HABANA INSIDER:   JULIO 28, 202

insider
 LA HABANA, CUBA/ EDICION 1371/ ISSN en proceso

                   Editor: Abelardo G. Mena Chicuri  Contacto: menaabelardo@gmail.com

                          https://www.facebook.com/abelardo.mena.75  wasap +5352368738

                https://www.facebook.com/Habana-Insider-103018817721449/

                                                           POR UN SOCIALISMO SIN RIBERAS

………………

                                                  JUAN M. FERRÁN OLIVA:  QUO VADIS, CUBA?

                                            ALEJANDRO GONZÁLEZ:   COLA AVISADA NO MATA DELINCUENTE

TEMAS INVITA: ÚLTIMO JUEVES – “DESIGUALDAD Y CUOTAS: ¿SOLUCIÓN O PROBLEMA”

JOAQUÍN BENAVIDES: POBLACION, EMPLEO, COLEROS, ESPECULADORES Y DELINCUENCIA

BOHEMIA: CIMEX , “EL DERRUMBE DE LOS PICAROS”?

RAMÓN BERNAL GODOY: LA “PRÓSPERA” CUBA DE 1959.

                                                         HAMLET LÓPEZ GARCÍA:

DE LA INFORMATIZACIÓN A LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL DE LA SOCIEDAD.

                                                      IVETTE GARCÍA GONZÁLEZ:

LIDERAZGO, DISCURSO POLÍTICO Y REVOLUCIÓN: PARA LEER EN CONTEXTO 1960

………………

Las opiniones expresadas en este boletín y en cualquiera de las publicaciones accesorias realizadas a través del mismo, son responsabilidad exclusiva de los autores. En el mismo se publicarán materiales de diferentes corrientes de pensamiento, en aras de contribuir al debate y en función de la libertad de pensamiento, conciencia y expresión.

……………

 

                                                                    QUO VADIS, CUBA?

                                                 POR JUAN M. FERRÁN OLIVA, SINE DIE 137, 24 JULIO 2020

 

QUO VADIS, DOMINE? (San Pedro)

 

En una ocasión Churchill afirmó que el capitalismo constituía la más injusta forma de distribución de la riqueza, mientras que el socialismo representaba una repartición equitativa de la pobreza. La anécdota evidencia el proverbial pensar reaccionario de Sir Winston, pero aún en 1965, fecha en que falleció, los países que ostentaban la etiqueta de comunistas no se caracterizaban por la eficiencia productiva. En consecuencia – mordacidades aparte- no podían repartir otra cosa que no fuera la escasez.

 

Cierta o falsa, se puede extraer una moraleja de esta virulenta anécdota. Las naciones que aspiran a concretar un modelo pretendidamente socialista han de hacerlo sobre una sólida base económica. De otro modo caerán en la situación caricaturizada por el célebre ex ministro británico.

 

Dichos países han de mostrar que los cambios deben significar aumentos de la productividad social y mejoras en la calidad de vida. Ello ocurrió en el esclavismo respecto a la comunidad primitiva y posteriormente se repitió en el feudalismo y el capitalismo.

 

Según un viejo proverbio chino: El sabio habla de las ideas, el inteligente de los hechos y el hombre vulgar de lo que ha comido. Esta última categoría es la que abunda por doquiera, Cuba incluida.

 

En el pasado la denominación de socialistas se restringía a los seguidores del patrón soviético. Los demás eran revisionistas o algo peor. Actualmente dicha etiqueta la asumen todo tipo de gobiernos: monopartidistas, demócrata-burgueses, confesionales, comunistas dinásticos y puede que hasta tribales.

 

Basta poner al hombre como centro del interés en contraposición al neoliberalismo que corre tras la ganancia. Se trata, en términos más coloquiales, de la izquierda genuina y de la derecha. El nuevo modo humanizado de producción está por crear. Es una aspiración aún no concretada. Comoquiera que se denomine al modelo redentor, debe alcanzar niveles de consumo consecuentes.

 

Los lineamientos de la política económica y social fueron el leitmotiv del VI Congreso del Partido Comunista de Cuba. Apuntan hacia un nuevo modelo económico cubano, que es aún una aspiración y una incógnita. El evento partidista tuvo lugar a 52 años del inicio de la Revolución. Esta última, como transformadora, terminó en 1970 y en lo sucesivo le siguió la evolución de un modelo fallido con pretensiones de impar.

 

A fines del 2011 terminé un ensayo titulado MEDIO SIGLO, quizás algo fustigador. La denominación envejeció mientras buscaba un editor que no encontré. Quizás por falta de calidad del trabajo o quién sabe si por otra causa. Pero de seguro no calificaba entre los aspirantes a la guataca de oro.

 

Lo recompuse y amplié convirtiéndolo en LOS MODELOS ECONÓMICOS referido a los distintos patrones existentes en Cuba desde sus inicios coloniales. Fue la época en que se puso énfasis en los modelos, término antes rechazado por la alta dirigencia. Tampoco tuvo suerte editorial y lo reconvertí en QUO VADIS?, introduciendo algunos cambios. Ya era el año 2014. Un amigo que lo revisó me mostró un ejemplar publicado el anterior año por Los Libros de la Catarata, de Madrid. Se titulaba ¿QUO VADIS CUBA? LA INCIERTA SENDA DE LA REFORMA. Consistía en un acopio de ensayos de varios economistas cubanos destacados . ¡Casi el mismo título!  No me quedó más remedio que cambiarlo.

 

Entonces tuve la osadía de añadir un pronóstico. Lo denominé CUBA AÑO 2025 y tuve la agradable sorpresa de que fuera premiado como ensayo en el Concurso de Casa de las Américas de 2015.

 

En mi predicción asumí que se cumpliría el concurso del capital foráneo con cifras en el entorno de los US$ 2.000 a US$ 2.500 millones anuales. Aún bajo este supuesto, en 2025 Cuba no hubiera subido de categoría y continuaría siendo un país en vías de desarrollo. El resto del mundo también crece y unos van más de prisa que otros.

 

Las inversiones extranjeras no han alcanzado la medida necesaria. El bloqueo ha arreciado y por si fuéramos pocos llegó la pandemia. Todo se ha trastornado. No sólo en lo interno sino también mundialmente. Cuba, como país pequeño dista mucho de la autarquía. Pero es vergonzosa su incapacidad de cubrir con producción propia mucho de lo que se importa. Alimentos en particular.

 

Nuestros resultados respecto al coronavirus son excelentes. Ojalá fuésemos igual de buenos en la producción. Aunque Trump no alcance a reelegirse, cuando recobremos la normalidad lo haremos en condiciones peores que antes. Nuestros buenos vecinos nos quieren domesticados y es un gusto que no podemos darles.

 

Tenemos mucho por destrabar. Esa será la impostergable e inmediata tarea del partido-gobierno.

…………………

 

COLA AVISADA NO MATA DELINCUENTE

POR ALEJANDRO GONZÁLEZ

https://jovencuba.com/2020/07/27/cola-avisada/

 

Hoy no fui a trabajar. Me atreví, en cambio, a participar en una cola para una supuesta venta de aceite y productos de aseo personal en el Punto de Ventas situado en la esquina de Manzaneda y Milanés, en la céntrica urbe matancera. Creí que podía permitirme ese lujo pues, siendo profesor universitario y estando a un día exacto de terminar oficialmente las labores de preparación del próximo curso escolar, no sería demasiado negativo el impacto de mi ausencia al trabajo y sí muy positivo en mi hogar. Normalmente soy bastante exigente conmigo mismo y si no voy a la universidad me quedo en casa y, a tono con estos tiempos de COVID, trabajo en mi preparación de asignaturas y en mi investigación científica.

 

Pero hoy el tiempo estaba malo. Habían anunciado fuertes lluvias y tormentas para la zona occidental y temí también que no pudiera aprovechar mi tiempo de máquina en la universidad porque habrían de apagarse las PC en una zona donde siempre caen sus buenos rayos. Finalmente no llovió en toda la mañana y heme aquí, escribiendo esta crónica. Sin aceite y sin aseo.

 

Sí, porque al final no llegó. En cambio lo que trajeron fue ron, agua mineral y frazadas de piso, productos que ya estaban en existencia en el mencionado Punto. Confieso que me sentí un poco frustrado porque ya me veía con mi botella de aceite y mis jabones y había soñado con la remota posibilidad de adquirir un tanque de 5 litros de aceite, que era lo que se comentaba que llegaría. Pero mi frustración es poca comparada con la de los primeros turnos de la cola de hoy.

 

De acuerdo al vox populi, las colas en todos los establecimientos de ventas ya están arregladas.

 

Son como las carreras de caballos o las peleas de boxeo profesional en países capitalistas en las que se apuesta al ganador antes de la carrera o la pelea pues ya se conoce el desenlace. Hay una cierta cantidad de personas que siempre son los primeros en todas las colas, no importa si es para adquirir aseo personal, aceite o pollo. Ellos son los primeros por decreto de ellos mismos.

 

En el caso de Manzaneda y Milanés, estos “coleros” se decretaron primeros a partir de su pretendida marginalidad y guapería de solar, donde, a base de escándalo y chusmería, han secuestrado la primacía de todas las colas de este y otros Puntos de Ventas. El resto de las personas, más educadas y menos agresivas, se abstienen de entablar careos verbales en medio de la calle con estos seres que no respetan ni los años de los más viejos. Ello podría desembocar en una pelea con agresiones físicas, a la cual estos individuos estarían más que dispuestos con tal de hacer valer su pretendido número uno.

 

Pero, extrañamente, hoy habían dejado que otros ocuparan los primeros lugares. Habían abandonado su conocida estrategia de aparecer a las 2 ó 4 am. a “romper” la cola para declararse primeros. Llegaron “tarde” a la cola, sobre las 8 ó 9am, cuando todos saben que siempre están mucho más temprano. Al llegar el gigantesco camión de distribución, con solo agua, frazadas y ron, reían con sorna y miraban de soslayo a los primeros lugares y en alta voz declaraban que para la próxima semana, cuando importe, ellos serán otra vez los primeros.

 

Evidentemente habrá alguien bien informado en las instancias de la cadena de distribución, que les confirma sobre qué, cuándo y hacia dónde irán los productos. O pudo haber sido la más pura casualidad. No sabemos. Lo claro es que nadie en su sano juicio hace una cola de dos días, con madrugadas incluídas, para comprar agua mineral, frazadas de piso y ron. De alguna forma se sabía que vendría el aceite y los productos de aseo personal. Pero no llegaron. Y parece que los “coleros” lo sabían pues no lucharon y bajaron las armas. ¿Casualidad? En mi modesta opinión, alguien les dijo de antemano o cambiaron la distribución para favorecerlos pues ya no tendrían los primeros lugares.

 

Cola avisada no mata delincuente.

 

Y uno podría preguntarse ¿Para qué tanto alboroto? ¿Por qué luchan tanto para ser los primeros? ¿Para qué tanto aviso y para qué tanta información sobre lo que distribuirán? ¿Será la típica paranoia de la crisis debido a la pandemia? Pudiera pensarse que este grupo de coleros son de pocos ingresos y necesitan el pollo o el aceite para comer y dar de comer a sus hijos. Que su pretendida marginalidad, que utilizan para imponerse por la fuerza en las colas, va de la mano con la pobreza y la necesidad, por lo que deben luchar contra todos para asegurarse la comida. Que son como los llamara Herbert Spencer “unos pobres virtuosos”. Nada más lejos de la realidad.

 

Cómo podrían ser los primeros y comprar siempre si no tuvieran dinero? ¿Será que la pobreza es solo del lenguaje y las buenas maneras, solo del respeto a los otros? Pues parece que sí.

 

Desde la semana pasada se comentaba en ese barrio que el champú que se expendió a 2 y algo en CUC, esas personas inescrupulosas lo vendían a 12 CUC a sus propios vecinos. Yo fui testigo silencioso (pero ya no más) de una venta de paquetes de perros calientes frente al mismo kiosko, casi delante de los ojos de los compañeros de la Policía y del orden público, mientras aquellos se escondían amparados por el tumulto que les sirvió de cobertura. Estos coleros compran para revender a altos precios. Y compran de todo, por lo que, según su propia lógica, deben ser los primeros en todas las colas para asegurar el negocio.

 

Será que nuestras fuerzas del orden no tienen amparo legal para luchar contra ellos? ¿Que las quejas y comentarios de tantas personas sobre el secuestro a que tienen sometidas las colas en esa esquina, solo a dos cuadras del Gobierno Provincial, no sirvan de nada? ¿Tendremos que soportar impasibles que unos se apropien SIEMPRE de los primeros números de las colas para luego vender los productos a cinco o siete veces su precio original? ¿No puede la PNR hacer algo? ¿O el Gobierno…?

 

Creo que nuestro Gobierno realiza enormes esfuerzos para proveer a la población de los productos de primera necesidad en medio de una crisis mundial provocada por los efectos de la pandemia del SARS-COV-2. No creo que debamos permitir que ciudadanos como estos se aprovechen de la situación y especulen con estos productos, ni tampoco admito, como he escuchado antes en boca de algunos agentes del orden público, que eso sea simplemente un problema entre vecinos y que la Policía no puede dedicarse a organizar colas. Quizás sea cierto.

 

Pero la Policía sí puede y debe actuar contra estos delincuentes que agravan la crisis y dañan el prestigio de los que hoy luchan por mantener los niveles de satisfacción de la población para salir todos de la crisis.

 

En fin, creo que va a llover. Me voy a dedicar a preparar alguna conferencia porque el aceite no llega hasta el martes de la semana que viene. ¿O será el lunes?

 

Para contactar al autor: alexglez7308@gmail.com

……………….

 

                    TEMAS INVITA: Último Jueves – “Desigualdad y cuotas: ¿solución o problema”

Dadas las limitaciones impuestas por la pandemia de Covid-19, el equipo de realización de Temas-Último Jueves ha continuado realizando las sesiones de debate de nuestros paneles por vía digital (Whatsapp).

El espacio ciudadano y sus límites.   (abril, 2020)

Emprendedores y empleados: ¿Cuáles relaciones laborales?   (junio, 2020)

 

Te queremos invitar a que nos acompañes en el próximo, dedicado a “Desigualdad y cuotas: ¿solución o problema?”.

El panel sesionará el día 30 de julio, entre 4:00 y 6:00 pm, como es habitual en los Últimos Jueves.

Las preguntas para este debate son las siguientes:

1.¿A qué han respondido las políticas de cuotas?

2.¿En qué han consistido y cómo se han formulado?

3.¿Hasta qué punto se han aplicado efectivamente estas políticas?

4.¿Cuáles han sido sus resultados a lo largo del tiempo?

5.¿Qué otras acciones se requieren para contribuir a la igualdad de participación en el desarrollo social y en el ejercicio del poder?

 

Modo de realización:

Se creará un grupo de Whatsapp, integrado por los panelistas, los participantes registrados y el equipo de Temas.

Se registrará un máximo de 50 participantes. Esta cifra se corresponde con el tiempo disponible, y con la necesidad de asegurar que sus intervenciones contribuyan a la calidad del debate.

Las preguntas al panel y las respuestas de cada uno de los panelistas se podrán leer y escuchar en el grupo a partir del miércoles 29, a las 4:00 pm.

Desde ese momento, y hasta el jueves a las 12:00 m, se recibirán las intervenciones de los participantes.

Cada participante registrado podrá enviar un mensaje de audio, que no debe exceder los 2 minutos, con preguntas y/o comentarios sobre lo dicho por el panel. Deberán dirigirlo a los administradores del grupo e identificarse previamente.

 

Desde las 4:00 pm del jueves 30 de julio, se comenzarán a colocar los mensajes recibidos, hasta las 4:40 pm, cuando los panelistas estarán invitados a responder, mediante mensajes de audio, a las preguntas y comentarios de los participantes.

 

Si te interesa participar, debes disponer de una conexión a datos móviles y enviar una solicitud por Whatsapp, antes del miércoles 29, a las 4:00 pm, a los administradores del grupo que se creará al efecto: 5270 3925 (Enrique García) o 54631944 (Vani Pedraza).

…………………

 

                                               POBLACION, EMPLEO, COLEROS, ESPECULADORES Y DELINCUENCIA

                                                               POR JOAQUÍN BENAVIDES RODRÍGUEZ

 

2018

PIB a precios corrientes: 100 023 MMP

PIB a precios constantes: 57 025 MMP

 

Población

Total:      11 209 628

Hombres: 5 575 988

Mujeres:   5 633 640

 

En el 2018, ultimo ano en que la ONEI publico datos de Población y Empleo, el PIB por habitantes de Cuba, a precios corrientes, fue de 8923 pesos . Eso es lo que estadísticamente y como promedio produjo cada cubano en ese año. Es el PIB per cápita.

En ese propio ano, cada uno del total de los ocupados en la economía, creo valores de los que se contabilizan en el PIB, por 22 313 pesos. Pudiera considerarse que es la productividad promedio, en ese año, de todos los que trabajaron en la economía, incluyendo el sector estatal, de cualquier esfera, empresarial y presupuestada, además de cooperativa, privados o cuenta propia. Todos los que trabajaron formalmente.

Dato interesante. Si en ese año 2018, los desocupados, el 37% de la población en edad laboral, hubiesen podido emplearse formalmente en empleos solo con la productividad promedio del PIB per cápita por habitante (8923 pesos), el PIB del año 2018 hubiese podido crecer en alrededor de un 24%.

EMPLEO

Población en edad laboral:  7 146 900         63,8% del total de la población

De ellos: Hombres:                3 732 500         52,2% del total en edad laboral

De ellos: Mujeres                   3 414 600         47,8% del total en edad laboral

 

Es verdad que las proyecciones demográficas indican que el crecimiento de la población cubana se ha detenido y que comenzara a disminuir en los próximos anos, lo que pudiera, a partir de la productividad actual, y si esta no creciera en el futuro, convertirse en un impedimento para los crecimientos perspectivos de la economía. Pero los Recursos laborales que las proyecciones demográficas nos están diciendo que nos faltaran dentro de 20 a 30 años, los tenemos ahora subutilizandolos absurdamente, infringiendo un principio que si es Socialista desde siempre, dar empleo a toda la población y que está plasmado en nuestra Constitución

 

Lamentablemente la administración de nuestros recursos laborales ha introducido el índice de tasa de desocupación, calculada como se hace en países donde el que no tiene empleo va a unas oficinas a solicitar subsidio y ello es la base por la cual se calcula el índice de desocupación, que no es exacto, pero se basa en los que efectivamente no lo tienen para vivir y alimentar a su familia.

 

En nuestro país no se calcula igual. Solo hay que leer como lo define el anuario de estadística de la ONEI. No es responsabilidad principal de la ONEI, sino del órgano administrativo de los recursos laborales que es el Ministerio de Trabajo. Pero también puede ser que haya sido de las cosas que se hayan dejado de hacer en la década de los 90 y después nadie se haya acordado de cómo se hacía antes. Pero con independencia que de que órgano u organismo sea la responsabilidad, lo real es que el índice o tasa de desocupación publicada es el 1,7%. Algo totalmente absurdo.

 

El indicador estadístico que debe definir hoy los Recursos Laborales que están sin utilizar e indica los hombres y mujeres que teniendo edad laboral para trabajar, no lo están haciendo es la diferencia que surge entre las personas en edad laboral y los ocupados. No la tasa de desocupación, sobre todo por la forma en que se calcula. O sea, los Desocupados de una ocupación formal.

 

OCUPADOS:

 

4 482 700                                                      62,7% de la población en edad laboral

De ellos, Hombres:                2 824 100         75,7% de los hombres en edad laboral

De ellos, Mujeres:                  1 658 600         48,6% de las mujeres en edad laboral

 

DESOCUPADOS

 

2 664 200                                                         37,3% de la población en edad laboral

De ellos, Hombres:                    908 400         24,3% de los hombres en edad laboral

De ellas, Mujeres:                   1 756 000         51,4% de las mujeres en edad laboral

 

El número de ocupados en ocupaciones “legalizadas”, estatales o no, es el 63% del total de los que están en edad laboral. Significa que el 37%; más de 1 de cada 3 no trabaja formalmente en una actividad de las legalmente autorizadas. En el caso de las mujeres, tiene trabajo formal, 1 de cada 2.  El resto trabajan y se buscan su sustento en actividades informales. En muchos casos, las mujeres en peores condiciones que los hombres, porque tienen que cargar con la casa y también con las colas. En total están rondando los dos y medio millones de cubanas y cubanos. Puede ser que algunas decenas de miles se encuentran estudiando aun, pero también es cierto que muchos y muchas estudiando tienen que buscar trabajo en actividades que no son formales y por tanto no son legales.

 

El resolver este grave problema laboral y social es una responsabilidad, de las principales que tendrá que enfrentar el estado cubano.

 

Organizar la batalla contra los COLEROS, Especuladores¨ y demás figuras delincuenciales que efectivamente están fuera de la Ley actual, sin enfrentar a fondo el problema del Empleo, para tratar de legalizar la mayor cantidad posibles de opciones, seria además de injusto un error político. Si por cada trabajador hombre o mujer, informal, no legalizado, dependen tres personas entre mayores y menores, se puede tener una idea aunque sea aproximada del tamaño del error político a que me refiero.

 

Según mi opinión, habría que legalizar primero todo lo legalizable, en concordancia con los documentos ya aprobados hace más de tres años por el Partido y el Estado, incluido en la Constitución del 2019. Organizar ágilmente y sin trabas burocráticas nuevas su implementación, organizar un Plan nacional de divulgación y hasta de preparación de toda la población, para que cada cubano y cubana sepan la legislación, en especial lo que no se puede hacer, y entonces solo después, darle una batida a la delincuencia, que incluye desde los de “cuello blanco” hasta los que transporten algo robado y tienen que saber que no lo puede transportar porque es delito.

 

Especial esfuerzo habrá que hacer con nuestros trabajadores del campo, de todas las categorías, que tienen una enorme confusión sobre lo que es legal hacer o no. La Televisión ha contribuido a confundirlos más. Y tenemos la obligación revolucionaria de cuidar políticamente a nuestra policía, que no basta con decirlo por la televisión. Nadie debería poder dudar de que en cada actuación lo está haciendo en base a una legislación actualizada.

 

Que acciones anunciadas el 16 de Julio por el Presidente Díaz Canel y el Viceprimer ministro Alejandro Gil se deberían priorizar:

 

Flexibilizar el Trabajo por Cuenta propia y las regulaciones sobre las Cooperativas no agropecuarias. Poner reglas claras que favorezcan más el empleo que la recaudación. La recaudación es importante a mediano plazo, pero a corto plazo lo más importante es que den empleo legal e incrementen la producción. Es lo que más requiere el País ahora que ambas formas aporten;

 

Emitir una legislación con reglas claras que pueda comenzar a aplicarse desde el principio del próximo ano sobre las Pequeñas y Medianas empresas privadas. Pueden tener un importante efecto, en primer lugar en el empleo, y junto a ello en el establecimiento de la legalidad, laboral, contable, comercial y fiscal. Va a refrescar enormemente el ambiente político en el País y será un golpe grande al enemigo externo que ha estado convencido y tratando de convencer que no seriamos capaces de hacerlo, a pesar de que el Partido lo aprobó.

 

No demorar mucho más las Reformas Cambiaria y Monetaria. Mientras más pronto la lleve a cabo al Gobierno le será menos difícil y complicado tener en sus manos el control de la economía, basado en el Banco Central.

………………….

                                                                    “EL DERRUMBE DE LOS PICAROS”

REVISTA BOHEMIA, 27 DE OCTUBRE DE 2006, AÑO 98. NO. 22

 

Ciertos funcionarios intermedios cambiaron su honor por dinero, pero la justicia impidió que menguaran el bien ganado prestigio comercial de este país. Cuando la corrupción desbanca economías y Gobiernos en otros países, la sociedad cubana ha emprendido una pelea a muerte contra las manifestaciones de ese mal, convencida de que el socialismo no es una obra comercial, sino emancipadora. El caso reportado por BOHEMIA permite un acercamiento a causas y condiciones del fenómeno.

 

Al llegar la hora de dictar sentencias, Iván el Terrible, como le llamaban todos, se convenció de que el golpe seco del mallete del juez poniendo fin a su impunidad no era solo un recurso de las películas del sábado. Los ventanales de la Sala Tercera del Tribunal Provincial capitalino, guardaban todavía frescas las huellas del huracán que, casualmente, llevaba su segundo nombre.

 

Mientras el meteoro estuvo arrasando sembrados y techumbres, sus lluvias se mezclaban con la desarticulación de un grupo cuyo eje fue el acusado.

 

Los hechos que trajeron esta agua comenzaron a ejecutarse hace unos diez años cuando en 1996, el principal implicado, Iván, quien fungía como gerente general por la parte cubana de la firma española PROVIMAR, S.A. (o PROVIMAR) ideó hacerla pasar fraudulentamente como asociada a otra entidad extranjera. Esta última se movía con éxito en el negocio del avituallamiento de aeronaves y buques y en el suministro a tiendas libres de impuestos, “duty free”.

 

Para lleva a cabo su estratagema, logró que el entonces jefe del departamento de ventas de la Corporación CIMEX faltara a sus deberes funcionales. Le entregó un dossier de fotos de la aludida entidad extranjera, presentándolo como si fuera  de PROVIMAR, S.A. a fin de ganar la correspondiente licitación en el mercado cubano. No faltó la recompensa al funcionario de la Corporación cuando se consumó el timo. A partir de entonces recibió cada mes 300 dólares.

 

La ambición estaba ya desbocada y, no satisfecho Iván, unos años después, a finales de 2001 o principios de 2002, buscando conseguir preferencias para sus productos frente a los competidores, volvió a contactar con el mismo socio, que entonces ya había ascendido a gerente de tiendas. Para esta nueva fechoría se buscó también de aliados a otros dos funcionarios responsabilizados con precios y comercio minorista de la Corporación.

 

Según consta en informes de la Fiscalía General de la República, el viejo cómplice empezó a orientarlo sobre productos con que la firma podría ganar más en las ventas “duty free” aportándole además datos internos de la Corporación. Le facilitaba información sobre las ofertas de otras entidades y de la contraoferta de CIMEX, el estado de las tiendas “duty free”, la estructura de los surtidos, las estadísticas de ventas y otros datos.

 

El fruto de este espionaje comercial, el gerente de tiendas lo trasladaba a Iván mientras degustaban cenas en lujosos restaurantes o compartían en la casa donde se hospedaba el español que dirigía PROVIMAT.

 

Se trataba de contactos habituales y el propio director de PROVIMAT se comunicaba con el informante, quien a cambio de tales favores, Iván pagó puntualmente su ilícita mesada hasta el año 2002. En ese verano también le había costeado unas vacaciones con la familia en el hotel Trip Cayo Coco, además de regalarle un horno microwave y un refrigerador.

 

A estas alturas, había entrado otro jugador al terreno, el entonces vicepresidente comercial de CIMEX. Según indagaciones de la Fiscalía, este último orientó al de comercio minorista ya implicado crear un mecanismo que agilizara los trámites para PROVIMAT. Y también aceptó regalos.

 

Los negocios corrían sobre ruedas para la sucursal española: mientras otras entidades debían esperar por gestiones que demoraban entre 20 y 30 días, para la firma ibérica la codificación de los productos dirigidos a la venta, la emisión de circulares de precios, todo se materializaba en una semana, obviando regulaciones internas. En reciprocidad a tales favores, Iván el Terrible entregaba a varios de los implicados sumas mensuales que oscilaban entre los 80 y 300 dólares, así como cuantiosos obsequios que incluían equipos electrodomésticos, alimentos, perfumes y otras dádivas.

 

También por la vía del soborno involucró a un arquitecto encargado de diseñar los locales de las tiendas dedicadas al servicio “duty free”. Este profesional apresuraba el diseño de los stands vinculados a la firma, sin promover de igual modo otras mercancías cubanas.

 

Iván el Terrible había incluido además a un funcionario de los servicios aduanales de CIMEX en el aeropuerto José Martí a fin de apresurar para PROVIMAT los trámites de entrada, recepción, carga y salida de mercancías. Este personaje fotocopió en la Aduana General de la República varios “bill of ladíng” o “Conocimiento de Embarque” de facturas de exportación de otra sucursal radicada en Cuba y los entregó al principal violador, quien los puso en manos del gerente español.

 

Estos documentos mostraban las reexportaciones por los comerciantes de ese otro país. Iván necesitaba pruebas de acciones que había realizado desde Cuba esa importante competidora de sus negocios, para perjudicarla a tenor con la Ley Helms Burton.

 

LA TAPA AL POMO

 

Tal vez creyéndose invulnerable, Iván quien no había dejado de implicarse en cada vez más complejos y turbios manejos de cuello blanco, en la primavera de 2003 le puso la tapa al pomo. Con total aplomo, entre abril y mayo, sacó fondos de la cuenta de PROVIMAT radicada en el Banco Financiero Internacional hasta completar nueve cheques al potador cuya suma completaba 140 mil dólares.

 

El mismo los confeccionaba, iba al banco y extraía. Luego, indicaba a su secretaria que le hiciera una entrada en la caja chica y emitía un vale de salida como “Representaciones Puig” o “representación fabricante”, para enmascarar la operación. De esta forma pasaba a la contabilidad y se justificaba su proceder.

 

Pero en mayo de ese año el mismísimo señor Puig, apoderado de la compañía española se percató mediante una auditoría de su entidad, de la alta cantidad de gastos por conceptos de representación y decidió denunciar al ladrón.

 

Casi de modo paralelo con tal fechoría, Iván había firmado a nombre del gerente español de PROVIMAT dos contratos en los cuales se decía que esta sucursal pertenecía a otra firma. Al pretender desplazar a la empresa española que el mismo representaba, Iván también traicionaba hasta la mano que le daba de comer.

 

La Fiscalía aseguró que este intento de suplantación estuvo avalado de forma documental por el vicepresidente encartado de CIMEX, unido a la intervención de un funcionario del Ministerio de Comercio Exterior, también juzgado hoy, el cual propició la aprobación de la nueva licencia comercial.

 

El 30 de abril de 2003 PROVIMAT fue sustituida por la otra entidad, sin que el gerente por la parte española sospechara lo que estaba teniendo lugar, hasta que el mencionado funcionario de Comercio Exterior se atrevió a comunicarle que se trataba de una decisión gubernamental.

 

De esta manera y poniendo en tela de juicio la bien ganada credibilidad y prestigio de Cuba en sus relaciones comerciales, tendía un manto de protección sobre Iván y a la vez le era recíproco a los tantos regalos que de él recibiera.

 

Al conocer de los manejos en perjuicio de PROVIMAT su gerente español puso en conocimiento de las leyes cubanas todas las violaciones hasta el momento cometidas y de las que él había sido partícipe cuando le convino. En noviembre del pasado año tuvo lugar la vista oral y pública que procesó a 11 acusados, integrantes del fraudulento grupo. Les fueron propuestas sanciones de privación o limitación de libertad, con condenas entre 20 y cuatro años que se harían firmes luego de concluido un proceso de apelación en curso.

 

Al principal encartado le fueron ocupados, además de numerosos artículos electrodomésticos y de diversa índole, cuatro vehículos, una cuenta bancaria de 86 mil 239 dólares y dos más, de 32 mil 740 y diez mil dólares respectivamente, a nombre de otros titulares.

 

QUIEN HACE ALTAR DE LA GANANCIA, PIERDE

 

“Excesos de confianza, flaqueza ante las tentaciones, doble moral y controles ineficaces fueron caldo de cultivo para estos hechos”. Me pasó por haberme dejado enredar por Iván, que es un tipo muy hábil, capaz de colarse en el velorio de mi padre y en mi casa cuando la niña estaba enferma, para ofrecer cosas que en apariencia no eran ni ilegales ni comprometedoras. El decía que provenían de su dinero personal y yo, de estúpido, las acepté.

 

Estas fueron la palabra de quien, cabizbajo y solicitando anonimato declaró arrepentimiento a esta revista. ¿imaginó que estos regalos serían a cambio de nada? ¿Demasiada ingenuidad? Resulta poco creíble tamaña inocencia en un directivo de amplia trayectoria y experiencia, como es el caso del entrevistado.

 

Las pruebas presentadas a juicio hicieron evidente que sus manos no estaban limpias. Entre los 11 acusados sumaron delitos tales como cohecho continuado, malversación, falsificación de documentos, proxenetismo, trata de personas, hurto y contrabando.

 

Maniobras solapadas, sutilezas y mucha astucia matizaron a este caso, donde inicialmente era casi imposible detectar como se violaban normas de precios, aduanales y de transporte, se espiaba, falsificaba y sobornaba para favorecer a una firma comercial extranjera. Los pagos, que no quedaban registrados, eran entregados en sobres cerrados. Y el propio empresario español nadó en las aguas de la ilegalidad hasta que vio sus bardas arder.

 

Hubo de pasar tanto tiempo para detectar los manejos sin factura, cobros por debajo de tarifas, violaciones de circulares de precios, entre otras traperías, que los implicados llegaron a creerse intocables. Pero un día la verdad salió a flote.

 

PARA NO PERDER EL EQUILIBRIO

 

Hay quienes aseguran que las condiciones difíciles de vida, agravadas por crisis económicas, provocan resquebrajamientos en los valores. Pero no hay que tomar esto como verdad absoluta porque una parte de los involucrados en los hechos antes narrados vivian muy bien.

 

Tenían, por su propia labor, autos, viajes al extranjero, una conveniente remuneración, confort en el trabajo y, como todo cubano, contaban con garantías de salud y educación para sus hijos, entre otras gratuidades de nuestra sociedad. ¿Cuan indispensables les eran, además, obtener a toda costa confecciones de marca, perfumes costosos, joyas, caviar y champaña, bicicletas estáticas.?

 

Desbocadas aspiraciones de consumo les hicieron en unos casos olvidar sus esencias y, en otros, desenmascarar sus verdaderas ambiciones.

 

EL PRESIDENTE DE LA CORPORACIÓN CIMEX, S.A. EDUARDO BENCOMO ZURDO LO RESUME ASÍ: “NO SURGIÓ DE LA NOCHE A LA MAÑANA; SEGURO ALGUNOS YA HABÍAN PENSADO MÁS DE UNA VEZ EN ESO, HAY QUIENES APARENTEMENTE CONSERVAN LOS VALORES CUANDO NO ESTÁN EXPUESTOS A RIESGOS, PERO ANTE LAS TENTACIONES EMPIEZAN A CEDER. OTROS NO CEDEN NUNCA”.

 

En todos los ámbitos haría falta estar bien al tanto para percibir y denunciar hasta el más leve indicio de pérdida de equilibrio de aquellos que andan por la cuerda floja descrita por el funcionario, aunque estereotipos, falsos conceptos de la amistad y la doble moral a veces hagan difícil tal propósito. Sin embargo, esta vez ni en los centros de trabajo, ni en los barrios de los implicados declararon haberse dado cuenta de lo que ocurría.

 

No basta con salirles al paso a las más explícitas manifestaciones contrarrevolucionarias. Tan grave como una invasión, acciones como las perpetradas por estos individuos ponen en peligro la perpetuidad del socialismo cubano.

 

Algunos de los implicados en el caso echaron por tierra el respeto a los deberes plasmados en el Código de Etica de los Cuadros del Estado- vigente desde 1996- que llama a ser ejemplo de honradez, modestia y austeridad y exige de ellos rechazar cualquier ofrecimiento que atente contra esa dignidad, pese a las carencias, limitaciones o aspiraciones. Uno de los más seriamente comprometidos en estas violaciones e ilegalidades, aclaró a BOHEMIA, aparentemente con total emoción y sinceridad, que su condición de revolucionario se mantenía incólume. A pesar de ser un cuadro administrativo de larga experiencia, no había reconocido aún la grave trascendencia de su proceder, ni entendido que no se puede ser revolucionario sin valores éticos.

 

Esta revista conoció que en las variadas formas ideadas para controlar el desempeño de estos funcionarios, en ningún momento se habían siquiera sospechado resquebrajaduras en su conducta. Es probable que por ser tan taimados en sus manejos hubiera sido difícil asegurar que transgredían la ley –explicó la fiscalía- pero lo que si resulta innegable es que incidió el exceso de confianza. La credibilidad en las personas no puede tan solo sustentarse en meritorias acciones del pasado, bien ganada fama, si; pero son acostarse a dormir.

 

Este hecho es imposible compararlo con “delitos de cuello blanco” como los que suceden en otros países, que implican sumas millonarias, involucran a líderes políticos e importantes figuras del gobierno, operan con mafias organizadas y socavan otras naciones. Pero, entre nosotros, duele. El propio Comandante en Jefe alertaba en noviembre de 2005, en su discurso en el Aula Magna:   “…. o vencemos radicalmente esos problemas o moriremos”.

 

Sucesos de este tipo tienen un riesgo mayor: pueden producir un debilitamiento moral a nivel de la sociedad en su conjunto y, a la vez, lesionar nuestro valor más sagrado: el hombre.

 

Desde que aquellos cuya responsabilidad estriba justamente en propiciar mayores ingresos para revertirlos en una cada vez mejor calidad de vida del pueblo, desvíen su pericia y posibilidades hacia el bolsillo propio. Resulta, sobre todo, lamentable en los precisos momentos en que Cuba desarrolla una serie de programas para ir allanando diferencias y tratar de elevar más el valor del trabajo.

 

En planos inmediatos a la cotidianidad, mientras la gran mayoría de este pueblo se empeña para vencer sus limitaciones materiales, es una bofetada al rostro de los que no “pierden el equilibrio”, que haya individuos desangrando arcas ajenas para comprar casas de 50 mil dólares o la última esencia de algún famoso perfumista.

 

GANAR EFICACIA

 

Al margen del daño económico, que fundamentalmente fue a foráneos, este caso afectó el prestigio de funcionarios en importantes instituciones que han trabajado siempre por la transparencia y el buen desempeño de las relaciones con firmas extranjeras.

 

Organismos como la Cámara del Comercio de Cuba y el Ministerio de Comercio Exterior, que esta vez prefirieron no dialogar con nuestra revista, salvaguardan los negocios con empresas foráneas y a su vez contribuyen a proteger al país frente a comerciantes extranjeros carentes de ética.

 

En el caso particular de CIMEX, su presidente accedió de inmediato a la entrevista, en la que ARGUMENTÓ QUE EL HECHO DELICTIVO NO DAÑÓ EL PROCEDER INSTITUCIONAL, PUES FUE EL ACTUAR PERSONAL DE UN PEQUEÑO GRUPO NADA REPRESENTATIVO PARA UNA ENTIDAD DONDE TRABAJAN MÁS DE 24 MIL PERSONAS. “TENEMOS UNOS DOS MIL CUADROS DE DIRECCIÓN Y NO SE PUEDE  SACAR LA EJEMPLARIDAD DE TODOS POR LA DE ESTOS CUATRO TIPOS”.  Y APUNTÓ CON ÉNFASIS BENCOMO: “ELLOS NO SON EVIDENCIA DE LA EJEMPLARIDAD DE NUESTROS CUADROS”.

 

Subrayó que la Corporación EJERCE HOY una mejor vigilancia sobre sus direcciones y en el análisis de sus proveedores. También, entre otras medidas, PERFECCIONA LA SELECCIÓN DEL PERSONAL, FORTALECE EL CONTROL INTERNO Y ADEMÁS SUS CUADROS PASAN POR UN DIAGNÓSTICO DE EJEMPLARIDAD PARA QUE LOS COLECTIVOS DIGAN QUE PIENSAN SOBRE ELLOS. ¿Y POR QUE NO LO HACIAN ANTES?

 

Dichas medidas no son exclusivas de esta, la mayor corporación cubana que opera con divisas. Ajustadas a cada cual, se han ido extendiendo a otras entidades económicas y los esfuerzos no cesan. Sin embargo aún hay empresarios que se resisten a reconocer la existencia o alcance de tales vicios en nuestra realidad. A veces por vergüenza o por equívocos conceptos, la desconocen o la minimizan en exceso y esa es una de las barreras que impide un accionar más eficaz.

 

Otros de los pilares de este combate es la protección de los recursos y su contabilidad. Las auditorías, en particular, son un termómetro y se harán más confiables mientras mayor sea la capacitación de los auditores, no solo para detectar el mal ya consumado, sino para evitarlo.

 

La actual titular del Ministerio de Auditoría y Control (MAC) Gladis Bejerano declaró a BOHEMIA que aún persisten debilidades en los mecanismos de control y a la par no se ve el alcance de esa flaqueza. A veces se identifican estos fenómenos, las afectaciones materiales que causan al Estado y no hay una percepción de cómo dañan moralmente a la sociedad.

 

“EN ESTE COMBATE TIENE QUE HABER SOBRE TODO PREVENCIÓN PARA SALVARNOS A TIEMPO”.

 

COMENTARIOS ACERCA DEL ARTICULO:

 

1.- ¿DONDE ESTABAN LOS AUDITORES INTERNOS DE CIMEX, LA AUDITORIA A DISTANCIA MEDIANTE LA RED INFORMATICA, LOS AUDITORES EXTERNO Y LOS INSTRUMENTOS DE EVALUACION Y MECANISMOS DE CONTROL DE LA DIRECCION Y DE OTROS FACTORES PRESENTES Y ANUNCIADOS POR ESA CORPORACION DURANTE DIEZ AÑÓS?

 

2.- ¿COMO PUEDE DECLARASE AHORA QUE NI EL CONSEJO DE DIRECCION, EL PARTIDO, LA UJC, EL SINDICATO, NI NADIE SE DIO CUENTA DE LO QUE ESTABA SUCEDIENDO DURANTE DIEZ AÑOS O MAS?

 

3.- ¿CÓMO PUEDE DECIRSE QUE HARÍA FALTA ESTAR BIEN AL TANTO PARA PERCIBIR Y DENUNCIAR HASTA EL MÁS LEVE INDICIO DE PÉRDIDA DE EQUILIBRIO DE AQUELLOS QUE ANDAN POR LA CUERDA FLOJA?

 

¿PARA QUE ES LA DIRECCION?

¿PARA QUE SON LOS PROCEDIMIENTOS DE CONTROL CONTRA LA  CORRUPCION?

¿PARA QUE EXISTEN LOS FACTORES QUE DIRIGEN O CONTROLAN LA ENTIDAD?

EN FIN QUE EL CASO CIMEX ES UN EJEMPLO DE LA FALTA DE INVOLUCRACION DE LOS DIRECTIVOS (JEFES) EN EL CONTROL DE LAS OPERACIONES DE QUE SON RESPONSABLES Y LA FALTA DE MECANISMOS DE RENDICION DE CUENTAS.

+CIMEX TENIA IMPLANTADA LA RESOLUCION 297

+FUE CIMEX QUIEN TRAJO EL COSO 92 A CUBA

+QUIENES IMPLANTARON LA AUDITORIA A DISTANCIA MEDIANTE SU

GRAN RED INFORMATICA,

+QUIENES EMPLEABAN TECNICAS DE AUDITORIA ASISTIDA POR

COMPUTADORA EN SUS ORGANIZACIONES DE AUDITORIA

 

ENTONCES, ¿QUÉ ES EL CONTROL INTERNO Y PARA QUE SIRVE?

………………….

                                                                 LA “PRÓSPERA” CUBA DE 1959.

POR RAMÓN BERNAL GODOY, JUL 26, 2020

 

Cuántas veces ha estado usted en un “debate político” sobre los avances y el impacto de la Revolución Cubana en la isla y su contrincante después de minimizar el mayor obstáculo para el desarrollo que haya tenido una nación en el hemisferio, el bloqueo, y de descontextualizar leyes y momentos históricos, culmina aludiendo a la “Cuba antes del 59”, describiéndola como la más prospera economía de la región?

 

Si el supuesto debate es por internet, recibirá usted como adjunto una imagen o un video en blanco y negro donde una limpia y ordenada Habana parece estar a la altura de las más modernas capitales del mundo del momento.

 

Y yo me pregunto, ¿hasta cuándo? ¿Hasta cuándo seguirán mintiendo tan descaradamente, hasta cuando creerán que los cubanos tenemos memoria de elefante y/o que sus mentiras siendo repetidas mil veces se convertirán en la verdad que destruya la obra revolucionaria, hasta cuándo?

 

Hagamos un repaso sencillo de lo que esconden estos “desmemoriados” y que todavía hoy deja huellas en cientos de miles de familias cubanas.

 

Dónde queda la referencia a dos de los parámetros fundamentales de desarrollo humano, la mortalidad infantil y la esperanza de vida? ¿Por qué no describen esa dura realidad que hacía que fallecieran 60 cubanos por cada mil nacidos vivos y que los nacidos tuviesen una esperanza de vida de apenas 58 años?

 

Dónde queda la referencia a que el 44% de los cubanos no asistió, no pudo asistir jamás, a una escuela o que el 85% de la población carecía de servicio de agua corriente?

 

Hablan de prosperidad y bodegas abastecidas cuando el alimento fundamental de las familias cubanas era a base de arroz. Solamente un 4% comía carne; un 2% consumía huevos; y un 11% tomaba leche. La alimentación tenía un déficit de más de 1 000 calorías diarias, con ausencia de vitaminas y minerales fundamentales. Existía la desnutrición y la muerte por enfermedades curables.

 

A la desnutrición, la ignorancia y la insalubridad habría que añadir la enfermedad y el parasitismo. El 14% de los obreros agrícolas de Cuba, nuestra Cuba, padeció de tuberculosis y el 13% sufrió la tifoidea. ¿No les duele ver esas imágenes de pequeños descalzos, semi-desnutridos, limpiando botas en céntricas avenidas o caminando en los campos cubanos?

 

El país vivía varias realidades, la capital, con el 22% de la población disponía del 65% de los médicos y el 62% de las camas hospitalarias, a pesar de ser Cuba un país de población mayoritariamente campesina. En los campos cubanos, aquellos que no interesaban a los gánsteres, funcionarios corruptos o embajadores gringos, solamente había un hospital rural con 10 camas y sin ningún médico.

 

Dónde queda la referencia al obrero agrícola cubano que disponía de unos pocos centavos diarios para comer, vestir y calzar, 60% de los cuales vivía en bohíos de techo de guano y de piso de tierra, sin servicio ni letrina sanitaria, ni agua corriente, sin conservación de alimentos y sin quinqué o luz brillante para encenderlo (Solo un 3% poseía esos artefactos)?

 

Existía el desempleo permanente y estacional, el subempleo y el desempleo tecnológico. Según el Consejo Nacional de Economía de la época, el total de personas desocupadas en 1958 alcanzaba la astronómica cifra de 738,000 en una población de poco más de 6 millones. Apenas existían 2,400 industrias no azucareras, la mayoría con menos de 100 trabajadores y ubicadas en los alrededores de La Habana. Difícil, eh?

 

Dónde queda la referencia a las 400,000 familias urbanas que vivían hacinadas en barracones, cuarterías y ranchos sin las más mínimas condiciones higiénico sanitarias y los más de 2 millones de personas que se veían obligadas a pagar alquileres que sobrepasaban un quinto y un tercio de sus ingresos, casi 3 millones carecían de luz eléctrica (3 millones de 6 millones, casi la mitad, poquito, eh?

 

Sumemos a esta disparidad y diferencia social, sumemos a esta cruda realidad, el racismo, el regionalismo, los asesinatos, la persecución, el gansterismo, la cacería de brujas o macartismo, los toques de queda, las desapariciones, las torturas, los cuerpos mutilados aparecidos en calles y cunetas… ¡Por favor!

 

Y me hablan de la Cuba antes de 1959?

 

Pero la economía funcionaba bien… (Infamia!)

 

Aparentemente y solo de manera macroeconómica, gracias a ser el patio trasero de EE.UU y sin ningún impacto en la calidad de vida de la inmensa mayoría de los cubanos.

 

Todo “funcionaba”, entre otras cosas, porque había paridad del peso con el dólar gringo, paridad que se estableció “artificialmente” y “convenidamente” porque favorecía a los intereses norteamericanos y a la burguesía criolla importadora. Paridad ficticia, así cualquiera.

 

Económicamente hablando, digámoslo claro: “Éramos pobres y dependientes”, esa es la gran verdad. El capital financiero estadounidense era el propietario de la mayor parte de la riqueza nacional, así como el monopolista del sistema comercial y de crédito, lo que significó la desnacionalización de la banca del país, el National City Bank de Nueva York sustituyó al Banco Nacional y al Banco Español, como principal banco de Cuba.

 

La extracción cada vez más intensa de riquezas cubanas, el saqueo de los fondos públicos, la dilapidación de las reservas nacionales, hizo que los 500 millones de dólares que Cuba poseía en 1952 terminaran siendo menos de 100 millones en 1959 (Se transfirieron al extranjero por concepto de beneficios y fraudes más de 200 millones).

 

Al mismo tiempo la deuda pública se elevaba de $217.7 millones en 1952 hasta más de $1,300 millones en 1958, y lo peor, que esa deuda se generó mayoritariamente en inversiones no dirigidas a obras reproductivas sino a obras monumentales pagadas muy por encima de su valor real para beneficio de funcionarios y contratistas corruptos al servicio del régimen.

 

Hablan de “agricultura floreciente” cuando en el campo solo se explotaba el 20% de la tierra cultivable mientras Cuba importaba la mayor parte del consumo alimentario. Más del 50% de las mejores tierras del país estaba en manos extranjeras. Cuatro compañías azucareras norteamericanas eran propietarias de 1, 000,000 de hectáreas de tierra. El latifundio ganadero ocupaba 300,000 caballerías poco menos que abandonadas. ¿Entonces?

 

En fin, dejémoslo ahí… quien desee abundar en la economía de la época tiene mucho material donde abundar, pero por favor, no mientan como tontos.

 

Mi conclusión.

 

Hace poco leí algo así: “Los que en Miami se enorgullecen de que el Capitolio de La Habana es copia del que existe en Washington, son los mismos plattistas que también se enorgullecen de aquella Cuba”, yo agregaría mucho más, yo diría: “Los que en Miami se enorgullecen del Capitolio de Washington (lo dejaría así) son los mismos anexionistas a los que apuntaba Martí, son los mismos reaccionarios, o sus descendientes, que mienten con desfachatez espantosa sobre el crimen y la miseria de la Cuba de 1959, son aquellos que protegieron por décadas a batistianos asesinos y terroristas pagados por la CIA, son los que hoy intentan pulverizar los logros de una sociedad cubana obligada a desarrollarse en una trinchera con un cerco alrededor, son los que en nombre de la paz y libertad dividen a los cubanos y exacerban el odio entre las dos orillas, son los que piden hambre y necesidad para el pueblo cubano, son los que se alegrarían con una invasión militar, son los tipos del pasado que se intentan perdurar en el presente”.

 

Así lo veo.

…………………

 

  DE LA INFORMATIZACIÓN A LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL DE LA SOCIEDAD: CUATRO ÁREAS CLAVES

POR HAMLET LÓPEZ GARCÍA *

 

Tomado del Libro. MIRADAS A LA ECONOMÍA CUBANA. Un plan de desarrollo hasta 2030 (VI)

 

Introducción:

 

Las tecnologías para la información y la comunicación (TIC, en lo adelante) constituyen un objeto de atención ineludible para las políticas públicas. Por su carácter transversal y habilitador, la incorporación de las TIC a los procesos económicos, sociales y políticos poseen un papel estratégico en las políticas de desarrollo, como cualquier otra infraestructura básica de una nación. El impulso dinamizador que el desarrollo de las TIC le imprime a la economía, la cultura o la participación política, goza de suficiente consenso entre académicos y políticos y existe una amplia literatura al respecto (Katz, 2015).

 

En esa línea, los documentos rectores del proceso de actualización económica y social del país dedican varios espacios a las TIC, junto a otras esferas esenciales de la vida socioeconómica. De esta manera, además de reconocer el carácter estratégico de las TIC para el desarrollo, dan continuidad a la atención brindada por el Estado y el gobierno cubanos a la informática y la computación desde los años sesenta del pasado siglo.

 

No obstante, es preciso señalar que, de manera general, las propuestas sobre las TIC realizadas en dichos documentos aún no logran superar varias insuficiencias en las políticas públicas para la informatización ejecutadas en Cuba hasta la fecha, a pesar de que la mayoría de estas fueron reconocidas de manera pública en el I Taller Nacional de Informatización y Ciberseguridad celebrado en 2015 (Díaz-Canel, 2015).

 

En el capítulo se presentan un conjunto de propuestas de políticas públicas, como un aporte al debate en marcha sobre el devenir de la nación cubana y los medios para retomar su desarrollo, en este caso desde la apropiación social de las TIC.

 

Los estudios sociales de la ciencia y la tecnología, así como una amplia literatura en la evaluación de políticas para la Sociedad de la Información demuestran que digitalizar es más que incorporar computadoras y conectar a las redes en instituciones y empresas. Se deben considerar procesos sociales, valores culturales, arreglos institucionales, entre muchos más componentes que se resisten a juicios simples y neutrales y que median de manera decidida el impacto de las tecnologías.

 

Por lo mismo, una valoración de las políticas para las TIC necesita aclarar cuáles son los presupuestos de partida. A este objetivo se dedicará el segundo epígrafe que le sigue a la presente introducción. El tercer epígrafe presenta una valoración general sobre la conectividad, las TIC y su apropiación social en Cuba. Esta valoración complementa la pobreza de datos públicos con los provistos tanto por reportes de prensa como por resultados de investigaciones sociales recientes. En el cuarto y último epígrafe se retoman los desafíos identificados a lo largo del texto, en conjunto con algunas de las propuestas de políticas para abordarlos. Estas propuestas se agrupan en cuatro grandes áreas: participación, infraestructura, institucionalidad y formación de competencias.

 

Las bases

 

Resulta importante partir de los documentos de políticas públicas para conocer bajo cuáles términos se definen a las TIC y su relación con el desarrollo desde de las políticas públicas cubanas. En el Plan 2030, la informatización se define dentro del eje estratégico «Infraestructura». Dentro de él, se considera a la infraestructura de las telecomunicaciones como un medio para lograr el acceso universal y un uso productivo de las TIC. Un poco más de información se puede obtener si se observa que más adelante en el mismo documento se define a las TIC como un sector estratégico, y por tanto compartiendo junto con otros sectores las capacidades para asegurar la soberanía y seguridad, el desarrollo del tejido productivo, la elevación de la eficiencia, entre otras características.

 

El documento «Política Integral para el Perfeccionamiento de la Informatización de la sociedad en Cuba», publicado por el Ministerio de las Comunicaciones en su sitio web y que se basa en el proyecto del Plan 2030, brinda más información acerca del lugar que se le asignan a las tecnologías digitales dentro de las políticas públicas.

 

El documento enumera siete principios para las políticas, que para este capítulo se reúnen en cuatro grupos para un mejor análisis. El primer grupo está centrado en la seguridad y defensa, y agrupa tres principios: la defensa de la Revolución, la garantía de la ciberseguridad y el aseguramiento de la sostenibilidad y soberanía. El segundo está dedicado a la ciudadanía y enuncia el único objetivo de potenciar el acceso a las TIC. El tercer grupo está relacionado con la esfera económica, y contiene dos principios: preservar el capital humano del sector y desarrollar y modernizar todas las esferas de la sociedad, de acuerdo a las prioridades del país y las condiciones económicas. El cuarto y último grupo está integrado también por un único principio: la de integrar la investigación y el desarrollo a la producción de servicios y contenidos en el ámbito de las TIC.

 

Hay varios elementos que resulta importante resaltar de estos principios: su énfasis en la ciberseguridad, la relación que establece entre las condiciones económicas y las posibilidades de extender los efectos modenizadores de las TIC a otras esferas de la sociedad, y por último el más importante: el establecimiento de la centralidad del Estado en el desarrollo de las TIC.

 

La ciberseguridad es un elemento insoslayable en las políticas públicas cubanas hacia las TIC, que impulsa el avance condicionado a no aumentar la vulnerabilidad del país. Es la respuesta a la hostilidad de los sucesivos gobiernos de los Estados Unidos desde el triunfo de la Revolución cubana en la segunda mitad del pasado siglo, y que en los últimos años ha incorporado a las tecnologías digitales como una vía adicional para intentar subvertir el orden interno de la Isla. Por consiguiente, la seguridad de las redes, la soberanía sobre las infraestructuras y la capacidad de respuesta a agresiones cibernéticas marca el desarrollo de las TIC en el país, como reflejo de un elemento internacional innegable.

 

En el caso de las relaciones entre la economía y las TIC, si se comparan los documentos y en especial el relacionado con la Política de Informatización con documentos similares producidos por otros países e instituciones regionales —por ejemplo véase (Cimoli, 2010)—, llama la atención la ausencia de enunciados más definidos sobre las relaciones entre las TIC y el aumento de la productividad. Es conveniente señalar que la única mención explícita que se hace en el documento del Plan 2030 a los efectos económicos de las TIC es sobre la reducción de gastos y la liberación de fuerza de trabajo esperable en sectores como la educación, la salud y los trámites en general.

 

Por último, es pertinente llamar la atención sobre el papel que se les asigna a los organismos centrales del Estado, en especial al Ministerio de Comunicaciones, en el proceso de informatización del país. El ministerio, además del peso fundamental en su ejecución, tiene un papel rector, que supervisa, integra y dirige en sus líneas generales el trabajo de otras dependencias del Estado relacionadas con el sector de las TIC. Al sector no estatal se le menciona una sola vez, donde se manifiesta la intención de darle la posibilidad de participar en el proceso de informatización de la sociedad.

 

El Estado es por tanto actor principal, cuando no único, en el proceso de informatización. Como actor principal tiene cuatro roles fundamentales: origen y conducción de las políticas de informatización, fuente y gestor de infraestructura; principal productor de contenidos y servicios; además de ente regulador. Una dificultad de esta concepción es que reproduce un modelo verticalista y centralizado en alto grado, con dificultades para diferenciar de manera estructural entre Estado y sociedad.

 

Por lo tanto, el diseño actual no brinda mucho espacio para la participación social, al no ser como receptora pasiva de sus beneficios, lo que coincide con lo señalado por otros autores cubanos para otros sectores de la vida cubana (Guanche, 2012; Valdés Paz, 2009). Una consecuencia de este modelo es la invisibilidad de facto —por no estar dentro del ámbito estatal— de experiencias de apropiación social de la tecnología, autogestionados y autorganizados que muestran maneras de construir infraestructura, y producir contenidos y servicios con un sentido local desde la base y a bajo costo, como StreetNet (SNET, en lo adelante) (Figueredo y Domínguez, 2016) y otras comunidades de redes barriales similares surgidas a lo largo del país.

 

Por ello es preciso considerar que aunque se puede hablar de una política pública conducente a una mayor presencia de las tecnologías y la conectividad en la sociedad, esta se desarrolla dentro de un ordenamiento jurídico y una cultura política donde el Estado hasta el momento es el único actor visible. Aunque se habla en los documentos de informatización de la sociedad, aún en su gran parte es una informatización del Estado, de su sistema institucional y de sus relaciones con el ciudadano. Existe una voluntad para que el ciudadano y el sector no estatal accedan a las redes, pero esa voluntad de acceso no se ha complementado aún con el ordenamiento jurídico, las infraestructuras y los precios que además del acceso, favorezcan la producción de contenidos y servicios desde sus capacidades.

 

La conectividad, las TIC y su apropiación social

 

La escasez de datos públicos con respecto a la informatización es coherente con la insuficiente consideración de la participación social. Además de ser pocos, estos datos resultan inadecuados para evaluar la apropiación social de las TIC de acuerdo a las necesidades cambian- tes del país y los cambios tecnológicos a nivel global. Por ejemplo, los que tienen una relación directa con las TIC y conectividad y publicados por el Anuario Estadístico cubano hasta 2018 (Oficina Nacional de Estadísticas e Información) cubren, en lo esencial, la cantidad de líneas telefónicas, fijas y móviles, la cantidad de usuarios de internet, cantidad de computadoras, dominios bajo «.cu» y la cantidad de computadoras en red. Los datos acerca del ancho de banda total del país, o la cantidad de usuarios conectados a banda ancha y de clientes del servicio de Nauta Hogar aparecen de manera coyuntural en la prensa periódica y no permiten tener una visión de su evolución a lo largo del tiempo.

 

No existen datos acerca de la cantidad de servidores web públicos, cuántos de estos están bajo Https o IPv6, la cantidad de usuarios conectados desde sus hogares —desde líneas conmutadas, ADSL u otras modalidades—, entre otras informaciones relevantes. En este sentido resulta ilustrativo que el único cambio a notar en las estadísticas publicadas en dicho anuario sobre las TIC desde 2000 hasta la fecha haya sido la eliminación a partir de 2010 de la información sobre la cantidad de empresas e instituciones que cuentan con un sitio web.

 

Aún así, los pocos datos disponibles permiten establecer una correlación entre el alza en la cantidad de usuarios conectados a internet y el incremento de los usuarios de telefonía móvil, lo que está en consonancia con tendencias mundiales y de la región.

 

Hay algunas consideraciones que hacer respecto a los tipos de conexiones existentes y el tipo de actividad que permiten en las redes. La primera responde al nivel de interactividad que puede alcanzarse en la red, y que sostiene la actividad del usuario de internet no solo como consumidor de información sino también como productor. La segunda corresponde a internet como espacio creativo y de innovación constante, lo que demanda cierta autonomía a los usuarios para la exploración creativa de la red.

 

Una de las características distintivas de internet como medio de comunicación es su capacidad para sostener   la interactividad de los usuarios, como fuente de creación de valor. Como lo muestra el siguiente gráfico de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la interactividad depende en su base de la velocidad de conexión disponible.

 

Si se considera que la mayoría de los usuarios cubanos hasta principios de 2018 se reparten entre las dos primeras divisiones de la figura —banda estrecha y banda ancha de primera generación—, con un número indeterminado pero probablemente alto de usuarios que todavía se conectan por vía conmutada y por tanto en la banda estrecha, se puede entender que las dificultades en la generación de contenidos propios y de creación de valor depende  entre otros factores de las velocidades de conexión disponibles.  Otra condicionante importante es el contexto de esta conectividad.

 

El nivel de creatividad que requiere la producción de contenidos innovadores, tiene en su base a un usuario autónomo, que no solo domina las TIC, sino que tiene algunas libertades para su exploración activa. Las condiciones mínimas para esta autonomía constan de la propiedad individual sobre el dispositivo TIC que se usa para la conexión, de un entorno cómodo —por ejemplo, no desde un sitio público— para la interacción con las TIC, y ademas con suficiente tiempo como dedicar a la exploración , el ocio creativo o el aprendizaje de nuevas habilidades- por ejemplo conexión en el hogar a precios bajos y no desde el centro de estudio o de trabajo, donde la conexión y el tiempo dedicado a la conexión se supone cumpla con objetivos alineados a los de la institución—.

 

Como ya se dijo, la mayoría de las conexiones a internet corresponden a las conexiones institucionales. Datos oficiales ubican las conexiones desde las instituciones como un 60 % del total (Pérez, 2018), lo que corresponde a una política estatal de aprovechamiento máximo de los escasos recursos financieros, para priorizar aquellas conexiones con mayor impacto social.

 

Si bien esta política cumplió sus objetivos de maximizar los recursos disponibles en términos de acceso social a internet, tuvo el costo de por una parte favorecer el consumo de contenidos y servicios, y por el otro de limitar la innovación. El grado de autonomía del sujeto en su uso de las tecnologías digitales tiene un impacto directo en la capacidad de aprendizaje y de innovación que son capaces de desplegar. Quizá por ello las iniciativas que no son impulsadas desde el Estado demuestran un nivel elevado de flexibilidad y de innovación en el uso de las tecnologías digitales y de la conectividad.

 

La más notable de esas iniciativas es la ya mencionada SNET, que demostró capacidad para desplegar una infraestructura de red, también deberían contarse en este apartado las aplicaciones móviles y los sitios web que aún sin el respaldo de una conectividad extendida, ofrecen servicios como guías de transporte, servicios gastronómicos, anuncios clasificados, entre otros.

 

Entre las aplicaciones más conocidas y descargadas entre los usuarios cubanos pueden contarse «AlaMesa» y «Ke Hay Pa’ Hoy». «AlaMesa» es un directorio de restaurantes en Cuba. Se compone de un sitio web, un boletín electrónico y una aplicación móvil (Díaz, 2015).

 

Comenzó como un sitio web en 2011, pero ganó popularidad con el lanzamiento de su aplicación móvil, que cuenta con versiones para Android e iOS. Contiene información geolocalizada de un alrededor de mil servicios gastronómicos, con capacidad para filtrar los resultados de acuerdo a los precios, tipo de cocina, municipio o tipo de establecimiento (Sánchez, 2018).

 

Por su parte, «Ke Hay Pa’ Hoy» brinda información sobre eventos culturales en La Habana, con posibilidad de actualizarse off line, mediante un fichero copiado al teléfono móvil, o mediante una conexión wifi. Ambas aplicaciones muestran la capacidad del sector no estatal de crear softwares que aportan valor al usuario, adaptadas para funcionar en un entorno de escasa conectividad y con una alta calidad en el diseño y la programación, lo que se demuestra por el hecho de que ambas pasaron los procesos de certificación de Google y se ofertan en GooglePlay.

 

De los desafíos a las propuestas de políticas públicas

 

Como se mencionó, en 2015 se desarrolló en La Habana el I Taller de Informatización y Ciberseguridad, que con la presencia de miembros del gobierno cubano —entre ellos el entonces primer vicepresidente Miguel Díaz- Canel Bermúdez—, pasó revista de manera pública a lo alcanzado hasta entonces en materia de informatización y fijó líneas de desarrollo para el futuro. Dentro de sus resultados estuvo un diagnóstico amplio de las principales dificultades las cuales aún no se han superado por completo. Los desafíos enumerados a continuación retoman algunos de los identificados en dicho taller, pero añade otros dirigidos, de manera específica, a atender las carencias con respecto a la participación social y que se han mencionado a lo largo del presente texto. Resulta conveniente aclarar por tanto que estos desafíos y las propuestas de líneas de trabajo para las políticas no intentan suplantar lo identificado en dicho taller, sino complementarlo.

 

Los desafíos

 

1.Un modelo de informatización que, por su diseño, es poco participativo tanto en su conducción como en las capacidades y posibilidades que brinda, lo que como una de sus consecuencias trae el estímulo al consumo de contenidos y servicios, de manera especial, los foráneos, por encima de su producción nacional y local.

 

  1. Una infraestructura incipiente y fragmentada, con importantes retrasos tecnológicos con respecto a la región latinoamericana y caribeña, y con altos costos de acceso y de operación, lo que desestimula su apropiación creativa y la innovación.

 

  1. Un ordenamiento legal aún disperso y fragmentado, y, por momentos, poco transparente; con importantes retrasos entre las realidades tecnológicas y sociales y lo que se pretende regular.

 

  1. Pérdida de innovaciones provenientes del sector no estatal y de la población, al no poderse integrar al resto de la vida socioeconómica del país; experiencias y de personal preparado que no encuentran en Cuba el espacio propicio para desarrollar sus ideas y conocimientos; y oportu- nidades de hacer políticas públicas, por ejemplo en la regulación de la participación en el espacio público digital.

 

  1. Afianzamiento de viejas, y emergencias de nuevas, brechas internas y externas. Entre las viejas brechas externas que se afianzan están la digital y la de ancho de banda. Dentro de las nuevas brechas internas están las culturales entre aquellos que tienen los medios y las competencias para acceder a recursos educativos y de alto valor simbólico, y aquellos que no lo tienen.

 

En lo que sigue, se proponen varias líneas de acción desde las políticas públicas, agrupadas en tres áreas, y que atienden a estos desafíos.

 

Participación

 

  1. Estudiar, fomentar e integrar las experiencias de las redes informáticas barriales dentro del programa de informatización como soluciones de bajo costo y autogestionadas de informatización a nivel local.
  2. Estimular la publicación de servicios y contenidos digitales desde plataformas propias en el sector no estatal.
  3. Fomentar la adopción y uso de tecnologías y estándares abiertos.

 

Infraestructura

 

  1. Promover la formación de cooperativas y emprendimientos de tecnologías digitales y telecomunicaciones, con incentivos fiscales para la innovación.
  2. Incrementar las ofertas de ordenadores, servidores, equipos de telecomunicaciones, móviles y otros dispositivos, además del acceso a internet, a precios diferenciados, adecuados y consistentes con respecto a los niveles de ingreso promedio de la población y la capacidad de generar valor económico de los emprendedores.

 

Institucionalidad

 

  1. Unificar y simplificar el ordenamiento legal de las informáticas y las telecomunicaciones.
  2. Actualizar y fortalecer el orden jurídico de la propiedad intelectual y la protección de datos —incluyendo los datos personales—.
  3. Actualizar el orden jurídico para la comunicación pública que considere, estimule, proteja y regule la participación social amplia y diversa en la esfera pública digital desde medios estatales y no estatales.

 

También resulta importante mencionar una cuarta área, la formación de competencias, Dentro de ella vale la pena destacar como líneas de acción el fortalecimiento de la dotación tecnológica de las escuelas, con énfasis en las tecnologías de acceso abierto; y la incorporación en los currículos docentes sobre informática de todos los niveles temáticas sobre la participación digital, el comportamiento cívico en línea, la seguridad de los datos y la gestión de la privacidad.

 

La participación social es un elemento clave si se quiere alcanzar la transformación digital de la sociedad, y trascender la mera informatización del Estado. La transformación digital debe ser el horizonte deseable del futuro construido entre todos, donde las TIC se con- vierten en el soporte y en la oportunidad para el desarrollo y el bienestar social sostenible, inclusivo y participativo.

 

Para ello es esencial ir más allá de la incorporación de computadoras y redes a la economía y a la política, y convertir a la sociedad en protagonista, desde su diversidad, en la creación, consumo y puesta en circulación de nuevos contenidos y servicios. Participar, en este sentido, incluye también la posibilidad de tomar parte en la evaluación de lo alcanzado, a partir de estadísticas públicas pertinentes y actualizadas.

 

Además es esencial considerar la formación de un sujeto preparado y consciente de sus derechos y deberes; autónomo en la medida de lo posible en sus usos de la tecnología y la exploración de nuevas funcionalidades, y capaz en suma, de aportar soluciones, al mismo tiempo que dilucidar en la esfera pública, la interrelación que deberemos construir entre las TIC y el desarrollo.

 

Bibliografía

Cimoli, M. Las TICs para el crecimiento y la igualdad:renovando las estrategias de la sociedadde la información. Santiago de Chile: CEPAL,2010. Díaz, M. A. Tener una APP cubana en Google Play. 29 de octubre de 2015. https://oncubanews.com/tendencias/tecnologia/tener-una-app-cu-

bana-en-google-play (último acceso: 20 de diciembre de 2018).

Díaz-Canel, M. «Existe la voluntad de poner la Informatización y la Internet al servicio de todos». Cubadebate. 20 de febrero de 2015. http:// http://www.cubadebate.cu/noticias/2015/02/20/diaz-canel-existe-la-voluntad-del-partido-y-el-gobierno-de-poner-la-internet-al-servi-cio-de-todos (último acceso: 20 de febrero de 2016).

Figueredo Reinaldo, O. y L. E. Domínguez. «SNet: La primera comunidad inalámbrica en Cuba (+ Fotos, Infografía y PDF)». Cubadebate. 16 de septiembre de 2016. http://www.cubadebate.cu/noticias/2016/09/16/snet-la-primera-comunidad-inalambrica-en-cuba-fotos-info-grafia-y-pdf (último acceso: 16 de octubre de 2016).

Guanche, J.C. «La participación ciudadana en el Estado cubano». Temas, nº 70 (2012): págs. 69-79.

Katz, R. L. El ecosistema y la economía digital en América Latina. Madrid, Barcelona: Fundación Telefónica, Ariel, 2015.

Leaning, M. «The modal nature of ICT: challenging the historical interpretation of the social understanding and appropriation of ICT». The Journal of Community Informatics vol. 2, nº 1 (2005).

Oficina Nacional de Estadísticas e Información. «Anuario Estadístico 2017. Cuentas Nacionales». Oficina Nacional de Estadísticas e Información.

  1. http://www.one.cu/cuentasnacionales.html.

Pérez, J. F. «Todo lo que debe saber sobre el internet por datos móviles en Cuba (+ Video)». Mesa Redonda. 18 de diciembre de 2018. http:// mesaredonda.cubadebate.cu/mesa-redonda/2018/12/04/todo-lo-que-debe-saber-sobre-el-internet-por-datos-moviles-en-cuba-vi-  deo (último acceso: 19 de diciembre de 2018).

Sánchez, M. B. «Ocho aplicaciones contra la desconexión». Periodismo de Barrio. 31 de marzo de 2018. https://www.periodismodebarrio.org/internetencuba/2018/03/31/ocho-aplicaciones-contra-la-desconexion (último acceso: 20 de diciembre de 2018).

Valdés Paz, J. El espacioy el límite. Estudios sobreel sistema políticocubano. La Habana:Ruth Casa Editorial / Instituto Cubanode Investigación Cultural Juan Marinello, 2009.

 

Hamlet López García (Doctor en Ciencias de la Comunicación Social por la Universidad de La Habana. Máster en Psicología Social y Comunitaria por la Universidad de La Habana. Investigador Auxiliar del Instituto Cubano de Investigación Cultural Juan Marinello y miembro de su Consejo Científico. Desarrolla investigaciones relaciona das con la apropiación social de las tecnologías digitales y la participación digital en la cultura. Entre sus últimos artículos publicados se encuentran «El estudio de la participación digital en la cultura. Una propuesta analítica para el escenario cubano» y «Políticas culturales y participación digital en la cultura. Las paradojas del escenario cubano».

……………..

 

                                     LIDERAZGO, DISCURSO POLÍTICO Y REVOLUCIÓN: PARA LEER EN CONTEXTO 1960

POR IVETTE GARCÍA GONZÁLEZ

 

El discurso político de los grandes líderes tiene diversos usos y lecturas según la época y el interés de quien lo lee. Sirve para ilustrar, comprender épocas y procesos, pero también se emplea a veces para cerrar o evadir un debate, extraer frases, unas veces bien empleadas, otras sacadas de contexto y otras mutiladas hasta donde dice lo que sirve a alguien interesado en legitimar determinada postura. Ocurre en cualquier parte, en Cuba sobre todo con los de José Martí, Ernesto Guevara y Fidel Castro.

En estos días volví a leer, luego de más de 20 años de haber trabajado procesando documentos de la autoría de Fidel Castro en el Instituto de Historia de Cuba, dos importantes discursos que pronunció el entonces Primer Ministro en 1960: el del 13 de marzo en la escalinata de la Universidad de La Habana y el del 23 junio en Río Cristal.

Dos razones movieron mi interés. Una, la reacción de algunos intelectuales y combatientes al tratamiento que dio la Mesa Redonda del 13 de marzo al asalto al Palacio Presidencial y la toma de Radio Reloj, ocurrido en esa fecha de 1957, descalificando la heroicidad del hecho y cuestionando la fidelidad al Pacto de México entre las dos organizaciones más importantes de la insurrección.

Durante casi tres meses se estuvo reivindicando a través de las redes el significado de esos hechos, la importancia de la organización que lo protagonizó –el Directorio Revolucionario (DR) fundado un año antes y devenido en DR 13 de Marzo (DR 13/3)-, en el movimiento insurreccional de los años 50 contra la tiranía de Fulgencio Batista, así como los sucesos que cobraron las vidas de muchos de aquellos jóvenes. El tono de los reclamantes terminó de subir frente a la indiferencia de los medios oficiales ante el fallecimiento, el 8 de mayo pasado, de Guillermo Jiménez Soler, Jimenito, una de las figuras más reconocidas de aquella organización. Lamentablemente, no hubo desde esos medios ni siquiera digitales, rectificación, contrarréplica, o disposición al debate sobre los asuntos cuestionados.

A diferencia de otras organizaciones, respecto al DR 13/3 subsiste en algunos intelectuales y combatientes la percepción de que, a pesar del heroísmo y las posturas unitarias que protagonizó con el Movimiento 26 de julio (M-26-7) liderado por Fidel, los exponentes suyos que llegaron al triunfo del 1º de enero de 1959, no fueron ubicados ni entonces ni después en puestos relevantes de confianza en la dirección de la Revolución. También, que no se les ha dado el espacio y reconocimiento que merecen en la historiografía nacional ni en la práctica política, a diferencia del posicionamiento que rápidamente alcanzó el Partido Socialista Popular (PSP), la otra de las tres fuerzas políticas de oposición al batistato.

Poco después de las insatisfacciones mostradas, Cubadebate publicó el discurso que Fidel pronunció en junio de 1960 ante el Directorio  de 1930. Aunque no era ese Directorio el que había movido los reclamos en las redes, valía la pena releer el discurso publicitado para conocer si contenía algún mensaje de interés sobre el tema. En definitiva, no lo había ni en ese ni en el que no se publicó del 13 de marzo. No obstante, alcanzaron para pensar el discurso político como documento histórico, a través de esos dos ejemplos del importantísimo año 1960.

X

Mirar al pasado desde el ahora y a través de ese tipo de fuente posibilita pensar la historia más sosegadamente desde la distancia y los compromisos epocales. Las diferencias entre ese ayer y el hoy de Cuba son como de la noche al día. Los primeros años luego del triunfo de enero de 1959 fueron de una extraordinaria ebullición, como suelen ser las revoluciones: grandes manifestaciones, consultas populares recurrentes, traiciones, realineamientos, desgarraduras, confrontación, ilusión, pasión y hasta euforia. Solo en ese primer semestre de 1960 fueron 21 discursos, casi todos en grandes concentraciones populares espontáneas. Fue ese lapso identificado como de “histeria colectiva”, fenómeno socio psicológico que se emplea mucho en la salud pero que en el plano sociopolítico comprende la manifestación de los mismos comportamientos y estados de ánimo por parte de muchas personas cuando están agrupadas.[i]

Los discursos de Fidel Castro de aquellos años dan para comprobar ese estado. En su publicación original reproducen incluso los diálogos del líder con grupos e individuos asistentes, expresiones que corea la gente, aclamaciones reiteradas agradeciéndole los cambios y secundando todas sus propuestas. Y era una escena particularmente frecuente, todo un fenómeno sociopolítico: locaciones diversas, generalmente amplísimas, que se repletaban con hombres, mujeres y muchas veces niños apoyando enardecidos ante aquellas palabras argumentadas, viriles y cargadas también de emoción. Era, como diría el Che, “esa fuerza telúrica llamada Fidel Castro”, en un escenario muy fértil.

Una adecuada lectura de tales documentos a la altura de los 60 años transcurridos, no puede obviar tres aspectos básicos: el tipo de documento que se trata con sus ventajas y desventajas, sus contenidos básicos e ideas rectoras, quién es el orador y cuáles son sus  propósitos y el contexto específico y general en que se produce el discurso.

Lo primero es que se trata de un “discurso político”, documento expresamente público desde que se concibe, aunque fuera mentalmente porque Fidel solía improvisar. Que se dirige a grandes masas o, a un auditorio o segmento de personas de interés y responde siempre a determinados objetivos e intereses políticos que el líder pretende estimular o neutralizar. Lo segundo es que el orador es el máximo dirigente de la Revolución, se conduce con el poder que le asiste pero también a sabiendas de la trascendencia de sus palabras, consciente de la importancia que tiene ganar toda la legitimidad posible en esos primeros tiempos, como garantía para la profundización de los cambios y la defensa del proyecto.

Todo eso iba acompañado de procesos políticos importantes y muy diversos. Eran tiempos de reacomodo de fuerzas políticas, de aprovechar las fortalezas de las principales fuerzas de la insurrección, mediar en las inevitables contradicciones y procurar la unidad para avanzar con el mayor respaldo posible. En los nuevos posicionamientos políticos,  era lógico que los combatientes de las diversas organizaciones de la resistencia, estuvieran interesados en escuchar de primera voz el curso de los acontecimientos y las perspectivas, y que estuvieran también observando la distribución de funciones y puestos de confianza en la nueva Cuba. También que la contrarrevolución, como hija natural de la revolución, se incrementara y terminara de estructurar ese año, con una composición diversa y tratando de reeditar la fórmula insurreccional que había dado la victoria de enero de 1959.

X

Los dos discursos que interesan ahora se pronunciaron en momentos que precedieron y en el que daba inicio a la escalada de  medidas y contramedidas económicas y políticas, que radicalizaron el proceso entre fines de junio y de octubre de ese año. Cada una de esas intervenciones públicas se identifica con sucesos específicos, auditorios diferentes, objetivos concretos y líneas de mensaje fundamentales, en algunos casos coincidentes y de continuidad hasta hoy.

El del 13 de marzo en la escalinata de la Universidad de La Habana era el segundo que conmemoraba desde el triunfo y esta vez en su tercer aniversario, uno de los hechos más audaces y heroicos de las luchas cubanas del siglo XX, encabezado por José Antonio Echeverría, también líder de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU). Fidel discursó para todo un pueblo aunque más enfocado en los jóvenes. La conmemoración se mantendría de esa forma de manera ininterrumpida hasta 1968.

Estaba muy fresco el sabotaje al vapor La Coubre y el sepelio de las víctimas, con una impresionante concentración en la que Fidel pronunció por primera vez la consigna ¡Patria o Muerte!. EEUU aceleraba sus planes agresivos contra la isla, desde las incursiones aéreas, presiones económicas y otras contempladas en lo que 30 años después se hizo público como el “Plan de acciones encubiertas contra Cuba” aprobado cuatro días después de ese masivo acto. Poco antes, en febrero, se había producido la visita del Vicepremier Ministro de la URSS, Anastas Mikoyan.

Algunos aspectos que distinguen este discurso son: 1) Fue menos exhaustivo que el del año anterior en cuanto a los hechos del pasado que conmemoraba, incluso en cuanto a la organización líder de aquellos sucesos. Se centró más en el presente y futuro de la Revolución y el lugar de los jóvenes; 2) Crítica al pasado republicano y la debilidad de la economía cubana por la dependencia, lo que usa EEUU para presionar y castigar, por ejemplo con la reducción de la cuota azucarera; 3) el apoyo a las prioridades de los jóvenes: la edificación de  la Ciudad Universitaria con el nombre de José Antonio Echeverría[iii], el monumento a los mártires y la reforma universitaria.

El discurso ante el Directorio del 30 ocurre tres meses después, cuando se han restablecido en mayo las relaciones con la URSS y se ha firmado el primer acuerdo comercial de suministros de azúcar y petróleo con ese país. Mientras, EEUU a través de sus empresas petroleras suspendía el envío de hidrocarburos a la Isla y prohibía a sus refinerías procesar los que procedieran de otras fuentes.  Al mes siguiente reduciría la compra de la cuota azucarera cubana. Se pronunció en un espacio más reducido, con un auditorio más limitado y centrado en el ámbito político. Un almuerzo ofrecido por esa organización política de los años 30, al que asistieron miembros y dirigentes de la misma y también la madre de Rafael Trejo, símbolo de las luchas de aquel Directorio contra la dictadura de Gerardo Machado.

Como en el anterior, el único tema importante del contexto de esos meses que Fidel no incluye en su intervención pública es el de las relaciones con la URSS. Algunos asuntos abordados el 13 de marzo los retoma, expandiéndose con otros argumentos. Otros, que allá fueron marginales ocupan ahora el centro de atención. Acaso el tópico más novedoso y a tono con un auditorio políticamente selecto, a muchos de los cuales no conocía más que por referencias, es el referido a las diferencias entre un momento revolucionario, cuando diversas organizaciones estaban en la lucha incluso con contradicciones, y un momento político como ese, luego del triunfo, en que las prioridades son otras en bien del entendimiento para el país.

Otros tres temas, que están relacionados y se manejan con muy diferentes profundidades en los dos encuentros, son los relativos a: el enemigo externo, la unidad y la contrarrevolución interna. El primero es el más reiterado. Ocupa buena parte de su intervención de marzo, destacando los enormes peligros que impone al país ese enemigo externo con las agresiones económicas, políticas y armadas, para todo lo cual avisa que hay que destinar recursos y prepararse, tanto para la defensa como para resistir las carencias económicas que sobrevendrán. Lo retoma varias veces y asocia esa capacidad de resistencia con el patriotismo, la valentía y usando como ejemplo lo vivido durante la lucha en la Sierra Maestra. También lo vincula  al sentido de las conmemoraciones, que en su visión son especialmente para “afianzar ese espíritu de sacrificio, fortalecer ese estado de ánimo de  quienes están dispuestos a todo (…) renunciar a todo egoísmo, renunciar a las comodidades si es necesario, para estar dispuestos a dar también nuestra cuota de sacrificio cuando la ocasión se presente.”

En el discurso de junio este mensaje está presente pero en otro tono, además de que se nota un esfuerzo importante en rechazar las acusaciones de que la Revolución se ha excedido y en que tampoco podrán culparla de eso en lo adelante porque ha sido hostilizada desde el inicio, a pesar de lo cual todavía hay intereses estadounidenses en la Isla. Adelanta y a la vez tantea el nivel de respaldo para lo que se iniciará en unos días con las grandes nacionalizaciones, de ahí que expresiones como no nos quedaremos impasibles ante las agresiones económicas,” aparezcan en varios momentos del texto, con un mensaje sobre todo para los EEUU y también para el capital nacional.

Esboza el escenario venidero mucho menos dramático: “en los meses venideros estamos enfrentados a momentos trascendentales; (…) los acontecimientos se van precipitando; (…) se acercan meses, y tal vez años, de prueba.” Y en la alerta incluye que además de agresiones económicas podrán venir otras de tipo militar desde los EEUU.

Desde fines de ese mes se dio una acelerada radicalización de las transformaciones económicas. Sobrevinieron las nacionalizaciones contra el capital extranjero, básicamente estadounidense y en principio contra las refinerías de ese país y luego de otras empresas hasta eliminar las últimas 166 en octubre, a lo que responde EEUU con la primera declaratoria de embargo a las exportaciones cubanas, a excepción de alimentos y medicinas que se agregan dos años después. Aquel ciclo de octubre del 60 se cierra con intervenciones y confiscaciones de otras muchas empresas de todo tipo pertenecientes al capital nacional, desde bancos hasta perfumerías, textiles, productos lácteos, molinos de arroz, tiendas por departamentos, circuitos cinematográficos y almacenes de la economía.

La unidad es una preocupación constante. Se argumenta siempre en sentido afirmativo y como recurso imprescindible para enfrentar los desafíos, en particular los que impone el enemigo externo. En el primero de los discursos la unidad tiene un enfoque más amplio y comprometido, insistiendo en la necesidad de asegurarla junto con el respaldo de la mayoría del pueblo, por lo que “todo lo que divida (…) es tratar de restarle fuerzas a esa mayoría (…) tenemos que mantenerla, (…) debemos saber rechazar con energía a todo aquello que pretenda debilitar las fuerzas de nuestro pueblo”.

En el otro discurso, el manejo del asunto es diferente, más persuasivo y menos emotivo. Sus expresiones “Hoy nos hemos sentado todos en la misma mesa (…) y a ninguno de nosotros nos ha invadido la menor duda de que estamos sinceramente unidos”, o que el encuentro “no lo ha promovido ningún interés”,  resultan interesantes e ilustrativas de lo que aquí interesa. Hay una evidente intencionalidad política en esas frases, que responden más al “deber ser” o el “estado deseado” que a la realidad y evidencian la prioridad de lograr respaldo de las demás organizaciones de la sociedad civil cubana, que también se está revolucionando.

El tema de la contrarrevolución interna tuvo realmente peso en el segundo discurso examinado. En el primero fue secundario, se menciona solo una vez y para decir que es débil y sustentada por el enemigo externo, que sí es poderoso, de lo contrario no existiría. Pero en junio este no es un tema simple. La insistente referencia a traiciones que se habían estado produciendo desde el triunfo no es casual, aunque a la luz del tiempo y de la ciencia se sabe que ese fenómeno de reconfiguración de fuerzas y posiciones políticas que articulan una contrarrevolución, es una regularidad de las revoluciones.

Así como el campo revolucionario se ensanchaba con los que se beneficiaban directamente de las medidas implementadas, que era la mayoría, en el de la oposición ocurría algo parecido al integrar a los afectados y a otros que, siendo del campo revolucionario, tenían contradicciones con el rumbo que iba tomando el proyecto, que a su juicio se estaba desviando de la plataforma que los había incorporado en otro tiempo a la lucha, lo que significaba que estaba cruzando la línea hacia el socialismo, o al “comunismo” como más se decía entonces.

Se basaban en general en la radicalidad de las medidas, el acercamiento a la URSS y la apreciación de posiciones sectarias estalinistas en algunos socialistas populares en el poder. En la segunda mitad del año, solo en La Habana habían más de 40 organizaciones contrarrevolucionarias y dos de las más fuertes se identificaban como Movimiento Revolucionario del Pueblo (MRP) y Movimiento de Recuperación Revolucionaria (MRR).

En los dos momentos se evidencia la intención del 1er. Ministro de usar esos encuentros para transmitir informaciones de interés político general y específico para los diferentes auditorios, interactuar con el pueblo y escrutar la reacción popular y de grupos políticos, compulsar el respaldo de la gente y la unidad frente a un escenario que avizora complejo y cargado de desafíos. Todos esos aspectos complicados y muchos conflictivos, los aborda en un lenguaje muy afirmativo, optimista, de seguridad en la victoria y tocando la sensible fibra de la idiosincrasia y la identidad nacional en las personas.

La historia en su función educativa y como recurso para legitimar el proyecto y su liderazgo está presente también en las dos intervenciones, pero de modo diferente. En marzo, ante tanto pueblo y muchos jóvenes, es muy amplio y asociado a las consecuencias de la presencia de ese enemigo externo para Cuba desde fines del siglo XIX en lo económico, lo político y en sus afectaciones a la identidad nacional y las luchas cubanas. En junio, ante el Directorio del 30, la cuestión generacional en la historia de las luchas ocupa el centro del repaso histórico. Su objetivo es persuadir y lograr apoyo de ese segmento político a la Revolución. Así que se extiende en las diferencias entre las generaciones, en particular las de 1868, la del 30 allí presente y la suya propia. Reitera su reconocimiento al aporte de las anteriores, en particular la que está presente y el ejemplo que representan para la lucha de la del 50, más comprometida con el proceso porque con menos tiempo pudo ver coronado el triunfo.

X

Varios discursos de esos primeros tiempos tuvieron una tónica similar. Examinando el contexto permiten comprender la prioridad que tuvo la casi omnipresencia y oratoria de Fidel en la marcha de los procesos y la reafirmación de su liderazgo, coronado al año siguiente con la victoria en Playa Girón. Lo excepcional no está tanto en los temas y los recursos del líder para convencer y articular consensos a través de gigantescas y enardecidas movilizaciones populares espontáneas, cuyo centro fueron sus discursos y un inédito ejercicio de democracia directa. La mayoría de esos temas principales y recursos los mantuvo durante décadas. Lo realmente relevante está en la novedad que representaron entonces y que correspondieron al extraordinario y definitorio momento en que toda la fortaleza, energía y capacidad creadora (arriba y abajo) se desplegaban al máximo por una nueva Cuba.

Todo y más de lo que se avizoraba, e incluso lo que se temía durante aquellos meses del primer semestre de 1960, ocurrió a seguidas. A fines de octubre el Programa del Moncada se había sobre cumplido y había avanzado de modo notorio la unidad política de las bases sociales en torno al proyecto.  Aunque el carácter socialista de la Revolución no se declara oficialmente hasta abril del año siguiente y hasta casi tres meses no surge la primera organización política única y rectora -Organizaciones Revolucionarias Integradas, ORI, que al año siguiente se convertiría en Partido Unido de la Revolución Socialista de Cuba, PURSC, mismo que desde 1965 asumiría el nombre de Partido Comunista de Cuba, PCC-, desde el último trimestre de 1960 quedaron a la vista dos rasgos fundamentales que siguen definiendo al socialismo cubano.

El primero, la estatización por socialización en la economía, siendo ya de propiedad estatal -salvo en la agricultura que era el 37%- más del 80 % en indicadores  fundamentales: comercio exterior, banca y comercio mayorista 100%, construcción e industria 82.5% y transporte 92%.[iv] El segundo, la fórmula de organizaciones unitarias desde la base hasta la máxima conducción política ideológica del proyecto, que también funcionarían como mecanismos de control social. Se había estrenado el año anterior con las Milicias Nacionales Revolucionarias (MNR) y se amplió durante 1960: en enero los niños y jóvenes en la Asociación de Jóvenes Rebeldes (AJR), en agosto las mujeres en la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) y en septiembre los ciudadanos a nivel de barrios en los Comités de Defensa de la Revolución (CDR).

El titular con que Cubadebate divulgó el discurso ante el Directorio del 30 (“Cuando se hable de la Revolución, se hablará de una sola generación”) es casi la frase que Fidel dijo ese día: “ Cuando en el futuro se hable de esta obra revolucionaria, se hablará de una sola generación.”

Esa ligera imprecisión en la cita da para volver a la intencionalidad política del documento y los diversos acercamientos y usos posteriores aludidos al inicio. En Fidel fue la necesidad de persuadir respecto a la unidad que necesitaba ese momento político y la oportunidad que les ofrecía para que, de cara al futuro y la historia, fueran ellos también actores directos del cambio que en ese minuto ofrecía la “generación nueva” -como la llamaban los veteranos del 30- encabezada por Fidel.

En los editores, pasados 60 años, muestra el interés por extraer y sintetizar una idea en forma de consigna, que resalte en la palabra del líder un mensaje de ausencia de contradicciones y de imperativo de la unidad, en un momento en que ese tema parece preocupar mucho y ocupar muy poco.

NOTAS:

[1] Ver de Andre Clement Decoufle: Sociología de las revoluciones, OIKOS-TAU S.A, Barcelona, 1975

[1] También españolas, francesas, suizas, británicas y canadienses

[1] La CUJAE, que más tarde pasó a denominarse Instituto Superior Politécnico “José Antonio Echeverría”, se fundó el 2 de diciembre de 1964.

[1] José Luis Rodríguez García: Estrategia del desarrollo económico de Cuba, Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 1990, p. 23

 

……………….

 

                                                       HABANA INSIDER: ARTE|CULTURA|IDEAS                                                                                        

 

ES UN BOLETIN ELECTRONICO QUE OFRECE DE MANERA GRATUITA, UNA SELECCION DE LOS MAS INTERESANTES CONTENIDOS PUBLICADOS EN LA PRENSA DIGITAL CUBANA E INTERNACIONAL. SOMOS UN PROYECTO NO LUCRATIVO CREADO EN BARRIO OBRERO, S.M. PADRON, LA HABANA, CUBA POR PROFESIONALES DEL ARTE Y LA COMUNICACION.

 

BAJO EL CONCEPTO CONOCER PARA TRANSFORMAR, DESEAMOS COMPARTIR LA ACTUALIDAD ARTISTICA Y CULTURAL, EL CONOCIMIENTO DE LA INNOVACION SOCIAL Y CIENTIFICA, LOS DEBATES QUE OCURREN EN LA ISLA Y FUERA DE ELLA, EN TORNO A NUESTRO PRESENTE Y FUTURO, CON UNA VISION PROGRESISTA, CRITICA Y TOLERANTE.

 

PARA SUSCRIBIRTE, OPINAR; CONTRIBUIR, ESCRIBE A: MENAABELARDO@GMAIL.COM

 

[i] Ver de Andre Clement Decoufle: Sociología de las revoluciones, OIKOS-TAU S.A, Barcelona, 1975

[ii] También españolas, francesas, suizas, británicas y canadienses

[iii] La CUJAE, que más tarde pasó a denominarse Instituto Superior Politécnico “José Antonio Echeverría”, se fundó el 2 de diciembre de 1964.

[iv] José Luis Rodríguez García: Estrategia del desarrollo económico de Cuba, Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 1990, p. 23

Publicado el julio 30, 2020 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: