE LA REVOLUCIÓN LÁCTEA

                                                                        POR JULIO HUETE, 22/04/2022

Sejal Ravji, director de PascualInnoventures.com, tiene claro que «el sistema alimenticio es lo que nos une y nos conecta como personas». En el siglo de la revolución tecnológica, la compañía busca precisamente servirse de ellas para lograr otra revolución: la de la innovación en los lácteos. Para eso puso en marcha a finales de octubre del año pasado Mylkcubator, incubadora global especializada en proyectos de innovación para el sector lácteo. El programa acaba de celebrar su Demo Day, en el que expuso los proyectos de sus cuatro startups elegidas.

«Hay retos globales que solo se pueden resolver a través de innovaciones. Y desarrollar los productos lácteos del futuro es uno de ellos», asegura Ravji. Mylkcubator se presentó en sociedad como un proyecto muy ambicioso y con un claro objetivo: desarrollar productos nuevos a través de una tecnología que sea buena para las personas y el planeta. «La colaboración y la cooperación son fundamentales. Buscamos aunar a personas que tengan un objetivo común a través de soluciones creativas», sostiene Ravji.

En esta línea, José Luis Cabañero, CEO de Eatable Adventures, empresa socia de Mylkcubator, vaticina que «los productos lácteos alternativos van a tener gran protagonismo en esta década», y, en este sentido, «las empresas tecnológicas que quieran transformar el sector tendrán que trabajar en productos que ofrezcan una mejor nutrición». Es el caso, por ejemplo, de De Novo Dairy, startup sudafricana capitaneada por Leah Bessa.

Su proyecto explota la fermentación de precisión para fabricar proteínas idénticas a las de la leche de vaca. «La nutrición es la parte vital de un estilo de vida saludable», asegura Bessa. Su método es el de extraer las proteínas de la leche del fermentador para purificarlas y combinarlas con grasas vegetales y azúcares saludables para crear productos lácteos.

Pure Mammary Factors es otra de las startups aceleradas por Mylkcubator. «Dar de comer a todos los bebés del mundo con leche materna» es el objetivo de este proyecto norteamericano, como explica su fundador Shayne Giuliano. Su plan es democratizar las leches cultivadas con células haciendo que la investigación y la comercialización de productos sean más asequibles y accesibles. A diferencia de la leche cruda, el medio celular mamario puro y los factores de crecimiento producen leches puras que son seguras para el consumo humano directamente de la célula sin necesidad de pasteurización.

España también tiene participación en la incubadora de Pascual. Real Deal Milk, surgida en Barcelona, desarrolla caseína con tecnologías de fermentación de precisión para producir productos lácteos. Estos se elaboran sin ganado pero son nutricionalmente equivalentes a los productos lácteos tradicionales. «¿Habrá vacas de leche en 2050?», se plantea Zoltan Toth-Czifra. El emprendedor opina que este siglo será el de la agricultura celular. «La comida será más sana y rica», asegura el fundador. «Nuestro producto permitirá a los clientes disfrutar de productos como el queso hasta el helado, tal y como deben ser, sin tener que preocuparse por su impacto en el medio ambiente y el bienestar de los animales».

Otra de las empresas participantes en el Demo Day, Zero Cow Factory, con sede en la India, también utiliza fermentación de precisión y bioingeniería microbiana para desarrollar proteínas de la leche de vaca sin participación de ningún animal. En su caso, se ha especializado en un tipo de proteína de la leche, la caseína tipo A2, muy valorada en el sector por sus beneficios nutricionales. «India es responsable del 30% de las emisiones de CO2 a nivel mundial. Tenemos la responsabilidad de mejorar la situación», comenta Sohil Kapadia, fundador del proyecto, cuyo reto no está falto de ambición: «daremos de comer a 10 billones de personas en 2050».

INNOVASPAIN: Medio de referencia para seguir la actualidad innovadora española; desde las grandes corporaciones al ecosistema emprendedor o la labor de las administraciones públicas. Una mirada trasversal del I+D+i que de forma más reciente presta una atención adicional al papel de la mujer en el ámbito STEAM y a la innovación en América Latina.

+34 91 017 95 14   info@innovaspain.com C/ San Germán, 5. Esc. Central. 12º C. 28020 Madrid

                                                                                            ……….

                                           MÁS BIOMETANO PARA LA ECONOMÍA CIRCULAR DE MADRID

                                                            POR JOSÉ TOMÁS PALACÍN, 21/04/2022

El Parque Tecnológico de Valdemingómez (PTV) ha presentado la nueva reforma de su plaaanta de transformación, con la que pretenden inyectar un 80% más de biometano a la red gasista de Madrid, además de fomentar la economía circular de la ciudad. Así, pasarán de generar 100 gigavatios por hora (GWh) anuales de energía térmica hasta los 180 GWh/anuales. Del mismo modo, al ser este un gas renovable, se reducirán más de 43.500 toneladas equivalentes de CO2 al año

José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid, ha sido el encargado de inaugurar la reforma de la Planta de Tratamiento de Biogás (PTB) de Valdemingómez. En la presentación, ha declarado que en la PTV “tenemos un buen ejemplo precisamente de economía circular, de gestión adecuada de los residuos. Y es que aquí, la materia orgánica que proviene de los residuos, a través de un proceso de biometanización, se transforma en biogás”

Asimismo, ha explicado que, con el biometano, “se puede permitir, con el tratamiento que se hace en esta planta, dar gas a 500 autobuses de la EMT durante todo un año o a 20.000 hogares de la ciudad”. De hecho, Martínez-Almeida ha señalado que desde el Ayuntamiento de Madrid tienen un proyecto “en estos momentos en marcha que es precisamente que una línea de la Empresa Municipal de Transportes pueda funcionar exclusivamente con el biogás que viene de la biometanización que se haga aquí, en la planta de tratamiento de Valdemingómez”.

Por lo tanto, el alcalde de Madrid ha incidido que hay seguir trabajando en políticas de sostenibilidad “y seguir trabajando en políticas que permitan mejorar nuestra calidad de vida, que nos permita conciliar las exigencias de un desarrollo económico como el que tiene Madrid, también con la preservación de todo lo que es nuestro entorno, de todo lo que son nuestros valores medioambientales y seguir haciendo, como digo, de Madrid una ciudad referente en el ámbito de las políticas de sostenibilidad”.

En qué consiste la reforma de Valdemingómez

Básicamente, con esta reforma -realizada por Prezero- lo que se ha hecho es ampliar la planta (ya mencionada como PTB) donde el biogás procedente de la materia orgánica se transforma en biometano. Han sido nueve meses de reformas y 6,9 millones de euros de financiación, de los que 656.000 euros provienen la Unión Europea. “Esto demuestra el esfuerzo presupuestario para desarrollar este proyecto y demuestra la eficiencia de la colaboración público-privada y el apoyo de las empresas para que pueda seguir funcionando”, ha subrayado Martínez-Almeida.

El tratamiento de la fracción orgánica va así: en primer lugar, los ciudadanos separan y seleccionan los residuos orgánicos que irán a cada uno de los contenedores; segundo, se depositan las bolsas con residuos orgánicos en el contenedor marrón; tercero, esos residuos orgánicos se transportan a la planta de biometano y, por último, se transforman los residuos en la planta de biometanización.

Con ello, lo que se obtiene, primero, es el biogás, que se envía a la planta de tratamiento de biogás para ser transformado en biometano, y que luego se inyectará en la red de transporte de gas -en la llamada planta Las Dehesas-. Y, segundo, el digesto deshidratado, que, mezclado con restos de poda en otra planta -la de Las Palomas-, se convertirá en fertilizante.

                                                                                   ……………………

                                                  EL ÚLTIMO LIBRO DE TROTSKY: SU BIOGRAFÍA DE STALIN

                                                                         POR ÁLVARO RUIZ RODILLA

                                                                                      ………………

                                                     ENTREVISTA CON EL EXVICEPRESIDENTE DE BOLIVIA

                                                                        POR YURI F. TÓRREZ

https://www.lahaine.org/mundo.php/alvaro-garcia-linera-las-fisuras

Álvaro García Linera no solamente acompañó por 14 años a Evo Morales como su vicepresidente, sino que es conocido —y reconocido— en los ámbitos académicos de América Latina como uno de los intelectuales más importantes de la región. Sus ajetreadas tareas de gobernante (quizás fue su fuente de inspiración) no le impidieron las reflexiones académicas, muchas de ellas, plasmadas en varias publicaciones.

Después de su exilio en Argentina, hoy, lejos de los pasillos del poder y refugiado en su amplia biblioteca, hace lo que le gusta: leer, releer el marxismo, escribir, dictar clases en la Universidad de Buenos Aires y exponer en eventos académicos. En la presente entrevista analiza la coyuntura política.

A propósito de la ruptura constitucional de noviembre de 2019 en Bolivia, ¿qué análisis realizó usted con referencia a los factores internos (al gobierno del MAS) y externos para el desemboque de esta estocada a la democracia boliviana?

Parafraseando a Lenin, se puede decir que la fuerza de una revolución tiene como contrapeso una fuerza mayor o igual de una contrarrevolución. Y en el caso de Bolivia, la fuerza de la transformación social que logró sacar al 30 por ciento de los bolivianos de la pobreza, desracializar las relaciones de poder sociales (con el inevitable paso intermedio de una racialización invertida del poder ahora en favor de los indígenas) y convertir al Estado en el gran productor y redistribuidor del excedente económico; con el tiempo, generó una reacción conservadora de las oligarquías extranjerizantes para retomar su control de la economía y de las clases medias tradicionales, para restablecer el supremacismo racial frente a los indígenas, como modo de recuperación de privilegios, contratos laborales y reconocimiento.

La furia moral con la que los sublevados se ensañan contra el cuerpo indígena durante el golpe de Estado de 2019, claramente muestra que no solo se buscó desplazar violentamente del poder a los llamados “indios”, sino también restablecer el viejo orden colonial del mundo fundado en la estirpe.

Los “mitos”. Como clase media decadente desplazada del poder y de la historia desde 2006 incubó un resentimiento visceral, ante el hecho de tener que competir con una emergente y voluptuosa clase media de origen indígena popular proveniente del comercio, el transporte, la minería y las universidades públicas; pero además, y eso les resultaba imperdonable, ante el cataclismo histórico de ver cómo su etnicidad “blanqueada” por apellido, pigmento, vestimenta o relaciones se devaluaba estrepitosamente a la hora de hallar oportunidades laborales.

Sobre este sustento social clasista, el referéndum constitucional de 2016, que se opuso a la repostulación presidencial, les dio a las fuerzas conservadoras y a sus pasiones antiigualitarias una legitimación democrática, que nosotros no supimos neutralizar a tiempo. Nuestra apuesta fue reivindicar el ethos plebeyo de la democracia como igualdad, olvidando que también la democracia, como liturgia del voto, forma parte imprescindible de la experiencia política popular.

Así, con una base social de clase media tradicional enardecida, una retórica justificadora y unas élites políticas y económicas unidas con el único propósito de “botar al indio”, se articuló una coalición internacional de fuerzas ultraconservadoras, cuya punta de lanza fue Luis Almagro y la OEA; pero evidentemente detrás estuvieron miembros del Departamento de Estado norteamericano, algunas embajadas europeas y latinoamericanas.

El haber ganado las elecciones (de 2019) con 47%, sin alcanzar 50% o más, como lo hacíamos desde 2006, fue la señal de debilidad del MAS, que llevó a esta coalición antipopular a buscar truncar por medios antidemocráticos y violentos el proceso de cambio social boliviano.

Carlos Mesa mandó a sus militantes a quemar cinco cortes electorales; en Cochabamba, paramilitares en sus motos salieron a reprimir a pobladores campesinos, y la ciudad de Santa Cruz se paralizó durante 20 días. Era el inicio del golpe de Estado. Sin embargo, una arremetida similar la supimos remontar en 2008, cuando la llamada “media luna”, alianza de oligarquías regionales y partidos políticos de derecha, buscaron derrocar al presidente Evo Morales. En 2019, a la movilización social en Occidente la supimos contrarrestar con la movilización obrera y campesina; Santa Cruz podía paralizar un mes o tres meses sin que eso afecte a la estabilidad del gobierno. La lucha política estatal se define en La Paz.

Pero lo que desequilibró todo fue la traición de los mandos policiales y militares sobornados por algunos empresarios. En 2008 vencimos el golpe porque policías y militares se quedaron en sus cuarteles. En 2019, ellos se pasaron al bando golpista y eso definió el triunfo del golpe. A partir de ese momento, entrabas en una nueva situación: resistir el golpe, como le propuse a Evo replegándonos a El Alto, para desde allí convocar a la defensa de la democracia, requería enfrentar a tropas armadas, a sus tanques, helicópteros y aviones, y eso habría podido desencadenar un baño de sangre. Evo, más lúcido que todos nosotros, decidió que iba a renunciar antes que permitir que haya muertes.

Usted fue uno de los intelectuales que desde hace 16 años reflexionó en torno al evismo. En el contexto socio/político actual ¿qué perspectivas le otorga a este fenómeno?

El evismo ha sido una manera de nombrar, y de unificar, lo nacional popular en Bolivia con núcleo indígena. Y, como sucede con toda unidad política práctica, ésta asume una forma de liderazgo mesiánico; es inevitable. Allí tiene razón Max Weber. Todo momento de excepcionalidad popular se traduce necesariamente en un liderazgo carismático.

En este caso, bajo el liderazgo de Evo Morales. Entonces, tienes una trilogía en esta unificación de lo nacional popular del siglo XXI. Primero, movimientos sociales multitudinarios que se articulan territorialmente en oposición a las privatizaciones; y ahí Evo es uno de los grandes líderes de esas acciones colectivas. Segundo, la fuerza sindical urbana rural se convierte en fuerza electoral, logrando grandes triunfos con Evo candidato y primer presidente indígena de la historia. Y, tercero, a este poder carismático se le añade el poder de un nuevo Estado productor y redistributivo, que refuerza aún más la épica providencial del líder.

Todo eso va a representar el liderazgo de Evo, un liderazgo difícilmente repetible por otra persona en las siguientes décadas. Nació en un momento excepcional, que cambió la historia económica, social y cognitiva del país. Aunque los ímpetus de ese momento ya entraron en lento declive por cumplimiento de su “misión” histórica, la huella de ese liderazgo seguirá marcando el horizonte de lo nacional popular en los siguientes años, porque encarna el momento de la victoria de los humildes.

Eso explica por qué hoy Evo es la única persona que puede movilizar un millón de personas, que acuden para saludarlo y agradecerle. Ciertamente ya no tiene la fuerza que tuvo al principio, por el simple hecho de que la acción social que dio lugar ya se modificó. Entonces, eso está dando lugar a un tipo de liderazgo carismático intermedio o rutinizado, menos fuerte. Sigue siendo el único líder social relevante del país, pero su fuerza ya no tiene ese carácter indiscutible, irradiante y expansivo que tuvo cuando surgió, es decir, cuando se estableció como movimiento.

O sea, ¿ese contexto podría explicar las tensiones internas del MAS actualmente?

Sobre esto tengo una mirada estructural y una mirada más coyuntural. La estructural: las clases subalternas por definición de su subalternidad son clases fragmentadas, divididas frente a las clases poseedoras y el Estado. Esto se modifica cuando en tiempos revolucionarios o “catárticos”, como llama Antonio Gramsci, lo popular se unifica en la lucha, se plantea proyectos universales, para todos, de transformación social, y deviene poder de Estado. Eso sucedió en Bolivia entre 2000 y 2008.

Pero luego vienen inexorablemente los momentos del reflujo social y la rutinización del poder popular en el Estado. Son los momentos del corporativismo social democrático, en el que los distintos sectores se plantean propuestas y reivindicaciones sectorializadas, ya no universales. Y entonces, asistimos a una fragmentación moderada del bloque popular, que episódicamente vuelve a cohesionarse, como en el levantamiento de agosto de 2020 y la victoria electoral de octubre del mismo año. Esto hace actualmente más difícil la representación de la unidad de lo popular y más probables las divergencias en su interior.

Y en lo coyuntural, las fisuras o peleas que se están viviendo al interior del MAS son una parte normal de todo proceso de recambio generacional de los liderazgos sociales. Los líderes sociales que participaron en el gobierno hasta 2013 se foguearon en la resistencia antineoliberal de los años 1980-2000, y ahora van siendo desplazados de manera natural por una nueva generación de líderes, dando lugar a inevitables tensiones intergeneracionales en las direcciones sindicales y en la administración pública. De ahí que a futuro pueden darse tres hipótesis.

Cuáles son esas hipótesis?

Una, si los nuevos liderazgos generacionales que están emergiendo o pueden emerger en lo popular, en los sindicatos y en las confederaciones son fuertes, en el sentido de una vinculación práctica y emotiva con las bases, de un discurso promotor de nuevas grandes transformaciones sociales y económicas asentadas en las expectativas de los sectores sociales mayoritarios; entonces, esta sustitución generacional se consolidará abriendo el horizonte de una nueva etapa del “proceso de cambio” de la mano de nuevos líderes revolucionarios.

Dos, si la “renovación generacional” es solo una coartada para la obtención de cargos públicos que permitan el ascenso social de algunos dirigentes sindicales alejados de sus bases, si los “renovadores” son desideologizados, y su propuesta para el país es solo la administración burocrática de las grandes reformas que se implementaron desde 2006; entonces, estaremos ante la emergencia de líderes blandos, sin apoyo social ni consistencia política. Y ello dará lugar a un fortalecimiento de los liderazgos históricos que no solo encarnan las grandes transformaciones del siglo XXI, sino que además se esfuerzan por reactualizar y radicalizar los proyectos de transformación social.

Tercera, que haya una transición pactada entre los liderazgos históricos y los de la nueva generación, de tal manera que más que una ruptura haya una composición intrageneracional, en la que los nuevos líderes son acompañados por los antiguos para sedimentar solidez ideológica, mística, política y profundidad programática. Y, a la vez, en la que los antiguos liderazgos son acompañados a comprender las expectativas de los nuevos sectores populares emergentes y a afrontar la vida con más audacia.

                                                                                            ……………

                                                   HABANA INSIDER: ARTE|CULTURA|IDEAS   

ES UN BOLETIN ELECTRONICO QUE OFRECE DE MANERA GRATUITA, UNA SELECCION DE CONTENIDOS PUBLICADOS EN LA PRENSA DIGITAL CUBANA E INTERNACIONAL. SOMOS UN PROYECTO NO LUCRATIVO CREADO EN BARRIO OBRERO, S.M. PADRON, LA HABANA, CUBA POR PROFESIONALES DEL ARTE Y LA COMUNICACIÓN POR “LA NECESIDAD DE INFORMACIÓN QUE SOBRE EL DESARROLLO DEL PENSAMIENTO POLÍTICO Y SOCIAL DEL TIEMPO PRESENTE TIENE HOY LA CUBA REVOLUCIONARIA”.

PARA SUSCRIBIRTE, OPINAR; CONTRIBUIR, ESCRIBE A: MENAABELARDO@GMAIL.COM