HABANA INSIDER: ENERO 22, 2020

insider

/ LA HABANA, CUBA/ EDICION 1310/ ISSN en proceso
Editor: Abelardo G. Mena Chicuri Contacto: menaabelardo@gmail.com
https://www.facebook.com/abelardo.mena.75 wasap +5352368738
https://www.facebook.com/Habana-Insider-103018817721449/
POR UN SOCIALISMO DE CÓDIGO ABIERTO
………………

(JOVEN CUBA) UN BLOQUEO MÁS/CAMINO A LA IMPUNIDAD/ (ELESTADOCOMOTAL) APUNTES CRÍTICOS SOBRE LA ORGANIZACIÓN DEL TRABAJO Y LOS SALARIOS/ (E.M.D.) SON CAPACES LAS CIENCIAS SOCIALES, HUMANÍSTICAS, E INTERNACIONALES, GENERADAS EN NUESTRAS UNIVERSIDADES, DE ENFRENTAR LOS NUEVOS DESAFÍOS PRESENTES Y LA GUERRA CULTURAL DE ESTADOS UNIDOS?/ (ELESTADOCOMOTAL) CUBA: A DESTRABAR LOS INDICADORES/ (AUGE) VEINTE RECOMENDACIONES DEL SECTOR PRIVADO PARA DESTRABAR LA ECONOMÍA/ (VNA) CONSIDERAN DIRIGENTES DE VIETNAM AL SECTOR PRIVADO COMO IMPULSOR DE LA ECONOMÍA/ (SINE DIE) CLAROSCUROS DE LA VOLUNTAD HIDRÁULICA/ LA EFICIENCIA EN EL INFIERNO/ (SEMLAC) AL ENCUENTRO DE LOS FUNDAMENTALISMOS/ HERENCIAS PATRIARCALES EN EL ESCENARIO JURÍDICO/ EL MACHISMO CAUSA RISA?/
……………………..

BIBLIOTECA CUBANA DE GENERO
Estimados(as) suscriptores(as):

El pasado año 2019 nuestro equipo de trabajo se dio a la tarea de mejorar la Biblioteca existente en términos de formato visual y técnico; su objetivo fue facilitar el uso de todos aquellos que quieren conocer qué se publica en Cuba y sobre Cuba en temas de género. La propuesta de la BIBLIOTECA CUBANA DE GENERO en su nuevo formato permite hacer diferentes tipos de búsquedas tanto generales como avanzadas de un modo más intuitivo y ameno.
Te invitamos a visitar la Biblioteca http://bibliotecadegenero.redsemlac-cuba.net/

Agradecemos cualquier comentario sobre su nuevo formato.
Saludos afectuosos
SEMlac Cuba
………………………..

UN BLOQUEO MÁS
POR JOVENCUBA

Un bloqueo más


Desde el mediodía de hoy sábado 18 de enero resulta imposible acceder a varios medios digitales en Cuba. Desde una conexión Nauta y otros servidores institucionales no hay acceso en este momento a La Joven Cuba, OnCuba, Periodismo de Barrio, El Toque y otros.

El equipo de LJC desconoce el alcance del bloqueo pero hemos podido comprobar la imposibilidad de acceder a estas webs desde La Habana, Santiago de Cuba y Matanzas. Queda aún por verificar si se trata de un problema técnico o una intención gubernamental pero también es significativo que esto coincida con la final de la serie nacional de béisbol.

El pasado jueves 16 de enero un funcionario del gobierno cubano publicó en su blog personal un listado de medios a los que acusó como «plataformas para la restauración del capitalismo en Cuba». El director del portal CubaSi hace tales acusaciones sin presentar evidencia alguna e incluye en su listado a medios abiertamente opositores junto a otros de izquierda e incluso algunos acreditados legalmente en la isla.

Si tuviéramos el estado de derecho socialista al que aspiramos podríamos demandar al funcionario en cuestión por difamación pero conocemos las limitaciones actuales de los ciudadanos en casos de personas con poder abusando de su autoridad. En el listado estaban todos los medios a los que hoy no se puede acceder a través del servicio de Internet que brinda el Estado, único proveedor de comunicaciones en Cuba.

Nuestro proyecto no comparte las preferencias políticas de algunos medios que también han sido acusados, pero consideramos que bloquear proyectos digitales no sólo es violatorio del derecho ciudadano sino que también es contraproducente en términos políticos. Esperamos que en las próximas horas pueda accederse nuevamente a todos los espacios digitales.

LJC ha sido bloqueada y acosada con anterioridad, como en otras ocasiones sabremos crecernos en esta nueva circunstancia, publicar más y mejor. Cuando se está del lado correcto no se titubea, que recapacite el otro lado. De comprobarse el bloqueo a nivel nacional, queremos decirle a nuestros lectores que seguiremos publicando a diario, ahora con el encanto de lo prohibido. No será la primera ni posiblemente la última página gris que se escribe desde una oficina gubernamental en tiempos de revolución, lo triste es que esa costumbre siga ocurriendo en el 2020.
………………..

RESTAURADO EL ACCESO A MEDIOS DIGITALES

Restaurado el acceso a medios digitales


ENERO 19, 2020

Ayer informamos sobre las dificultades para acceder a varios medios digitales desde Cuba. Nos complace en informar que según reportes de nuestros lectores y colegas el acceso se ha restaurado, aunque falta por confirmar si se trata de todos los medios y en toda la isla.

Esto ocurrió días después de que un funcionario publicara un listado que incluía a tales medios y los calificara de «plataformas para la restauración del capitalismo en Cuba». En la mañana del sábado 19 de enero varias de estas plataformas amanecieron sin que fuera posible el acceso desde Nauta.

Seguimos sin detalles sobre el hecho. Sobre lo ocurrido hay varias posibilidades, un error técnico sin ningún componente político, el exceso de entusiasmo de algún funcionario que creyó podría silenciar a medios digitales sin repercusión, o la configuración de un mecanismo que permita negar el acceso a estos medios en momentos clave con solo apretar un botón.

No sería la primera vez que se configura un switch en Cuba para cortar comunicaciones cuando las autoridades consideren necesario. Queda fresca en nuestra memoria la protesta estudiantil ocurrida en la Universidad de Oriente contra la administración del centro en el año 2007, cuando todas las vías de comunicación entre los estudiantes en Santiago de Cuba y los de otras universidades en el país fueron cortadas, incluyendo teléfonos e Internet.

Las hipótesis y especulaciones de lo que ocurrió ayer sábado hasta este momento abundan y serían fácilmente aclaradas si el Ministerio de Comunicaciones se pronunciara. Lamentablemente, la explicación más sencilla es imposible, ya sea porque no hay costumbre institucional de hacerlo o porque se lidia con funcionarios cuya soberbia no les permite rendir cuentas al pueblo en un país que se reconoce como socialista.

Este hecho comprueba la vulnerabilidad de los medios digitales en Cuba. Como sea, estamos complacidos de que aparentemente se haya restaurado el acceso y seguiremos informando a medida que recibamos más noticias. A nombre del equipo de LJC ( y como dijera alguien): seguimos en combate.
…………………

CAMINO A LA IMPUNIDAD
POR HAROLD CÁRDENAS LEMA, 21 ENERO 21, 2020

Camino a la impunidad

El jueves 16 de enero un funcionario del gobierno cubano publicó en su blog un listado de medios independientes a los que acusó de “plataformas para la restauración del capitalismo en Cuba”. El primer día pocos denunciaron la publicación. El segundo día varios de los sitios mencionados presentaron dificultades en su acceso desde la isla. Al tercer día, el perfil de Facebook de la emisora estatal Radio Progreso ofrecía a los “ingenuos” y “desinformados” el listado en cuestión, aclarando que solo eran “los sitios más reaccionarios”. Al parecer omitieron algunos, pero es una lista en construcción.

Hoy es el cuarto día y las señales siguen siendo caóticas. Radio Progreso publicó lo que quizás fue un exceso de entusiasmo, pero pronto lo retiró de su perfil. La estrategia de un puñado de censores bien posicionados en torno al Departamento Ideológico del Partido Comunista y otras instituciones, sigue siendo injuriar a sus objetivos utilizando personas y espacios desechables, de ser posible sin involucrar a las instituciones. Por supuesto, cuando el debate público supera sus posibilidades de imponer una narrativa específica apelan a la versión digital de dar un piñazo sobre la mesa, y es publicar su opinión en los medios masivos sin darle la misma oportunidad a otros.

Así, durante la campaña contra el “centrismo” en el verano del 2017, los lectores de Cubadebate y Granma conocieron la opinión de Enrique Ubieta y Elier Ramírez Cañedo, nunca la de Silvio Rodríguez, Carlos Alzugaray o Israel Rojas. La guataconería con los dirigentes y la «mano dura», similar a la extinta Unión Soviética, siguen resultando profesionalmente ventajosas, a diferencia de asumir riesgos y cambiar dinámicas obsoletas.

Cómo llegamos a tener una política donde los funcionarios hacen acusaciones sin mostrar evidencias y las instituciones parecen tener un carácter bipolar? Los orígenes pueden buscarse décadas atrás, o en fecha tan reciente como el 2017 con el ascenso a esferas de influencia de personas con agendas personales radicales, pero hay antecedentes más cercanos. Quien publicó la lista original de medios «pro-capitalistas» (tremendamente distintos unos de otros) es el director de CubaSí, Manuel H. Lagarde. No es la primera vez que este funcionario participa en un acto de bullying digital, en el verano de 2017 y junto a Iroel Sánchez fue uno de los protagonistas de la persecución digital que hoy buscan normalizar en Cuba. Gracias a eso, su influencia estaba en ascenso.

Hace apenas un año y medio ocurrió algo llamativo: el presidente respaldó en público al sector inquisidor dentro del gobierno cubano. Durante años e incluso en los momentos más candentes en el 2017, Raúl Castro no había tomado partido en el debate público entre funcionarios e intelectuales sobre cuáles debían ser los límites del debate nacional. El 15 de julio de 2018, el recién nombrado presidente Miguel Díaz-Canel clausuró el X Congreso de la UPEC en un discurso donde no mencionó a ningún periodista en funciones, pero si a un funcionario: Lagarde.

Refiriéndose a un texto donde el director de CubaSí se dedicaba nuevamente a las acusaciones ambiguas, el presidente dijo en tono elogioso: “M. H. Lagarde, ha dibujado con ironía, pero sin eufemismos, la nueva clase de líderes que se nos vende, desde esos espacios. Recomiendo la lectura completa de Los Nuevos Revolucionarios”. Acto seguido leyó el fragmento más visceral del texto.

Esto ocurrió en unos minutos, pero fue exhibido ese día en el Noticiero Nacional, en el periódico Granma y en cuanto medio provincial que respete las orientaciones del Partido. Estoy lejos de ser un actor imparcial en ese tema porque entendí inmediatamente que uno de los enjuiciados era yo y publiqué una respuesta, Lagarde confirmó su acusación hacia mí días después. Ser un “nuevo revolucionario” debe ser lo más elogioso que me han dicho.

Pero, ¿cómo el director de un medio nacional puede animar campañas de desprestigio y hacer un listado de enemigos oficiales? ¿Por qué no sabemos aún la razón de que el sábado no se pudo consultar tales medios? ¿Cómo se llega a tener tal impunidad en Cuba?

Premiando y alimentando a quienes encienden hogueras en tiempos que requieren unidad. Gente así es útil para las purgas internas, pero fragmentan una sociedad y generan heridas que perduran en el tiempo.

A la impunidad se llegó con la soberbia de unos, la indiferencia de otros y los errores del presidente. No significa que no tenga solución. Quien empoderó a este grupo también puede ponerle coto, en esta ocasión la pelota está en cancha presidencial.
……………..

APUNTES CRÍTICOS SOBRE LA ORGANIZACIÓN DEL TRABAJO Y LOS SALARIOS
POR DR. LÁZARO GONZÁLEZ RODRÍGUEZ. EL ESTADO COMO TAL.

“Criticar no es censurar, sino ejercitar el criterio” (José Martí)

Con el advenimiento del año 2020 cumplo 60 años desde que inicié mis avatares con la organización del trabajo y los salarios, y 40 que obtuve el título de Doctor en Ciencias Económicas, por lo que creo tener el derecho de realizar un análisis crítico de la situación actual en esta esfera del conocimiento.

En primer lugar, quiero subrayar que el principio de que el salario depende de la calidad y cantidad de trabajo —a igual trabajo igual salario— no se cumple en la actualidad, ni en la calidad del trabajo —que no es sinónimo de la calidad del producto de trabajo— ni en la cantidad del mismo. Este principio, no obstante los criterios que se puedan tener, es burgués, rige en todos los países capitalistas según demostraron Carlos Marx en la Crítica del Programa de Gotha, y V. I. Lenin en El Estado y la Revolución.

Una pregunta: ¿Es propio que revisemos esos criterios en un país socialista donde hemos manifestado la aceptación de las ideas de emancipación social de Marx, Engels y Lenin o es que tenemos un genio oculto que discrepa de ellos?

Pensando en Cuba, trato de hacer un balance sobre esa materia en los tres lustros transcurridos desde 2005 hasta el presente. La característica principal de este período estriba en las respuestas infundadas y ausentes de toda ciencia dadas a este tema tan complejo, lo que ha motivado, entre otras cuestiones, el insuficiente incremento de la productividad del trabajo, la recuperación de la disciplina laboral, el aumento de la fluctuación, el débil incremento del salario en el sector estatal en contraposición con los existentes en el no estatal.

En este período pueden destacarse los siguientes aspectos:
La ausencia de jerarquización por los niveles superiores del país.
No existe un programa de organización y normación del trabajo a escala de todo el país.
El 99% de los cuadros y especialistas que ocupan cargos en esta esfera carecen de los conocimientos adecuados.
En general, no se tuvieron en cuenta los criterios discrepantes.
No existieron estudios científicos que demostraran la validez de las decisiones.
No se efectuó la preparación de técnicos de nivel medio y universitario en la esfera de la organización del trabajo y los salarios.
La participación de los trabajadores en las decisiones fue generalmente nula.

Los elementos del sistema salarial establecidos en el Reglamento del Código del Trabajo constituyen un error garrafal.

Partiendo del principio de que el salario depende de la cantidad y calidad del trabajo —entiéndase por calidad el conjunto de cualidades, características o particularidades estructurales de una forma integral y específica, que le son inherentes a un trabajo concreto, y por las cuales se distingue esencialmente de otro. Sus elementos son la escala de complejidad, la de factores extracalificatorios, las tarifas de ambas escalas, los calificadores y listados de aquellas profesiones o formas en que se realiza el trabajo con factores extracalificatorios. La cantidad de trabajo se mide por las formas de pago y los sistemas de primas. Las formas de pago pueden ser a tiempo o a destajo.

En la actualidad, las principales deficiencias del sistema salarial son:

Si bien el salario nominal ha crecido, el real tiene un notable decremento, tanto el mínimo como el promedio, debido fundamentalmente a la elevación de los precios de los productos y servicios, lo cual hace que el trabajador se vea impedido de satisfacer la totalidad de sus necesidades a cuenta del mismo.
Existen salarios mínimos de diversas cuantías: el sector empresarial, el presupuestado, la Zona de Desarrollo del Mariel, los cuentapropistas, etc.
El diapasón de la escala de complejidad se ha reducido de 1,59 a 2,89 en el sector empresarial.
Los factores extracalificatorios no han recibido aumento alguno.
La diferenciación de las tarifas entre grupos es mínima y ridícula. En la escala de complejidad de las empresas oscila en los primeros grupos de cinco a 15 CUP, y en la del sector presupuestado varía de 20 a 50 CUP.
La escala del sector presupuestado comprende 32 grupos. ¿Qué investigación científica soporta esto?
Generalmente, el contenido de los puestos de trabajo no está en línea con los requisitos, lo que produce una severa fluctuación y está determinado por la metodología empleada para fijar la complejidad del trabajo la cual carece sustentación científica.
El hecho de aspirar a que las empresas tengan determinada autonomía no significa en modo alguno que estas tengan la facultad de emitir la metodología de evaluación de la complejidad en los nuevos puestos.
La promulgación de los nuevos salarios para el sector presupuestado implica que determinados puestos de igual complejidad no devenguen el mismo salario en el sector empresarial.
El pago por los resultados establece el cumplimiento de determinados indicadores directivos dentro de los cuales no está la productividad del trabajo. al no participar los trabajadores en la elaboración del plan y reducirse su salario frente a determinados incumplimientos no es el sistema de pago más adecuado a los momentos que vivimos.
La organización y normación del trabajo no se ha considerado como una etapa previa a la implantación del sistema salarial, por lo que la cantidad de trabajo se ve afectada por este hecho, la organización del trabajo es deficiente, las normas están caducas y, por lo tanto, las plantillas están sobredimensionadas.

Lázaro González Rodríguez. Doctor en Ciencias Económicas y Profesor Titular Adjunto de la Universidad de La Habana. Miembro de Honor de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba (ANEC). Desde 1961 hasta 1981 laboró en el Ministerio del Trabajo en la esfera de la organización del trabajo y los salarios, ocupando, entre otros cargos, los de Director de Salarios, Viceministro y Director fundador del Instituto Nacional para la Investigación Científica del Trabajo. En 1981 y hasta el año 2003 labora en el Ministerio de Industria Básica ocupando los cargos de Director Económico en la Unión de la Goma (1981-1984), Director de la Empresa de la Goma “Conrado Piña” (1985-2000) entidad laboratorio del MTSS y primera en aplicar el perfeccionamiento empresarial en el país. A partir de 2001 y hasta 2003 realiza actividades de asesoramiento en la esfera de la organización del trabajo y los salarios en el organismo central. Actualmente labora como consultor. Es presidente fundador de la Sociedad de Estudios del Trabajo de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba (ANEC). Desde su fundación hasta 2009 fue miembro del Tribunal de Grado Científico de Economía Aplicada. Autor de varios de los libros más sobresalientes publicados en Cuba sobre cuestiones relativas a la organización científica del trabajo, los salarios, la productividad, y los estímulos materiales y morales.
………………..

SON CAPACES LAS CIENCIAS SOCIALES, HUMANÍSTICAS, E INTERNACIONALES, GENERADAS EN NUESTRAS UNIVERSIDADES, DE ENFRENTAR LOS NUEVOS DESAFÍOS PRESENTES Y LA GUERRA CULTURAL DE ESTADOS UNIDOS?

LAS CIENCIAS SOCIALES Y HUMANISTICAS EN LA ENSEÑANZA UNIVERSITARIA. LIMITACIONES Y DIFICULTADES.
POR ESTEBAN MORALES DOMÍNGUEZ, JUNIO 10 DEL 2019.

No me resulta difícil escribir sobre La Universidad de La Habana y de los estudios universitarios en general; sobre todo de la mencionada, a la que ingresé en 1962 y de la que me jubilé en el 2010.

Desde 1964 no tuve otro centro de trabajo, le dediqué 46 años de mi vida laboral activa. Y aun continúo impartiendo cursos de maestría: sobre Economía Norteamericana, Relaciones Cuba-Estados Unidos, Relaciones Raciales en Cuba, Raza y Cultura en los Estados Unidos. El contacto con los estudiantes, que a veces son personas mayores, me rejuvenece y estimula mucho. Además colaboro con la Cátedra del Adulto Mayor.

Soy maestro desde 1960, en que me incorporé al primer contingente de Maestros Voluntarios de Minas del Frio, en la Sierra Maestra y para mí el magisterio ha sido mi vida toda. Por tanto, particularmente, del tiempo en la Universidad de La Habana, que ha sido prácticamente mi completa vida laboral, me siento en condiciones de hablar sobre ella, casi como de mi propia casa.

La Universidad de La Habana cuenta con una bellísima historia. Fidel ha dicho que “en ella se hizo revolucionario”. Fue siempre una institución, en la que ciencia, política y lucha revolucionaria, se coaligaron para hacer de la misma un símbolo paradigmático de nuestra historia cultural y política.

No se puede escribir la historia de Cuba, sin mencionar a la Universidad de La Habana, desde su fundación en 1726. Fue la primera universidad. Después se fundaron otras dos: en Santiago de Cuba y Villa Clara, como universidades públicas, para sumar tres en todo el país. Por lo cual resultaba prácticamente imposible para muchos jóvenes, realizar estudios universitarios si no disponían de recursos para vivir en las capitales de provincias donde existían universidades. Situación que fue resuelta, a partir del plan de becas universitarias creado con posterioridad al triunfo de la revolución. Decisión que coronaba la importancia que la Revolución Cubana siempre le ha dado a la educación.

Durante el siglo XX la Universidad de La Habana, se destacó por jugar un papel fundamental en la lucha revolucionaria. Una de las organizaciones, que desempeñó un papel fundamental en esa lucha fue la FEU, fundada en 1923, que se caracterizó siempre por su espíritu combativo y revolucionario. Nombres como los de Julio Antonio Mella (fundador), José Antonio Echeverría, y otros muchos revolucionarios, pasaron a engrosar la larga lista del martirologio revolucionario. Actividades como los enfrentamientos con la policía de la dictadura de Fulgencio Batista y el asalto al palacio presidencial en 1957, La Carta de Méjico, firmada por Fidel Castro y José Antonio Echevarría, forman parte de la larga historia de la lucha estudiantil, que contribuyó al derrumbe de la dictadura bastitana en 1958.

La Revolución del 30, en la que los estudiantes desempeñaron un gran papel y que la restauración echo a bolinas, sin embargo, no logro revocar la autonomía lograda y de la cual solo cabe decir, que se prescindió de ella ante la convicción de que la sociedad que lanzaba el proyecto revolucionario de 1959, aportaba la respuesta a las demandas que justificaron la lucha por la Autonomía Universitaria.

La universidad de La Habana, hasta el comienzo de la segunda mitad de los años setenta, albergaba en su seno todas las carreras universitarias, desde las ciencias naturales y exactas, hasta las humanidades, las ciencias sociales, agropecuarias y las médicas, incluida las veterinarias.

Durante los años 60 y 70, la Universidad se vistió de obreros, campesinos y sus hijos. Quienes, por primera vez, de manera masiva, tuvieron oportunidad de acceder a los estudios universitarios, lo cual varió sustancialmente su composición social. Se puede decir que desde entonces la universidad fue para los revolucionarios. Tanto por su alumnado como por el profesorado, engrosando su claustro por medio del fuerte Movimiento de Alumnos Ayudantes, los que desempeñaron una función fundamental, al suplir la ausencia de muchos profesores que se marcharon del país. Vivimos esa época, en que uno se paraba y explicaba Economía Política y otro del grupo se ponía de pie y explicaba Estadística Matemática. Siendo en medida importante, nuestros propios profesores, en todas las carreras universitarias.

Hacia la segunda mitad de los años 70, se produce un cambio estructural, de la organización académica universitaria, que género las modificaciones generales siguientes:

Las antiguas denominadas escuelas, en su mayoría, se transformaron en facultades universitarias.

De la Facultad de Humanidades, que contaba con siete escuelas, emergieron, como facultades independientes, Ciencias de la Información o Periodismo, Lenguas Extranjeras, Derecho, Filosofía e Historia, Letras y Artes y un nuevo Departamento de Sociología.

Al reformular la estructura de la antigua Facultad de Humanidades, formada hasta entonces por un grupo de Escuelas; en mi opinión, se cometieron dos errores básicos que afectaron el desarrollo de las ciencias sociales en general, incluidas las humanidades. Decisiones que fueron tomadas por razones meramente burocráticas, dado que se fundamentaban en la necesidad de no tener tantas facultades. Cuando en realidad, el desarrollo alcanzado ya sugería pasar a facultades, todas las áreas que hasta entonces habían sido escuelas.

El primero de los errores, de este periodo, fue eliminar el antiguo departamento de Sociología, que ya tenía las condiciones para devenir una facultad; obedeciendo tal decisión al prejuicio de considerar a la sociología como una ciencia burguesa de actitud contestataria al Materialismo Histórico. Es decir, más de 20 años después, cometíamos con Sociología el mismo error que habían cometido los soviéticos en la década del 50. En medio de esta situación el departamento de sociología se disolvió, se perdió la experiencia acumulada y casi todos sus profesores más experimentados, abandonaron la Universidad, buscando ocupación en otras áreas. También en 1976, seria eliminado el entonces Departamento de Antropología, por similares razones. Lo cual comprometió sobremanera la formación de antropólogos en Cuba. Situación que aún no ha podido ser regularizada.

Posteriormente se fundaría otro departamento de sociología, que aún hoy, no ha logrado acumular la experiencia académica del primero. Estas decisiones estuvieron vinculadas a concepciones dogmáticas subyacentes en el llamado Departamento de Marxismo-Leninismo del Ministerio de Educación Superior (MES) y cierta corriente ideológica, compartida entonces dentro de la estructura partidaria y alimentada por un grupo de viejos e ilustres profesores dentro de la propia Universidad de La Habana, apoyados por instancias externas, y que habían sido las mismas que preconizaron la liquidación del primer Departamento de Filosofía y la eliminación de la revista Pensamiento Crítico.

Se trataba de una lucha ideológica que se libraba entre los que pretendíamos ir más allá del llamado” Marxismo Clásico” importado de Europa socialista, y tomarlo, para asentar más la teoría en nuestras experiencias nacionales. Y los que querían hacer de un marxismo importado la biblia de nuestro proceso académico y revolucionario.

El segundo error, ya en medio de los cambios de estructura de finales de los años 70, fue cometido al unir a la antigua Escuela de Historia con el nuevo Departamento de Filosofía (Llamado entonces de Marxismo Leninismo). A lo que se sumó también la antigua Escuela de Ciencias Políticas. Sacrificando el nivel ya alcanzado por la Escuela de Historia, que estando entre las que más se destacaba por su claustro, hubiera podido convertirse en una facultad, uniéndola con Filosofía y Ciencias Políticas, que pudieron haber quedado como simples departamentos de servicio docente.

Para la época mencionada dominaba en la mayoría de las áreas de Ciencias Sociales y Humanidades – excepto en el Instituto de Economía- la que podemos llamar una corriente “docentista”; es decir, una actitud que priorizaba a ultranza la docencia, poniéndole muchos obstáculos teóricos y estructurales a la investigación. Es también el momento en que el Cro. Fidel, funda los conocidos como Equipos de Investigaciones Económicas, dentro del entonces Instituto de Economía de la Universidad de La Habana.

Por nuestra parte, entonces, dentro del vicedecanato de investigaciones de la antigua Facultad de Humanidades, se habían creado también Grupos de investigación, como fueron los de América Latina, Religión, Estudios Cubanos, África y Medio Oriente, y Estados Unidos, los que en su mayoría devendrían posteriormente en Centros de Investigación. Reafirmándose entonces, la importancia, que, a pesar de todo, había adquirido el trabajo de investigación.

Estos grupos de investigación estaban integrados por figuras muy destacadas de la academia de entonces, tales como: Fernando Portuondo, Hortensia Pichardo y Juan Pérez de La Riva, profesores con los que la academia Universitaria tiene una deuda impagable. Junto a ellos, despuntaban algunos entonces jóvenes profesores de los cuales no menos de cuatro, hoy ostentan el Premio Nacional de Ciencias Sociales y Humanidades, tales como: Fernando Martínez Heredia (ya fallecido) Aurelio Alonso, Juan Valdés Paz y Rolando Rodríguez; aunque haya que recordar también que no pocos de ellos eran rechazados por la “cavernaria ortodoxia”, subyacente en la entonces docencia de las Ciencias Sociales y Humanísticas en la Universidad de La Habana.

Para entonces la confrontación entre docencia e investigación llenó un espacio importante en la lucha ideológica, dentro de la antigua facultad de Humanidades y de la Universidad de La Habana en general. No pocos defendían la absolutización de la docencia como la única tarea fundamental. Mientras otros defendían la idea de que sin investigación la docencia no tendría la calidad necesaria para cumplir con el cometido científico que debía desempeñar la Universidad. Sin embargo, ya hacía tiempo, que el Cro. Fidel había dicho que “…Cuba debía ser un país de hombres de ciencia, de pensamiento”.

Como histórico primer error ya había sido disuelto el antiguo Departamento de Filosofía, el que incluso se había creado al amparo de la Reforma Universitaria y también había cerrado la revista Pensamiento Crítico. Dos acciones de las que nunca podremos arrepentirnos lo suficiente. Dado que ambas áreas, tanto el departamento como la revista, habían servido para introducirnos dentro de un camino propio e independiente a las ciencias sociales y humanísticas cubanas. Habiendo respondido tales decisiones más a ciertas actitudes de dogmatismo, ortodoxia negativa y de enfrentamiento político-ideológico mal interpretado y comprendido, que a necesidades reales de defender la ideología de la revolución. De tal modo sufría la academia cubana de las ciencias sociales, los errores políticos de la ortodoxia soviética que de un modo u otro habíamos trasladado a la realidad cubana.

La revolución estaba en peligro entonces, como lo ha estado siempre. Pero para la época, el peligro ideológico como tal, provenía de la confusión entre la defensa de depender de un marxismo importado, o trabajar inteligentemente para generar nuestra propia versión. Dentro de esta tendencia, líderes políticos como Fidel Castro, Ernesto Guevara, Osvaldo Dorticós, Carlos Rafael Rodríguez y Armando Hart, se percataban de ello, por lo que visitaban frecuentemente el Departamento de Filosofía.

Por él pasaron casi todas las personalidades intelectuales y políticos de ese tiempo, muchos impartiendo cursos y conferencias. Desarrollando actividades de debate que nutrían fuertemente los esfuerzos por encontrar los denominados por Ernesto Guevara, “caminos propios”. Por oposición a los que el mismo le llamo “Los caminos trillados”.

Pero la corriente dogmática triunfó, resultado de la influencia soviética, con no pocos representantes entre nosotros. La experiencia particular, que habría de conducirnos por los ya exigidos caminos propios, se frustró. A lo que le siguió una época de cierta confusión ideológica y hasta de cierto “oscurantismo”. Lo que comenzaríamos a superar, con posterioridad a la implosión de la antigua URSS y el resto del llamado Campo Socialista, sobre lo cual ya el Cro. Fidel había alertado. Lo que a su vez trajo como consecuencia que no tuviéramos más remedio que tratar de andar por nuestros propios caminos, aunque ello no significo nunca una renuncia al Marxismo verdadero. Que no provenía precisamente de aquellos, a los que desde el principio habíamos considerado nuestros padrinos ideológicos. Aun hoy, nuestras estructuras político-ideológicas continúan sufriendo algunos de aquellos lastres.

Para entonces ganó el dogmatismo y las fuerzas que se oponían a lo que estaba ocurriendo en el orden ideológico, ganaron la batalla. El Departamento de Filosofía “voló en pedazos”, y la revista Pensamiento Crítico no volvió a publicarse. Hoy muchos conservamos una colección que otros buscan afanosamente.

Tratándose de una historia, que, en el contexto político-ideológico entonces prevaleciente, siempre sería posible de repetirla. Como ocurrió pocos años después, cuando fueron desmembrados otros Centros de Estudio: CEA, Europa y África más tarde. Salvo el Centro de estudios sobre Estados Unidos. Ninguno sobrevivió. Más tarde desaparecería también el Departamento América, a cargo de Asuntos de Estados Unidos, dentro de la estructura del Partido.

Hoy pretendemos restañar los errores y solucionar las ausencias, pero de un modo que no considero para nada acertado. Pues tratar de gestionar y formular la política exterior solo desde las propias instituciones del gobierno, no resulta un buen método para enfrentar la experiencia de siglos que se nos viene encima.

Además, la experiencia acumulada, que yo creo fue exitosa, no dice que las instituciones de investigación que tienen que ver con la política exterior, puedan estar dentro de los propios organismos gubernamentales. Lo cual se convierte en una “trampa” porque el enemigo, afanoso por acercarse a las interioridades de nuestro proceso de formulación de política, conoce de antemano donde buscarlo, sabe dónde está, de donde proviene y quienes participan.

Mientras que años atrás, eran tantos los centros participantes, las correlaciones gobierno-instituciones académicas “bajo cuerda”, que no era posible saber dónde estaba la verdad y donde la “mascarada”.

Estamos ahora al descubierto cuando más necesitamos el ocultamiento y las fachadas falsas. A no ser que todo ello, no sea más que la vitrina de exhibición para una diplomacia encubierta. Aunque no podamos olvidar que la política exterior de Estados Unidos siempre ha tenido vitrina, tiendas y trastiendas.

Así, desaparecieron áreas de las ciencias sociales y Humanísticas y del campo de las Relaciones Internacionales, que habían logrado un nivel de desarrollo, que nos indicaba, que dentro de la Isla, el marxismo leninismo y la formación de política, lograrían tomar sus propios caminos, para evitar la copia del marxismo soviético, que lamentablemente prevaleció por muchos años y que produjo un retraso en las Ciencias Sociales y Humanísticas en Cuba, que solo recientemente hemos comenzado a superar. Creo que ahora necesitaríamos mucho de casi todo eso que hemos eliminado.

Recuperación, que, en parte, se va logrando sobre la base de un proceso de producción científica de nuestras Ciencias Sociales y Humanísticas, e internacionales, que, en ciertas Instituciones Académicas, miran mucho más hacia nuestras realidades propias y sus particularidades históricas, que para las experiencias ajenas; no siendo posible despreciar lo que estas experiencias mencionadas, contribuyeron a nuestra actual formación. Una formación que nos enseñó a formular política, sin que nos la adivinaran tan fácil. Aunque solo fuera ello necesario para no repetir las cuestiones negativas del periodo analizado.

No estoy en condiciones de explicar cómo fue este proceso en el resto de las universidades, pero lo que sí me es posible afirmar, es que lo ocurrido especialmente en La Universidad de La Habana y otros centros, afectó a todo el país. Tanto por las instancias y niveles de donde provinieron los errores cometidos, como por las afectaciones a La Universidad de La Habana, la que siempre fue una institución líder en los campos mencionados.

Sin dudas, las decisiones tomadas entonces, produjeron un daño casi irreparable al desarrollo de las Ciencias Sociales y Humanísticas y de las Relaciones Internacionales, particularmente, en La Universidad de La Habana, pero también en el país, de lo que no ha sido posible aun recuperarnos totalmente.

No hay más que observar detenidamente, las dificultades en que se encuentran las Ciencias Sociales y Humanísticas en el resto de nuestros centros de educación superior. No se ve que necesitaríamos campos del conocimiento que aún están en pañales. Como son los Estudios Raciales, los de Estados Unidos. Y las relaciones internacionales en general. Habiéndose alertado ya hace tiempo sobre estos últimos, acerca de la necesidad de que en cada Universidad existiera al menos un Grupo de Trabajo que le hiciera frente a estos temas para dar atención a esa avalancha de visitantes, que ahora exploran nuestras Universidades. Preguntando casi siempre por como son estudiadas las relaciones raciales en Cuba y como son abordados los temas de las relaciones internacionales y con Estados Unidos.

Adicionalmente, me preguntaría ¿cuánto de lo valioso que se publicaba y se publica en Cuba hoy será utilizado en las aulas? Pienso en los libros de muchos de esos profesores de los que se ha prescindido, o de revistas especializadas que incluyen la ensayística histórico-social, y el debate actual, revistas tales como Temas, Casa de las Américas, Caminos, Catauro, La Gaceta, Catauro y otras.

He constatado, en mis visitas a las Universidades, que muchos estudiantes conocen nuestros trabajos sólo después de que se gradúan, o porque los descubren casualmente en internet. Claro, no es algo que pueda mostrarse estadísticamente, pero estoy seguro que la producción en materia de literatura y humanidades, llega a las aulas de las Facultades de Letras y Artes más fluidamente que la de la problemática política, social y de Relaciones Internacionales, Relaciones Raciales y sobre Estados Unidos, a las áreas de Filosofía, Derecho, Historia, Sociología, Comunicación social y otras que necesitarían mucho de esta producción intelectual.

Mención especial merece qué trabajos enfocados al tratamiento de la problemática de las Relaciones Raciales en Cuba, apenas circulan en nuestras Universidades. Produciéndose la realidad de que ese lado complejo y aun “oscuro” de nuestra cultura, apenas es tratado y mucho menos investigado en nuestros estudios universitarios.

Cuanto de lo positivamente crítico para el desarrollo de la Revolución, la academia y el país, se pierde para la lectura de nuestros estudiantes y nuestro pueblo. Sobre todo, si tomamos en consideración, que nuestra prensa nacional apenas los publica de manera sistemática. Ni muestra capacidad o disposición para hacerlo.

Sobre todo, si también tomamos en consideración, que en años recientes y aun hoy se adoptan decisiones políticas que limitan sobremanera la relativa independencia que se debe tener en estos campos de las ciencias para lograr hacer avanzar la creación científica. Son varios los ejemplos de profesores que han sido objeto de represalias administrativas y políticas por criterios expresados, o por las publicaciones donde los han expresado. Lo cual creo valdría la pena analizar detenidamente.

Tales acontecimientos son relativamente recientes. Por lo que en medio de las situaciones que hoy vivimos, no es posible pensar que las Ciencias Sociales y Humanísticas, e Internacionales, al menos en nuestras universidades, estén en condiciones de enfrentar fuertemente los nuevos desafíos presentes, ante la guerra cultural frente a Estados Unidos en la que ya estamos inmersos.

Solo la Facultad de Economía pudo, en cierto modo, liberarse de los errores cometidos, al contar con una fuerte tradición curricular, un profesorado más cercano a la investigación, y un claustro que no pudo ser llevado a seguir la línea que sí fue impuesta en otras áreas. En ésta, por iniciativa de nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro, docencia e investigación tendieron siempre a marchar unidas.

En particular, La Universidad de La Habana, que cuenta todavía con un fuerte potencial científico en las ciencias sociales, y Humanísticas, hoy atraviesa una situación en la que la mayoría de sus profesores en el campo mencionado, apenas aparecen en los eventos científicos, pocos escriben, no aparecen en los medios, apenas producen resultados de alta calidad, y casi no opinan sobre los problemas actuales del país. La inmensa mayoría de los que logran hacerlo, es porque han buscado refugio para la creatividad en otras instituciones fuera de las Universidades, no viéndose entonces atrapados en la madeja burocrático académica y de cierta intolerancia para la crítica, que a veces domina nuestras instituciones universitarias.

Así, las personas que más se destacan en el campo de las Ciencias Sociales y Humanísticas en nuestro país, por lo general, ya no están dentro de Las plantillas Universitarias. Historiadores, economistas, sociólogos, politólogos, internacionalistas, etc, van buscando fuera de la academia y el país todo espacio que se les abra para la creatividad, la labor crítica y la creación científica. Este ambiente no lo encuentran en las Universidades, sino en otras instituciones, como el Centro de Estudios de la Cultura Cubana Juan Marínelo, el Centro de Estudios Sicológicos y Sociológicos, Casa de África, Centro Martin Luther King, Centro Pablo de la Torriente, Casa de las Américas, Centro Che Guevara, la UNEAC; Fundación Fernando Ortiz Fundación Nicolás Guillen y en grupos de Debate como Jueves de Temas, Dialogar, Criterios, y otros.

Por lo que, dado los acontecimientos que han tenido lugar, no es difícil percatarnos de que, políticamente hablando, aun no se ha sido capaz de generar un ambiente de verdadera libertad de pensamiento, creación e independencia académica y creatividad, que tan necesarios son al avance de las Ciencias Sociales y Humanísticas. Solo al margen de ese ambiente viciado por el dogmatismo, la persecución del pensamiento propio e independiente y la sanción de toda idea que no comulgue con lo que es considerado por algunos como lo establecido, ha resultado posible en estos años, la emergencia paulatina de un pensamiento saludable, crítico, creativo y salvador.

La enseñanza universitaria se va quedando sin sus mejores cuadros en el campo de las ciencias sociales y Humanísticas, imposibilitados de sobrevivir en el ambiente que en estas se ha generado para el pensamiento creador y la crítica revolucionaria de la realidad que nos rodea.

No me refiero a otros campos de la ciencia universitaria, como las Naturales y Exactas, que no domino; aunque viví la realidad de que durante muchos años en ellas se ha estado logrando mucho más.

Muchos de los centros de los polos científicos, tuvieron su Alma Mater en la Universidad de La Habana. Ella misma fue generando centros en la Facultad de Economía, tales como el Centro de Estudios de la Economía Cubana, Centro de Estudios de Economía Internacional, Centro de Estudios Demográficos, FLACSO, Centro de Estudios sobre Estados Unidos, Administración Pública, Centro de Técnicas de Dirección; que por particularidades del área económica, ya explicadas, lograron un poco, aunque no totalmente, escapar a los problemas políticos que afectaron al resto de las Ciencias Sociales y a las Humanidades.

En el área de Ciencias Naturales y Exactas dentro de la Universidad de La Habana, hubo sus polémicas entre los Físicos y los Químicos, pero terminaron generando centros de investigación muy importantes. Dedicados a la producción de componentes para la Electrónica y otros.

Los Médicos y Veterinarios que salieron de la Universidad, fundaron centros como el CENIC, el CENSA, la Estación INDIO HATUEY, el ICA, y otros, que, aun siendo más jóvenes, puede considerarse también herederos de los avances que han tenido las Ciencias Naturales y Exactas dentro de la Universidad de La Habana.

Pero respecto a las Ciencias Sociales Humanísticas, de manera inmediata, dentro de La Universidad de La Habana, no tengo esperanza de que la situación pueda con rapidez solucionarse. Pues esta última ha perdido parte de la presencia política, el prestigio académico y cultural que otrora tuvo.

Considero que urge investigar a fondo la situación y adoptar las medidas necesarias para que el potencial científico e intelectual, en el campo de las Ciencias Sociales y Humanísticas, no se afecte y para que se pueda disfrutar, cuanto antes, de un ambiente de confianza, respeto y consideración política, que les permita a nuestros científicos sociales, desplegar la crítica revolucionaria tal y como la ha reclamado nuestro Presidente y como el país lo necesita, en estos momentos de sumo peligro para la supervivencia de la Revolución.
………………….
CÓMO, POR QUE Y PARA QUE SE CENSURA AL PRESIDENTE? *

De “Monreal Gonzalez, Pedro Manuel”
Date: Mon, 20 Jan 2020 14:18:05 +0000

Estimado Benavides:

Estoy 100% de acuerdo con tu valoración sobre la importancia de los criterios y de las indicaciones del Presidente.

Desde una perspectiva institucional (que en Economía equivale a “reglas del juego”), las pequeñas y medianas empresas (PYMES) fue el tema más importante que se abordó en la reunión de balance del Ministerio de Trabajo, el 18 de enero pasado, pero los principales medios no lo mencionaron.

La mención acerca de que hay que comenzar a “destrabar” el tema pendiente de las PYMES solamente se reflejó en el sitio web de la Presidencia de la República, pero los artículos de Cubadebate, Granma, Juventud Rebelde y Trabajadores del 18 y 19 de enero ignoraron el asunto.

Una lectura de los títulos de los artículos, que no necesita ser una lectura “entre líneas”, revela cosas interesantes.

El título de la nota de la Presidencia fue “Aboga Díaz-Canel por destrabar todo lo que sea necesario para lograr una mejor política de empleo”.

El otro título que se parece es el del periódico Trabajadores – “Es imperioso eliminar las trabas que lastran la economía”, pero fue un artículo breve que, además de no referirse a las PYMES, asombrosamente le “pasa la mano” al Ministerio de Trabajo al resaltar la valoración positiva del Primer Ministro Marrero respecto al trabajo del Ministerio de Trabajo, con lo cual se desvía la atención sobre de la severa crítica que le hizo el Presidente Diaz-Canel a ese ministerio y la exhortación a que deje de ser un ministerio que pone trabas.

El título de Cubadebate, por el contrario, se enfoca en el tema de ese Ministerio (“Miguel Díaz-Canel: Necesitamos un Ministerio de Trabajo sin trabas”), pero siendo eso una parte destacada de lo discutido en la reunión, se “queda corto” respecto al título de la nota de la Presidencia que se refiere a destrabar “todo lo que sea necesario”, y no solamente el Ministerio de Trabajo.

El título de Juventud Rebelde más anodino no podía ser: “Como se trabaja en Cuba? En realidad, las modalidades de trabajo no fue un tema notable de la reunión, sino la política económica, específicamente la política de empleo.

Finalmente, el título de Granma –“La población económicamente activa en Cuba aumentó en más de 40 000 trabajadores en 2019”- recuerda el viejo chiste sobre Napoleón, Waterloo y Granma. Aquí los “orientadores” del “órgano” se pusieron muy, pero muy, “tecnocráticos”.

Finalmente, una nota interesante: la periodista Leticia Martínez (del sitio web de la Presidencia) ha sido muy activa en las redes sociales, haciendo comentarios e intercambiando sobre el tema. Un buen trabajo
de comunicación institucional del cual otros funcionarios deberían aprender.

Saludos, Pedro

From: Joaquin Benavides

Compañeros y amigos:

Extraordinaria intervención del Presidente Díaz Canel en el Ministerio del Trabajo.
Traza con mucha claridad y énfasis revolucionario la política laboral para los próximos anos. Comienza la batalla por eliminar todas las trabas que vienen impidiendo el desarrollo económico y social del País por uno de los núcleos principales de creación de trabas. No es el único, pero es el decisivo para poner de manifiesto los demás generadores de trabas, enquistados en la burocracia de los rectores globales de la economía.

Su intervención es tan importante y abarcadora que pretendo dedicarle algunos comentarios posteriores a aspectos decisivos de la política laboral y salarial a las que se refirió. Sin duda constituye la formulación más importante de política laboral de los últimos 35 anos.

Por último y no menos importante, la reiteración que hizo de que en le 2020 se procederá a desplegar todas las formas de gestión de la economía contempladas en la Constitución, priorizando, por supuesto el desarrollo de la empresa estatal.

Un abrazo,
Joaquin Benavides

(De Humberto Carlés, CubayEconomia.blogspot)

El artículo por sí mismo se explica solo, aquí agregaré a modo de glosas unos breves comentarios.
La fuerza de trabajo representa el 40.28 % del total de la población cubana, es decir esta tiene que ser suficientemente productiva para mantenerse a sí misma y el otro 59.72 % (6 694 428 habitantes) y garantizar el desarrollo del país.

Otros países tienen este indicador (Tasa de la población trabajadora %) en:
Noruega (49.72 %), Finlandia ( 58.47 %), China (57.81 %), India ( 37.93 %), EE.UU ( 48.74 %), Alemania (55.24%), Japón (55.24 %), Suecia ( 52.37 %), Costa Rica ( 44.29 %), Singapur ( 64.7 %), Canadá ( 52.26 %) y Vietnam (57.28 %).

Necesitamos más fuerza de trabajo y eventualmente de mayor productividad. ¿cómo se resolverá?

Destaco que, de los 4 515 200 trabajadores del país,
el sector presupuestado (salud y educación principales) tiene una plantilla de 1 478 200,
en el sector productivo de la economía laboran 3 3037 000
De estos 783 600 se emplean en la agricultura (el sector que más emplea fuerza de trabajo) y como es conocido este sector no ha podido impedir que se importen anualmente el 75 % de los alimentos que consumimos. ¿Como cambiamos esta situación?

En compensación y aunque ha disminuido por la campaña de EEUU, los servicios de salud en el exterior hacen este sector un sector estratégico por los ingresos en divisas que se obtienen y potencialmente un desarrollo del turismo de salud.

*Título del editor
……………………….

CUBA: A DESTRABAR LOS INDICADORES
POR PEDRO MONREAL 22 DE ENERO DE 2020
Cuba: a destrabar los indicadores

Se ha reportado que el ministro de Economía y Planificación de Cuba se refirió recientemente a “romper dogmas en cuestiones económicas y utilizar indicadores menos tradicionales, que hablen más de riqueza, empleo, de salario”. Sin duda es un asunto importante y debería intentar resolverse los numerosos problemas que existen en esa área.

La cuestión acerca de romper dogmas económicos es interesante. Debería incluir una discusión a fondo de la planificación, algo que todavía no está ocurriendo, pero pongo temporalmente a un lado ese tema y me concentro ahora en el problema de los indicadores.

Sin indicadores suficientes y adecuados no es posible asegurar la calidad de dos procesos acerca de los cuales se habla mucho hoy en Cuba: poder medir el progreso (o retroceso) de los resultados de las políticas económicas y poder conectar de manera más efectiva la Economía que se hace en la academia con los procesos de toma de decisiones.

Un caso sobresaliente del tipo de problemas que le crea al análisis económico las estadísticas oficiales cubanas es la utilización de series de datos que solamente se expresan en precios corrientes, sin ajustar el indicador a la inflación. Eso ocurre, entre otros, con salarios, inversiones, ventas minoristas y ventas agropecuarias. El resultado es doble: dinámicas que parecen mejores de lo que en realidad son, y distorsión en la comparación del indicador a través del tiempo.

Mi observación acerca de la utilización de indicadores no tradicionales es que, siendo algo potencialmente útil, la atención a los indicadores en realidad debería comenzar por los indicadores tradicionales del sistema estadístico cubano, tanto los que ya existen, pero presentan deficiencias, como los indicadores que son ampliamente conocidos, pero que no se utilizan en Cuba, a pesar de que son cruciales para la calidad del análisis económico.

Una posible clasificación pudiera incluir tres categorías:
Indicadores existentes que necesitan mejorar su relevancia (mejor cobertura y mayor precisión)
Indicadores existentes que necesitan mejorar el cumplimiento de su frecuencia de divulgación
Nuevos indicadores

Seguramente, cada economista haría listados distintos. A continuación, anoto mis comentarios y mis sugerencias:

Indicador Situación actual Acción requerida

Indicadores existentes que necesitan mejorar su relevancia
(mejor cobertura y mayor precisión) Dinámica de salarios Salarios a precios corrientes Publicar salarios reales (ajustadas a la inflación, con base 1997)
Salarios promedios por actividades Salarios estatales (solamente) Publicar salarios promedios del sector privado, por actividades
Dinámica de inversiones Inversiones a precios corrientes Publicar inversiones reales (ajustadas a la inflación con base 1997)

Empleo Una parte de los trabajadores privados se contabilizan como trabajadores cooperativos Rectificar el camuflaje estadístico actual que distorsiona la escala del empleo en el sector privado
Dinámica de la circulación mercantil minorista (CMM) CMM a precios corrientes Publicar cifras reales de CMM (ajustadas a la inflación, con base 1997)
Dinámica de exportaciones e importaciones Exportaciones e importaciones a precios corrientes Publicar cifras reales de exportaciones e importaciones (ajustadas a la inflación, con base 1997)

Inversión extranjera Inversión extranjera “comprometida”. El dato no se incluye en el Anuario Estadístico ni en informes periódicos de la ONEI sino que se divulga ocasionalmente Publicar en el sistema de informes de la ONEI la inversión extranjera efectivamente realizada
Valor de las ventas de productos agropecuarios Valor a precios corrientes Publicar el valor de las ventas de productos agropecuarios les (ajustadas a la inflación, con base 1997)

Indicador Situación actual Acción requerida

Indicadores existentes que necesitan mejorar el cumplimiento de su frecuencia de divulgación

Balanza de pagos Los indicadores de “cuenta corriente” y “balanza de bienes y servicios” se publican con un desfasaje de 2 años Publicar los datos de balanza de pagos actualizados hasta el año final para el que se reportan datos en el Anuario Estadístico

Indicadores seleccionados del Sector Agropecuario Incumplimiento de fechas programadas de divulgación (p.ej. la ONEI había anunciado para el 29 de octubre de 2019 la publicación del informe correspondiente a Enero- julio 2019 y para el 23 de diciembre el informe correspondiente a Enero- septiembre de 2019, pero todavía no se había publicado en enero de 2020 Cumplir la frecuencia establecida de publicación

Indicador Situación actual Acción requerida

Nuevos indicadores
Productividad No se publica por parte de la ONEI, ni por ninguna otra entidad oficial Publicar series de productividad total, por actividades y por formas de propiedad y de gestión

Remesas No se publica por parte de la ONEI, ni por ninguna otra entidad oficial Publicar estimados totales oficiales de remesas, indicando las recibidas por canales formales

Valor promedio de la canasta básica por persona No se publica por parte de la ONEI, ni por ninguna otra entidad oficial Publicar cifra promedio nacional del costo de la canasta básica, y cifras que reflejen la canasta básica por provincias, sexo y color de piel del cabeza de familia
Índice de pobreza (o de precariedad, o de vulnerabilidad) No se publica por parte de la ONEI, ni por ninguna otra entidad oficial Publicar índice pobreza (o de precariedad, o de vulnerabilidad), tanto el promedio nacional, como por territorio, sexo y color de piel del cabeza de familia
Índice de desigualdad No se publica por parte de la ONEI, ni por ninguna otra entidad oficial Publicar índice de Gini
Publicar ‘índice de Palma

Subsidio empresarial Solamente se publica la cifra agregada. Los datos por actividades solamente se divulgan de manera ocasional Publicar regularmente la distribución del subsidio empresarial por actividades
……………………….

VEINTE RECOMENDACIONES DEL SECTOR PRIVADO PARA DESTRABAR LA ECONOMÍA
POR ONIEL DÍAZ (AUGE)

20 recomendaciones, respondiendo los pronunciamientos del Presidente de la República, para destrabar todo lo que entorpece el desempeño del sector privado. Esta lista ha sido elaborada con el concurso de muchos colegas que me han escrito durante estos días sobre el tema.

1. Creación de una comisión integrada por el gobierno, académicos y trabajadores por cuenta propia para revisar las regulaciones vigentes publicadas en la Gaceta Oficial Nº85 Ordinaria del 6 de noviembre de 2019. Identificar los problemas que lastran el aporte del sector a la economía nacional y elaborar una propuesta de medidas que los solucionen.

2. Proceder a elaborar, con la participación de cuentapropistas, cooperativistas, empresarios estatales, académicos, juristas y funcionarios, las normas jurídicas que reconocerán las pequeñas y medianas empresas (PYMES) y les definirán deberes y derechos en la economía nacional.

3. Retomar la constitución de Cooperativas No Agropecuarias (CNA), en especial, en actividades que puedan ser propuestas por los ciudadanos y no solamente en las que son de interés de las autoridades. Someter a revisión las normas aprobadas para perfeccionar el sistema de gestión de las CNA publicadas en la Gaceta Oficial Ordinaria Nº 63 del 2019.

4. Eliminar el listado de actividades autorizadas para ejercer el TCP y establecer un listado de actividades prohibidas.

5. Autorizar la prestación de servicios profesionales de forma individual como cuentapropistas y agrupados en CNA o PYMES en actividades como arquitectura, diseño de interiores, diseño gráfico, contabilidad, abogacía, consultorías, comunicación, publicidad, economía, desarrollador de software, marketing, producción audiovisual, entre otras.

6. Fomentar y apoyar especialmente los emprendimientos asociados al turismo internacional, la agricultura, el desarrollo de software y otras actividades que puedan tener un impacto en las exportaciones o la sustitución de importaciones.

7. Reconocer a los TCP y a las PYMES como sujetos de la ley vigente para la inversión extranjera. Autorizar la participación legal, segura y ordenada de capital foráneo y de los cubanos residentes en el extranjero en los negocios privados.

8. Creación de mecanismos de abastecimiento mayorista los cuales pueden ser gestionados por empresas estatales, por empresas extranjeras o por entidades mixtas.

9. Facilitación de los créditos bancarios mediante los bancos comerciales estatales y también dando acceso a plataformas de microcréditos de instituciones y empresas extranjeras.

10. Ofertar la contratación de servicios de telecomunicación (telefonía fija, móvil e internet) especialmente diseñados para cuentapropistas y las PYMES que ofrezcan precios ventajosos y un paquete de servicios a la medida de sus necesidades.

11. Facultar a los TCP para importar con carácter comercial, ya sea directamente o a través de empresas estatales autorizadas para tales efectos, materias primas, servicios, tecnología y equipamientos.

12. Facultar a los TCP que estén interesados o dispongan de las condiciones adecuadas para exportar sus productos y servicios, ya sea de manera directa o a través de empresas estatales autorizadas para tales efectos.

13. Modificar la política fiscal que se le aplica al TCP de manera tal que sea más flexible y ajustada a la realidad y particularidades de los tipos de negocios existentes. Entre otras cuestiones, se deberá permitir la deducción del 100% de los gastos obtenidos, gravar las utilidades en lugar del ingreso total y cambiar establecer una escala progresiva más justa y razonable para la determinación de los impuestos a pagar.

14. Eliminar el impuesto sobre uso de la fuerza de trabajo de manera tal que este impuesto no constituya un desestímulo a la formalización de los empleos en el sector y al pago disciplinado de los impuestos.

15. Creación de una institución estatal que centralice los recursos y esfuerzos gubernamentales para fomentar, regular y apoyar el crecimiento e incorporación ordenada del sector privado a la economía nacional.

16. Autorizar la constitución de una asociación de empresarios privados y cuentapropistas que permita les permita canalizar sus intereses y dialogar con el gobierno de forma ordenada y ser tenidos en cuenta en los procesos de toma de decisiones en lo que a ellos respecta.

17. Permitir que los TCP y las PYMES por crear se afilien a la Cámara de Comercio de la República de Cuba, de manera tal que tengan acceso a los beneficios que ello implica y puedan participar en las ferias, eventos, misiones comerciales y delegaciones que ella organiza.

18. Establecer mecanismos de licitación transparentes, auditables y confiables en los que los TCP y las PYMES puedan concursar para prestar sus servicios a entidades e instituciones públicas. Transparentar y licitar de manera pública la entrega de locales estatales a TCP y CNA para el desarrollo de sus actividades.
19. Eliminación del papel intermediario que juegan algunas instituciones estatales en el caso de artistas, creadores, diseñadores y comunicadores. No constituir nuevas entidades de este tipo para otras actividades que en el futuro de vayan aprobando. A todos, una vez autorizados para realizar sus actividades de manera legal, se les permitirá contratar sus servicios directamente, y sin mediación de terceros, con empresas estatales, extranjeras y con personas naturales, hechos por los que solamente deberán pagar los impuestos correspondientes.

20. Creación de un mecanismo para denunciar a los funcionarios corruptos que interpretan y aplican las regulaciones vigentes para el ejercicio del TCP con el objetivo de obtener sobornos o coimas.
……………………..

CONSIDERAN DIRIGENTES DE VIETNAM AL SECTOR PRIVADO COMO IMPULSOR DE LA ECONOMÍA
POR VNA

En los últimos años, el Partido Comunista y el Estado de Vietnam han emitido resoluciones y políticas destinadas a crear un ambiente justo y equitativo para el desarrollo de los sectores económicos, incluido el privado. El desarrollo del sector privado recibe la atención especial de los dirigentes del Partido y Estado. De hecho, justo desde la proclamación de la independencia en 1945, el Presidente Ho Chi Minh abogó por movilizar la participación de todos los sectores en la economía nacional. En una carta enviada a los comerciantes en octubre de 1945, Ho Chi Minh les llamó a contribuir a la construcción de una economía sólida y próspera, y se comprometió a respaldar a los mismos.

Las últimas siete décadas han evidenciado el significado histórico y la vigencia de esa carta, la cual mostró la acertada dirección y orientación estratégica del líder revolucionario para la causa de construcción y desarrollo nacional, especialmente en la coyuntura de la integración económica en la actualidad. El pensamiento del Presidente Ho Chi Minh sobre la posición y el papel del círculo empresarial, fue materializado en la adopción de una serie de lineamientos del Partido Comunista de Vietnam (PCV).

En 1986, el PCV inició en su VI Congreso Nacional el proceso de Doi Moi (Renovación), con una política favorable para el progreso del segmento privado, el cual contribuyó decisivamente a poner fin a la crisis socioeconómica después de la guerra. En 1991, durante el VII Congreso Nacional, la fuerza política confirmó que el sector privado debe desarrollarse, especialmente en la producción, bajo la administración del Estado, a la vez que declaró que “los ciudadanos pueden realizar negocios en concordancia con las leyes, y sus derechos de propiedad e ingresos legítimos son protegidos.”

Posteriormente, el Comité Central (CC) del PCV promulgó una resolución sobre el perfeccionamiento del marco legal para garantizar la expansión libre del sector privado en los renglones no prohibidos.

En 1996, el VIII Congreso Nacional del PCV ratificó la continuidad de la visión sobre el desarrollo económico basado en la igualdad entre los sectores. Desde el X Congreso Nacional efectuado en 2006, las empresas privadas, consideradas como un sector prioritario, han contribuido considerablemente al crecimiento económico y a la integración global de Vietnam.

Ese componente económico desempeña un creciente papel en momentos en que la ciencia y la tecnología han cambiado radicalmente las actividades económicas. En 2016, el PCV subrayó en su XII Congreso Nacional la importancia de perfeccionar el marco legal para el desarrollo de las compañías privadas en la mayoría de los sectores económicos. Con el fin de concretizar esa visión, el CC promulgó en 2017 una resolución para convertir el sector privado en locomotora de la economía de mercado con orientación socialista.

Esos hechos patentizan que impulsar la economía privada constituye una política coherente del Partido que se corresponde con la tendencia de la humanidad y la situación del país, así como con la visión de la fuerza política sobre la construcción y la salvaguarda de la nación./ VNA
…………………..

CLAROSCUROS DE LA VOLUNTAD HIDRÁULICA
POR JUAN M. FERRÁN OLIVA, SINE DIE 98, 19 ENERO 2020

“En lugar de usar solo palabras superlativas y comparativas, y argumentos intelectuales, yo me expreso en términos de números, pesas y medidas. Uso solo argumentos de raciocinio y considero solo las causas que tienen un origen visible en la naturaleza”. Wiliiam Petty (1623-1687)

La red de instalaciones hidráulicas cubana ha tenido un desarrollo impresionante. Los 8 espejos de agua existentes en 1959 se multiplicaron 40 veces y cincuenta años más tarde llegaron a unos 240 embalses. El volumen de agua represada aumentó 200 veces. Los núcleos urbanos mayores 1.000 habitantes que disponían de acueducto pasaron de un 38% a un 95%. Los sistemas de evacuación de aguas residuales crecieron también de manera semejante.

La orografía cubana no favorece el aprovechamiento de la energía hidráulica. No obstante, han sido construidas unas 180 pequeñas centrales que dan servicio a más de 33.000 habitantes en zonas rurales montañosas.

La política conocida como Voluntad Hidráulica es responsabilidad del Instituto Nacional de Recurso Hidráulicos. Su propósito, según la propia institución, es dar el lugar que le corresponde a la hidráulica en la vida social y económica de Cuba. En el orden práctico ha centrado sus esfuerzos en mitigar los efectos de la sequía. Abarca dentro de su grupo de acciones el fortalecimiento de las redes de observación de los componentes del ciclo hidrológico; la aplicación de los conceptos y prácticas del enfoque eco-sistémico en la gestión integrada del recurso hídrico; la introducción de la ciencia y la técnica y la innovación tecnológica en la prevención hidrológica y el manejo de situaciones de desastre; el mantenimiento de la infraestructura hidráulica y la óptima administración del recurso. Y otras de carácter superlativo.

El enfoque que se ha dado a tan magna inversión es principalmente social, con atavíos técnicos. Sus beneficios se proyectan en la extensión del suministro de agua, el control de inundaciones y en el almacenamiento para épocas de seguía.

El valor de los activos es seguramente muy alto pues tiene que ver con sus numerosas represas e instalaciones periféricas y otros medios, incluido el trasvase interregional. Se trata de una inversión de alcance nacional que merece un estudio económico global. Tendría en cuenta el costo de oportunidad de las áreas inutilizadas, el monto de las inversiones, los gastos y costos operativos, y la amortización. En el capítulo de los resultados se contarían los efectos sociales no comerciales. La prestación de servicios onerosos y, sobre todo el comportamiento económico derivado de la administración hidráulica, traducido en términos de rendimientos agrícolas y posibilidades industriales, logísticas y de infraestructura.

Es una tarea investigativa mucho más compleja que el simple análisis de gestión o de factibilidad de una inversión aislada. Seria consecuente con la magnitud del trabajo hidráulico nacional. Quizás se han hecho algunas pesquisas de manera parcial. Pero es dudosa la existencia de una evaluación integral y si se ha hecho no se ha divulgado.

Todo indica que hay consecuencias materiales impresionantes, aunque incompletas. El suministro de agua a la población tiene aún puntos débiles. La prensa ofrece esporádica e incoherentemente noticias sobre la existencia y reparación de salideros, defectos de alcantarillado, fabricación de componentes, etc. No se conoce o no se informa el trigo obtenido por tan magna empresa. Solo sabemos que es enorme.

En ausencia de cifras, baste señalar que los rendimientos agrícolas cubanos son pobres y no se corresponden con el esfuerzo hidráulico llevado a cabo. Puede que oculte muchas de las ansiadas reservas.

Al final de estas notas se muestran dos gráficos. Valgan como simple muestra. Resumen un análisis que realicé a partir de datos de la Organización para la Agricultura y la Alimentacion (FAO) de hace 10 años.

Es probable que no hayan cambiado mucho. Uno se refiere a los rendimientos en tubérculos de 184 países. Cuba ocupa el lugar 143. El otro expresa lo mismo respecto a la producción de hortalizas en 185 países en los que Cuba alcanza el lugar 103. Es probable que muchos de los resultados mejores no estén respaldados por una obra faraónica como la hidráulica cubana. Por razones de espacio no se consigna el nombre de todos los países, pero se aprecia claramente la posición de Cuba. Obsérvese también los países consignados. Muchos del Tercer Mundo están por encima de Cuba en términos de productividad agrícola.

Las hortalizas incluyen espárragos, pimientos, brócoli, coliflores, pepinos, berenjenas, pepinillos, judías, tomates, sandías y melones. Los tubérculos contienen yuca, papa, boniato, malanga y otras. No se consideran los cultivos para alimento del ganado. Se trata de un esfuerzo informativo que tropieza con la diversidad de registros de los distintos países pero resulta elocuente en lo que respecta a niveles técnicos de la agricultura.

Los rendimientos cañeros son también reveladores. El promedio nacional entre los años 2000 y 2010 fue 32.4 TM/ha y se mantienen en ese entorno. La mayoría de los países cañeros logran alrededor de 100 TM/ha.

Los efectos sociales suelen expresarse en palabras superlativas y comparativas, y argumentos intelectuales. Pero la economía exige la cuantificación y comparación de entradas y salidas: cuanto se gasta, cuanto se recupera y en qué tiempo.

La gran obra merece el gran estudio que revele efectos y reservas, y que sirva de guía para la acción. No basta con realizar obras faraónicas, es indispensable conocer sus consecuencias en términos materiales.
……………………

LA EFICIENCIA EN EL INFIERNO
POR JUAN M. FERRÁN OLIVA

Remake de un chiste popular, político, anónimo y de transmisión oral. Me limito a actualizarlo y dramatizarlo.

Siguiendo una costumbre cuyo origen ignoro, José adoptó un seudónimo por el que era reconocido. Su apellido natural era vulgar y lo cambió por Ferroso por aquello de la dureza del hierro, o fierro en castellano antiguo. Seguía el ejemplo de su admirado Iósif V. Dzhugashvili, más conocido por José Stalin, cuyo sobrenombre significaba hecho de acero. Posiblemente Ferroso no se percató de que el hierro no es resistente como el acero y se corroe fácilmente.

Era de cuna humilde y presumía de su condición proletaria, más bien una aspiración pues siempre estuvo desempleado. Al triunfo de la Revolución cubana adquirió importancia debido al pedigrí político que pretendió. En medio de la euforia logró ser aceptado y al fin accedió a un salario. Rodó de cargo en cargo hasta que fue ubicado en un importante ministerio de la rama productiva. Le dieron un contrato administrativo como sombrilla, pero su verdadera misión era la de comisario político. Establecía contactos y rendía informes a un grupo superior involucrado en la micro fracción. Esta facción fue descabezada oportunamente y Ferroso logró disimular y no ser implicado.

Era de corazón débil y sufrió varios infartos. Cuando sus jefes fueron condenados tuvo un ataque final que lo llevó al hospital y a la muerte. Sincope cardiaco fue el certificado de defunción que le extendieron.

Ya en la otra vida hizo la cola de los que habían fallecido en la misma fecha y debían ser catalogados. Hubo de esperar un buen rato pues ese día la habían palmado numerosas almas. Cuando le llegó el turno, el ángel encargado leyó su expediente y no dudó ni un instante en remitirlo al infierno. La filiación política que había asumido no le daba cabida en el cielo. Era considerado ateo. Ferroso se defendió alegando que era cocinero y que ignoraba que lo habían anotado como militante. El portero divino no le hizo caso. ¡Al infierno! ratificó con vigor. Y allá fue el condenado.

Le esperaba otra cola. También eran numerosos los destinados a las calderas. Pero allí el ambiente era más cordial. Incluso muchos diablillos entablaban amistad con los recién llegados y les daban ánimo.

Según la descripción de Dante, el Infierno tiene 9 círculos. Nadie quería ir al último donde padecían la eternidad personajes como Calígula, Nerón, Hitler, Mussolini, Franco, Batista, Pol Pot y el propio Stalin, entre otros. Lucifer en persona presidia el nivel. Pero el ambiente complaciente era tal que ofrecían a los recién llegados la opción de ir a distintas áreas regionales, a petición. Podía elegirse un país u otro. De este modo se obviaban los inconvenientes de la adaptación a una cultura ajena. Y todo dentro del nivel correspondiente que no era elegible sino determinado por las autoridades infernales. A Ferroso le correspondió el primer nivel pues sus pecados eran mínimos. Pero debía elegir la nación que prefería.

El tipo de castigo era el mismo para todos. Una caldera llena de aceite de oliva sobre un horno de carbón de marabú. Un asistente debía encenderlo cada día y someter al condenado a las horas de hervor estipuladas para cada uno de los 9 niveles. En el primero la jornada era de sólo 4 horas. De todo ello se enteró escuchando las pláticas del entorno. Deseando saber más entabló conversación con uno de los demonios y le preguntó sobre las opciones, al tiempo que expresaba su preferencia por China, Japón, algún país europeo y los propios Estados Unidos. Cualquiera menos Cuba de donde arrastraba vivencias desagradables.

El diablillo guardó silencio unos instantes, meditó, miró a ambos lados, y finalmente respondió sotto vocce, como quien transmite un secreto.
-La recomiendo el área Cuba.
Pero ¿Cómo? Respondió Ferroso. Cualquiera de las otras debe ser más eficiente.

Efectivamente, replicó el diablillo, pero en el área Cuba no suele llegar el carbón a tiempo, o viene húmedo y no quema. El aceite no es de oliva y su llegada es afectada por el bloqueo. Los fósforos son nacionales y a veces no encienden. Cuando nada de esto falla, el empleado de servicio suele pretextar enfermedad y no acude al trabajo.
………………..

AL ENCUENTRO DE LOS FUNDAMENTALISMOS
POR SARA MÁS / FARIAS@ENET.CU

La práctica del ecumenismo y la defensa de la justicia social se reafirman como caminos hoy en Cuba frente a discursos y prácticas fundamentalistas que emergen en comunidades de fe y la sociedad. Así lo refirieron participantes en el taller “Comunicación estratégica frente a fundamentalismos”, realizado los días 13, 14 y 15 de enero en la capital cubana, en la sede del Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), que agrupa a 29 denominaciones cristianas, movimientos e instituciones ecuménicas del país.

Los fundamentalismos se basan en la imposición de ideas y comportamientos que se valen del miedo, generan intolerancia y conductas discriminatorias hacia grupos y personas a quienes limitan y niegan sus derechos, en particular los que rompen la norma patriarcal y heterosexista, señalaron participantes en el encuentro.

Desde una lectura literal de los textos sagrados, el fundamentalismo religioso demoniza además otras creencias y religiones, aprovecha las necesidades de la gente para implantar doctrina, a la par que busca desmantelar la laicidad de los Estados y avances en materia de justicia social. “No es un tema solo de fe”, asegura la argentina Claudia Florentín, editora de ALC noticias, agencia ecuménica de información.

“El fundamentalismo religioso parte de una lectura literalista de la Biblia y extrae conceptos que deben ser cumplidos a rajatabla, incluso por encina de la ley civil. Impone la idea de una verdad absoluta, pero hace también una alianza estratégica con la política”, explica.

Como ejemplos, la comunicadora refiere acuerdos estratégicos y funcionales entre algunas iglesias evangélicas y políticos en el continente. “Su liderazgo tampoco es ingenuo, van por todo: por el poder político, como vimos en Bolivia, junto a la Alianza Evangélica Latinoamericana y la OEA, para hacer que su fundamento bíblico sea política de Estado”, señaló.

Partidaria de desarrollar una comunicación que salga al encuentro de estas realidades, Florentín aboga por dar elementos que contribuyan al análisis crítico, frente a una doctrina que trabaja sobre la base del miedo y las necesidades de la gente.

Los grupos que más lo sufren son los tradicionalmente más vulnerables en derechos, como mujeres, sectores y colectivos de la diversidad sexual, agrega. “Muchas veces dicen que ayudan a las mujeres pobres o a las niñas que han quedado embarazadas, pero nunca hay un cuestionamiento ni un análisis crítico del contexto que lleva a una niña a estar embarazada en la adolescencia, ni sobre la violencia o la pobreza”, comenta.

Aunque se trata de una disputa de sentidos que tiene escenario de debate visible y preferente en las redes sociales, participantes en el taller expresaron la necesidad de establecer diálogos sobre estos temas en las comunidades de fe y otros espacios, como los medios de comunicación.

También hace falta saber qué hay detrás de algunas de estas propuestas teológicas, ministerios de pastores sin preparación que responden a las necesidades emocionales del momento, maneras de asumir el liderazgo en las iglesias y determinadas alianzas entre algunas iglesias que han tenido un posicionamiento político público, señalaron.

“No son solo sujetos religiosos, se trata de una agenda política que ya ha tenido efecto en más de 15 países de América Latina, donde sujetos evangélicos fundamentalistas han salido a ocupar posiciones de poder importantes, como en Bolivia y Brasil, con una agenda política clara”, reiteró Sayonara Tamayo Arjona, comunicadora del Centro Memorial Martin Luther King.

Participantes en el encuentro coincidieron, además, en el valor de la formación y creación de capacidades comunicativas, desde la diversidad de actores, para promover ese diálogo. “Ese es un proceso clave para el ecumenismo cubano y sus valores, basados en el respeto a la diversidad de prácticas, el diálogo entre las iglesias y las religiones, por una sociedad emancipada, con justicia, equidad e inclusión”, precisó Tamayo Arjona a SEMlac.

Las posturas fundamentalistas tampoco son nuevas en el escenario cubano, aunque ha habido un crecimiento acelerado en los últimos tiempos y alguna demora en reconocerlo públicamente, señalaron.
Las posiciones fundamentalistas se han expresado, sobre todo, en discusiones públicas en torno al debate constitucional y propuestas vinculadas a temas como libertad religiosa, educación, salud, familias y matrimonio entre personas del mismo sexo.

Durante el taller insistieron en la idea de que no todos los movimientos evangélicos y cristianos son fundamentalistas, como tampoco es la única propuesta existente en el país, donde conviven junto a teologías liberadoras y emancipadoras, cuyos valores es necesario ponderar.

“Se trata de una disputa de sentidos. Tenemos muchas maneras de ser iglesia en Cuba y en esa diversidad hay iglesias con un profundo sentido de justicia social, emancipación de la mujer, inclusión y compromiso con el proyecto revolucionario cubano, la unidad y las comunidades vulnerables. No para dominar, regalar ni colonizar, sino para que la gente tenga una vida digna”, sostuvo Tamayo Arjona.
…………………

HERENCIAS PATRIARCALES EN EL ESCENARIO JURÍDICO
POR DIXIE EDITH / DIXIEDITH@GMAIL.COM

Cualquier reforma al sistema jurídico cubano debe estar acompañada de una estrategia de género, armónica e integrada, que contribuya a eliminar estereotipos machistas muy arraigados, incluso, entre quienes imparten justicia, concluyó una investigación doctoral defendida en La Habana.

Centrado específicamente en el ámbito jurídico familiar, el estudio presentado el 17 de enero por la profesora Yamila González Ferrer, vice presidenta de la Unión de Juristas de Cuba, analizó legislaciones cubanas e internacionales y entrevistó a juristas y estudiantes de Derecho.

Entre los resultados fundamentales se encuentra un detallado diagnóstico acerca de la presencia de estereotipos de género en esa rama del Derecho en el país, pero, sobre todo, una amplia lista de recomendaciones para transformarlos, que incluye al sistema jurídico, la academia y los medios de comunicación.

Entre los estereotipos de género más significativos identificados por la investigadora se encuentran “la consideración de que las madres son mejores cuidadoras” y limitaciones “a la comunicación entre padres e hijos, que les impiden participar plenamente de sus dinámicas cotidianas”.

El estudio también encontró valoraciones más severas “hacia las madres con respecto a los padres, cuando ambos son incumplidores de sus deberes de la responsabilidad parental”; así como la persistencia de mitos y prejuicios vinculados al reconocimiento de los derechos de matrimonio y adopción para las parejas homosexuales, u otros relacionados con la violencia de género e intrafamiliar.

En ese camino, cinco ejes fundamentales deben orientar la citada estrategia, según González Ferrer, quien lleva años estudiando el tema y coordinando procesos de sensibilización y capacitación al sector, desde enfoques de género y derecho.

El primero apunta, justamente, a la necesidad de fortalecer la “gestión de la información y el conocimiento para potenciar la igualdad y cerrar brechas de género en la aplicación e interpretación del Derecho”.

Además, la experta argumenta la necesidad de “transformaciones legislativas con perspectiva de género que promuevan la igualdad efectiva”; acompañadas de una estrategia de comunicación que contribuya a la cultura jurídica desde estos enfoques. En cuarto lugar, la estrategia debe apostar a “condiciones de trabajo, salud laboral y conciliación de la vida familiar y laboral con igualdad de género”. Y, finalmente, defiende la necesidad de evaluar su implementación de forma sistemática.

La propuesta también incorpora recomendaciones específicas de cara a la elaboración del nuevo Código de Familias, que será presentado al Parlamento en el próximo bienio, según el cronograma legislativo recientemente aprobado; y para la Ley de procedimiento civil, de familia, laboral y económico.

Durante su defensa doctoral, la master en ciencias también apostó por la eliminación del lenguaje sexista de documentos y normas jurídicas. Interrogada al respecto por la doctora Yanet Alfaro Guillén, una de las oponentes del ejercicio académico, afirmó que mediante el lenguaje se “legitiman y naturalizan expresiones discriminatorias”.

Entre ellos, detalló la carga peyorativa de la palabra “hembra”; el peso androcéntrico que portan expresiones como “relaciones paterno-filiales” o “los padres”, para designar a ambos progenitores, y la subvaloración que subyace en expresiones como “incapacitado” o “menores”, entre otros ejemplos.

Para González Ferrer, es necesario y urgente volver sobre este tema en estudios posteriores, pues la “presencia de estereotipos de género en las políticas, normas legales y en la impartición de justicia quebranta la igualdad, como principio y valor”, precisó.
……………………

EL MACHISMO CAUSA RISA?
POR LIRIANS GORDILLO PIÑA / LIRIANSGP@GMAIL.COM

Una carcajada puede servir para naturalizar el machismo, la homofobia, el racismo y cualquier otra forma de discriminación, o rebelarse ante ellas. En Cuba, artistas y especialistas encuentran ambas opciones.

“Los estereotipos los hacen los creadores y nosotros somos parte de la sociedad. Por eso siempre digo que en estos temas tenemos que encontrarnos todos”, dijo Luis Enrique Amador Quiñones (Quique Quiñones), director del Centro Promotor del Humor, durante el segundo Taller Nacional Prensa, humor e identidad, celebrado el pasado 17 de enero en la capital.

Organizado por el Instituto Internacional de Periodismo Jose Martí, el Centro Promotor del Humor y el Consejo Nacional de artes plásticas, en su segunda edición el taller centró sus debates bajo la interrogante: ¿tiene perspectiva de género el humor cubano?

Quique Quiñones, como se le conoce al humorista escénico y actor, reconoce que, desde sus inicios, el humor en Cuba tuvo profundos lazos con la identidad y la nación. El teatro bufo y vernáculo fueron expresiones de “lucha de clases” y mostraron problemáticas nacionales de su época —finales del siglo XVIII y XIX—, como el racismo, la dependencia económica y la desigualdad, dijo.

De manera general, al humor en Cuba se le atribuye un espíritu transgresor, de burla constante ante las dificultades; sin embargo, ese mismo ímpetu no ha acompañado la crítica a formas de opresión como el machismo y el racismo. En un análisis de la producción humorística más reciente, la periodista Mayra García Cardentey dijo en el encuentro que, en la mayoría de las propuestas, persiste una visión sesgada de la diversidad sexual e identidad de género, se reproducen estereotipos asociados a roles tradicionales de género y atravesados por prejuicios racistas y regionalistas.

A pesar de la escasez de investigaciones y análisis críticos sobre el tema, la psicóloga Maité Díaz, especialista del Centro Oscar Arnulfo Romero (OAR), alertó que “en muchos casos se ha utilizado la burla para perpetuar roles tradicionales de las mujeres; son frecuentes las miradas lascivas a mujeres a partir de estándares femeninos de éxito y se representan sus cuerpos como objeto de deseo fragmentando y poniendo énfasis en partes como los glúteos y pechos, burlándose incluso de los excesos o defectos”.

Para la psicóloga, la burla y la representación estereotipada pueden tener impactos negativos en las personas. Según la especialista, la risa sexista naturaliza el estereotipo y las personas pueden sentirse agredidas y ofendidas.
“Deberíamos pensar en cuán nocivo, descalificador y degradante implica ser objeto de burla por alguna condición como el género, la orientación sexual, el territorio, la creencia religiosa. Esto hay que revisarlo desde los propios creadores y apostar por su preparación para que puedan llevar en sus propuestas un mensaje que no sea discriminador ni devalúe”, dijo Díaz durante su intervención.

Sergio Morlán, artista del catálogo del Centro Promotor del Humor, coincide en la necesidad de la formación y habló en términos de retos. “El contexto está demandando una mayor preparación y esto lo tenemos que incentivar. No podemos vivir de espaldas a lo que sucede. Somos referentes para muchas personas y esas construcciones que estamos dando en nuestros personajes, de cómo se es hombre y mujer y de cómo es la relación entre los géneros, a veces, sin darnos cuenta, es una réplica cómplice de algo que no queremos” dijo Morlán.

Ellas hacen reír, alto y claro

Aunque son minoría, varias artistas cubanas han dejado su marca en el humor gráfico, escénico y literario. Más de una decena de nombres de actrices y creadoras que cultivan el humor fueron rescatadas en las intervenciones de la escritora Laidi Fernández de Juan, la realizadora Magda González Grau y la actriz Venecia Feria.

Esta última afirmó que nunca se ha sentido discriminada en el gremio humorístico, por el contrario, ha recibido apoyo y confianza de sus colegas hombres para el desempeño de roles y la participación en proyectos. “Creo que nada nos impide tener mayor presencia. Habría que preguntarles a las actrices y mujeres por qué no se sienten motivadas a incursionar en el humor”, dijo la joven actriz.

La escritora Laidi Fernández de Juan también reflexionó sobre la ausencia de las creadoras en el humor. “¿Por qué no nos burlamos del poder y por qué no tiramos nuestras penas a relajo con suficiente fuerza? ¿Por qué le hemos dejado tanto espacio a los hombres, responsables casi siempre de nuestro dolor y de nuestro sometimiento? ¿Por qué apenas nos mostramos a través de la risa, si somos tan agudas y alegres como pueden ser ellos?”, preguntó Fernández de Juan.

“La repetición de temas sobre los que escribimos hoy las narradoras cubanas, como las escaseces del período especial, la prostitución, la violencia, la pérdida de valores sociales, la disminución de los atractivos físicos con la llegada de la vejez, las relaciones homoeróticas y los cuestionamientos éticos quizá no dejan espacio a la sátira, a la mirada burlona, a la desacralización del poder”, agregó la escritora.

Por su parte, la realizadora Magda González Grau se refirió a la débil formación actoral y la concepción de la comedia como un arte menor. “En el caso de las mujeres, la situación es crítica. Humor femenino, fino, profundo, de experiencia; escasea”, dijo la reconocida directora audiovisual cubana, quien además llamó a retomar los caminos en los que la mujer brille por su talento para hacer reír y no solo por su gracia y belleza.

La Agencia Internacional Servicio de Noticias de la Mujer de Latinoamérica y el Caribe (SEMlac) ofrece este servicio semanal. Cualquier comentario, inquietud o sugerencia, contáctenos por e-mail: semlaccu@enet.cu
…………………..

HABANA INSIDER: ARTE|CULTURA|IDEAS

ES UN BOLETIN ELECTRONICO QUE OFRECE DE MANERA GRATUITA, UNA SELECCION DE LOS MAS INTERESANTES CONTENIDOS PUBLICADOS EN LA PRENSA DIGITAL CUBANA E INTERNACIONAL. SOMOS UN PROYECTO NO LUCRATIVO CREADO EN BARRIO OBRERO, S.M. PADRON, LA HABANA, CUBA POR PROFESIONALES DEL ARTE Y LA COMUNICACION.

BAJO EL CONCEPTO CONOCER PARA TRANSFORMAR, DESEAMOS COMPARTIR LA ACTUALIDAD ARTISTICA Y CULTURAL, EL CONOCIMIENTO DE LA INNOVACION SOCIAL Y CIENTIFICA, LOS DEBATES QUE OCURREN EN LA ISLA Y FUERA DE ELLA, EN TORNO A NUESTRO PRESENTE Y FUTURO, CON UNA VISION PROGRESISTA, CRITICA Y TOLERANTE.

PARA SUSCRIBIRTE, OPINAR; CONTRIBUIR, ESCRIBE A: MENAABELARDO@GMAIL.COM

Publicado el enero 23, 2020 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: